jueves, noviembre 1

Los fósiles como motivo temático en la numismática ibérica (3)

 por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Universitat de Lleida.

Monedas comunes de poco valor, transformadas en curiosas chapas paleontológicas, conmemorativas de una visita turística (1)

Cualquier persona que desconozca el tema de la elongación recreativa de monedas comunes y corrientes, de poco valor, cuando se le muestra una moneda elongada, sin que se la haya  informado previamente, puede pensar que se halla ante una simple chapita metálica, de forma imperfectamente elíptica. Podrá ver que su superficie aparece estampada con ciertas figuras, palabras o cifras. Por su aspecto y mensajes puede que llegue a pensar que que fue creada con la clara finalidad de promocionar una determinada actividad expositiva o participativa relacionada con el turismo de ocio cultural. Suelen estar vinculadas con exposiciones, museos, parques temáticos, catedrales, etc. De donde se puede concluir que  fueron creadas para propagar la existencia de una oferta lúdico-cultural, estimulando el deseo de visitar sus instalaciones y disfrutar de sus actividades. En muy pocas ocasiones, llegará imaginar que esa curiosa chapita metálica se concibió y se genero para servir de  testimonio y de recordatorio de una visita realizada al lugar al que su contenido le remite.


Aspecto ovalado, típico de las monedas elongadas, en este caso particular, han sido estampadas con figuras y textos de contenido paleontológico. Estos cuatro ejemplares fueron generados usando una máquina elongadora de monedas de la marca Penny Collector, instalada en el Page Museum de Los Ángeles (EE.UU.). Muestran representaciones de los esqueletos de cuatro  tipos de vertebrados que son mostrados al público en sus salas de exposición. 
Imagen: Collectibles from the past


En realidad, ese tipo de chapitas elípticas, son monedas de curso legal y poco valor a las que se ha deformado mecánicamente, por aplastamiento, estiramiento y estampación. Se trata de un proceso bastante semejante al que se utiliza para acuñar moneda. 
Se trata de un tipo de objetos relacionados indirectamente con la Numismática, ya que se parte de autenticas monedas de curso legal, con cuya transformación se obtiene una clase objetos semejantes pero con una función muy distinta, pues su finalidad principal es la de servir como recuerdo de una visita realizada. Este tipo de objetos que fueron inicialmente monedas, que resultan ser  coleccionables y coleccionados, han dado nombre a una modalidad o rama de la numismática denominada exonumismática o paranumismática.

Numerosos parques temáticos, museos o edificios emblemáticos de España, de Europa y de muchos países del mundo, disponen de unas máquinas especiales, destinadas a elongar las monedas que sus visitantes quieran depositar en ellas para luego de modificadas, poder  llevárselas  a casa, como un curioso y a veces hermoso, recuerdo de la visita realizada al lugar. Esas máquinas suelen estar identificadas de manera bien visible y ubicadas en lugares muy transitados para estimular su uso por los visitantes, ya que se trata de un negocio muy lucrativo. Además, incluso existen comerciantes y coleccionistas numismáticos que se han especializado en el coleccionismo de este tipo de objetos paranumismáticos o exonumismáticos.


Estos cuatro ejemplares de monedas elongadas, fueron generados usando una máquina elongadora de monedas de la marca Penny Collector, instalada en el Field Museum de Chicago (EE.UU.). Muestran cuatro representaciones de dos tipos de vertebrados cuyos restos fósiles son mostrados al público, en sus salas de exposición. Arriba, a la izquierda,: un felino "dientes de sable" y a la derecha un Allosaurus y dos Pterosaurus. Abajo, a la izquierda, el cráneo de un famoso T-rex denominado "Sue", existente en el Field Museum, de Chicago y a la derecha: dos Apatosaurus (anteriormente denominados Brontosaurus)
Imagen: Penny Collector.


En cualquiera de los diferentes modelos de máquinas elongadoras de monedas, existentes en numerosos lugares turísticos, tanto la acción conversora  de la moneda real en una chapa ovalada aplastada, realizada por la máquina elongadora, como el resultado de transformación final que se obtiene sobre la moneda inicial, son siempre los mismos. El proceso de elongación, básicamente consiste en un proceso de laminado y estampado metálico. Normalmente se hace pasar una moneda de poco valor, grosor y diámetro, acuñada en un metal "blando", entre dos rodillos fabricados con un metal duro, normalmente acero endurecido, uno de los cuales tiene grabado en relieve el motivo previamente elegido. Estos dos rodillos ejercen sobre la moneda, una gran presión, de alrededor de 18 a 20 toneladas, resultando ser aplastada, estampada y estirada simultáneamente. Esta triple acción mecánica, hace que la moneda originalmente circular adquiera una forma ovalada, a la vez que desaparecen los relieves originales que había en ambas caras antes del proceso, quedándole sobreimpresos, en una de sus dos caras, los diseños existentes en el rodillo troquelador que está destinado a este fin.


Imagen promocional de Moneda Souvenir, informando de su oferta de servicios en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid
Imagen: Facebook


Las máquinas de funcionamiento manual, suelen tener una capacidad para producir de 1 a 4 tipos diferentes de monedas elongadas. Mientras que las máquinas motorizadas, suelen duplicar la diversidad de la oferta de modelos de monedas elongadas, diferentes que pueden producir.

El instalador de la máquina elongadora, es también su propietario por lo que corre con todos los gastos de funcionamiento y mantenimiento y a cambio recoge todos los beneficios económicos que genera su máquina. El propietario del lugar donde está instalada la máquina elongadora, recibe como compensación una cierta cantidad económica en concepto de alquiler del espacio ocupado, cantidad que es proporcional al número de usuarios de la máquina y de la afluencia media de visitantes totales del lugar, según temporadas estacionales.


Las 3 monedas elongadas de Dinópolis Teruel

Dinópolis es un enorme parque temático, en la ciudad de Teruel (Aragón) que ofrece  innumerables actividades recreativas, aptas e ilusionantes para todos los miembros de una familia, aunque los más satisfechos suelen ser siempre los más jóvenes. Durante la visita se puede disfrutar de numerosas y variadas actividades de contenido científico, lúdico o mixto, todas ellas relacionadas con la paleontología, en general, y con los dinosaurios en particular. Los que mejor se lo pasan durante la visita de las instalaciones suelen ser los niños y los adolescentes, pues la mayoría  de las actividades, están diseñadas para su entretenimiento y disfrute. 


Moneda elongada dedicada a mostrar la figura esquemática de Dinoel, la mascota infantil que recibe, se relaciona y se fotografía con los visitantes más pequeños de Dinópolis-Teruel. También es el emblema humorístico que representa a este parque temático y a todos los dinosaurios que se exhiben en él, en las publicaciones infantiles de Dinópolis. Se trata de una representación paródica o humoristica muy alejada del verdadero aspecto de un autentico dinoraurio. 
 Imagen: Elongando

En Dinópolis Teruel además de los numerosos y variados objetos de "mechandaising" prehistórico que se ofrecen a la venta, para que el visitante pueda llevárselos a casa como recuerdo de la visita, también hay la posibilidad de llevarse de una a tres monedas elongadas. Cada una de ellas con una imagen representativa de alguno de los personajes característicos del lugar visitado y de su oferta de actividades. 

En el caso particular de Dinópolis Teruel, la máquina elongadora es capaz de producir hasta tres tipos diferentes de monedas elongadas, estampadas sobre las monedas comunes de 5 céntimos de euro que se hayan introducido inicialmente y casi al mismo tiempo que se introduce una moneda de 1 €, con la que previamente se pagará el servicio de estampación-elongación que seguidamente se va a realizar. 


Moneda elongada dedicada a mostrar la figura esquemática de la cabeza de un Tyrannosaurus rex, uno de los dinosaurios terópodos más terroríficos, mediáticos y populares de todo el mundo y el representante por excelencia de todos los dinosaurios carnivoros que han existido en todos los tiempos geológicos. Es además uno de los dinosaurios protagonistas de diferentes espectáculos y de diversas actividades aterradoras, de las que se puede disfrutar en este parque temático español. 
Imagen: Elongando

Las 3 monedas elongadas de Dinópolis-Teruel, son producidas por medio de una máquina elongadora de monedas de tipo manual, concretamente la TE-002 que es como la identifica la empresa española fabricante e instaladora: Moneda Souvenir. Al parecer, fue instalada en el verano del año 2011 y ha estado funcionando ininterrumpidamente desde entonces. Como ya se ha dicho, se trata de una máquina que funciona manualmente, mediante el movimiento giratorio aplicado a una manivela que sirve, inicialmente para seleccionar el motivo que se quiere estampar sobre la moneda introducida y finalmente para realizar la elongación y estampación del motivo previamente elegido.

Cada moneda elongada de Dinópolis Teruel, muestra un único motivo característico que aparece estampado en una de sus dos caras. Uno de los tipos de monedas elongadas muestran la figura de Dinoél que es la mascota infantil representante del parque temático DinópolisTeruel. Otro de los tipos de monedas elongadas reproduce la cabeza de un Tyrannosaurus rex con las fauces abiertas y el tercer tipo de monedas elongadas reproduce la figura de un pterosaurio en pleno vuelo.


Moneda elongada dedicada a mostrar la figura esquemática de un pterosaurio en pleno vuelo. En representación de los diversos reptiles voladores protagonistas de diferentes espectáculos y de diversas actividades sorprendentes, de las que se puede disfrutar en este parque temático turolense
Imagen: Elongando


Cada una de las moneda elongadas de Dinópolis Teruel, además de la representación gráfica de una figura paleontológica representativa del parque temático, también muestran estampado un breve texto identificativo. Servirá para identificar, en el futuro, cuál fue el lugar que se visitó, cuál era su temática y qué empresa realizó la transformación de una moneda vulgar en un curioso "recuerdo conmemorativo para toda la vida". Se supone que es debido a ese efecto evocador de los recuerdos que como cualquier objeto pueden facilitar las monedas elongadas y por su finalidad conmemorativa de una visita a un lugar en el que se vivieron unas experiencias inolvidables que esta empresa española quiso denominarse  "Moneda Souvenir"   


Aspecto de la máquina elongadora de monedas de 5 céntimos de euro, instalada en Dinópolis-Teruel por la empresa Monedasouvenir.com. Su carcasa ha sido personalizada gráficamente para que se integre perfectamente en el ambiente característico de este parque temático. Diferentes personajes típicos y escenas características del lugar ilustran externamente a esta máquina, la TE-002.
Imagen: Moneda Souvenir

Con las finalidades identificativas mencionadas anteriormente, aparece en este caso particular, el binomio: DINÓPOLIS TERUEL, bien visible en la zona central o superior de cada una de las diferentes monedas elongadas. Mientras que en el margen inferior o derecho de cada moneda elongada, de forma menos visible, se puede leer, en un tipo de letra más pequeño: MONEDASOUVENIR.COM

Como simple curiosidad, hay que saber que mientras la empresa española Moneda Souvenir tiene instaladas en el territorio nacional cerca de sesenta máquinas elongadoras de monedas, la empresa norteamericana "Penny Collector", dedicada al mismo tipo de  negocio, tiene casi un centenar de sus máquinas instaladas en España, ubicadas en distintos lugares turísticos de las diferentes provincias y comunidades autónomas españolas.



Un comentario crítico, para acabar

Aunque las monedas elongadas pueden ser consideradas como un simple divertimento para niños, turistas y coleccionistas, en el caso particular de Dinópolis Teruel, también podrían ser utilizadas para divulgar el patrimonio paleontológico provincial de mayor relevancia científica. En el Territorio Dinópolis existen hallazgos de gran originalidad paleontológica y enorme valor científico que podrían ser incorporados a la decoración de las monedas elongadas, producidas en sus principal equipamiento Dinópolis Teruel. De esta manera este patrimonio paleontológico sería mejor conocido y mucho más reconocido, a nivel popular, en España, Europa y el mundo entero, sin perjudicar al negocio de la elongación, del turismo familiar de ocio educativo, ni al del geoturismo.


Fuentes

- Anónimo. Moneda elongada. Wikipedia 
- Anónimo. Moneda Souvenir.com
- Anónimo. Moneda Souvenir.com. Facebook
- Anónimo. The Field Museum, Chicago. Illinois Machine locations. Penny Collector.com
- Anónimo (2014). Collecting Elongated Pennies  Collectibles from the past 1/02/2014
- Buhasapos (2011). Dinópolis (Teruel). Elongando 28/10/2011 
- Buhasapos (2014). Más para los suscriptores... Elongando 26/04/2014
- Fernández, Miguel Á. (2014). Las “monedas elongadas”. Numismático Digital, 22/10/2014


domingo, septiembre 30

Márquetin, enología y registro fósil (15)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida

Uso del registro fósil, como emblema de ciertos vinos españoles (15ª parte)

Recapitulación:

Como se ha venido repitiendo en este blog, desde la primera entrada publicada, algunos tipos singulares de fósiles han estado influyendo en la cultura humana, desde la prehistoria remota, y lo han hecho de muy diversas maneras y con diferentes resultados. Uno de los diversos sectores culturales en los que se ha manifestado este tipo de desconocidas o poco conocidas influencias y relaciones, entre los hombres y los fósiles, es el sector de la producción y promoción del vino. En otro países de Europa, como Francia, Alemania o Italia, son mucho más abundantes que en España los ejemplos de este tipo de manifestación el la que se muestra la asociación entre la geología del terreno de las viñas y el producto final: el vino
A aquell@s visitantes de este blog, que pudieran estar especialmente interesad@s en el conocimiento del tema eno-paleontológico, se les recomienda que visiten la sección paleonto-enológica de este blog y la equivalente y mucho más extensa, del blog hermano: Glossopetrae.

Las etiquetas de las botellas de algunos vinos, algunas veces aluden al registro fósil característico del "terroir" en el que se ha cultivado el fruto del que procede ese vino. La relación entre ese vino y los fósiles del terreno de de su viña, puede hacerse de diferentes maneras: en unos casos es el propio nombre del vino que aparece en la etiqueta anterior, el que manifiesta la relación entre el producto que contiene y el medio geológico del que procede la tierra, sobre la que se cultivan las vides. En otros casos, se expresa tal relación geo-enológica particular, por medio de una representación gráfica, más o menos realista, de un ejemplar que representa a un grupo biológico, género o especie que es característica del lugar y que se convierte en el "logo" o imagen comercial de la marca. Y en otros, simplemente, se cita de forma breve, en la etiqueta posterior.



Introducción:

 El año 2012 la localidad zaragozana de Murero, en la Comarca del Campo de Daroca (Zaragoza), estaba celebrando el 150 aniversario del descubrimiento de su famosísimo yacimiento de fósiles cámbricos, situado en el barranco de Valdemiedes, uno de los yacimientos de esta época geológica más importantes del mundo, fundamental para el conocimiento de la fauna típica de este periodo de la Era Primaria. 
La investigación científica llevada a cabo en el lugar, durante todos estos años, ha permitido a los paleontólogos llegar a reconocer y catalogar unas 80 especies distintas de trilobites. Un tipo de artrópodos marinos muy primitivos y antiguos, ya extintos hace muchos millones de años, lejanamente emparentados con los crustáceos.
Las riquezas en fósiles raros o únicos que atesora ese yacimiento aragonés de Murero, ha hecho que, recientemente, haya sido considerado por los expertos en el tema, como la «Capilla Sixtina de los trilobites del Cámbrico». Debido a su importancia y diversidad para poder estudiar y comprender la evolución de este tipo de invertebrados paleozoicos.
Pero la bodega Vianae Mureri, ya empezó a sacar al mercado, muchos años antes de esta celebración, sus primeras botellas con el icono del trilobite, que es también el emblema de la localidad, concretamente en el año 2005 ya aparece el trilobite sobre sus botellas de vino.


Vinae Mureri, Murero (Zaragoza), la bodega aragonesa del trilobite


En el caso particular de la bodega que hoy se presenta, la relación entre el vino y el registro fósil local, se manifiesta de forma explícita y evidente, aunque de una manera bastante discreta. Por medio de una pequeña figura esquemática pero que resulta muy fácilmente  identificable. El pequeño icono que representa e identifica a la bodega productora, es una figura que representa muy esquemáticamente el aspecto típico de un trilobite. 

Vista del stand comercial de la empresa vitivinicola: VINAE MURERI. En la Feria Nacional del Vino (FENAVIN), celebrada en Ciudad Real (Castilla- Mancha) en mayo del  2013. Esta feria especializada, dentro del sector vitivinícola español, es un evento de referencia internacional, con importantes repercusiones económicas. El cartel mural de la derecha, muestra a gran tamaño, el logo del trilobite que identifica a la bodega y a una buena parte de sus vinos.
Imagen: Vinae Mureri


A partir del año 2005, en que sale a la venta la primera edición de sus vinos, procedentes de la añada del 2013, los responsables de la bodega Vinae Mureri, una de las dos bodegas más importantes de la localidad aragonesa de Murero (Zaragoza), decidieron incluir en las etiquetas de algunas variedades de sus vinos, un logo paleontológico muy característico, representativo de la empresa y de la localidad en la que se cultivaban las viñas. Se trataba de una figura muy esquemática que representaba el aspecto de un trilobites de un género indeterminado.

Aspecto del escudo cívico municipal de Murero (Zaragoza), protagonizado por un icono heráldico muy raro por inusual, la representación simplificada de un ejemplar de trilobite de la especie Paradoxides (Acadoparadoxides) mureroensis, del Cámbrico medio.
Imagen: Glossopetrae


Las viñas que proporcionan la uva de la que luego saldrán los" vinos del trilobite" vegetan en unas fincas ubicadas en el término municipal de Murero, cuyo ayuntamiento decidió en 1997 adoptar un nuevo y sorprendente blasón municipal, protagonizado por un emblema sorprendente: la representación heráldica de un ejemplar de trilobites. Se trata de la representación gráfica de un ejemplar de la especie  Paradoxides (Acadoparadoxides) mureroensis, del Cámbrico medio, descrita por primera vez para la ciencia a partir de restos hallados en los yacimientos de la rambla de Valdemiedes y de la rambla de Valdenegro.
 La renovación heráldica del escudo municipal de Murero tenía como finalidad rendir un homenaje público y notorio a los representantes más singulares del patrimonio paleontológico de la localidad. Puesto que la presencia de los restos de esta clase de animales marinos fósiles, había hecho que la pequeña localidad zaragozana se hiciera famosa en el mundo entero y que por motivos paleontológicos acudiesen a visitarla numerosos viajeros venidos de la cuatro esquinas del globo. El nuevo escudo municipal se legalizó el 19 de mayo de 1998, hace de eso algo más de 20 años.


Los diversos vinos trilobíticos, de la bodega Vinae Mureri 

Los vinos de la bodega Vinae Mureri que incluyeron en su etiqueta el  logo paleontológico, trilobítico fueron los denominados: Murero, Muret Oro, Muret Azul, Muret Vidadillo y Pizarra Blanca.
Se desconoce por qué razón particular, otros vinos de la bodega, como el Xiloca, fueron excluidos en la asignación del icono paleontológico y carecerían del mencionado emblema trilobítico. En representación simbólica de un grupo fósil de antiquísimos invertebrados marinos, que son tan característico del registro fósil de esta localidad zaragozana y responsables de unas repercusiones sociales y económicas bastante relevantes para la comunidad.

Muestra de botellas de las tres variedades de vino Muret, con la etiqueta actual. La nueva etiqueta sirve para homogenizar y unificar el aspecto de todas las botellas de la tres variedades de Muret, cosa que no se conseguía con las etiquetas anteriores.

En la producción de los diversos vinos de la bodega Vinae Mureri se utilizan diferentes variedades de uva blanca o negra, según convenga en la formulación de cada variedad de vino, que se cultivan en laderas pizarrosas, situadas a una altitud de entre 805 a 1050 metros, con orientación sur.
Las variedades de uva blanca utilizadas son: Garnacha blanca, Macabeo y Bobal. Las variedades de uva tinta: Garnacha fina tinta, Vidadillo, Tempranillo y Bobal. 
La procedencia de la uva prensada es en un  90% de producción de cultivos propios y el 10% restante, comprada a otros viticultores de la localidad.


El vino "Murero"
Se trata de un vino tinto que pertenece a la categoría denominada "vinos de Reserva" o "de Crianza". Tal categoría especial, se la proporciona el hecho de haber sido sometido a un proceso de envejecimiento, posteriormente al de la vinificación.  Se consigue mediante la permanencia del vino joven dentro de barricas de madera de roble, durante un periodo de tiempo de 14 a 18 meses. En esta bodega, las barricas son un tanto especiales, pues en su construcción se han combinado tablas de maderas procedentes de diversas clases de robles: francés, americano, húngaro y rumano. Con la finalidad de que cada de estas maderas le aporte al vino sus respectivas virtudes organolépticas particulares.


Detalle de la parte frontal, de la botella del vino Murero, en la que se puede ver que luce, en su parte superior, una pequeña etiqueta  circular con el logo del trilobite, impreso en tinta dorada. Debajo otra etiqueta rectangular con el nombre de la variedad de vino.  Recorte de captura de pantalla

Imagen: Cucharete 

Denominación: Vino de la Tierra, Ribera del Jiloca
Tipo: Vino Tinto de Cepas Viejas (50 a 80 años)
Variedades: monovarietal, Garnacha 100%
Envejecimiento: 14 meses en barrica de roble
Alcohol: 14,5%

El origen de este vino está en la fermentación alcohólica de mosto procedente del prensado de uvas de la variedad garnacha
recolectadas de "vides viejas". Con edades siempre superiores a los 50 años, con una edad promedio de 70 años, con bastantes cepas de 80 años y algunas pocas que son centenarias, supervivientes de la terrible y destructiva epidemia de la filoxera, que arrasó las viñas de España. Las cepas, unas y otras, están preferentemente distribuidas en diversas parcelas de cultivo, con ejemplares coetáneos.


El vino anteriormente "Muret etiqueta negra", es actualmente el "Muret Oro"

Una de las tres variedades de vinos de la bodega Vianae Mureri que forman la serie Muret.
Denominación: Vino de la Tierra, Ribera del Jiloca
Tipo: Vino Tinto de Cepas Viejas (50 y 60 años)
Variedad: Garnacha 100%
Envejecimiento: 14 meses en barrica de roble
Alcohol: 14,5%

Detalle de la parte de la etiqueta, actual, del vino Muret Oro, en donde se muestra el logo paleontológico distintivo e identificativo de esta bodega zaragozana. Recorte de captura de pantalla
Imagen: wine-searcher  


El vino anteriormente "Muret plata", actualmente es el "Muret Azul"



Una de las tres variedades de vinos de la bodega Vianae Mureri que forman la serie Muret.

Detalle de la etiqueta antigua del vino Muret Azul en el que se muestra el logo paleontológico distintivo de esta bodega
Recorte de captura de pantalla
Imagen: Weinquellen


Denominación: Vino de la Tierra, Ribera del Jiloca
Tipo: Vino Tinto de Cepas Viejas (60 a 80 años) 
Variedades: monovarietal, Garnacha 100%
Envejecimiento: 18 meses en barrica de roble
Alcohol: 14,5% Vol.


El vino anteriormente "Muret Vidadillo", es actualmente el "Muret Rojo"


Una de las tres variedades de vinos de la bodega Vianae Mureri que forman la serie Muret.

Detalle de la parte inferior de la etiqueta antigua, del vino Muret Vidadillo, en la que se mostraba el logo paleontológico trilobítico, icono distintivo de esta bodega de Murero (Zaragoza). Recorte de captura de pantalla
Imagen: Vino en casa

Denominación: Vino de la Tierra, Ribera del Jiloca
Tipo: Vino Tinto de Cepas Viejas (60 a 80 años) 
Variedades: 80% Vidadillo o Crespiello y 20% Bobal
Envejecimiento: 6 meses en barrica de roble
Alcohol: 14,5% Vol.


El vino "Pizarra Blanca"

El envejecimiento, posterior a la fermentación alcohólica, en compañía de una fina capa de los restos muertos de las levaduras implicadas, da como resultado un vino de gran complejidad y untuosidad, típicas de un vino de una mayor longevidad, que resulta  atípica para un vino blanco joven, como es este.


Aspecto de la etiqueta antigua del vino "Pizarra Blanca", en la que aparece el logo trilobítico, sobre un fondo geométrico. Recorte de captura de pantalla
Imagen: 


Denominación: Vino de la Tierra, Ribera del Jiloca
Tipo: Vino Tinto de Cepas Viejas
Variedades: Garnacha, es mayoritaria en la combinación, con algo de Macabeo y de Robal
Envejecimiento: 3 meses en barrica de roble
Alcohol: 13,5%

Aspecto de la etiqueta moderna del vino "Pizarra Blanca".  Sigue conservando, en su parte superiorRecorte de captura de pantalla
Imagen: VinaeMureri twitter


Fuentes:

- Anónimo. 2005. Vinae Mureri. Garnachas supervivientes. Mi Vino, 01/04/2005
- Anónimo. El oscense Grupo Costa compra su segunda bodega, Vinae Mureri, tras adquirir Irius. Heraldo. 01/08/2015 
- Anónimo. 2o13.  Vinae Mureri S.L. Guía Repsol.
- Anónimo. BODEGAS VINAE MURERI. Classical Wines  
- Anónimo. vino MURERO de bodega Vinae Mureri. santa Canela my comandia
- Anónimo. Vinos de la comarca de Daroca. Turismo de la comarca de Daroca 
- Iglesias Estévez, César 2009. MURET VIDADILLO 2009. Vino en casa
- Loli, S. 2011. CATA DE LOS VINOS DE BODEGAS VINAE MURERI. Loli over the wine 
- Orós Sancho, Francisco. 2015.  El Pizarra Blanca de Bodegas Vinae Mureri (VT. Ribera del Jiloca). Vinos pausados
- Solanilla, José Luis. 2009. Muret Vidadillo, un vino que promete. Heraldo, 16/03/2009

martes, julio 31

Gastronomía ibérica de inspiración paleontológica (10)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida


El Proyecto "Geofood" y su versión española: el Proyecto Geosabores (1)


"Geofood" una manera creativa y gustosa de expresar la vinculación oculta de los alimentos y la gastronomía con la geología local

El término "Geofood" y el concepto explicatico asociado, son creaciones originales del personal del Geoparque Magma, en Noruega. Estaba orientado a la mejora de las condiciones de vida de la población del Geoparques por medio de la revaloración y explotación turística de los recursos alimentarios locales, en asociación con el binomio formado por las excelencias de la gastronomía y geología locales. Este original Proyecto de transformación económica, social y cultural, inicialmente de concepción y aplicación regional, se dio a conocer internacionalmente en 2014, año a partir del que ha ido extendiéndose y adaptándose a las características geológicas, sociales y culturales de otros Geoparques de todo el mundo, que han querido imitar su idea y adaptar a su realidad aquel original proyecto.El proyecto "Geofood", tal como estaba previsto oficialmente, comenzó a aplicarse en los Geoparque nórdico Magma en junio de 2014 y se mantuvo vigente hasta junio de 2016, siendo financiado y evaluado por un programa específico del Kreanord (1), con la finalidad de ayudar a iniciar y desarrollar aquellas actividades más creativas que estaban relacionadas con la transformación de algunos productos alimentarios típicos de las localidades del Geoparque Magma.

Logo del proyecto internacional GEOFOOD que identifica a los negocios de restauración y los productos alimentarios que colaboran con la dirección de los respectivos Geoparques, en el diseño, realización y oferta de los respectivos Geoproductos alimentarios, Geomenús y Geotapas. El bocado del ángulo inferior derecho alude al alto grado de apetitosidad de los alimentos promocionados bajo esta marca internacional.
Imagen:
Geopark Ralsko




El Proyecto español Geosabores

El proyecto Geosabores es la versión española del proyecto nórdico "Geofood", origen de la idea inicial de promocionar algunos de los productos alimentarios "de la tierra", en el que varios Geoparques españoles se han inspirado como marco de referencia y de experiencia. Los primeros Geoparques españoles que se adhirieron al Proyecto Geosabores, siguieron desde el principio los principios y pautas del Proyecto "Geofood" y las experiencias del Geoparque noruego Magma. Los primeros Geoparques españoles en iniciar la aplicación del proyecto Geosabores a su territorio, fueron el Geoparque Sierras Subbéticas (Córdoba), el Geoparque Sierra Norte de Sevilla (Sevilla) y el Geoparque Villuercas-Ibores-Jara (Cáceres).

Los requisitos que oficialmente son mínimos e imprescindibles, para que una materia prima alimentaria pueda ser considerada un auténtico Geoproducto alimentario, un plato preparado pueda ser considerado una verdadera Geotapa o que un conjunto de ellas pueda constituir un auténtico Geomenú, son que los productos agrarios o ganaderos hayan sido obtenidos dentro de los límites del territorio del Geoparque, siguiendo los métodos tradicionales de obtención y que los platos elaborados partiendo de esas materias primas vegetales o animales, sigan procedimientos de transformación artesanales y tradicionales
Además, es muy recomendable y conveniente que el Geoalimento, la Geotapa o el Geomenú hagan alusión expresa a algún elemento geológico o paleontológico de aquellos que son los más característico del patrimonio natural típico del Geoparque. Tal tipo de referencia a la vinculación geográfica y geológica, puede expresarse de diferentes maneras, puede conseguirse por medio de la denominación particular, escogida para designarlo y/o de la forma de presentación visual del plato en su conjunto o/y de la forma particular dada a cada uno de los diversos ingredientes que lo constituyen.



"Geoproductos", "Geotapas" y "Geomenús" alusivos al patrimonio paleontológico español, ofertados en los diferentes Geoparques españoles, (Parte 1ª)


Como ya se ha dicho en otras ocasiones anteriores, la gastronomía es uno de los diversos sectores de la cultura humana que en diversos lugares, épocas y ocasiones, se han visto influidos, más o menos intensamente y directamente, por el registro fósil de su entorno. La realidad de esta afirmación está basada en la constatación de muchos casos españoles y de muchas experiencias internacionales.
En el caso particular de los Geoparques españoles, nuevamente, se ha podido confirmar tal aseveración, pues con ocasión de la celebración anual de diversos eventos conmemorativos de la designación oficial de su territorio como Geoparque, se organizan y celebran actividades gastronómicas relacionadas con el Proyecto matriz Geosabores, en las que se pueden identificar la oferta de diferentes "Geoproductos", "Geotapas" o "Geomenús" en algunos de los diferentes Geoparques españoles.

La diversidad de ingredientes o "Geoproductos" y la variedad de presentaciones y denominaciones en "Geoproductos", "Geotapas" o "Geomenús" presentados en este tipo de celebraciones geogastronómicas es muy grande. Como es lógico y era previsible, en este blog debido a sus objetivos específicos y exclusivos, solamente nos ocuparemos de presentar y comentar las "Geoproductos", "Geotapas" o "Geomenús" que hagan alusión directa al patrimonio paleontologico característico de aquellos Geoparques españoles o portugueses, vinculados al proyecto "Geofood", en cuyo territorio se integran los negocios que realizan la producción, la elaboraciónlas y la oferta. 
Combinando de manera inteligente ciertas dosis de realismo, imaginación, humor y arte, el personal de cocina de los distintos negocios de restauración, consigue transmitir al comensal unos resultados visuales y organolépticos, particulares, más o menos encomiables gustativamente y acordes con las denominaciones inventadas para la ocasión.


Logo representativo del patrimonio paleontológico más característico del Geoparque Sierras Subbeticas: los ammonites. Existe una ruta geoturística dedicada, en exclusiva, a la observación de yacimientos de este grupo de cefalópodos fósiles, con más de 200 MA de antigüedad, cuando este territorio estuvo sumergida bajo las aguas del mar de Tethys, durante el periodo Jurásico. 
Imagen: Geoparque Sierras Subbeticas

El Geoparque Sierras Subbéticas, en la provincia andaluza de Córdoba, fue el primer Geoparque español que se adhirió a la idea nórdica del "Geofood" y que prestó su apoyo a la incipiente Red GEOfood Internacional, en sus inicios, ayudando a finalizar la definición de los criterios esenciales para el desarrollo de GEOalimentos locales, en su proyeccióna nivel internacional. Es por este motivo de pionerismo "geofudiano" por el que se iniciará esta serie por el Geoparque Sierras Subbéticas, la serie de presentaciones relativas a las diferentes ofertas españolas y peninsulares.

El Geoparque Mundial UNESCO Sierras Subbéticas se localiza al sur de la Provincia de Córdoba, coincidiendo con la parte central de la Cordillera Bética. Tiene una extensión de 32.560 hectáreas. Forman parte del mismo ocho municipios: Cabra, Carcabuey, Doña Mencía, Iznájar, Luque, Priego de Córdoba, Rute y Zuheros.
Este Geoparque andaluz se encuentra en una zona geográfica europea, que resulta ideal para realizar estancias vacacionales, durante las que se pueden combinar interesantes experiencias gastronómicas con el conocimiento y disfrute del patrimonio geológico y cultural característicos de esta zona española.




“Los sabores del mar de Tethys” en la oferta gastronómica del Geoparque Sierras Subbéticas  (1)

En el calendario anual del Geoparque Sierras Subbéticas, existen dos hitos festivos muy importantes, por sus repercusiones sociales, económicas y culturales: "La Semana del Geoparque", en primavera, y el "Subbética's Geopark Weekend" en otoño. En ambas celebraciones existen presentaciones de "Geoproductos", "Geotapas" o "Geomenús"  y las oportunidades para que la población autóctona y los visitantes puedan conocerlas, saborearlas y valorarlas.


Mapa geológico simplificado del Geoparque Sierras Subbéticas, en el que aparecen, además de los materiales geológicos, las poblaciones que forman parte, los límites de este espacio protegido, los puntos de interés geoturístico y el itinerario que une   algunos de ellos.
ImagenHombre Geológico

En toda la prensa andaluza y en algún otro medio nacional, desde mediados hasta finales del mes de octubre del año 2016, entre las diversas noticias relacionadas con la celebración del "Subbética's Geopark Weekend", pudo leerse que Antonio García, director del Parque Natural Sierras Subbéticas, había asistido a la VII Conferencia Internacional de Geoparques, enmarcada en el Encuentro Internacional de ‘Geoparques Globales de la Unesco’, celebrada en la ciudad de Devon, en el Reino Unido. El Geoparque Mundial de la UNESCO de la Riviera Inglesa acogió esta séptima edición que reunió a cerca de 700 delegados de los 120 Geoparques que había entonces en todo el planeta.

En la reunión de Devon, ante un numeroso auditorio de expertos, Antonio García pronunció la ponencia titulada ‘Los sabores del mar de Tethys’, un proyecto gastronómico basado en el diseño de platos y el desarrollo de un menú geológico inspirado en los paisajes naturales, formaciones geológicas, minerales y fósiles existentes dentro de los límites del territorio del Geoparque. Aquella ponencia había supuesto una puesta en escena y en valor de la excelente gastronomía cordobesa típica de la comarca de las Subbéticas, ante un auditorio mundial que habría de producir sus frutos rápidamente.


Detalles paleontológicos exhibidos por un cartel publicitario del inicio de la campaña gastrónomia Geosabores en el Geoparque Sierras Subbéticas. Jornada celebrada en el Restaurante del Hotel Zuhayra de la localidad de Zuheros, el 10 de mayo de 2015. 
Consistía el evento   gastronómico en una comida completa para degustar un Geomenú conmemorativo del patrimonio paleontológico del Geoparque.
En el centro del plato  destaca una figura espiral que representa un ammonites, el género de animales más emblemático. En la parte superior del circulo de queso fundido que le rodea, dos figuras de color negro de inconfundible silueta dinosauriana. Fuera de plato, destacan sobre el fondo gris, unos dibujos blancos, representan fauna fósil característica del Geoparrque. Abajo: 3 artejos de crinoideos (izda.) y 3 ammonites (dcha.),  y arriba, 2 belemnites  (dcha.) y un dinosaurio (izda.).
Imagen: Facebook del Hotel Zuhayra de Zuheros
Hay que advertir al lector que con mucha anterioridad a la celebración del encuentro internacional de gestores de Geoparques, procedentes de diferentes países de todo el mundo, asistentes a la VII Conferencia Internacional de Geoparques, celebrado en el Reino Unido, los gestores del Geoparque Sierras béticas y diversas empresas locales ya se habían creado y puesto en marcha esa misma oferta gastrónomica tan particular y bajo ese mismo lema. Tal propuesta gastronómica y el lema ya habían sido presentados al público durante la celebración de la 9ª Semana Conmemorativa de la concesión del título oficial de Geoparque a la zona, por parte de la correspondiente comisión avaluadora de la UNESCO, con la inestimable colaboración del personal del Restaurante del hotel rural Zuhayra, de Zuheros, desde el 23 de abril hasta el 19 de mayo del 2015.

Bajo el lema promocional de la campaña de divulgación de los Geosabores subbéticos: “Los sabores del mar de Tethys”, creado por los responsables del Geoparque Sierras Subbéticas, con la finalidad de promocionar la calidad de las materias primas alimentarias y la oferta gastronómica propias de su territorio y con la intención de crear nuevos productos turísticos y nuevas oportunidades económicas para el turismo de naturaleza, de decidió aprovechar el programa de actividades de las Semanas conmemorativas de la concesión del título oficial de Geoparque, para incluir una Jornada Gastronómica. Celebrada por primera vez, durante la Novena Semana Conmemorativa del Geoparque, celebrada en la primavera del año 2015 y por segunda vez, durante la Décima Semana Conmemorativa, celebrada en la primavera del 2016. Esta "Semana Cultural" está dedicadas a rememorar los méritos geológicos, biológicos, ecológicos y paisagísticos del territorio del Geoparque subbético, pero también a celebrar y compartir los logros naturales, económicoa y culturales conseguidos por la alianza entre la Diputación provincial, los gestores del Geoparque, los ayuntamientos y los habitantes de las Sierras Subbéticas.



Paleontoplatos subbéticos,  jurásicos


De la variada oferta geogastronómica elaborada por el Hotel Rural Zahyra, de Zuheros, que era el negocio hostelero colaborador del Geoparque, en esta entrada se va a prescindir de todos aquellos "geoplatos" que no hacían ninguna alusión al registro fósil del Geoparque. Por lo tanto aquí se presentará una visión voluntariamente parcial de aquel primitivo conjunto original que ha sido formada seleccionando solo dos platos, al haberse aplicado unos criterios temáticos estrictamente paleontológicos. 


Aspecto y contenido de la Carta del Restaurante del Hotel Rural Zuhayra, en abril del 2017. Esta curiosa y sorprendente propuesta Geogastronómica se ofertó en el transcurso de la celebración de la Semana del Geoparque en la primavera del año 2017.
Si se compara este menú de 2017 con el cartel de 2015, se descubre que los "belemnites rellenos" ofrecidos en 2015 y 2016, han desaparecido del Geomenú de 2017 ....y también la "estalagmita el Espárrago" que formaban parte de los ingredientes de la guarnición de entonces.
Imagen: 
Facebook del Hotel Zuhayra de Zuheros


Los dos "paleontoplatos" que han sido seleccionados para esta ocasión, por causa de su designación y por la de sus ingredientes son: "Ammonites relleno" y "Belemnites rellenos", ambos platos se presentarán de forma detallada en la próxima entrada dedicada a este tema. Estos dos platos formaban parte de un conjunto que constituía un Geomenú denominado "Los Sabores del Mar de Tethys" que era ofrecido, desde la primavera del año 2015, en el Restaurante del Hotel Rural Zuhayra, en Zuheros, pequeña población situada en la zona norte del Geoparque. Véase en la figura 4, la imagen promocional del año 2015.
Aquel Geomenú era algo distinto del que se ofrece en la actualidad, pues ha desaparecido el plato denominado "Belemnites rellenos" pero no todos sus ingredientes, solamente los 2 calamrcitos rellenos de marisco que daban nombre al plato, quizá porque no cumplían el requisito fundamental de la filosofía "Geofood" de que los ingredientes principales deben proceder del territorio del Geoparque. Véase en la figura 5, la imagen de la Carta del Restaurante con el contenido del Geomenú de 2017. 
En cualquier caso, y si no tomamos en consideración a los "belemnites rellenos" de los Geomenús de 2015 y 2016, ambos Geomenús habrían sido concebidos y realizados en consonancia con los principios y recomendaciones del Proyecto GeoFood. 
Los paleontoplatos "Ammonites relleno" y "Belemnites rellenos", fueron presentados durante una primera Jornada Gastronómica celebrada el 10 de mayo del año 2015 y también en una segunda Jornada Gastronómica celebrada el 10 de mayo del año 2016.  Ambas Jornadas se realizaron en el comedor del Restaurante del Hotel Rural Zuayra de la localidad de Zuheros. 
Durante la degustación del Geomenú, personal animador especializado, se encargó de ir interpretando, cada uno de los platos del Geomenú que se iban sirviendo, con la finalidad de transmitir a los comensales el significado de cada plato y hacerles ver su relación con el patrimonio natural y cultural del Geoparque Sierras Subbéticas, para procurar que fueran capaces de darle sentido a la actividad gastronómica en la que estaban participando. 


Continuará próximamente