martes, julio 31

Gastronomía ibérica de inspiración paleontológica (10)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida


El Proyecto "Geofood" y su versión española el Proyecto Geosabores (1)


"Geofood" una manera creativa y gustosa de expresar la vinculación oculta de los alimentos y la gastronomía con la geología local

El término "Geofood" y el concepto explicatico asociado, son creaciones originales del personal del Geoparque Magma, en Noruega. Estaba orientado a la mejora de las condiciones de vida de la población del Geoparques por medio de la revaloración y explotación turística de los recursos alimentarios locales, en asociación con el binomio formado por las excelencias de la gastronomía y geología locales. Este original Proyecto de transformación económica, social y cultural, inicialmente de concepción y aplicación regional, se dio a conocer internacionalmente en 2014, año a partir del que ha ido extendiéndose y adaptándose a las características geológicas, sociales y culturales de otros Geoparques de todo el mundo, que han querido imitar su idea y adaptar a su realidad aquel original proyecto.El proyecto "Geofood", tal como estaba previsto oficialmente, comenzó a aplicarse en los Geoparque nórdico Magma en junio de 2014 y se mantuvo vigente hasta junio de 2016, siendo financiado y evaluado por un programa específico del Kreanord (1), con la finalidad de ayudar a iniciar y desarrollar aquellas actividades más creativas que estaban relacionadas con la transformación de algunos productos alimentarios típicos de las localidades del Geoparque Magma.

Logo del proyecto internacional GEOFOOD que identifica a los negocios de restauración y los productos alimentarios que colaboran con la dirección de los respectivos Geoparques, en el diseño, realización y oferta de los respectivos Geoproductos alimentarios, Geomenús y Geotapas. El bocado del ángulo inferior derecho alude al alto grado de apetitosidad de los alimentos promocionados bajo esta marca internacional.
Imagen:
Geopark Ralsko




El Proyecto español Geosabores

El proyecto Geosabores es la versión española del proyecto nórdico "Geofood", origen de la idea inicial de promocionar algunos de los productos alimentarios "de la tierra", en el que varios Geoparques españoles se han inspirado como marco de referencia y de experiencia. Los primeros Geoparques españoles que se adhirieron al Proyecto Geosabores, siguieron desde el principio los principios y pautas del Proyecto "Geofood" y las experiencias del Geoparque noruego Magma. Los primeros Geoparques españoles en iniciar la aplicación del proyecto Geosabores a su territorio, fueron el Geoparque Sierras Subbéticas (Córdoba), el Geoparque Sierra Norte de Sevilla (Sevilla) y el Geoparque Villuercas-Ibores-Jara (Cáceres).

Los requisitos que oficialmente son mínimos e imprescindibles, para que una materia prima alimentaria pueda ser considerada un auténtico Geoproducto alimentario, un plato preparado pueda ser considerado una verdadera Geotapa o que un conjunto de ellas pueda constituir un auténtico Geomenú, son que los productos agrarios o ganaderos hayan sido obtenidos dentro de los límites del territorio del Geoparque, siguiendo los métodos tradicionales de obtención y que los platos elaborados partiendo de esas materias primas vegetales o animales, sigan procedimientos de transformación artesanales y tradicionales
Además, es muy recomendable y conveniente que el Geoalimento, la Geotapa o el Geomenú hagan alusión expresa a algún elemento geológico o paleontológico de aquellos que son los más característico del patrimonio natural típico del Geoparque. Tal tipo de referencia a la vinculación geográfica y geológica, puede expresarse de diferentes maneras, puede conseguirse por medio de la denominación particular, escogida para designarlo y/o de la forma de presentación visual del plato en su conjunto o/y de la forma particular dada a cada uno de los diversos ingredientes que lo constituyen.



"Geoproductos", "Geotapas" y "Geomenús" alusivos al patrimonio paleontológico español, ofertados en los diferentes Geoparques españoles, (Parte 1ª)


Como ya se ha dicho en otras ocasiones anteriores, la gastronomía es uno de los diversos sectores de la cultura humana que en diversos lugares, épocas y ocasiones, se han visto influidos, más o menos intensamente y directamente, por el registro fósil de su entorno. La realidad de esta afirmación está basada en la constatación de muchos casos españoles y de muchas experiencias internacionales.
En el caso particular de los Geoparques españoles, nuevamente, se ha podido confirmar tal aseveración, pues con ocasión de la celebración anual de diversos eventos conmemorativos de la designación oficial de su territorio como Geoparque, se organizan y celebran actividades gastronómicas relacionadas con el Proyecto matriz Geosabores, en las que se pueden identificar la oferta de diferentes "Geoproductos", "Geotapas" o "Geomenús" en algunos de los diferentes Geoparques españoles.

La diversidad de ingredientes o "Geoproductos" y la variedad de presentaciones y denominaciones en "Geoproductos", "Geotapas" o "Geomenús" presentados en este tipo de celebraciones geogastronómicas es muy grande. Como es lógico y era previsible, en este blog debido a sus objetivos específicos y exclusivos, solamente nos ocuparemos de presentar y comentar las "Geoproductos", "Geotapas" o "Geomenús" que hagan alusión directa al patrimonio paleontologico característico de aquellos Geoparques españoles o portugueses, vinculados al proyecto "Geofood", en cuyo territorio se integran los negocios que realizan la producción, la elaboraciónlas y la oferta. 
Combinando de manera inteligente ciertas dosis de realismo, imaginación, humor y arte, el personal de cocina de los distintos negocios de restauración, consigue transmitir al comensal unos resultados visuales y organolépticos, particulares, más o menos encomiables gustativamente y acordes con las denominaciones inventadas para la ocasión.


Logo representativo del patrimonio paleontológico más característico del Geoparque Sierras Subbeticas: los ammonites. Existe una ruta geoturística dedicada, en exclusiva, a la observación de yacimientos de este grupo de cefalópodos fósiles, con más de 200 MA de antigüedad, cuando este territorio estuvo sumergida bajo las aguas del mar de Tethys, durante el periodo Jurásico. 
Imagen: Geoparque Sierras Subbeticas

El Geoparque Sierras Subbéticas, en la provincia andaluza de Córdoba, fue el primer Geoparque español que se adhirió a la idea nórdica del "Geofood" y que prestó su apoyo a la incipiente Red GEOfood Internacional, en sus inicios, ayudando a finalizar la definición de los criterios esenciales para el desarrollo de GEOalimentos locales, en su proyeccióna nivel internacional. Es por este motivo de pionerismo "geofudiano" por el que se iniciará esta serie por el Geoparque Sierras Subbéticas, la serie de presentaciones relativas a las diferentes ofertas españolas y peninsulares.

El Geoparque Mundial UNESCO Sierras Subbéticas se localiza al sur de la Provincia de Córdoba, coincidiendo con la parte central de la Cordillera Bética. Tiene una extensión de 32.560 hectáreas. Forman parte del mismo ocho municipios: Cabra, Carcabuey, Doña Mencía, Iznájar, Luque, Priego de Córdoba, Rute y Zuheros.
Este Geoparque andaluz se encuentra en una zona geográfica europea, que resulta ideal para realizar estancias vacacionales, durante las que se pueden combinar interesantes experiencias gastronómicas con el conocimiento y disfrute del patrimonio geológico y cultural característicos de esta zona española.




“Los sabores del mar de Tethys” en la oferta gastronómica del Geoparque Sierras Subbéticas  (1)

En el calendario anual del Geoparque Sierras Subbéticas, existen dos hitos festivos muy importantes, por sus repercusiones sociales, económicas y culturales: "La Semana del Geoparque", en primavera, y el "Subbética's Geopark Weekend" en otoño. En ambas celebraciones existen presentaciones de "Geoproductos", "Geotapas" o "Geomenús"  y las oportunidades para que la población autóctona y los visitantes puedan conocerlas, saborearlas y valorarlas.


Mapa geológico simplificado del Geoparque Sierras Subbéticas, en el que aparecen, además de los materiales geológicos, las poblaciones que forman parte, los límites de este espacio protegido, los puntos de interés geoturístico y el itinerario que une   algunos de ellos.
ImagenHombre Geológico

En toda la prensa andaluza y en algún otro medio nacional, desde mediados hasta finales del mes de octubre del año 2016, entre las diversas noticias relacionadas con la celebración del "Subbética's Geopark Weekend", pudo leerse que Antonio García, director del Parque Natural Sierras Subbéticas, había asistido a la VII Conferencia Internacional de Geoparques, enmarcada en el Encuentro Internacional de ‘Geoparques Globales de la Unesco’, celebrada en la ciudad de Devon, en el Reino Unido. El Geoparque Mundial de la UNESCO de la Riviera Inglesa acogió esta séptima edición que reunió a cerca de 700 delegados de los 120 Geoparques que había entonces en todo el planeta.

En la reunión de Devon, ante un numeroso auditorio de expertos, Antonio García pronunció la ponencia titulada ‘Los sabores del mar de Tethys’, un proyecto gastronómico basado en el diseño de platos y el desarrollo de un menú geológico inspirado en los paisajes naturales, formaciones geológicas, minerales y fósiles existentes dentro de los límites del territorio del Geoparque. Aquella ponencia había supuesto una puesta en escena y en valor de la excelente gastronomía cordobesa típica de la comarca de las Subbéticas, ante un auditorio mundial que habría de producir sus frutos rápidamente.


Detalles paleontológicos exhibidos por un cartel publicitario del inicio de la campaña gastrónomia Geosabores en el Geoparque Sierras Subbéticas. Jornada celebrada en el Restaurante del Hotel Zuhayra de la localidad de Zuheros, el 10 de mayo de 2015. 
Consistía el evento   gastronómico en una comida completa para degustar un Geomenú conmemorativo del patrimonio paleontológico del Geoparque.
En el centro del plato  destaca una figura espiral que representa un ammonites, el género de animales más emblemático. En la parte superior del circulo de queso fundido que le rodea, dos figuras de color negro de inconfundible silueta dinosauriana. Fuera de plato, destacan sobre el fondo gris, unos dibujos blancos, representan fauna fósil característica del Geoparrque. Abajo: 3 artejos de crinoideos (izda.) y 3 ammonites (dcha.),  y arriba, 2 belemnites  (dcha.) y un dinosaurio (izda.).
Imagen: Facebook del Hotel Zuhayra de Zuheros

Hay que advertir al lector que con mucha anterioridad a la celebración del encuentro internacional de gestores de Geoparques, procedentes de diferentes países de todo el mundo, asistentes a la VII Conferencia Internacional de Geoparques, celebrado en el Reino Unido, los gestores del Geoparque Sierras béticas y diversas empresas locales ya se habían creado y puesto en marcha esa misma oferta gastrónomica tan particular y bajo ese mismo lema. Tal propuesta gastronómica y el lema ya habían sido presentados al público durante la celebración de la 9ª Semana Conmemorativa de la concesión del título oficial de Geoparque a la zona, por parte de la correspondiente comisión avaluadora de la UNESCO, con la inestimable colaboración del personal del Restaurante del hotel rural Zuhayra, de Zuheros, desde el 23 de abril hasta el 19 de mayo del 2015.

Bajo el lema promocional de la campaña de divulgación de los Geosabores subbéticos: “Los sabores del mar de Tethys”, creado por los responsables del Geoparque Sierras Subbéticas, con la finalidad de promocionar la calidad de las materias primas alimentarias y la oferta gastronómica propias de su territorio y con la intención de crear nuevos productos turísticos y nuevas oportunidades económicas para el turismo de naturaleza, de decidió aprovechar el programa de actividades de las Semanas conmemorativas de la concesión del título oficial de Geoparque, para incluir una Jornada Gastronómica. Celebrada por primera vez, durante la Novena Semana Conmemorativa del Geoparque, celebrada en la primavera del año 2015 y por segunda vez, durante la Décima Semana Conmemorativa, celebrada en la primavera del 2016. Esta "Semana Cultural" está dedicadas a rememorar los méritos geológicos, biológicos, ecológicos y paisagísticos del territorio del Geoparque subbético, pero también a celebrar y compartir los logros naturales, económicoa y culturales conseguidos por la alianza entre la Diputación provincial, los gestores del Geoparque, los ayuntamientos y los habitantes de las Sierras Subbéticas.



Paleontoplatos subbéticos,  jurásicos


De la variada oferta geogastronómica elaborada por el Hotel Rural Zahyra, de Zuheros, que era el negocio hostelero colaborador del Geoparque, en esta entrada se va a prescindir de todos aquellos "geoplatos" que no hacían ninguna alusión al registro fósil del Geoparque. Por lo tanto aquí se presentará una visión voluntariamente parcial de aquel primitivo conjunto original que ha sido formada seleccionando solo dos platos, al haberse aplicado unos criterios temáticos estrictamente paleontológicos. 


Aspecto y contenido de la Carta del Restaurante del Hotel Rural Zuhayra, en abril del 2017. Esta curiosa y sorprendente propuesta Geogastronómica se ofertó en el transcurso de la celebración de la Semana del Geoparque en la primavera del año 2017.
Si se compara este menú de 2017 con el cartel de 2015, se descubre que los "belemnites rellenos" ofrecidos en 2015 y 2016, han desaparecido del Geomenú de 2017 ....y también la "estalagmita el Espárrago" que formaban parte de los ingredientes de la guarnición de entonces.
Imagen: 
Facebook del Hotel Zuhayra de Zuheros


Los dos "paleontoplatos" que han sido seleccionados para esta ocasión, por causa de su designación y por la de sus ingredientes son: "Ammonites relleno" y "Belemnites rellenos", ambos platos se presentarán de forma detallada en la próxima entrada dedicada a este tema. Estos dos platos formaban parte de un conjunto que constituía un Geomenú denominado "Los Sabores del Mar de Tethys" que era ofrecido, desde la primavera del año 2015, en el Restaurante del Hotel Rural Zuhayra, en Zuheros, pequeña población situada en la zona norte del Geoparque. Véase en la figura 4, la imagen promocional del año 2015.
Aquel Geomenú era algo distinto del que se ofrece en la actualidad, pues ha desaparecido el plato denominado "Belemnites rellenos" pero no todos sus ingredientes, solamente los 2 calamrcitos rellenos de marisco que daban nombre al plato, quizá porque no cumplían el requisito fundamental de la filosofía "Geofood" de que los ingredientes principales deben proceder del territorio del Geoparque. Véase en la figura 5, la imagen de la Carta del Restaurante con el contenido del Geomenú de 2017. 
En cualquier caso, y si no tomamos en consideración a los "belemnites rellenos" de los Geomenús de 2015 y 2016, ambos Geomenús habrían sido concebidos y realizados en consonancia con los principios y recomendaciones del Proyecto GeoFood. 
Los paleontoplatos "Ammonites relleno" y "Belemnites rellenos", fueron presentados durante una primera Jornada Gastronómica celebrada el 10 de mayo del año 2015 y también en una segunda Jornada Gastronómica celebrada el 10 de mayo del año 2016.  Ambas Jornadas se realizaron en el comedor del Restaurante del Hotel Rural Zuayra de la localidad de Zuheros. 
Durante la degustación del Geomenú, personal animador especializado, se encargó de ir interpretando, cada uno de los platos del Geomenú que se iban sirviendo, con la finalidad de transmitir a los comensales el significado de cada plato y hacerles ver su relación con el patrimonio natural y cultural del Geoparque Sierras Subbéticas, para procurar que fueran capaces de darle sentido a la actividad gastronómica en la que estaban participando. 


Continuará próximamente


jueves, junio 21

Los fósiles como motivo temático en la numismática ibérica (2)

 por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Universitat de Lleida.

!Una representación del registro fósil ibérico en monedas británicas! 

Introducción

Las monedas acuñadas en la Península Ibérica, fundamentalmente españolas o portuguesas, nunca han sido proclives a conmemorar sucesos científicos, ni a mostrar elementos sobresalientes del patrimonio natural, ni a honrar a grandes hombres o mujeres que dedicaron su vida a la Ciencia. De la divulgación, gráfica y muy breve, de esos asuntos tan particulares, tradicionalmente se han encargado la Filatelia y la Marcofília
Tanto la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre como el Servicio de Correos de España, no se han prodigado excesivamente en la promoción y divulgación de los temas antes mencionados. Parece ser que estos aspectos del conocimiento humano y del patrimonio natural, histórico y cultural no gozan de una alta valoración social, y a la vista de los resultados, tampoco parecen gozar de la suficiente consideración gubernamental. La actual situación de baja relevancia social y poca estimación gubernamental de la Ciencia y de l@s científic@s, no parece que vaya a mejorar demasiado en el futuro inmediato. 
Por suerte para la numismática de contenido paleontológico que es el tema que hoy nos ocupa en este blog, se sabe que toda regla tiene sus excepciones. Las monedas que se presentan en esta entrada, son una muestra clara de que existen este tipo de excepciones. Personalmente, hubiera preferido que las monedas de contenido atípicamente paleontológico de las que se tratara en este blog, fuesen españolas en vez de extrajeras. Para vergüenza de los responsables de nuestras instituciones especializadas en la elección de motivos temáticos, diseño de contenido y acuñación de moneda nacional, hoy nos vemos obligados a tratar sobre unas monedas ibéricas británicas. Sí, se trata de unas raras monedas británicas, pero de circulación y uso territorial muy restringido, pues solo son válidas en el minúsculo territorio autónomo de Gibraltar. Pero a pesar de tratarse de un exótico localismo, hasta ahora muy poco conocido fuera de "La Roca", el coleccionismo numismático especulativo y las subastas en Internet, han conseguido que estas raras monedas hayan adquirido una gran popularidad mundial. Según la información que aparece en las noticias de medios de comunicación británicos, parece ser que algunos ejemplares se están ofreciendo y comprando por unas cifras dinerarias verdaderamente disparatadas.


Vídeo sensacionalista de una noticia en la que se anuncia que unas raras monedas gibraltareñas de 1 libra, con una calavera en una de sus caras, se están vendiendo en eBay por cifras que multipican por 1oo, 1000 o 10000 su valor nominal.
Imágenes: Youtube


El hallazgo del cráneo neandertal gibraltareño, en 1848


El descubrimiento accidental de un cráneo de mujer neandertal en 1848, durante los trabajos de laboreo en la cantera de Forbes, en la base de la Cara Norte del Peñón de Gibraltar, supuso una revolución científica en la Paleoantropología de mediados del siglo XIX. Posteriormente se han encontrado otros fósiles también neandertales, en el cercano abrigo de Devil’s Tower (1926), consistentes en un fragmento de cráneo infantil, y recientemente material lítico en otras grandes cavidades (Cueva de Gorham, Vanguard, Ibex, Bray, etc.), abren una interesante línea de trabajo en los aspectos científicos y patrimoniales del karst en el Estrecho de Gibraltar. Los diversos hallazgos realizados en Gibraltar le confirman, como un lugar privilegiado del registro fósil cuaternario en la zona 
más occidental de la costa del Mediterráneo, imprescindible en la reconstrucción de la historia paleontológica y paleoclimática del Pleistoceno superior.


La moneda conmemorativa británica, de 20 peniques gibraltareños, emitida en el año 2004

Se trata de una moneda muy curiosa, no solo por el inusual contenido paleontológico que muestra en el reverso, sino también por la original forma heptagonal de su contorno, con los siete ángulos del borde externo muy redondeados. La angulosidad de los siete ángulos del heptágono, se aprecian mucho mejor en el contorno del rebaje interior que contiene la representación del cráneo neandertal y la inscripción conmemorativa del descubrimiento de 1848. Si se comparan las tres fechas grabadas, la del rebaje interior con las que aparecen en el borde elevado: 1704-2004, se puede ver que hay una discordancia. La explicación de tal discordancia está en que es una moneda doblemente conmemorativa: por un lado se celebra la conquista de Gibraltar por los ingleses en 1704 y por otro el descubrimiento del cráneo neandertal en 1848 en Gibraltar.


Aspecto de las dos caras de la moneda gibraltareña. Anverso con la figura de la reina Isabel II de Inglaterra y reverso con el cráneo neandertal de 1848.
Imagen: World of coins Forum

País: Gibraltar
Serie: 20 peniques de Gibraltar
Emisión: una única acuñación, en 2004
Distribución: puesta en circulación por causa conmemorativa
Ceca: Pobjoy Mint, Surrey, Gran Bretaña
Composición: Cuproniquel
Forma: heptagonal (7-angular)
Borde:  Elevado con la leyenda incisa por ambos lados, liso o no ranurado
Peso: 4,94 gramos
Diámetro: 21,4 mm
Valor facial: 20 peniques de Gibraltar. No tiene validez en Gran Bretaña, pero los coleccionistas pagan grandes sumas por algunos ejemplares "especiales"
Descripción: Anverso: Busto de perfil de la reina Isabel II. Relieve numismático diseñado y realizado por el escultor Raphael David Maklouf. Reverso: cráneo neandertal encontrado en Gibraltar en 1848. Relieve numismático diseñado y realizado por el escultor Philip Nathan
Rotulación: Anverso: ELIZABETH II - GIBRALTAR - RDM (Acrónimo del nombre del escultor: Raphael David Maklouf). Reverso: 1704-2004 TWENTY 20 PENCE. DISCOVERY OF NEANDERTHAL SKULL IN GIBRALTAR 1848
Conmemoración: A- Tercer centenario de la toma de Gibraltar por parte de la flota angloholandesa comandada por George Rooke y el príncipe de Hesse-Darmstadt. La intención del ataque era la de añadir la fuerte plaza de Gibraltar a la causa del Archiduque Carlos. La toma de Gibraltar tuvo lugar el 4 de agosto de 1704 en el contexto de la Guerra de Sucesión Española.
B- Hallazgo del cráneo neandertal encontrado en Gibraltar en 1848



Las 9 monedas conmemorativas británicas, de 1 libra gibraltareña, emitidas desde el año 2005 hasta el 2013...


El segundo tipo de moneda gibraltareña con contenido paleontológico, tiene un valor de 1 libra y conmemora el descubrimiento del cráneo neandertal en 1848, un hecho arqueológico y paleontológico de enorme relevancia científica y transcendencia histórica. Por este motivo no es extraño que el gobierno del el minúsculo territorio autónomo de Gibraltar, haya querido dedicarle varias emisiones numismáticas. Por la información que se ha podido encontrar en Internet, almenos, serían 9 las emisiones realizadas. Además de la emisión única de 2004, en que se acuñó una moneda de 20 peniques, en años sucesivos el gobierno gibraltareño ha ido sacando varias emisiones. Si se comparan los diseños de las diversas acuñaciones se puede constatar que muestran algunas diferencias formales. Tales diferencias afectan sobre todo al texto y la fecha de emisión y aparecen únicamente en la cara de las monedas en las que se muestra el busto, de perfil, de la reina Isabel II de algunas emisiones. La otra cara de las monedas, aquella en las que se muestra el famoso cráneo fósil, se ha mantenido imperturbable a lo largo de los años, en las sucesivas emisiones. Parece evidente que en las sucesivas emisiones, se mantuvo el uso de uno de los cuños, el correspondiente a la cara del cráneo neandertal, mientras que el cuño de la cara de la reina, se fue modificando introduciendo algunos cambios.


Aspecto de las  dos caras de la moneda gibraltareña. Anverso con la figura de la reina Isabel II de Inglaterra y reverso con el cráneo neandertal de 1848.
Imagen: Coin Types from Gibraltar

País: Gibraltar
Serie: 1 libra de Gibraltar
Emisión: diferentes acuñaciones, 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013...
Distribución: puesta en circulación por causa conmemorativa
Ceca: Pobjoy Mint, Surrey, Gran Bretaña
Composición: Níquel-latón
Forma: Redonda
Peso: 9.5 gr
Diámetro: 22.5 mm
Espesor: 3.15 mm

Valor facial: 1 libra de Gibraltar. No tiene validez en Gran Bretaña, pero los coleccionistas pagan grandes sumas por algunos ejemplares "especiales"
Descripción: Anverso: Busto de perfil de la reina Isabel II. Relieve numismático diseñado y realizado por el escultor Raphael David Maklouf. Reverso: cráneo neandertal encontrado en Gibraltar en 1848. Relieve numismático diseñado y realizado por el escultor Philip Nathan
Rotulación: anverso, de 2005 a 2011, el texto del  de esta monedas es: ELIZABETH II - GIBRALTAR - RDM (Acrónimo del nombre del escultor: Raphael David Maklouf). De 2012 a 2013, el texto del anverso cambia para pasar a ser: ELIZABETH II QUEEN OF GIBRALTAR RDM 
Reverso: De 2005 a 2013, el texto del reverso de la moneda se ha mantenido sin modificaciones siendo: ONE POUND DISCOVERY OF NEANDERTHAL SKULL IN GIBRALTAR 1848
Conmemoración: "Descubrimiento de una calavera de Neanderthal en Gibraltar"



Fuentes:

- Anónimo. Cantera de Forbes. Gibraltar. H. neandertalensis. Historialia
- Anónimo. Neanderthals in Gibraltar. Wikipedia
Anónimo.  Coin 20 Pence (Neanderthal Skull)Coin catalog. Colnect
Anónimo. Gibraltar 1 pound, 2005, "Discovery of a Neanderthal Skull on Gibraltar". Catawiki
Anónimo. Gibraltar 1 pound 2013 "Discovery of a Neanderthal Skull on Gibraltar". Catawiki 
- Anónimo. "1 Pound, Elizabeth II & Neanderthal Skull - Type 1". Numista
- Anónimo. "£5,000 bid for Gibraltar £1 coin". Gibraltar Panorama, 08/02/2018
- Evans, Tara. "MAKE A MINT ‘Rare’ £1 Gibraltar Neanderthal skull coin sells for £5,000 on eBay – could you cash in too?" . The Sun, 06/02/2018
- Hodgkin, Emily. 2017. "eBay: £1 coin worth £15,000 - do YOU have one of these rare pound coins worth a mint?". Express, 15/10/2017

jueves, mayo 31

Usos emblemáticos del Registro fósil ibérico (4)

Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida



Los dinosaurios ibéricos usados como emblema (1)



Los restos fósiles de dinosaurios españoles y portugueses, constituyen un ejemplo inmejorable de aquellos tipos de fósiles ibéricos que, en los últimos 30 años, han resultado ser los fósiles más carismáticos y, por tanto, los más aptos para ser preferidos como emblema.
Las justificaciones sociales apuntadas para la elección de este tipo de animales, coinciden en casi todos los casos con las que se mencionaron en la entrada anterior dedicada al uso emblemático de fósiles y que en el caso particular de este tipo de animales se pueden resumir con el término "dinomanía" acuñado por el veterano dinosauriólogo José Luís Sanz.
Este tipo de impresionantes animales, extintos hace hoy cerca de 65 millones de años, que han hecho aumentar las vocaciones paleontológicas de forma exponencial, durante estos últimos 35 años, también han hecho brotar como hongos, por todas las comarcas que conservan sus restos, una gran cantidad de ofertas económico-culturales y servicios lúdico-educativos, relacionados con la exhibición de sus restos, por medio del denominado turismo cultural, geoturismo y turismo dinosauriológico. 


Las actividades consisten, según las ofertas disponibles, en recorrer rutas icnológicas, visitar centros de interpretación y museos paleontológicos, donde observar restos reales, réplicas y reproducciones a diferentes escalas, asistir a proyecciones audiovisuales, participar en talleres de excavación ficticia de huesos ficticios. Muchos equipamientos están dotados de su correspondiente sección de “merchandaising” de innumerables productos dinosaurianos.
La oferta turística se completa cuando existen parques temáticos cercanos, las rutas aparecen ambientadas con reproducciones de gran parecido y esculturas populares de dudosa calidad. 


Para que los turistas poco informados no se pierdan la visita a ningún yacimientos, se plantan carteles informativos o promocionales en las carreteras secundarias, en las periferias de los pueblos y en las plazas de las aldeas. En todos los rincones visitables aparecen de guías homologados, guías “piratas”, cicerones improvisados o avispados vendedores de toda clase de "piedras" y hasta se han creado empresas o negocios locales que en su nombre, su logo o en su oferta comercial, han incorporado, alguna palabra, más o menos, relacionada con estos sorprendentes y magníficos reptiles mesozoicos, o con alguno de los tiempos geocronológicos en los que vivieron, sobreabundando adjetivos calificativos tales como "jurásico" o "cretácico".



Escultura, a tamaño natural, representando el hipotético aspecto que supuestamente pudieran haber tenido los  dinosaurios "arcosaurios" que, hace unos doscientos treinta millones de años, dejaron impresas las huellas de sus pisadas en un lugar de Santisteban del Puerto (Jaén). Fotografía de Pedro Salido López
Imagen: Santisteban.EU

Los distintos emblemas dinosaurianos diseñados especificamente y usados localmente, asumen básicamente funciones de imagen de marca comercial o de hitos geográfico-identitarios y por tanto cumplen una finalidad diferenciadoras e identificadoras, para cada oferta turística en particular.

Tanto si se trata de bienes de consumo como si se trata de servicios, los emblemas que los representan y anuncian, pueden adoptar formas y soportes muy diferentes. Pudiendo estar relacionados con sectores sociales muy variados, tales como los dedicados a actividades recreativas y culturales como pueden ser los eventos deportivos y culturales, los concursos literarios o gráficos, las pruebas deportivas, el geo-turismo, etc.. También están implicadas actividades creativas tales como puedan ser: la construcción y la decoración, la alimentación y las bebidas, la ropa y los complemento, el diseño gráfico y la publicidad, etc., etc.

Nota: En este trabajo se han descartado todos aquellos casos en los que el uso emblemático paleontológico esté desvinculado de cualquier yacimiento real que pudiera existir en el ámbito local o comarcal. Debido a que en estos casos el uso emblemático es puramente oportunista y solamente se corresponden con vinculaciones imaginarias o irreales, sin ninguna justificación de tipo científico ni paleontológico. Tal sería el caso de los logos y nombres alusivos usados por de ciertos parques recreativos o exposiciones temporales temáticas, así como ciertos negocios de venta de productos diversos, hipermercados, jugueterías, etc.


Emblemas dinosaurianos en Andalucía (1)

Los escasísimos restos de dinosaurios o de reptiles similares que, hasta ahora, han sido hallados en Andalucía son producto de hallazgos de una extremada rareza, razón por la que se les otorga un extraordinario valor testimonial en el ámbito regional. La causa de tal situación de extrema escasez de restos de dinosaurios hay que buscarla en la paleogeografía y en la historia geológica andaluza. 


Las tres grandes unidades geomorfológicas que se suelen diferenciar en Andalucía: Sierra Morena, Depresión del Guadalquivir y Sierras Béticas, revelan con claridad las distintas etapas y condiciones geológicas durante su formación. Materiales mesozóicos hay muy pocos y por tanto pocas posibilidades de hallar restos de dinosaurios.

ImagenHistoria geológica de Andalucía 

Cuando los dinosaurios campaban por muchos otros lugares de las diversas regiones de la Península ibérica, entonces, casi todo el actual territorio de Andalucía, yacía bajo el mar formando parte de su fondo marino. Cuando los últimos dinosaurios se extinguieron, a finales del Cretácico, la mayor parte del actual territorio de Andalucía, aún seguía yaciendo bajo el mar, este es el motivo por el que en todo el territorio andaluz, en las rocas sedimentarias predominan los restos fósiles de organismos marinos. 


Santisteban del Puerto (Jaén)

Una excepción a lo anteriormente dicho, la constituyen las huellas de pisadas de "dinosaurios" halladas en la localidad jiennense de Santisteban del Puerto, población situada en el centro de la comarca del Condado, en las estribaciones de Sierra Morena. Este es uno de los dos únicos yacimiento de icnitas de dinosaurio localizados, hasta ahora, en Andalucía


Un poco de historia social

El lugar del hallazgo se conoció inicialmente como el Yacimiento de Erillas Blancas. Esta denominación hacía referencia al uso tradicional dado a aquel lugar desde muy antiguo, dejar secar y trillar el cereal, tras la siega. Fue a principios de los años 60 cuando Luís Ramírez Plaza, entonces un estudiante santistebeño, descubrió casualmente la existencia de un conjunto de extrañas marcas (icnitas) en la superficie de la roca de arenisca en aquel lugar. Inmediatamente el joven descubridor puso en conocimiento de sus profesores el hallazgo realizado, las cuales tras visitar el lugar se dieron cuenta de la posible importancia científica de aquellas marcas y lo comunicaron a alguns geólogos que pasaron por la población, pues realizaban estudios de campo en la comarca. 
A partir de entonces se interesaron algunos paleontólogos en su estudio: López-Garrido en 1969, Albert Félix Lapparent en 1971, Alberto Pérez-López en 1996 y G. R. Demathieu y Félix Pérez Lorente en 1999. Posteriormente otros paleontólgos como los hermanos Jesús y Matías Reolid han seguido estudiando el yacimiento santistebeño intentando desentrañar el enigma de las icnitas de dinosaurio anómalas

Debido a su extraordinaria importancia regional, por causas científicas, paleontológicas y patrimoniales, el lugar del hallazgo fue declarado Monumento Natural, el 23 de noviembre de 2001, por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. 
Algunos años antes, en 1998, el ayuntamiento y la diputación provincial de Jaén, ya se habían puesto de acuerdo en la conveniencia de señalizar el lugar, darlo a conocer al público forastero y aprovechar el atractivo de su misteriosa singularidad para promocionarlo turísticamente, con la intención de reconvertir un yacimiento paleontológico en un "yacimiento de empleo" generador de ingresos para algunos habitantes de la localidad.


Un niño cabalgando la estatua del dinosaurio de las Erillas Blancas, el día de la inauguración oficial, mientras al fondo, dos de los tres escultores observan la escena. Fotografía de Manuel Collado, aparecida el 12 de julio de 1999 en el Diario de Jaén.
Imagen: Santisteban.EU

En 1999, se construyó en un pequeño pabellón enrejado, para preservar las huellas del desgaste causado por las inclemencias del tiempo y evitar el acceso de personas indesables. La edificación, diseñada por el arquitecto Bernabé J. Reche, se realizó con materiales constructivos locales y tradicionales, como son la piedra y la madera. Además se adecuó el entorno con el trazado de caminos de tierra, aparcamiento para coches, la plantación de árboles y la instalación de algunos bancos, barandillas, paneles informativos, focos y una fuente de agua. 


Instantánea del día de la inauguración oficial del Paraje Icnológico de las Erillas Blancasen la que aparece un grupo de humanos junto a la estatua del dinosaurio de Santisteban. En la izquierda, los dos responsables políticos, el alcalde y la Delegada provincial de Cultura. En la derecha los tres responsables artísticos. Fotografía de Manuel Collado, aparecida el 12 de julio de 1999 en el Diario de Jaén.
Imagen: Santisteban.EU


La inversión total necesaria para realizar este proyecto de conservación del patrimonio natural y de estímulo turístico, era de 4.550.617 pesetas (27.087 €). Las obras fueron subvencionadas en su mayor parte por la Asociación para el Desarrollo Rural de la Comarca de El Condado (Asodeco), con una cantidad de 3.191.732 pesetas  (18.998 €), provenientes del programa europeo "Leader II" y el resto por la Diputación provincial.
El espacio que fue dedicado a la conmemoración y preservación del conjunto de icnitas de dinosaurio de Santisteban del Puerto, oficialmente se denomina Monumento Natural y Zona recreativa de las "Pisadas de Dinosaurio "

Vídeo de la Inauguración del Área Recreativa del Dinosaurio, en Santisteban del Puerto (Jaén), el 10 de julio de 1999 emitido por Canal Sur.


En la actualidad, casi veinte años más tarde, el lugar que conmemoraba el hallazgo del conjunto de enigmáticas icnitas triásicas de Santisteban del Puerto, aparece algo cambiado, pues en años sucesivos el ayuntamiento ha ido instalando diversos elementos tales como diversos juegos infantiles, luego se construyeron tres esculturas de cemento armado, no demasiado realistas, representando tres tipos de dinosaurios populares, cuyo conjunto constituye una zona recreativa familiar e infantil denominada "Parque del Arcosaurio". Las esculturas que lo ambientan temáticamente, por su aspecto, parecen representar un tiranosaurio, un estegosaurio y un "carnosaurio". La fidelidad del parecido resulta discutible, pero si no llegan a satisfacer las expectativas morfológicas y estéticas de un paleontólogo, sí satisfacen las ansias de muchos grupos familiares y escolares, de inmortalizar fotográficamente su visita al lugar. El estegosaurio, representado a cuatro patas, es la figura que resulta más accesible para que grupos de pequeños aventureros, escalen el dinosaurios, se encaramen sobre su lomo y sus placas, sirviendo como pacífica cabalgadura de fantasías infantiles.  Finalmente, se completó el equipamiento del Área  recreativa con la edificación del Restaurante Samper que ofrece los servicios tipicos de un negocio de este tipo 


Mural de obra, que anuncia a los automovilistas que pasan por la carretera A-312, el nombre del lugar. Si se observa con atención el mural, además del dinosaurio saltarín de la derecha, en la parte baja, se pueden ver unos trazos que representan las icnitas del lugar. Captura de pantalla de un vídeo oficial, promocional de los
Espacios Naturales de Jaén
Imagen: Área Recreativa Huellas de Dinosaurio (Santisteban del Puerto)


La escultura del dinosaurio

Ahora como en 1999, el lugar sigue estando presidido y señalizado estratégicamente por la misma escultura de hierro oxidado representante de aquellos hipotéticos dinosaurios autores de las icnitas misteriosas hace 230 millones de años. Aunque de modestas dimensiones, al estar erigida sobre un pequeño domo de piedra resulta muy visible para los usuarios de la carretera cercana (A-312, km 46-47), a solo 6 m. de distancia.
La estatua del dinosaurio bípedo, tridáctilo y rampante, de color marrón oscuro, faz sonriente y boca dentuda que sirve como reclamo visual para atraer la atención de los conductores que pasan, a menos de 6 m. de distancia, por la ruta que une Santisteban con Navas de San Juan, también sirve para identificar el lugar del hallazgo de las enigmáticas icnitas y además para simbolizar a sus ignotos autores, dando a conocer el posible aspecto que pudo haber tenido uno de aquellos dinosaurios. Se trata pues de una obra artística, pero también es un icono paleontológico por su función simbólica y su finalidad informativa.

El dinosaurio sonriente, en primer plano, detrás la carretera
Fotografía de Carlos Cid Gaitán
Imagen: Monumento Natural “Huellas de Dinosaurios” 

La hipotética anatomía de la emblemática escultura dinosauriana, es el resultado artístico de una concepción y realización colectiva. Parece ser que la escultura fue un proyecto colaborativo, realizado por tres escultores: Francisco Corell, Vicente Cortina y Mariano Poyatos,  aunque parece ser que Mariano Poyatos tuvo más responsabilidad y protagonismo. Nada sabemos de quienes fueron sus asesores científicos o en qué documentación paleontológica se inspiraron para concebir el aspecto de su criatura metálica. 

Se dice que está forjada en un material especialmente resistente a la intemperie, el acero naval, para que la escultura pueda aguantar sin demasiados problemas el paso del tiempo, pues al estar situada al aire libre tendría que resistir bien las inclemencias de la intemperie. La estatua del "dinosaurio desconocido" de Santisteban es de dimensiones relativamente modestas, pues está realizada a tamaño natural, mide 2 m. de altura por 3 m. de longitud y pesa 1.800 kilos.


Un emocionado visitante recién llegado al lugar, saluda amistosamente al dinosaurio emblemático de este yacimiento de icnitas. 
Al fondo, a la derecha, se ve el pequeño edificio que alberga el conjunto de icnitas dinosaurianas. Además de guarecer las huellas fosilizadas frente al desgaste de las inclemencias de la intemperie, también las protege contra la avaricia de los expoliadores.
Imagen: Turismo de Andalucía


Las icnitas enigmáticas

El elemento natural que da valor científico y patrimonial a este importante yacimiento paleontológico, es el conjunto de 24-28 huellas tridáctilas, dejadas por las pisadas de varios  dinosaurios por este punto del territorio. El yacimiento de Icnitas de las Erillas Blancas que concentra las 24-28 huellas de pisadas de algún tipo desconocido de dinosaurio, en una superficie de tan solo unos 18-20 metros cuadrados, hasta hace muy pocos años había resultado ser un yacimiento muy enigmático para los icnólogos y los dinosauriólogos. La razón del enigma está en que la colocación casi paralela de los tres dedos y sobre todo que el dedo central sea más corto que los dos laterales, estas características morfológicas han hecho   únicas en el mundo, a este conjunto de huellas fósiles de pisadas dinosaurians, pues hasta ahora, no se conocían otros casos similares de icnitas semejantes.

Fotografía en la que se muestra la comparación de tamaños de un pie humano y las icnitas de los dinosaurios que vivieron en estos parajes andaluces o que, al menos, los atravesaron en alguna de sus rutas migratorias. Fotografía de Francisco Vega, aparecida el 15 de julio de 1999 en el diario El Mundo.
Imagen: Santisteban.EU


Las huellas aparecen impresas en un paquete subhorizontal de areniscas triásicas, que aflora al lado de la carretera C-312 que comunica Santisteban del Puerto con Navas de San Juan.
Las huellas no son todas iguales, sino que en unas zonas son más superficiales y otras más profundas, alcanzando de uno hasta nueve centímetros de profundidad, indicando la mayor o menor hidratación del sedimento en el momento de la estampación. 

Cada icnita está compuestas por tres elementos o marcas alargadas, cóncavas; dos laterales, largas, y una central más corta, situada en una posición algo retrasada. Las marcas laterales forman un ángulo muy pequeño con la central son casi parlelas y tienen una longitud media de 33 centímetros, mientras que la marca central alcanza los 19 centímetros. No se trata de simples depresiones de forma semicilíndrica, pues en algunas se pueden observar algunas constricciones que definen almohadillas o callosidades subdigitales.


Durante años, los visitantes más vandálicos y ansiosos de trofeos fáciles, han ido arrancando, los agudos y pequeños dientes al indefenso animal, hasta dejarlo completamente desdentado.
Imagen: Área Recreativa Huellas de Dinosaurio 

Inicialmente y hasta tiempos muy recientes, los primeros paleontólogos que las investigaron las consideraron pertenecientes a alguna especie desconocida de dinosaurio bípedo y tridáctilo, del Triásico. Posiblemente se trataba de alguna especie primitiva de dinosaurios que pertenecía al grupo de los Arcosaurios. 
Las huellas, cuya cronología se ha calculado a partir de los restos fosilizados de polen, esporas y fragmentos de vegetales, contenidos en muestras de roca de naturaleza semejante y de edad  geológica equivalente, extraídas en el arroyo de La Canaleja, un lugar muy cercano, indicarían que tienen una antigüedad superior a los 230 millones de años, por lo que probablemente corresponden al Triásico superior y más concretamente al Carniense  inferior


El misterioso origen de las icnitas enigmáticas fue resuelto en 2015 


El año 2015 los doctores Reolid Pérez, Matías (Universidad de Jaén) y Jesús (Universidad de Hamburgo), proponían una identidad más precisa para el dinosaurio autor de las "Huellas de Dinosaurio de las Erillas Blancas". En su obra titulada Vertebrados fósiles de Jaén: Interpretación paleoecológica, publicación editada por Servicio de Publicaciones de la Universidad de Jaén.


Ilustración de la obra citada, más arriba, en la que se representa cómo se estamparon las icnitas anómalas.
Imagen: Santisteban eu

Matías y Jesús Reolid, en el capítulo dedicado al Triásico, 
proponen que el dinosaurio autor de las enigmáticas huellas del yacimiento de Erillas Blancas tuvo que ser un Terópodo, del tipo Carnosaurio, cuando avanzaba en una zona inundada en posición de seminatación, sobre una lámina de agua suficientemente profunda como para que no pudiera apoyar completamente el pie sobre el fondo, sino solamente los tres dedos principales.

Ahora que se tiene una mayor certeza científica que en 1999, sobre quienes pudieran haber sido los autores de las huellas y cuál pudo ser su aspecto aproximado, quizás ha llegado la hora de jubilar al sonriente dinosaurio desdentado, sin hacerlo desaparecer en el fondo de un almacén municipal, y otorgar la representación emblemática del lugar y de las icnitas anómalas que ya no son enigmáticas, a una nueva escultura inspirada en los rasgos más típicos de un carnosaurio tipo...



Fuentes:

Anónimo. Yacimiento de Icnitas de Erillas Blancas. Santisteban del Puerto (Jaén)Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.  
- Anónimo. Huellas de Dinosaurio de Santisteban del Puerto (Jaén). Turismo de Andalucía Junta de Andalucia
- Anónimo. Monumento Natural Huellas de Dinosaurio. Medio Ambiente. Junta de Andalucia
- Caballero, Miguel Ángel. 2013. Santisteban del Puerto: Tras las huellas de los dinosaurios Miguel Ángel Caballero blog 20/03/2013   
- Collado, Manuel. 1999. Huellas Dinosaurios, Diario Jaén, Lunes 12 julio 1999 
- Mercado Pérez, Jacinto. 2003. Huellas enigmáticas. El yacimiento de ignitas de las Erillas BlancasLa Raíz, 1, p. 20-23
- Mercado Pérez, Jacinto. 2017. Enigma resueltoSantisteban eu 22/03/2017
- Mercado Pérez, Jacinto. 2017. Un carnosaurio nadador. Santisteban eu 08/06/2017
- Pérez-López, Alberto. Yacimiento de Santisteban del Puerto. Universidad de Granada. Departamento de Estratigrafía y Paleontología 
- Rosa, Rafael. 2009. Paisajes del Triásico andaluz: Arcosaurios en Jaén.   Saltamontes blog. 06/02/2009
- Salido López, Pedro. 2011. Los DinosauriosSantisteban.eu blog: 02/10/2011