lunes, marzo 29

El registro fósil en la toponimia (3).

por Heraclio Astudillo Pombo, Universitat de Lleida.






EL REGISTRO FÓSIL "LOCAL", REFLEJADO EN CIERTOS TOPÓNIMOS ESPAÑOLES (3ª parte).

Categoría 1: NÚCLEOS DE POBLACIONES Y CONSTRUCCIONES AISLADAS. (2)

1.2- Edificios (Construcciones aisladas):


- "Cabaña los Fósiles" o “Casa de los fósiles", Valdegóbia/Bóveda (Álava)  
 
Nombre dado a una antigua cabaña agrícola, reformada hace unas dos décadas y, recientemente, habilitada para turismo rural. 
Entrada principal de la llamada "casa de los fósiles" de Bóveda (Álava), con sus adornos, elaborados con diversos tipos de fósiles, de los alrededores de la localidad. 
Fotografía extraída del reportaje realizado por "Ernesto", en su visita al lugar, que puede consultarse, íntegramente, en el blog Ernesto y la Paleontología
y también en el blog Paleored


El topónimo está motivado porque el edificio ostenta en los muros, solado de acceso y en diversos elementos del mobiliario del jardín, una grandísima cantidad de fósiles.
 Se pueden observar corales, ammonites, equinodermos, gasteropodos, el relleno de las celdillas de nautiloideos, infinidad de pequeñas exogiras y un larguisimo etc. Todos los ejemplares proceden de la localidad.



- "Casa de las Huellas", Bretún (Soria) 

Nombre dado a un antiguo pajar totalmente remozado , en la actualidad que está situado en las afueras del pueblo soriano de Bretún.


En la imagen, de muy poca calidad, se puede ver una superficie rocosa que contiene las icnitas de dinosaurio y tras ella el edificio que ha recibido un nombre bastante misterioso

El edificio situado junto al yacimiento paleontológico de "La Peña" ha sido rehabilitado por el ayuntamiento para convertirlo en el nuevo Centro de Interpretación de las icnitas más importantes de la localidad debido a su proximidad a los yacimientos icnológicos de "La Peña" y del cercano "Corral de la Peña".
Los yacimiento muestran varias "rastrilladas" (rastros) de pisadas de dinosaurios, terópodos y ornitópodos, que vivieron durante el periodo comprendiddo entre Jurásico superior y el Cretácico inferior.

 
- “Casa de los Caracoles”, Villar del Humo (Cuenca) 
 
En esta población serrana, existen diversas casas que muestran como ornamentación, en sus fachadas principales, diversos ejemplares de amonites cretácicos, la mayoria de ellos de buenas dimensiones. A este tipo de fósiles, tradicionalmente, los lugareños siempre les han llamado  "caracoles", pero la costumbre de incrustarlos en diversos lugares de los muros de las fachadas, al parecer no resulta ser muy antigua.



- “Casa de las conchas" o "de los fósiles”, Alpanseque (Soria),


Detalle de una parte de la fachada de la “Casa de las conchas"o "de los fósiles” de Alpanseque (Soria), en que se pueden apreciar la gran profusión de fósiles distribuidos para crear unas texturas y dibujos particularmente "primarios". Foto de Adolfo García 
Imagen: Alpanseque

 
El nombre corresponde a una casa del pueblo que destaca por tener ornamentada, buena parte de una de sus fachadas, con unos extraños motivos geométricos. 
 El componente mayoritario del diseño son diversos tipos de conchas, caparazones y moldes fósiles, del Cretácico superior,  encontrados por los alrededores de esta localidad soriana.



- “Caseta de los Fósiles”, Villafranca del Cid (Castellón),
  














Nombre que alude al uso ornamental dado por Diosdado Andrés, un lugareño ya fallecido, a ciertos tipos de fósiles típicos de la localidad y alrededores, para engalanar una casita por él levantada en un terreno de su propiedad, situado en las afueras del pueblo y dedicado a la horticultura de fin de semana.
 
Detalle de uno de los recintos cubiertos de la "caseta de los fósiles" de Vilafranca. cientos de fósiles, tapizan o puntean ciertas zonas de los muros y cornisas, formando texturas y diseños, particularmente, barrocos que tienen continuidad con los que decoran otras superficies.
Imagen: fotografía original de Ignasi Llopis 

En la actualidad, transcurridos varios años desde la muerte de su constructor y decorador, se halla en condiciones de conservación muy precarias.
Según comentaba un folleto propagandístico que promocionaba el turísmo rural "se trata de una maravilla arquitectónica realizada con fósiles de los alrededores".



- “Casa Icnológica”, Retuerta del Bullaque (Ciudad Real), 
 

Se trata de una vivienda particular de reciente y magnífica construcción, artesanal, cuyos muros exteriores han sido revestidos, por su propietario, con fragmentos de losas de piedra cuarcítica de la zona. La piedra muestra unos curiosos relieves en forma de cordones y cuerdas. Los relieves, mencionados, corresponden al relleno de los surcos de reptación dejados por los trilobites en en los sedimentos del fondo marino, cuando esta tierra en tirempos del Ordovícico inferior, estaba  sumergida bajo un oceáno, hace 470 millones de años.  

Imagen: acceso principal a la casa icnológica de Retuerta, aunque en la imagen no se puede apreciar a simple vista, todas las piedras del revestimiento contienen cruzianas y otros tipos de icnofósiles ordovícicos. Imagenes detalladas de esta fachada se pueden visualizar en:

Esas losas proceden de rocas fosilíferas de la localidad, sobre los muros constituyen un magnífico muestrario, bastante completo e informativo, de la diversidad de icnofósiles contenidos por la Cuarcita Armoricana (Ordovícico inferior). Ese mismo tipo de fósiles, también podrían ser observados si se realizase un largo recorrido a pie, guiado, por ciertos lugares del Parque Nacional de Cabañeros. En los muros de esta vivienda destacan bastantes ejemplares de "crucianas", en un excelente estado de conservación.



- "Casa de los Trilobites", Navas de Estena (Ciudad Real), 
 
El nombre del edificio y del lugar que ocupa, alude a los diversos ejemplares de trilobites del Ordovícico medio (pisos Oretaniense y Dobrotiviense) que pueden observarse incrustados junto a la puerta de entrada principal de la vivienda particular. 


Trilobites auténticos, hasta cinco ejemplares se han incorporado, como adornos, a la fachada de una casa particular, en Navas de Estena. Los 5 "trilos", que aquí, a simple vista se ven con apariencia de unas piedras más oscuras, estan señalados por las respectiva flechas blancas.

Las formas de trilobites más abundantes en los yacimientos paleozoicos del Parque Nacional de Cabañeros son los calymenáceos, entre los que resalta el género Neseuretus
También hay otros trilobites, relativamente, frecuentes, como son los asáfidos (Nobiliasaphus, Isabelinia y Asaphellus), los queirúridos (Placoparia) y los ilénidos (Ectillaenus giganteus).

sábado, marzo 27

"Geo man", video de Richard Alley

Aunque, a primera vista, esta "entrada", por su título, no parezca tener mucho que ver con los contenidos habituales y normales de nuestro blog, puesto que no alude, directamente, a los fósiles y su relación con el folclore, sino que lo aquí parece ofrecerse, es una parodia geológica de una canción muy popular... pero que, en realidad, es una versión musical de la historia de nuestro planeta que, como todo el mundo bien formado sabe, es un tema mucho más relacionado con la Geología general que con la Paleontología.
Pero como se dedican un par de minutos, a hacer mención e ilustración de la secuencia de los periodos geológicos y de la evolución de sus faunas características, vemos que algo de relación fiene con los fósiles. Pero, la verdad verdadera, es que esta "entrada" con lo que tiene verdadera relación, es con el la cultura popular, especialmente, por el método d'exposición y el formato de presentación que ha usado su creador, Richard Alley, para comunicarse con el público, y que en este caso particular, son el audiovisual y la música "pop", acompañándose el geo-pianista-cantante, a ratos, de unas breves imágenes animadas, o estáticas, que ilustran, didácticamente, el lírico discurso del "artista educador".

Queremos dedicar esta atípica entrada, a todas aquellas personas que opinan, erróneamente, desde mi científico punto de vista, que las Ciencias de la Tierra son una materia aburrida, un autentico "pedrusco" de asignatura, con unos contenidos absolutamente atragantables, por sosos, inertes y estáticos.
Con el visionado de este vídeo geo-musical nos hemos propuesto intentar convencer, al menos, a algunas de estas personas (conseguir demostrarles ya resultaría tarea mucho más árdua e improbable) que, su percepción del asunto se debe, seguramente, a que estaban predestinadas genéticamente y vocacionalmente para las Humanidades... o que, muy posiblemente, lo que les sucedió, en sus tiempos de escolares, es que su relación con la Geología, para desgracia suya y de las Ciencias de la Tierra, fue traumática, por haber padecido unos métodos didácticos poco motivadores y escasamente innovadores, aplicados por profesores poco preparados y escasamente motivados hacia las implicaciones docentes.

Por todo lo anterior y para poder demostrarle a tan escéptico colectivo, el acierto de nuestra fundamentada opinión, recurriremos al uso práctico de un argumento pedagógico clásico: el ideal de todo docente debería ser conseguir "enseñar divirtiendo" a sus discentes.

Con esta voluntad lúdico-educativa, en favor de las Ciencias de la Tierra, os proponemos a asistir a una actuación, muy poco académica, totalmente, protagonizada por Richard Alley, geólogo y doctor en Geología, profesor de la Universidad Estatal de Pensilvania.

Podréis "audiovisionar" una curiosa versión, muy "deformada profesionalmente", de la muy conocida y popular canción "Piano Man", original del cantante, compositor y pianista estadounidense Billy Joel en la que un profesosr de Geología, nos demuestra su gran capacidad para sintetizar casi todo el programa completo de Geología, en tan sólo 5 minutos y su gran dominio de los dos instrumentos musicales ejecutados y...sobre todo, su científico sentido del humor docente.



Deseo que con el visionado de Geo Man, hayáis disfrutado, tanto como yo, de la actuación de nuestro artista invitado Richard Alley, personaje que aunque pueda pareceros mentira, es profesor universitario, geólogo y doctor en Geología.

Espero que si no ha servido para convenceros de que la Geología, bien vivenciada, puede llegar a ser muy interesante, altamente emocionante e incluso, a veces, muy divertida, espero que, al menos, haya servido para refrescar vuestros oxidados conocimientos geológicos básicos, y en el peor de los caso, para poder recuperar, algunos gratos recuerdos de vuestros tiempos de estudiantes, más o menos relacionados con las clases de geología....

¡De nada!


lunes, marzo 22

Poesía de temática paleontológica (2)

Por Heraclio Astudillo Pombo. D.MACS, UdL.


Introducción al uso de los "fósiles químicos" como motivo poético.

En esta ocasión, vamos a dedicarle la entrada del mes, a una categoría muy especial de fósiles, los denominados "fósiles químicos", pues a pesar de que dos tipos de ellos forman partes de los, comunmente, llamados "combustibles fósiles" (carbón, petróleo y gas natural) y del tercero, todo el mundo, sabe que se trata de una "resina fósil", muy poca gente común, los toma en cuenta cuando se habla de fósiles, pues en general, cuando se habla o piensa en fósiles, sólo se toman como tales, a los "fósiles corporales" y, más raramente, a los "icnofósiles".

Los "fósiles químicos", son un tipo de materiales geológicos que en vez de ser restos de un sólo organismo viviente, suelen proceder de la fosilización de materia orgánica de origen colectivo acumulada en ciertos lugares, debido a ciertas circunstancias particulares.

El carbón, en sus diversas variedades sedimentarias, antracita, hulla, lignito y turba, es un "fósil químico", sus componentes proceden de la acumulación de la materia vegetal de diferentes tipos de plantas que, en pasados tiempos geológicos, constituyeron frondosos bosques o extensas turberas.
También pertenece a esta atípica categoría de fósiles, el petróleo crudo, substancia fluída que procede de la descomposición de ingentes cantidades de plancton marino acumulado en ciertas zonas costeras, por lo que su composición es una mezcla variada de materia animal (zooplancton) y vegetal (fitoplancton) que constituía ricas comunidades oceánicas. Asímismo, también son fósiles químicos los productos derivados, naturalmente, del petróleo como són el asfalto o alquitrán y el bitúmen o betún.
Tanto el carbón como el petróleo, como ya hemos dicho antes, forman parte de los llamados "combustibles fósiles" por su capacidad para arder han sido usados por la humanidad para generar, primariamente, energía calorífica que, cuando la tecnología lo permitió, pudo ser transformada en otras formas de energía que han propiciado el progreso económico y el bienestar humano, a través de la generalización de los beneficios sociales derivados de la Revolución Industrial.
Desgraciadamente, la apropiación y explotación de los yacimientos de carbón y petróleo, ha generado y aún generan múltiples conflictos sociales, bélicos y naturales.

Por último, presentaremos al ámbar, un material que ha sido considerado como noble y mágico, desde la prehistoria y que, a pesar de su aspecto y usos tan distintos, a los citados anteriormente para los combustibles fósiles, no debemos olvidar que también forma parte del mismo grupo de fósiles atípicos.
Se trata de un material de origen vegetal proveniente de la fosilización de resinas, exudadas por diversos tipos de árboles, en Europa procede, generalmente, de coníferas y en América, generalmente, procede de la fosilización de resinas de leguminosas.


Sortija

Poema de Miguel Angel Velasco (España, 1963), extraído de la página web de Ciao Opinión sobre La miel salvaje - Miguel Angel Velasco por “cronopio2” en la que se comentaba su libro de poemas "La miel salvaje"

Posiblemente, los versos que presentamos a continuación, fueron concebido por la mente creadora del poeta, mientras contemplaba al trasluz, un fragmento de ámbar de orígen americano, pues el ámbar español con insectos incluídos, por su rareza y valor científico, hasta ahora nunca ha sido utilizado en joyería, , como sucede en este caso en el que contituía "la piedra" usada como principal elemento decorativo del anillo que provoca las elucubraciones al poeta Miguel Angel Velasco.

Queremos recordarle al lector o lectora, poco avezados en etimología, que la raíz latina "sort", de la palabra castellana sortija, nos remite de forma explícita, hacia primitivas creencias en la supuesta capacidad de este tipo de joyas para lograr atraer la buena suerte, hasta sus portadores y por tanto nos informa, indirectamente, de antiguos usos apotropáicos, asociados por la credulidad pre-científica, a ciertos tipos de joyas que eran, ingenuamente, consideradas y usadas como amuletos, protectores contra la mala fortuna. Además en este caso, concreto, el ámbar es una substancia, a la que por su propia naturaleza, se le atribuyeron el mismo tipo de creencias y usos, de manera que una sortija dotada con este tipo de piedra sería considerada doblemente virtuosa.


Aspecto muy aumentado de un pequeño díptero, perfectamente conservado en ámbar colombiano, ejemplar de 2,5 a 1,5 M.A de antigüedad, procedente de un yacimiento Plio-Pleistoceno de una zona andina.

Imagen: http://www.fossilmuseum.net/Fossil_Galleries/Insect_Galleries_by_Order/Diptera/Various_dipterans_amber/fly1.jpg

Se abisma el ojo en la encendida gota

procelosa de ámbar.

Hay un fragor secreto en la provincia

resumida. Un mosquito, oscuro Ícaro

del tiempo soterrado,

bogando en la burbuja que aún conserva

ese violín sin norte del zumbido.

Relicario de brasa. Dura lágrima

de un sol cristalizado en agonía

de remotas partículas que fuimos

en la aurora volcánica.

Ascua de nuestro infierno,

que trasportamos como quien no sabe

que atesora su ruina, la Pompeya

del Día de la Ira en un anillo.