sábado, enero 3

El registro fósil español y portugués, en el humor gráfico ibérico (4)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida

¡Año Nuevo, chistes viejos! (2)
Humor gráfico, paleontológico, creado por paleontólog@s de la UCM...  ¡ Hace la friolera de 50 años! (3)


Recapitulación: 

La última entrada que se dedicó al Humor gráfico, paleontológico, creado por paleontólog@s de la UCM...se publicó el pasado 3 de agosto con el subtitulo de Humor Colpista
En aquella entrada se mostraban cinco magníficos ejemplares, acompañados de los comentarios, más o menos, bien fundamentados de quien escribe estas líneas, con la intención de contextualizar, suficientemente, el asunto a l@s lectoras y lectores que por haber nacido bastante más tarde, no tuvieron la "suerte" de tener que vivir, en vivo y en directo, en las condiciones ambientales de aquella "gloriosa" época.


"
Recuerdos del futuro"  o  ¿La cólera de Dios?"

Este chiste sociológico-antropológico, no firmado por su autor/a, publicado en el nº 13 de COLPA, durante el año 1968, parece aludir, sarcásticamente, a una lamentable e ignominiosa situación de dominación del profesorado universitario sobre el indefenso alumnado
El dibujo parece intentar reflejar de forma satírica y vengativa, una situación "común" en la Universidad de aquella época oscura, hoy, ya lejana por suerte. Entonces, por regla general, las diferencias de estatus académico, eran muy marcadas en el trato y las relaciones cotidianas, entre clases universitarias. De entre todo el profesorado numerario, generalmente, eran los "cátedros" y sus "agregatas", los más reaccionarios y beligerantes, frente a  las exigencias de innovación didáctica, exigidas por el alumnado del Primer Ciclo. Las relaciones interpersonales entre las "clases" estudiantil y profesoral, no eran muy fluidas, en aquella época, pues el ascenso en escalfón jerárquico era muy deseado y respetado por los más "conservadores". Pero los aires de cambio social, económico y político empezaban a notarse en las universidades españolas, aunque no a velocidad que reclamaban los estudiantes y PNN más inconformistas, politizados o utópicos.


Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes

Aunque todo el dibujo resulta muy elemental y esquemático, el oscuro personaje que se destaca del grupo, situado sobre el techo del autocar, muestra algunos detalles interesantes. Viste, íntegramente, de negro y parece lucir un "alzacuellos", indicios que apuntarían a que se trataría de un clérigo... Aparece voceando, a la ristra de cabizbajos "forzados", mientras maneja, inmisericorde, el látigo, triple, dotado de tres "cabezas" cubiertas de afilados garfios, es decir, es "el puto amo" que manda y ordena todo lo que deberán hacer sin rechistar los "pringaos" de los "indefensos" estudiantes matriculados en su asignatura. 

El texto al pie de la imagen, informa que se representa una excursión de trabajo práctico, relacionado con la asignatura de Paleontología Humana. Además, del "instrumental" técnico que portan l@s involuntari@s condenad@s a trabajo forzoso, en plena naturaleza, podría inducirse que el objetivo del "viaje de estudios" era el de dominar el noble y fino arte de explorar, a pico y pala, el terreno cuaternario. El desplazamiento desde el campus madrileño de la UCM, se habría realizado con la finalidad de poder practicar, “in situ”, la excavación sistemática y científica de un depósito paleontológico... en el que pudieran hallarse restos corporales o culturales de humanos prehistóricos. 

Según la Wikipedia,Emiliano Aguirre no fue profesor agregado y profesor de la asignatura  Paleontología de Vertebrados y Humana, en la Universidad Complutense de Madrid, hasta 1971 y como el chiste se publicó en el nº 13 del COLPA, en  1968, la incongruencia de fechas parece indicar que existe "un intríngulis espacio-temporal"...
Según la Wikipedia Emiliano Aguirre  durante el curso 1967-1968 fue profesor visitante de Antropología en la Pontificia Universidad Católica del Perú y en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima.... parece ser que el chiste intentaba recordar episodios del pasado... o a augurar sucesos del futuro!
Como sabemos que Emiliano Aguirre había participado con gran asiduidad y bastante dedicación, en excavaciones paleontológicas realizadas en Torralba y Ambrona, en Soria, suponemos que tal vez la autora del chiste aludiese a un viaje de prácticas, realizado, algunos años atrás, para excavar en alguno de los dos yacimientos citados, bajo la enérgica dirección de un exigente profesor de clases prácticas, beligerante con el desinterés, la desidia o la incompetencia o de algun@s estudiantes poco interesados en los aspectos prácticos de la materia académica.

Como el chiste no aparece firmado, no se puede saber con total certeza quien fue su autor pero según Carolina Fuentes, su autora fue María Cándida Marcos Fernández. Sabemos por el BOE "que a la sazón" tenía 20 años... y por lo que parece se desprenderse de su dibujo, que tenía pocas simpatías por el paciente, sistemático, rudo y duro trabajo de campo, del excavador paleontológico y, sobre todo, por las formas de "motivación extrínseca" propias de los métodos didácticos utilizados por el profesorado de aquella época.

Sabemos por el contenido de la ORDEN ministerial de 8 de septiembre de 1971, publicada en el B.O.E. Núm. 248 del 16 octubre 1971, que Doña Maria Cándida Marcos Fernández, era nombrada Catedrática de Ciencias Naturales para la plaza del Instituto Nacional de Enseñanza Media de Collado-Villalba. Esta meteórica incorporación al nivel más alto del funcionariado docente de la Enseñanza Secundaria, sucedía, tan sólo, transcurridos tres años, desde la publicación del polémico y controvertido dibujo "colpero" y con 23 años de edad de la autora, todo un récord de velocidad en el ascenso profesional y curricular.
Si algún/a lector/a tiene información fidedigna y contrastable, sobre este asunto, se le ruega nos haga saber su versión de los hechos aquí manipulados tendenciosamente.



"Viajando al pasado, cuando todo era mejor"

Contrariamente a lo que sucede hoy en día, en 1968, la Fiesta Nacional "gozaba de muy buena salud" y había universitari@s aficionados, a toreo. Por eso no resulta extraño que uno de ellos hubiese sustituido, jocosamente, a un vigoroso toro de lidia por un vibrante y sonriente "tricerátopo", coronado por una sangrientas divisa ganadera y un par y medio de banderillas taurinas. Carolina Fuentes apunta la posibilidad, dudosa, de que este chiste publicado en el nº 14 de COLPA, durante el año 1968, pudiera ser obra de María Cándida Marcos Fernández. Personalmente, discrepo abiertamente de tal atribución pues si se comparan estilo gráfico, el mensaje y el redactado, opino que quién firmaba su "desprejuiciada" obra taurina con el alias "Mel", por fuerza, debió ser cualquier otra persona...
 
Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes

Tal vez el autor y firmante, escogió como  firma artística la abreviatura de su apellido, un nombre archiconocido en la revista y el la Facultad de Ciencias: Meléndez, con lo que el pseudónimo podría señalar hacia alguno de los hermanos Meléndez... que por entonces cursaban Geología o Biología en la UCM... o no.

Para facilitar a los lectores taurinófilos, especialmente abstruso en temática geologica y paleontológica, la comprensión de la graciosa situación, el autor del chiste redactó un texto explicativo, situado al pie. Aclarando que el extraño animal, híbrido de toro y rinoceronte, era un Dinosaurio y que tal situación, sólo podía suceder en el Cretácico, por ser éste, el último periodo geológico en el que persistió la existencia de este tipo de reptiles, antes de su dramática extinción
Sólo hay una "pequeña gran incongruencia cronológica"... toda la cultura y tecnología, representadas gráficamente, lógica y necesariamente tenían que provenir del "futuro", pues 65 millones de años atrás, nada de todo aquello podía estar pasando. Simplemente por la ausencia de la especie humana en el mundo y de su cultura festivo-taurina, tal incongruencia parece aludir a la posibilidad de hacer viajes, reversibles, en el tiempo, para organizar y disfrutar de sorprendentes eventos torosaurianos.



¿Dónde vas, cobarde? ¡No huyas, pecador de la pradera!

Este "chiste prehistórico", publicado en el nº 15 de COLPA, durante el año 1969, firmado por D. Gil, sabemos por Carolina Fuentes que es obra de María Dolores Gil Cidpues aparece autentificado por su firma.

Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes

Representa el susto morrocotudo que habría podido experimentar un visitante despistado del Museo de Ciencias Naturales y creyente en fantasmas o resurrecciones de esqueletos... Si al pasar junto al esqueleto de un gran animal al que por su aspecto, dimensiones y posición expositiva, hemos supuesto el esqueleto articulado de un "oso de las cavernas" (Ursus spelaeus), se le hubiese enganchado, accidentalmente, la parte trasera de la chaqueta en uno de los elementos de separación y cerramiento del ejemplar. 
En aquella época, la posibilidad de la existencia real de fantasmas y de los muertos y sus despojos pudieran resucitar a la vida, no era sólo un tema propio de películas, series de TV o "cómics", de terror o de ciencia ficción, tal como ahora sucede. A finales de los años 60, todavía, la Iglesia incluía en sus sermones, hojas parroquiales, libros infantiles y juveniles sucesos "paranormales" de este tipo, como ciertos y repetidos, por lo que no es de extrañar que, el subconsciente de mucha gente, pudiera ser responsable de muchos sustos, provocados por causas ridículas y risibles que estaban presentes en el entorno cotidiano. En este caso, el escenario seleccionado para el susto, era una exposición de fauna fósil y el sujeto protagonista un señor de mediana edad, con americana, corbata y sombrero proyectable.



"¿Me lo dice o me lo cuentas, sra. Mayor?"

Este chiste de temática espeleo-paleontológica, publicado en el nº 16 de COLPA, durante el año 1969, está firmado por su autor
A. Palanca. Creemos que con toda probabilidad debió ser obra de Antonio Palanca Soler que, por entonces contaba 20 años de edad, estaba realizando los últimos cursos de Biología en la UCM. 
Según la opinión del joven autor, expresada gráficamente, muchos años antes de que la famosa Adrienne Mayor publicara su celebrado "The firths fossil hunters", nuestros "antepasados",  se habrían interesado por la interpretación de los restos fósiles, miles de años antes de que lo hiciéramos los científicos. Según la teoría de A. Palanca, no sólo, se habrían entretenido  buscando, recolectando y acumulando huesos prehistóricos en sus habitáculos cavernícolas, sino que además se habrían ocupado en intentar reconstruir los esqueletos, e incluso, preocupado en transmitir sus descubrimientos a sus futuros descendientes, escribiendo o grabando en la pared de la cavidad subterránea, los pasos a seguir para para repetir, con facilidad y rapidez, la gozosa experiencia anatomico-forense.
Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes

Protagonizan el memorable suceso histórico de tan sorprendente descubrimiento científico, un tieso arqueo-paleontólogo, con bigotito recortado de estilo franquista, chaquetilla de barbero y sin casco protector, artefacto muy recomendable en toda clase de exploración subterránea. Sostiene en su mano derecha una enorme y anticuada lupa de mano, mientras se está alumbrando con una vieja lámpara minera de carburo, sostenida en una posición inapropiada. En el suelo de la caverna, yacen unos huesos entre los que destacan un cráneo completo de aspecto reptiliano que parece contemplar sorprendido el evento, rodeánle parte de una pelvis y dos huesos largos de las extremidades. Al fondo de la escena, un sonriente espeleólogo equipado con casco y lámpara frontal, parece estar más interesado en la contemplación de una representación artística, esquemática, de un bisonte del Paleolítico que al comentario del "profesor".


¡Y si no es así, desmiéntemelo!

Resulta muy difícil interpretar correctamente el "metasignificado" de este chiste, por falta de datos de contexto. Opinamos, desde nuestro profundo desconocimiento de la realidad reflejada en este chiste, que el profesor y el estudiante son meros comparsas y que el verdadero protagonista es el repelente personaje situado sobre la plataforma rodante y cubierto de telarañas, una forma satírica de indicar que el individuo no se puede desplazar autónomamente y que no lo ha hecho en muchísimo tiempo
Por el tipo de uniforme y el rótulo de la gorra, está claro que forma parte del personal uniformado de un museo, conociendo el contexto cultural de los lectores de la COLPA, quizá pertenecía a la plantilla del Nacional de Ciencias Naturales... aunque también podría pertenecer a la del Geominero... 

Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes

El texto situada al pie, una elemental broma paleontológica, nos informa de que se trata de un guía "fosilizado", tal vez se aludía, metafóricamente, al hecho de que la escasez de grupos organizados de visitantes,  habría provocado la "fosilización" del guía del museo, por falta de actividad física y mental. 
Aunque, también podría ser que la metáfora utilizada, aludiera al hecho de que su avanzada edad, le dificultaba, física y mentalmente, llevar a cabo, dignamente, sus funciones profesionales y actividades laborales.

En esta ocasión, tenemos que discrepar, nuevamente, de la identidad propuesta por Carolina Fuentes para el autor, pues hatribuido la autoría de este chiste a A. Palanca, atribución que no comparto en absoluto, luego de comparar los estilos, gráficos y de redacción. Estoy convencido de que este chiste es obra de otro autor, distinto a A. Palanca



Agradecimientos:


Carolina Fuentes ( blog paleontologico de carolina) y a Manuel Meijide (El Artesano  Numantino), por ayudarme a reunir y datar un material con el que poder cumplir mis objetivos de documentación paleonto-humorística española en la UCM de hace 50 años.


Se agradecerá a cualquier persona, bien informada, la aportación de datos relacionados con cada caso particular, mediante los que se puedan enmendar los errores cometidos, involuntariamente, por falta de conocimiento sobre el contexto sociológico y científico de cada historieta. 




Fuentes:

- Anónimo. Coloquios de Paleontología. Archivos. Revistas Científicas Complutenses
- Anónimo. Humor "Fósil" Chistes publicados en COL-PA y otras publicaciones.
Museo de la Geología de la UCM
- Anónimo. Indice de la revista Coloquios de Paleontología. Archivo de Revistas de la Universidad complutense de Madrid 

- Anónimo. Emiliano Aguirre Enríquez. Wikipedia
- Anónimo. Bermudo Meléndez Meléndez. Wikipedia
- Palanca Soler, Antonio. CV. Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología
-
Villaescusa Fernández, Lucía. 2011. Emiliano Aguirre Enríquez. Un paso adelante en la Paleoantropología española. ArqueoWeb, 13: 108-134. Universidad Autónoma de Madrid
- Villar Palasí, José Luis. 1971. ORDEN de 8 de septiembre de 1971. MINISTERIO DE EDUCACION y CIENCIA. B.O.E. Núm. 248 del 16 octubre 1971

sábado, diciembre 13

Felicitación a l@s lectores/as y colaboradores/as del año 2014


por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida

  

A tod@s l@s lectoras y lectores de esta bitácora, se os desean unas felices fiestas solsticiales y un venturoso Año Nuevo.   

En agradecimiento a haber dedicado, una parte de vuestro precioso tiempo, en el conocimiento de algunos de los, sorprendentes, resultados de nuestras investigaciones etnopaleontológicas, peninsulares.
 

A tod@s aquell@s personas que han dado a conocer esta bitácora, en su círculo social o en Internet, recomendándola o enlazándola a las suyas, también, se os desean los mismos benéficos "dones" de la fortuna solsticial

Con el deseo de que durante el próximo año 2015, ninguna dificultad consiga impedirnos, que podamos seguir "empujando" nuestros proyectos y avanzando", en el intento de alcanzar o, al menos, aproximarnos a nuestros "sueños", por difícilmente alcanzables o lejanos que nos parezcan 



Lógicamente, los ya expresados deseos de felicidad y ventura, se hacen extensivos y, especialmente, intensivos a tod@s l@s colaboradoras y colaboradores de este blog. En agradecimiento a sus personales contribuciones, grandes, medianas o pequeñas, durante el transcurso del año 2014. Consistentes en la comunicación de información sobre determinados aspectos socio-culturales, bastante particulares y poco conocidos, relacionados con el registro fósil peninsular.
 
Estos han sido l@s colaboradores, del blog, que a lo largo de todo el año 2014 han contribuido a su subsistencia:


- Antunes, Miguel Telles, desde Lisboa (Portugal)

- Arasa Tuliesas, Álvaro, desde Tortosa (Tarragona)  
- Arenós Domínguez, Joaquín, desde Castellón
- Baptista, José António, desde Oeiras (Portugal)
- Beltran Calvo, Vicent, desde Callosa d'en Sarrià (Alicante)

- Blanch Marín, Ernesto, desde Morella (Castellón)
- Borja Sanz, Joan, desde Alicante
- Cachão, Mário, desde Lisboa (Portugal)
- Calado, Mariano, desde Peniche (Portugal)

- Calvo Muñoz, Clemente, desde Zaragoza
- Canudo Sanagustín, José Ignacio, desde Zaragoza
- Colom Miralles, Carlos, desde Vilafranca del Maestrat (Castellón)

- Farnós Piñol, Joan, desde Rasquera (Tarragona)
- Ferré Guerola, Cinta, desde Tortosa (Tarragona)
- Fuentes Vidarte, Carolina, desde Soria
- Garcia Francés, Enric, desde Premià de Mar (Barcelona)
- Gimeno Menéndez, Francisco, desde Alicante
- Guardiola Savall, Mª Isabel, desde Alicante
- Guzman Morcillo, Eugeni, desde Ulldecona (Tarragona)
- Lastanao Lobera, Carlos desde Montañana, Zaragoza
- Llopis Garcia, Ignasi, desde Vilafranca del Maestrat (Castellón)
- Lloret Buforn, Tomàs, desde Orxeta (Alicante)
- Lozano Prats, Teresa, desde Valdelinares (Teruel)
- Marques da Silva, Carlos, desde Lisboa (Portugal)

- Martin, Gorka, desde Oiartzun ( Guipúzcoa)
- Mateus, Simão, desde Lourinhã (Portugal)

- Matías, Ángel, desde Madrid
- Millás Mascarós, Elisa, desde Valencia
- Miret Pérez, Francesc, desde Barcelona
- Otero Roselló, Joan, desde Tortosa (Tarragona)

- Panisello Gamundi, Quimo, desde Tortosa (Tarragona)
- Paulino, Jorge, desde Peniche (Portugal)

- Pimentel, Ricardo, desde  (Portugal) 
- Revuelta, Daniel, desde Cuenca
- Rilo, Ana R.,  desde Coimbra (Portugal) 
- Rodríguez Lozano, Ángel, desde Madrid
- Roma Casanova, Francesc, desde St. Martí de Centelles (Barcelona)
- Ruíz Omeñaca, José Ignacio, desde Colunga (Asturias)

- Salvadó Poy, Roc, desde Tortosa (Tarragona) 
- Sanchis Martínez, Rosanna, desde Carcaixent (València)
- Sanxis Martínez, Vicent, desde Rafelguaraf, (València) 

Sebastià Tosca, César, desde Morella (Castellón)
- Sesé Sanz, Juan Carlos, desde Zaragoza





Nota exculpatoria, por si acaso...

Si por casualidad, se ha dejado de mencionar a alguna persona que crea que se lo merece, o su nombre o localidad son reflejados de forma incorrectas se ruega que lo haga saber para ponerle remedio de inmediato.

domingo, noviembre 9

Fósiles ibéricos relacionados, por la tradición popular española, con la Virgen María, la Madre de Dios o con Nuestra Señora (8)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Universitat de Lleida 



Fósiles ibéricos relacionados, por la tradición popular española, con la Virgen María, la Madre de Dios o con Nuestra Señora (6)


SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA PROVIDENCIA, DE MIG CAMÍ, EN TORTOSA (Segunda parte)


Recapitulación

En dos entradas anteriores, relacionadas con el mismo tema, publicadas en esta misma bitácora el sábado 5 de julio de 2014 y el lunes 21 de julio de 2014, se presentaron nada más y nada menos que 15 versiones legendarias que pretendían explicar el supuesto origen sobrenatural de unas curiosas y minúsculas piedrecillas de forma estrellada que aparecían en los alrededores de un santuario mariano de gran devoción entre los habitantes de Tortosa y otros pueblos que formaban parte del municipio.  
También en dos entradas anteriores, el 12 de marzo del 2012 y el 26 de mayo del 2013
ya se había comentado que tales piedrecitas, en realidad se trataba de fósiles, eran buscadas con ahínco por los fieles, más crédulos y supersticiosos, durante sus visitas al santuario de la Virgen de la Providencia, de Mig Camí, y recogidas con alegría y devoción, cuando eran capaces de encontrarlas, pues se les atribuían variadas virtudes milagrosas.


Postal antigua, mostrando una vista fotográfica de la ermita de Mig Camí, tomada entre 1900 y 1920, en la que, también, se puede ver un grupo de recolectores, en acción. Agachados sobre el terreno de la explanada, buscando las famosas "estrelletes", "crevetes" y "pilanets" de la Mare de Déu de Mig Camí".

En esta entrada se va a mostrar, brevemente, la amplia gama de virtudes imaginarias y de aplicaciones populares, muchas de ellas relacionadas con la medicina popular que les fue dada, "en tiempos pasados" que se prolongaron hasta épocas que no resultan demasiado alejadas del momento presente. 

Se pretende demostrar que los  restos fósiles de crinoideos de la especie Pentacrinus neocomiensis, aflorantes en los alrededores del santuario de la Mare de Déu de la Providencia, de Mig Camí, en Tortosa, en la antigüedad, habrían actuado como elementos naturales inspiradores de cultura popular, contribuyendo a generar o reforzar algunas creencias irracionales y practicas supersticiosas, asociadas a la religiosidad popular de la comarca. 

Aspecto de un artejo del tipo "estrelleta", los de esta clase son normales y típicos, por lo tanto mucho más frecuente que los del tipo "creveta" que son muy infrecuentes.
Imagen: Extraída y, levemente, modificada del libro de Álvaro Arasa


Como ya se ha dicho en ocasiones anteriores, las rarísimas piedrecillas de forma estrellada denominadas, popularmente, "estrelletes" (estrellitas), "crevetes" (crucecitas), "de la Mare de Déu" o "de Mig Camí", en realidad, son placas individualizadas y fosilizadas del tallo de un tipo de "lirios de mar". Los denominados "pilanets" (pilarcitos), son apilamientos de grupos de placas columnares, es decir, fragmentos del "tallo". Todos proceden de la disgregación "postmortem" de las columnas o tallos de una determinada especie de crinoideos, denominada científicamente Pentacrinus neocomiensis. Organismos pertenecientes al grupo de los  equinodermos que habitaron sobre el fondo marino, durante una época del Cretácico inferior, el Barremiense, hace entre 125 y 130 millones de años. Eso sucedía mucho antes de que las convulsiones de la Orogenia Alpina, hace unos 58 MA, empujaran, elevaran, comprimieran y plegaran los estratos submarinos, haciéndolos emerger y transformándolos, finalmente, en la sierra que son hoy día.

'Perfil o corte geológico' del terreno cercano a la zona de la ermita de la Providencia de Mig Camí en dirección SE-NO. Las 3 fotografías muestran el aspecto en tres cortes del terreno, consecuencia del trazado de la carretera de Tortosa al Perelló.
La rareza de la presencia y distribución de las estrelletas y crevetas, se debe al hecho de que por causas sedimentarias, sólo aparecen en la parte más alta de la capa margosa.
Imagen: Tomada del libro de Álvaro Arasa


Sobre las supuestas virtudes, extraordinarias, de  las "estrelletes" o "crevetes" y "pilanets" de Mig Camí

Si a las personas de mentalidad racionalista, todo lo que sobre los artejos de Pentacrinus neocomiensis, se va a exponer, a continuación, les puede parecer una sarta de disparates de magnitud variable, a las personas crédulas, el hecho de que estas piedrecitas pudieran poseer virtudes o poderes milagrosos les parecía "de lo más normal". Les resultaba muy "natural" que aquellas piedrecitas, debido a la relación de proximidad con la imagen y con el santuario Virgen y por su milagroso origen estuvieran repletas de poder protector. Tales creencias mágico-religiosas, propias de la mentalidad de ciertas comunidades sociales y/o de las sociedades de ciertas épocas históricas, se integraba de forma fácil y coherente en su concepción del mundo y del universo sin generar contradicciones ni crisis

Se han podido localizar diversos documentos del siglo XVIII, XIX y XX que citan diversos usos populares, de finalidad protectora, aplicados a las "estrelletes" o "crevetes" y "pilanets" de Mig Camí, por los habitantes de Tortosa y localidades de alrededores. Diversos informantes, actuales, han aportado datos de cosecha propia o recogidos de la memoria de familiares de edad que han permitido que nos podamos formar una idea aproximada de las supersticiones más comunes asociadas a eeste tipo de fósiles


Aspecto de un artejo del tipo "creveta", esta clase es anómala y atípica, por lo tanto, mucho más rara e infrecuente que los del tipo "estrelleta" que son los normales, comunes y típicos.
Imagen: Extraída y, levemente, modificada, del libro de Álvaro Arasa

Hasta hace muy pocos años, muchos habitantes de Tortosa y poblaciones de sus alrededores, aún creían que las piedrecitas estrelladas y prismatico-estrelladas, recogidas en los alrededores del santuario de la Virgen de la Providencia estaban "capacitadas" para la:
- propiciación de la voluntad de la Madre de Dios, despertando la empatía de la Virgen y consiguiendo su mediación divina, favorablemente
- canalización de la ayuda y protección divina hasta la familia o persona necesitada de ayuda.
- protección y defensa contra mala suerte, en general, apartando desgracias y disgustos, alejando enfermedades y accidentes.
- prevención de complicaciones reproductoras femeninas, durante el embarazo, el parto y el postparto.
- mitigación de dolores menstruales, abdominales y de cabeza
- protección de la fertilidad humana, a través de la mujer, asegurando la fecundidad de matrimonios y familias.
- atracción y retención amorosa masculina, facilitando el matrimonio y favoreciendo la maternidad, a las mujeres.
- desaparición o mitigación de inflamaciones y dolores relacionados con contusiones, causadas por golpes y caídas o con problemas reumáticos o articulares, tales como artrosis, artritis, etc., incluso casos graves de invalidez ...

Fotografía extraída de un artículo, aparecido en una revista ilustrada, madrileña, en 1933. Se puede ver a un grupo de romer@s tortosin@s, de aquella época, rebuscando y recogiendo las famosas y veneradas piedrecitas de la Virgen, en un lugar cercano a la ermita de "Mitj Camí". Fotografía original del fotoperiodista Josep Badosa.




Algunas, añejas, prácticas populares:

Todas las piedrecitas de forma estrellada o prismático-estrellada, existentes en la proximidad de la ermita de Mig Camí, se creía que estaban "cargadas" de unas supuestas virtudes extraordinarias, a causa de su pretendido origen milagroso y de su relación de proximidad con el santuario de la Virgen de la Providencia. Debido a tales creencias supersticiosas, los devotos las recogían durante sus visitas a la ermita, para acumularlas en sus casas, con el fin de utilizarlas como preventivo o remedio, en caso de necesidad. Con el uso de aquellas piedrecillas se pretendían combatir, exitosamente, una amplia gama de problemas relacionados con la mala salud o el fracaso social que sus poseedores pudieran sufrir, a lo largo de toda su vida.

Familia tortosina recogiendo "estrelletes", en el yacimiento de Mig Camí, en un día cualquiera y no durante una romería multitudinaria. Fotografía tomada hacia 1930, extraída del del vol. 2, de Historia de Tortosa y su comarca, de Enrique Bayerri, tomo publicado en 1934.

Hasta mediados del siglo XX, los habitantes de la ciudad y de la comarca de Tortosa, más devotos de la Virgen poseían costumbres tradicionales tales como: 
- aprovechar los desplazamientos a la ermita para recolectar "estrelletes", "crevetes" y "pilanets", "de la Mare de Déu" o "de Mig Camí", tanto si acudían al lugar por motivos religioso o lúdicos.
- uardarlas las recolectas, en el domicilio, para obtener protección y remedio de la Mare de Déu de la Providència en caso de necesidad. Generalmente se conservaban en los dormitorios, lugar de descanso, procreación y recuperación de la salud.
- Tomar baños, infusiones o caldos, en cuya agua se habían hervido "estrelletes" o "pilanets"
- Ingerir algunas "estrelletes", enteras, como si se tratase de pildoras de piedra milagrosa
 

Los dos tipos de artejos individuales, de Pentacrinus, expuestos conjuntamente. Arriba "estrelletes" y deabajo "crevetes". Se han colocado sobre papel milimetrado, para poder apreciar la gran pequeñez de los ejemplares comunes: 2-4 mm. Las minúsculas dimensiones facilitaban que pudieran ser tragadas, sin excesivas dificultades, junto con un trago de líquido.
Imagen:  Tomada del libro de Álvaro Arasa

- Colgarse una bolsita de tela, conteniendo algunas "estrelletes" o "crevetes", "de la Mare de Déu" o "de Mig Camí" del cuello, con un cordón, a modo de escapulario de la Mare de Déu de la Providència.


Utilización preventiva:

Consecuentemente a sus supuestas virtudes y capacidades protectoras y curativas, los artejos aislados o los apilamientos, de Pentacrinus neocomiensis, recogidos alrededor de la ermita de la Virgen de la Providencia de Mig Camí, fueron de uso común y corriente en el seno de muchas familias tortosinas, con la finalidad de:
- alejar la mala suerte, para evitar accidentes y enfermedades y tener éxito en proyectos de cualquier tipo
- favorecer la fecundidad humana, facilitando la fecundación, la gestación, el parto y la recuperación postparto de las mujeres en edad de ser madres
- evitar la soltería femenina consiguiendo encontrar pareja y casarse. Ha sido mucho menos frecuente para evitar la soltería masculina 
- reforzar los vínculos amorosos entre los miembros de parejas sentimentales, recién formadas, aumentando la fidelidad masculina


En 1933, las muchachas tortosinas, "en edad de merecer", aprovechaban las romerías para buscar afanosamente "estrelletes", con una finalidad crucial para las mujeres de aquella época.... no quedarse solteras o como se decía entonces "para vestir santos"
Fotografía original del fotoperiodista Josep Badosa.


- facilitar, favorablemente, el tránsito del alma de los difuntos hacia la otra vida
- proteger la ropa buena contra los ataques de los parásitos, comunes, considerados tradicionalmente como los destructores del ajuar doméstico




Utilización terapéutica:

En tiempos antiguos, en los que la medicina estaba poco avanzada y, aún, menos socializada, en determinadas situaciones desesperadas y en personas poco adineradas, las piedrecitas de la Virgen de la Providencia de Mig Camí, se utilizaron con la finalidad de:
- curar o mejorar los síntomas de todo tipo de enfermedades comunes y dolencias corporales corrientes
- mitigar o eliminar molestias menstruales, tales como dolores abdominales y de cabeza 
- acelerar la recuperación de las contusiones causadas por golpes y caídas
- mitigar o eliminar los dolores reumáticos y mejorar las condiciones de movilidad y remediar las situaciones de invalidez 




Esquema gráfico representando, a la izquierda, el aspecto externo del crinoideo, completo, sus diversas partes aparecen señaladas e identificadas. A la derecha, los diversos tipos de componentes, individuales, de las diferentes partes, tal como pueden encontrarse, fosilizadas, en el yacimiento de Mig Camí. Ilustración reproducida del libro, de Álvaro Arasa, titulado "Estrelletes" de Mig Camí 

- mejorar el estado de ánimo melancólico, provocado por largos periodos de alejamiento de la tierra natal, la familia y los amigos



Utilización votiva:

Se utilizaron como elementos decorativos en la confección de ciertos exvotos que los fieles donaban a la ermita para que fueran expuestos, a la vista de los visitantes, como testimonio público de algún favor recibido de la Virgen de la Providencia. 

Se ha podido documentar el empleo de "estrelletes" en la elaboración de:
- pañuelos bordados, enmarcados, con frases cortas de agradecimiento y el nombre del oferente del exvoto
- láminas de papel, 
enmarcadas, con frases cortas de agradecimiento y el nombre del oferente del exvoto

Aspecto de un cuadro votivo, en el que las letras que constituyen las diversas palabras y frases han sido creadas, pegando sobre el trazo realizado, previamente, con lápiz sobre papel, decenas de "estrelletes" creando un sorprendente efecto caligráfico. Posiblemente, fue realizado entre finales del s. XIX y mediados del s. XX. 
Imagen: Fotografía original de Cinta Ferré

- marcos decorados para fotografías de personas, beneficiadas, agradecidas
- decoraciones sobre estampas religiosas dedicadas a ciertos motivos y figuras sagradas de importancia local


Valor social:
 

Las "estrelletes", "crevetes" y "pilanets" de la ermita de la Providencia de Mig Camí que eran más grandes y estaban mejor conservadas: bien "grabadas "y enteras, eran las más buscadas por estar consideradas como más "efectivas" y, en consecuencia, más "valiosas".
Las familias tortosinas, devotas de la Virgen de la Providencia, acumulaban las raras piedrecillas de Mig Camí, recolectadas en sus visitas, dentro de frascos o botellas de vidrio transparente
lo que permitía apreciar la naturaleza y el nivel del contenido o en cajitas de hojalata, tapadas herméticamente. Estos depósitos caseros  de fósiles formaba parte del patrimonio familiar y se transmitían por herencia.  


En la actualidad, los modernos buscadores de estrellitas, de Mig Camí, son excursionistas que ponen a prueba su agudeza visual y su paciencia para conseguir un recuerdo curioso, de su visita al lugar.
ImagenFotografía original de Emilio Vilaró

Las "estrelletes", "crevetes" y "pilanets" no tenían ningún valor económico pues se creía que si eran intercambiadas por dinero, perdían sus milagrosas cualidades protectoras.
La acumulación casera estaba motivada no sólo por el supuesto efecto protector sobre la vivienda y sus ocupantes, sino también porque la preparación de ciertos remedios caseros requería determinadas cantidades de piedrecillas de la Virgen que en el casos de los baños podía llegar a ser muy elevada.



Usuarios:

Si se ha prestado suficiente atención a las imaginarias virtudes y a los correspondientes usos protectores de estos restos fósiles, procedentes del desmoronamiento y desintegración de los cadáveres de Pentacrinus neocomiensis, se habrá podido apreciar que abundan las propiedades y aplicaciones beneficiosas para el género femenino. No obstante, se puede comprobar que tuvieron otros usos no relacionados, específicamente, con necesidades fisiológicas o psicológicas, extrictamente, femeninas.

Añadir leyenda
Aspecto de diversos "pilanets", de Mig Camí, de diferente longitud. Ingrediente mágico-milagroso de unas infusiones que contra el dolor reumático preparaban y consumían los payeses (campesinos) de la Huerta tortosina.
Imagen: Fotografía original de Joaquin Ismael

Es de suponer que quienes, por su estatus económico, podían disfrutar de acertados diagnósticos y correctas prescripciones médicas y consumir eficaces preparados de farmacia, no recurrirían a las piedrecillas milagrosas más que en los casos en que desesperados, por la falta de eficacia de los remedios terrenales se vieran impelidos a, probar el maravilloso efecto de remedios celestiales.
Situación muy distinta debió ser la de las personas que contituyeron las amplias clases populares, cuya falta de recursos económicos e intelectuales, debió abocar a buscar remedios milagrosos, en la litoterapia sagrada, con los que cubrir los vacíos existentes en la gama de remedios herbolarios.
El efecto placebo, de ciertos remedios ineficaces, directamente, por su propia naturaleza química, está admitido y demostrado, científicamente, por lo que habremos de admitir que en el caso de algunas dolencias y en determinadas personas y circunstancias, pudieron llegar algún ejercer efecto positivo para su salud física y/o mental.


Divulgación:

La constatación documental de la dispersión social de las virtudes y usos populares, de las piedrecillas en forma de estrella, aparece en numerosos documentos escritos, a partir de finales del s. XVIII, de todos ellos los más efectivos y transversales debieron ser los denominados "Gozos" que eran cantados con ocasión de diversas celebraciones, en la ermita de Mig Camí, organizadas en honor de la Virgen de la Providencia. Contienen una estrofa que alude a la singularidad del portento y a la capacidad virtuosa de las piedecitas:

Sólo este monte o collado

do os hallaron, Virgen bella,
como sois del mar Estrella,
se ve de estrellas sembrado:
mil maravillas ha obrado
con ellas vuestra clemencia.

Versión "moderna" de los antiguos "Gozos", cantados tradicionalmente, en alabanza a Ntra. Sra. de la Providencia de Mig Camí, con motivo de su festividad, impresos en 1947, en la imprenta Blanch de Tortosa.
En este ejemplar la estrofa nº 12, es la que hace mención a la singularidad de las "estrelletes", formadas en el lugar del hallazgo de la imagen de la Virgen. Además, alude a las maravillas obradas por la bondadosa madre celestial, a través de esas curiosas estrellitas de piedra.
Imagen: Mare de Déu de la Providència

La otra vía de divulgación, más efectiva e interclasista, de las maravillosas virtudes y de los usos aplicables a las "estrelletes" o "crevetes" y "pilanets" de Mig Camí, debieron ser los "dimes y diretes" que sobre estas piedrecillas ermiteras "corrían de boca en boca" entre los devotos del santuario y que se retransmitían de "boca a oreja" entre los habitantes de la ciudad y de los pueblos de su área de influencia.


Agradecimientos:

Álvaro Arasa, Jordi Diloli, Cinta Ferré, Joaquin Ismael, Albert Aragonés, Cinta Martí, Joan Otero, Monica Roig, Vicent Ruíz y Emilio Vilaró por sus valiosas contribuciones en datos e imágenes.



Fuentes: 

- Amades, J.(1951) «Piedras de virtud». Rev. de Dialectología y Tradiciones Populares, vol. 7, núm. 1.(Madrid, CSIC),
- Amades, J.(1969) «Pedres remeieres». en Amades, J. Folklore de Catalunya III: Costums i Creences. Barcelona: Edit. Selecta, p. 1219 (Biblioteca Perenne, 24).

-  Anónimo. (1833). Tortosa. Diccionario geográfico universal, Tomo IX. Barcelona. Imp. José Torner 
- Anònim (1850) Gozos a Nuestra Señora de la Providencia que se venera en su hermitorio nombrado mitancami en el termino de Tortosa. Vic: Imp. Tolosa. 
- Anónimo. Gozos. Wikipedia
- Aragonés, Albert. (2013). Comunicación personal del 09/06/2013
- Arasa, Á. (2004). Fòssils de "Mig Camí". Tortosa. IES de l'Ebre 
- Arasa, A. (2012) «Estrelletes» de Mig Camí. Tortosa: Grup de Recerca Científica Terres de l’Ebre. 
- Arenas, P. (1933) «La Virgen de las estrellas». Estampa. Revista Gráfica, núm. 281, 27 de mayo. 
- Astudillo, H. (2009). "Las estrellitas de la Virgen de la Providencia, de Mig Camí", en Sobre los diversos y extraños nombres de los fósiles (2) Folklore de los fósiles ibéricos, 14/06/2009 
- Astudillo, H. (2012). El caso de los Pentacrinus neocomiensis de Mig Camí, en El registro fósil y las canciones populares (2) Folklore de los fósiles ibéricos, 12/03/2012
- Astudillo, H. (2014). Santuario de Ntra Sra de la Providencia Tortosa (Primera parte), Folklore de los fósiles ibéricos, 26/05/2013
- Astudillo, H. (2014). "Pràctiques i creences populars tortosines vinculades amb els fòssils anomenats estrelletes o crevetes i pilanets de Mig Camí". Revista d’Etnologia de Catalunya, 39 Juny 2014 (168-176)  
- Gomis, C. (1902) «La Ribera de Ebro. Impresiones y recuerdos». Hojas Selectas. Madrid-Barcelona: Salvat y Cª
- Landerer, J.(1920) «Estudio geológico de la región comprendida entre Tortosa y Castellón». Ibérica, vol. 14, 11-20.
- Moreira, J.(1934) Del folklore tortosi. Tortosa, Imp. Querol 
- Otero, J. 1958, Tortosa (Tarragona). Museo virtual de viejas fotos de 20 minutos.es
- Otero , J., 2009.
Comunicación personal del 23 de enero de 2009

- Pérez-Galdós, B.(1905) Carlos VI en la Rápita, capítulo XXIX. Madrid: Imp. Vda. e Hijos de Tello
- Roig, M. 2012. Comunicación personal del 4 de marzo de 2012 
- Vergès, R. (1909) Espurnes de la llar. Costums y tradicions tortosines, vol. II. Tortosa, Impr. Querol
- Vilaró, E. 2012. Comunicación personal del 10 de abril de 2012