jueves, febrero 11

Los dinosaurios en la cultura popular española y portuguesa (19)

por Heraclio Astudillo Pombo, Universitat de Lleida

Los dinosaurios en los medios de comunicación, españoles, más populares: la prensa periódica, el cinema, los cromos y los tebeos.
Segundo periodo: de 1900 a 1919, inclusive (Continuación, 12ª parte).


Introducción:

El diario madrileño El Globo, publicó el 20 de julio de 1913 (n.º 13.029), en la segunda columna, de la página 3, una noticia titulada El “Diplodocus carnegiei” apenas diferenciable entre el resto del texto que saturaba las columnas en que se habían embutido las restantes noticias de la página.
Exactamente el mismo texto fue publicado 6 días más tarde por el Diario oficial de avisos de Madrid el 26 de Julio de 1913, en la página 5.

Como era costumbre en los diarios de la época, no se indicaba ni la fuente, ni el redactor de la noticia y por supuesto no iba acompañada de ninguna imagen ilustrativa.



El «Diplodocus carnegiei».


Las dimensiones de este monstruo fósil son 25 metros de largo y 4 de ancho. Su forma recuerda la de un lagarto.
El "diplodocus carnegiei” es el más gigantesco de los saurios y demuestra el desarrollo colosal que alcanzaron aquellos animales de la época jurásica antigua, cuando la especie de los mamíferos no daba indicios aún de su aparición en la escala biológica.
Fué descubierto hace algunos años en los alrededores de Pittsburgo, donde se conserva el original.
En estos últimos años se han suscitado grandes discusiones acerca de la manera como debieron marchar estos monstruos enormes.
Los paleontólogos alemanes contradicen la opinión de los sabios norteamericanos, quienes han reconstruido el saurio colocándolo en posición horizontal y tendido en toda su extensión.
En cambio, los sabios alemanes sostienen que esta posición es inadmisible, porque por más vigorosa que haya sido la contextura de saurio, éste no habría podido mantener continuamente tendida horizontalmente una cola de varios metros y poco menos ancha que el cuerpo del animal. Por eso piensan que el diplodocus se mantenía casi erguido, apoyándose en la cola y manteniendo en el aire sus extremidades superiores.
Un calco del gigantesco fósil fué regalado por el archimillonario Mr. Carnegie al Presidente de la Argentina con destino al museo de La Plata y ocupó 36 cajones, en los cuales se le acondicionó con armaduras completas de acero para evitar el más mínimo deterioro.




Algunos aspectos mencionados, a reseñar

En primer lugar, hay que remarcar que, según la prensa española, en ese momento aún subsiste una controversia sobre la hipotética posición que debió haber adoptado durante la marcha aquella enorme bestia prehistórica, entre los paleontólogos norteamericanos y los alemanes, entre otros.

La representación de la postura de los Diplodocus durante la marcha ha cambiado considerablemente con el paso de los años. Por ejemplo, en una obra clásica de Oliver P. Hay (1910) se representaba a dos Diplodocus merodeando en la orilla de un río. Dichos animales muestran los miembros abiertos hacia los lados, en posiciones similares a los de los lagartos y cocodrilos. Oliver P. Hay argumentó que los Diplodocus tenían un paso parecido al de los lagartos, con las patas sobresaliendo lateralmente, a ambos lados del cuerpo ("On the Habits and Pose of the Sauropod Dinosaurs, especially of Diplodocus." The American Naturalist, Vol. XLII, Oct. 1908), afirmación que fue apoyada por la opinión del zoólogo y herpeontólogo alemán Gustav Tornier


La ilustración, antes citada, formaba parte de un articulo de Oliver Perry Hay, publicado en 1910, en Proceedings of the Washington Academy of Sciences, vol. 12, pp. 1–25 
Imagen: Wikipedia

Sin embargo, la hipótesis de que los diplodocos arrastraban el vientre sobre el suelo fue rebatida por William J. Holland, quien demostró que un Diplodocus marchando con esa postura, habría necesitado desplazarse sobre un foso para poder hacer pasar su voluminoso y pesado vientre.


Otra imagen que ilustraba la idea errónea de que los diplodocos tenían unas extremidades demasiado débiles para sostener el enorme peso de su cuerpo, fuera del medio acuático de los margenes de ríos y lagos, en el que se suponía que pasaban gran parte de su tiempo...
Pintura original del artísta e ilustrador naturalista Heinrich Harder a partir de un dibujo del esquema esquelético del Diplodocus original de G. Tornier
Imagen: Wikipedia

Sin embargo, los paleontólogos alemanes postulaban la idea de una marcha en posición semi-erguida, semejante a la que se suponía también habitual para los iguanodontes, durante la marcha, primordialmente bípeda...


Iguanodontes en un paisaje antediluviano obra pintada por el paleoartista alemán Heinrich Harder para la magnífica colección de láminas de fauna prehistórica de la colección "Tiere der Urwelt" (Animales del Mundo Prehistorico). Promovida por la empresa Theodor Reichardt, fabricante alemán de cacao en polvo y de chocolate, con fábrica en Hamburg-Wandsbek.   
Imagen: Tiere der Urwelt (first serie)


En segundo lugar hay que destacar que el archimillonario Mr. Carnegie, empujado por su ego, su enorme fortuna y su filantropismo, regaló costosas y complejas reproducciones del esqueleto original del diplodoco que llevaba su nombre y que se conservaba en su museo particular, vaciadas en escayola, a diversos mandatarios de diversos países del mundo occidental, con la petición de que fuesen donadas a los museos de Historia Natural más importantes de sus respectivos países para que el pueblo y los científicos pudiesen gozar y aprender de su comtemplación. 
Se cita  en la noticia "el calco" que Mr. Carnegie regaló al Presidente de la Argentina con destino al museo de La Plata, presentado al público en 1912, pero no se hace mención de que años antes de donar esa replica ya había regalado unas cuantas más, a algunos presidentes, reyes y zares de Europa:
La primera réplica fue donada al Reino Unido, donde se dio a conocer al público  en el Museo de Historia Natural, en Londres, el 12 de mayo de 1905. 
La primera réplica donada Alemania se dio a conocer a principios de mayo de 1908, en el Museo de Historia Natural de Berlín. La segunda réplica, donada en 1932, por razones por mi desconocidas, todavía sigue sin montar, en sus correspondientes cajones, en el Museo Paleontológico de Munich. 
La réplica donada a Francia se dio a conocer el 15 de junio 1908, en el Museo Nacional de Historia Natural en París.
La réplica donada a Austria se dio a conocer en 1909, en el Museo de Historia Natural de Viena. 
La réplica donada a Italia se dio a conocer en 1909, en el Museo de Paleontología y Geología en Bolonia.
La réplica donada a Rusia se dio a conocer en 1910, en el Museo Zoológico de la Academia Rusa de Ciencias en San Petersburgo.
!Y por fin, en el octavo lugar, le tocó su turno a España! La réplica española del esqueleto de Diplodocus carnegii, se dio a conocer en noviembre de 1913, en Madrid, en un local cedido al Museo Nacional de Historia Natural.  
Todo lo relativo a lo reflejado por la prensa española, sobre este evento, se trató en diversas entradas anteriores, de esta misma sección del blog, publicadas entre noviembre y diciembre de 2013 ( 10 11,   12 , nº 13  ), cuando se conmemoró el centenario de la réplica del Diplodocus carnegii recibida por el rey Alfonso XIII y donada por él al MNCNM.



Fuentes

- Anónimo. Diplodocus. Wikipedia 
- Anónimo. 2014. The Diplodocus seen around the worldExtinct Monsters, 13/08/2014



sábado, enero 2

El registro fósil español y portugués, en el humor gráfico ibérico (5)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida


¡Año Nuevo, chistes viejos! (3)

Humor gráfico, paleontológico, creado por paleontólog@s de la UCM...  ¡ Hace la friolera de 50 años! (4)

Recapitulación

Entre los años 1965 y 1974 se publicaron en los primeros 25 números de la revista COLPA, 21 chistes de temática paleontológica. Como ya se dijo en la primera entrada dedicada a este tema, publicada el 01/01/2014, l@s historietistas gráfic@s encargados de su concepción y realización eran alumn@s que cursaban estudios de Ciencias Biológicas o Geológicas en la la Facultad de Ciencias de la UCM y que por estar interesad@s en la Paleontología, se habían relacionado con la Cátedra de Paleontología. 

Cubierta del número 1, de COL-PA, publicado en abril de 1964. Este diseño se conservó, exactamente igual, hasta el nº 32, publicado en 1977.
Imagen: Blog paleontológico de Carolina

 
Después de revisar cuidadosamente los números de la revista COLPA del 26 al 35, teniendo que abrir y cerrar unos 40 pdfs, sin conseguir hallar ninguna nueva muestra de "humor fósil" colpiano, se concluyó, de forma muy apresurada e insuficientemente fundamentada, que muy probablemente la especie Humorus fossilis uceemensis debió extinguirse, en su hábitat de la COLPA, a mediados del año 1974, siendo el nº 25, el último en el que se ha podido constatar  la pervivencia del último ejemplar, de esa curiosa especie. Las causas que podrían explicar el proceso de extinción masiva que puso fin a aquella "explosión cámbrica" de humor juvenil paleontológico uceemero, quizá haya que buscarlas en la progresiva falta de incentivos académicos o económicos para incrementar y mantener la creatividad original y/o la producción gráfica regular y de calidad, en la "base de la pirámide trófica", al mismo tiempo que se y producía la aparición de sus opuestos en la cúspide. Tales condiciones serían motivos suficientes para aniquilar a los últimos aspirantes a ocupar el nicho ecológico de humor colpario, inicialmente disponible con el nacimiento de la nueva revista paleontológica madrileña la cual al ir ganado prestigio científico se iba haciendo difícilmente compatible con una sección de humor juvenil que no parecía progresar adecuadamente sino todo lo contrario. En esta entrada asistiremos al declive evolutivo y extinción final de la especie Humorus fossilis  uceemensis, hace unos 40 años, pudiendo contemplar su últimos representantes vivientes.

Sobre los posibles orígenes ancestrales de dos insanas formas de ocio nacional


Este chiste sociológico-antropológico, firmado por su autora con el pseudónimo Charo y publicado en el nº 18 de COLPA, durante el año 1970, sabemos por Carolina Fuentes que es obra de Rosario Carretero Bueno. 

Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes

Parece que este chiste contiene otros dos chistes. En primer término aparecen dos hombres prehistóricos de aspecto moderno que han inventado una máquina que parece resultarles completamente inútil pues aún no tienen las condiciones ambientales necesarias para que tenga alguna utilidad económica inmediatamente, pero ya tienen una idea bastante clara de cuál es el paso siguiente que deben dar para hacerla rentable... 
Como fondo, entre palmeras, vemos un hombre de aspecto prehistórico que huye de un toro enfurecido, pero hay que suponer que quizás se pretendía representar un uro (Bos primigenius)
Dada la mentalidad ingenieril de la autora, tal vez pudiera tratarde de una representación de los orígenes de la tauromaquia y cómo pudo haber surgido la "invención" del toreo, en la prehistoria hispánica... 
En el personaje fugitivo de cabeza y faz hiperpeludas, un aficionado a los tebeos de aquella época puede reconocer, muy fácilmente, a Hug el troglodita, protagonista de una serie de historietas cómicas prehistóricas, creadas por el dibujante Jorge Gosset Rubio. Resulta casual que este personaje apareciera, por primera vez, en 1965, en la revista infantil de humor Tío Vivo, de editorial Bruguera, protagonizando episodios cómicos en los que no era infrecuenteque aparecieran como co-protagonistas animales prehistóricos tales como pterosaurios, dinosaurios, mamuts, osos de las cavernas, etc., etc. Recopilatorios de historietas y portadas de Hug el troglodita se editaron y reeditaron posteriormente

Resulta curioso y hasta sorprendente que no haya podido encontrarse, en Internet, ninguna referencia que relacione a la autora gráfica de esta historieta  con el mundo de las Ciencias Naturales, pero sí con el de la ingeniería mecánica y las patentes de ingenios mecánicos... Pero en realidad, este caso tampoco resulta tan insólito, pues haciendo memoria, uno ha conseguido recordar otros casos semejantes en su entorno personal.


Sobre la cultura museística hispánica y las tradiciones de los museos de Historia Natural hispánicos

Este chiste prehistórico-museológico, publicado en el nº 19 de COLPA, durante el año 1971, firmado por D. Gil, sabemos por Carolina Fuentes que es obra de María Dolores Gil Cid, datos que coinciden con la firma de autor.En el nº 15 de COLPA, publicado durante el año 1969, la misma autora presentaba otro chiste del mismo tipo con diversas coincidencias gráficas y temáticas 

Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes

El personaje protagonista de esta historieta, dada su extrema cortedad de vista, bien podría ser la versión lolagiliana del simpático y conflicyivo Rompetechos brugueriano, un personaje cómico creado del prolífico e incombustible historietista Ibáñez, prototipo del cegatón-cegatón ibérico. 
El chiste contiene una crítica a la falta de incentivos económicos, en la divulgación del patrimonio natural y en la promoción de la cultura científica naturalista que sigue siendo un hecho vigente en la actualidad.
Hoy día, pasados 45 años desde los hechos relatados, resulta sorprendente poder comprobar que aquella joven autora que firmaba como D. Gil, con el paso del tiempo y méritos propios, acabaría por convertirse en la Dra. Mª Dolores Gil Cid. Reconocida paleontóloga, especializada en Paleontología del Cámbrico-Ordovícico, español, profesora Titular de la Facultad de Ciencias Geológicas de la Universidad Complutense de Madrid.

Este chiste museológico-evolutivo, publicado en el nº 20 de COLPA, durante el año 1971, sin firma alguna que identifique a su autor, es atribuido con muchas reservas por Carolina Fuentes a Dolores Gil Cid. Personalmente, después de comparar los trazos de este dibujo con su precedente, autentificado con la firma de su autora, no se ha podido hallar ninguna coincidencia entre ambos, razón  por la nos hemos permitido rechazar la atribución de la posible o dudosa autoría.

El personaje protagonista de esta historieta, por su vestimenta uniformada, parece ser un guarda o vigilante. Del diálogo, puede deducirse que ejercía funciones como guía de grupos de visitantes a un museo de Hª Natural.

Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes

Tal vez se ha representado, de forma cómica, una experiencia personal, vivida por el autor en su época estudiantil. Durante una visita a la sección de grandes primates antropomorfos,  un atribulado cicerone se queja de la poca atención que la mayoría del grupo parece prestar a sus explicaciones, enciclopédicas, sobre las características zoológicas de los Pongidos o sobre sus posibles relaciones filogenéticas con el género humano.




Sobre la idea romántica de las expediciones paleontológicas exóticas a tierras lejanas  y cálidas 

Nos hallamos con dos chistes protagonizados por dos paleontólogos, ataviados con pantalón corto y cubiertos con salakot. Vestimenta típica y tópica de los expedicionarios a tierras cálidas y lejanas: África o Asia. Sus hallazgos consisten en grandes huesos de vertebrados. 
Ninguno de ambos aparece firmado por su autor, pero sabemos por Carolina Fuentes que son obras de de María Dolores Gil Cid. La misma autora presentaba otro chiste del mismo tipo con diversas coincidencias gráficas y temáticaspublicado en el nº 12 de COLPA, durante el año 1967, l

El primer chiste, de esta sección de "pares de paleontólogos aventureros", fue publicado en el nº 21 de COLPA, durante el año 1972, sin firma alguna que identifique a su autor, pero es atribuido por Carolina Fuentes a Dolores Gil Cid.
Hoy día, quizás pueda resultar bastante sorprendente aquella vieja obsesión de l@s científic@s de la UCM por hacerse un caldo con huesos, aunque fueran huesos fósiles, típica de la década de 1960.... véase el caso de los huesos del Iguanopepon cretácico del Dr. Bermudo Meléndez
Pero como ya se ha comentado anteriormente, las penurias económicas de la universidad española, de entonces, eran muy superiores a las actuales que son francamente malas, en comparación con las de otros países de nuestro entorno.

Ambas imágenes: Cortesía de Carolina Fuentes

El segundo chiste sobre "un par de paleontólogos aventureros", fue publicado en el nº 22 de COLPA, durante el año 1972, sin firma alguna que identifique a su autor, sin embargo es atribuido por Carolina Fuentes a Dolores Gil Cid.
En el interior de una caverna ignota dos paleontólogos descubren una colección de grandes y medianos huesos, de vertebrado, limpios, reunidos y numerados, que parecen estar listos para ser transportados lejos del lugar y para reconstruir una parte del esqueleto de un tiranosaurio. 
Nada en el diálogo, hace temer que una parte del rarísimo hallazgo paleontológico pueda acabar en alguna olla de caldo madrileño...



Sobre el origen primitivo de la incomunicación de las parejas humanas

Este chiste sobre mala comunicación prehistórica, sin firma alguna que identifique a su autor, es atribuido por Carolina Fuentes a Dolores Gil Cid y fue publicado en el nº 24 de COLPA, durante el año 1973
Siendo el último representante de su especie, avocada a la extinción por los cambios sucedidos en su hábitat uceemeriense...

En un paisaje con alta actividad volcánica, un indignado cazador de dinosaurios que ha llevado un valioso regalo cinegético hasta la entrada de la cueva de su futura pareja, le recrimina a ésta por no haberle avisado, mucho antes, de que no es consumidora de proteínas de origen animal. 
A la vista del contexto geológico y antropológico, algún alma cándida e indocumentada podría preguntarse: ¿Pudo haber sucedido este imaginario episodio en alguna de las islas Canarias y, quizás, ella era una turista alemana? La respuesta de las Ciencias de la Tierra y de la Vida  es: ¡NOOOOOOO, todo esto es imposible, pues en este chiste se dan una serie de anacronismos, incompatibles con una respuesta afirmativa a la hipotética pregunta planteada por alguna persona analfabeta, científicamente!



Agradecimientos:

Carolina Fuentes (blog paleontologico de carolina) y a Manuel Meijide (El Artesano  Numantino), por ayudarme a reunir y datar un material con el que poder cumplir mis objetivos de documentación paleonto-humorística española en la UCM de hace 50 años, más o menos.


Se agradecerá a cualquier persona, bien informada, la aportación de datos relacionados con cada caso particular, mediante los que se puedan enmendar los errores cometidos involuntariamente, fundamentalmente por falta de conocimiento de las circunstancias particulares propias del contexto socio-académico y crono-científico de cada una de las historietas. 



domingo, diciembre 20

Felicitación a l@s lectores/as y colaboradores/as del año 2015


por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida



A tod@s l@s lectoras y lectores de esta bitácora, se os desean unas felices Fiestas solsticiales y un venturoso Año Nuevo y muy especialmente a l@s seguidores/as fieles que están atent@s a toda nuestra producción etnopaleontológica.   



En tiempos pasados, algunos no demasiado lejanos, todos aquellos fenómenos naturales, desconocidos o infrecuentes, fueron interpretados por las gentes de mentalidad sencilla y supersticiosa, en clave de causalidad sobrenaturalista dando origen a mitos cosmogónicos. 
ImagenYULE: SOLSTICIO DE INVIERNO

En agradecimiento a haber dedicado, una parte de vuestro precioso tiempo, al conocimiento de algunos de los sorprendentes resultados de nuestras investigaciones sobre "paleontología popular" ibérica, de tipo etnopaleontológico y paleontologico cultural, relacionadas con las influencias antiguas y modernas del patrimonio paleontológico peninsular, en la cultura popular ibérica.

Todos los productos de la cultura popular, con el paso de los años, aparecen, crecen, se transforman, envejecen y mueren. Unos son extraordinariamente efímeros como son las modas, mientras que otros resultan mucho más resistentes y longevos, como son las creencias, costumbres y tradiciones...
Imagen: Eso que ya ha pasado, ha sido la Navidad

A tod@s aquell@s personas que habéis dado a conocer esta bitácora, en Internet, la habéis recomendado a vuestros lectores, la habéis enlazado a las vuestras, la habéis citado en vuestros trabajos o bibliografías o la habéis difundido en vuestro círculo social, también, se os desea que la esperanzadora e imaginaria fortuna solsticial os recompense vuestra generosidad otorgándoos los mismos benéficos "dones" de poder disfrutar de unas felices Fiestas solsticiales y de un venturoso Año Nuevo


L@s niñ@s de hace algunas décadas, en su infantil ingenuidad, solicitaban en la carta a los Reyes Magos, todo tipo de cosas, materiales e inmateriales, adecuadas o inadecuadas, asequibles o inasequibles... pero sus reales majestades decidían aquello que a cada un@ más le convenía....
Imagen: Carta a los Reyes Magos


Con el humano deseo de que en el transcurso de todo el próximo año 2016, ninguna dificultad consiga impedirnos, que podamos seguir "empujando" nuestros proyectos, individuales y colectivos, y continuar avanzando", en la dirección que nos permitirá alcanzar metas y seguir aproximándonos a nuestros "sueños", razonables y honestos, por muy difícilmente alcanzables o muy lejanos que, ahora, nos parezcan.


En nuestro ámbito cultural, en tiempos relativamente recientes, apareció otro personaje navideño al que solicitar regalos. Era la versión laica de san Nicolás: el popular Santa Klaus o Papa Noel.
Imagen: Educación infantil


Lógicamente, los ya expresados deseos de felicidad, ventura, superación de objetivos y obtención de logros, se hacen extensivos y especialmente intensivos a todas aquellas personas que durante el 2015 han colaborado a la continuidad de este blog. En agradecimiento a sus personales contribuciones, grandes, medianas o pequeñas, realizadas durante el transcurso de todo el año 2015. Consistentes en compartir ciertas informaciones, poco conocidaspor no estar publicadas o no resultar accesibles, sobre determinados aspectos socio-culturales, bastante o muy particulares y poco divulgados, relacionados con el registro fósil peninsular, en general, característicos de su zona geográfica.




Colaboradores/as durante el año 2015

Calvo Muñoz , Clemente, en Zaragoza 
Campos Alemany, Anna, en València
- Canudo Sanagustín, José Ignacio, en Zaragoza
- Carvalho, Carlos, en Naturejo (Portugal)
- Delgado Martín, Jordi, en A Coruña
- Ferré Guerola, Cinta, en Tortosa (Tarragona)
- Garcimartin Vaello,  Jeroni, Vila Joiosa (Alicante)
- Garreta Bochaca, Jordi, en Lleida  
- Guardiola Savall, Mª Isabel, en Alicante
- Llorca Ibi, Francesc X., en Alicante
- Marques da Silva, Carlos, en Lisboa (Portugal) 
- Nebot Cerdà, Josep, en Alicante
- Ortega Gutierrez, Beatriz, en Sevilla
Romero Galera, Sílvia, en Tremp (Lleida)
- Sánchez Sanz, Mª Elisa, en Zaragoza 
- Serrano Dolader, Alberto, en Zaragoza
- Vaello López, Jacinto, en Vila Joiosa (Alicante) 


Cuando el año actual está ya muy cerca de su final, nos viene a la memoria aquel verso de autor homónimo que nos recuerda el transcurso del paso del tiempo. 
"Fluye el tiempo, imparable, como una alta y vaporosa nube; viene y va, incontenible, como una ola lejana; nos acompaña, casi imperceptible, como una débil sombra crepuscular; hace borrosos el pasado e impredecible el futuro, como pasa con la misma vida humana" H. A.
Imagen: 123RF


Nota exculpatoria, por si acaso...

Si por casualidad, se ha dejado de mencionar a alguna persona que crea que lo merece, o si su nombre o localidad son reflejados de forma incorrectas, se ruega que nos lo haga saber para ponerle remedio, de inmediato.



martes, noviembre 10

Márquetin, enología y registro fósil (8)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida


Uso del registro fósil, como emblema vínico de ciertos vinos portugueses (2ª parte)


Bevísima recapitulación sobre los vinos "paleontológicos", portugueses 

Nuestro primer contacto con los "vinos paleontológicos" portugueses, resultó ser bastante decepcionante, pues se trataba de vinos que se podrían catalogar como "vinos especiales" por considerar que estaban bastante "modificados" respecto de los vinos comunes, por el añadido de aguardientes, licores y azúcar. A pesar de todo, como se consideró razonable incluirlos en la categoría genérica de "vinos" se estimó oportuno y conveniente publicar los resultados del estudio en este blog, ello se hixo en la entrada del 20 de enero del 2013,

Afortunadamente para los amantes de los vinos comunes que no vulgares, la situación paleonto-enológica portuguesa ha cambiado, a mejor. 
En esta entrada se van a presentar unos vinos portugueses que podrían ser clasificados como "vinos comunes o normales" categorización que indicaría que su proceso de producción es muy común, sencillo y poco sofisticado. Su singularidad, desde nuestro, particular, punto de vista es que la bodega productora ha optado por elegir como imagen de marca o como emblema de algunas de sus colecciones de vinos la figura de algunos tipos de fósiles. 


Los vinos "paleontológicos" de la bodega "Vale da Capucha", de Turcifal


Los vinos paleontológicos portugueses que se presentan ha continuación son producidos por la empresa familiar "Vale da Capucha", a partir de las uvas cultivadas en la Quinta de San José, una finca agrícola, situada en la aldea de Carvalhal, actualmente agregada a la aldea de Turcifal. Ambas aldeas están integradas en el "Concelho" o municipio de Torres Vedras, en el Distrito de Lisboa, en Portugal. 


Aspecto del emblema comercial de la empresa "Vale da Capucha", La forma espiral discontinua o fragmentada remite hacia la concha de algunos tipos de cefalópodos fósiles. Las líneas que fragmentan el conjunto representan las sucesivas cámara de habitación o de crecimiento del molusco que la construyó y habitó. Por su aspecto suavemente curvilíneo podríamos creer que aluden  goniatites paleozóicos o a los nautilos  mesozóicos... pero todo el contexto geológico parece indicar que, en realidad, la figura represetaría ¡una concha de ammonites!
Imagen: recorte de pantalla en Browse between Wineries (Portugal): Vale da Capucha


En la actualidad, la empresa "Vale da Capucha" se dedica, fundamentalmente, al cultivo de variedades no locales de uvas portuguesas y algunas francesas, adaptadas a condiciones ambientales marítimas, destinadas a la producción de vinos blancos regionales de alta calidad, de tipo "orgánico", "bio" o "ecológico", destinados a la exportación. Actividad que compagina con el enoturismo, relacionado con la celebración de comidas y cenas de cata de vinos, cursos  y sesiones de formación enológica, exposiciones de productos vínicos locales y, también con una pasión del actual director-gerente, la cría de cachorros de la raza Jack Russell terrier.
El nombre de la empresa, procede del hecho que la Quinta de San José está situada en la zona de valle, a los pies de la "Serra da Capucha".

La propiedad vitivinicola, está en manos de la misma familia, desde hace casi dos siglos, habiendo sido siempre un punto de referencia en la industria regional del vino. Hasta hace pocos años por elevada productividad en vinos tintos de garrafa y recientemente, por sus vinos blancos embotellados y de elevada calidad. La rápida reconversión de la antigua empresa "tradicional" y productivista, en otra más "sostenible" y elitista, se debe al hecho de que en 2005, el propietario Afonso Fernandes Marques transfirió la dirección de la empresa familiar, al primogénito de la familia: Pedro Marques, un joven ingeniero agrónomo especializado en viticultura y enología. Pedro Marques antes de hacerse cargo de la gestión de la empresa familiar, trabajó en empresas vitivinícolas de diferentes regiones portuguesas (Douro, Alentejo y Tejo) y, también del extranjero, en California y en Nueva Zelanda adquiriendo una visión innovadora del negocio y diseñando un proyecto renovador.


Divertida y curiosa imagen en la que Pedro Marques posa utilizando dos conchas marinas fósiles de las que a veces son halladas en sus viñedos, parecen ser dos ejemplares completos de bivalvos del género Myophorella sp.. El uso de los dos fósiles, a manera de "lentes" podría ser una forma de metáfora gráfica sobre el papel inspirador que los fósiles podrían haber tenido en la concepción de una nueva visión empresarial, causa del renacimiento de la empresa familiar...
Imagen: Pynga & Vale da Capucha wines Facebook

Actualmente, con la renovación de los objetivos empresariales y vitivinícolas de la empresa, la producción de grandes volúmenes de vinos regionales convencionales no tiene sentido. La producción de vinos "naturales" u "ecológicos" con personalidad propia, mediante la adopción de técnicas de cultivo respetuosas con el medio ambiente es la finalidad de la empresa.
Parece ser que está en estudio el proyecto de una futura producción de vinos "biodinámicos".

En las 13 hectáreas de viñedos de propiedad familiar, en la actualidad, predomina el cultivo de variedades de uvas portuguesas, blancas, originarias de otras zonas pero que están bien adaptadas para prosperar, sin demasiados cuidados, bajo las condiciones de clima oceánico y sobre el tipo de suelos de la finca (Alvarinho, Arinto, Viosinho, Gouveio, Antão Vaz, Fernão Pires y Viognier), ocupando su cultivo 10 hectáreas. Al cultivo de uvas rojas (Touriga Nacional, Aragonez y Syrah), se dedican 3 hectáreas.



Muestra de la mayoría de los tipos de vinos paleontológicos de la empresa "Vale da Capucha", en esta imagen falta el vino tinto "Vale da Capucha Tinto". Se ven de izquierda a derecha: "Fossil White Wine", "Vale da Capucha Reserva", "Vale da Capucha Alvarinho", "Vale da Capucha Branco" y "Pynga Selection". Todas su etiquetas muestran la representación de algún tipo de concha marina fósil. Fotografía original de Sarah Ahmed
Imagen: Lisboa: living up at last to its white wine potential

En el año 2009 se obtuvieron las primeras cosechas comercializables de uvas de las nuevas variedades, introducidas en la zona por Pedro Marques, mejor adaptadas al clima atlántico bajo condiciones de cultivo ecológico que las que había cultivado su padre y su abuelo. En ese mismo año empezaron los ensayos, en serio, para producir los primeros tipos de vinos que se sacarían al mercado, cuyo diseño y producción fueron dirigidos íntegramente por Pedro Marques. En años consecutivos se han ido ajustando las técnicas de cultivo, de vinificación de los mostos y equilibrio de las mezclas de vinos puros que se fermentan por separado, usando levaduras salvajes, de las que viven en el terreno de cultivo, mejorando el resultado de las primeras versiones de las combinaciones comercializadas.

La empresa británica Oakley Wine Agencies actúa como agente comercial de "Vale da Capucha", publicitando y distribuyendo sus vinos en los mercados británico, irlandés, noruego e incluso en lugares tan lejanos como China, Dubai, Mumbai, Doha y Abu Dhabi que compran la gama de vinos portugueses de "Vale da Capucha", a través del Reino Unido. Esta situación de gran comercialización en el extranjero, explicaría porqué los primeros vinos "Bio" producidos por "Vale da Capucha" fueron denominados de manera anglófona: "Fossil White wine" y "Pynga Selection" y no en idioma portugués: "Fóssil Vinho branco" y "Pynga Seleção", cosa que sí pudo hacerse con otros vinos de producción posterior, tras la buena acogida comercial para los primeros y el creciente reconocimiento internacional para la renovada bodega portuguesa.


El vino "Fossíl"

Este fue el primer vino producido por Pedro Marques, en el año 2009, y como los suelos de la finca "Vale de Capucha" son arcilloso-calcáreos, de origen oceánico, y contienen algunos fósiles de diferentes tipos de organismos marinos que vivieron hace millones de años en ese mismo lugar. Además, como los viñedos de la Quinta São José, están situados a tan sólo 8 km del océano Atlántico, gozan de unas condiciones de clima oceánico, templado y húmedo
El hallazgo de fósiles marinos encontrados en el suelo de los viñedos inspiraron la identidad renovada de la marca "Vale de Capucha" y determinaron que el nombre del primer tipo de vino producido se denominara "Fossil", como resultado de su asociación directa con el mar, muy próximo, y con un rico pasado geológico, también marino.





En la parte media-baja de la etiqueta del vino "Fossíl", aparecen representados cinco tipos distintos de moluscos fósiles. Las diferentes conchas,  impresas en tintas de color azul marino y dorada, aparecen alineadas, formando una especie de cenefa o mostrario que refuerza el significado del nombre "fossil" impreso en letras en la parte media-alta.
Imagen: recorte de pantalla  en De Smaakboutique FOSSIL 2012

La primera producción de este vino, fue comercializada, casi  íntegramente, en el extranjero, en el año 2012-2013.
Una mezcla de vinos procedentes de 3 tipos de uvas: Arinto, Gouveio y Fernão Pires. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 14% vol



Los vinos de la serie "Pynga"

La producción de esta serie de vinos fue iniciada en 2009, a continuación de la del vino "Fossil" a pesar de que algunos tipos han sido diseñados y creados con posterioridad, a los primeros ensayos de la serie de vinos "Vale da Capucha".

Parte media y baja de una botella de "Pynga Selection" 2009. En la parte inferior-izquierda de la etiqueta frontal se puede ver el logo paleontológico de la empresa "Vale da Capucha". Se trata de una representación demasiado esquemática e imprecisa de algún tipo de cefalópodo fósil, posiblemente, de tipo ammonoideo pero que resulta indeterminable con más precisión.
ImagenCopo meio cheio


Selection 2009
Una mezcla de vinos procedentes de 2 tipos de uvas: Viognier y Alvarinho. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 13% vol

Tinto 2009
Una mezcla de vinos procedentes de 2 tipos de uvas: Syrah y Touriga Nacional. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 14,5% vol

Selección 2010 
Una mezcla de vinos procedentes de 3 tipos de uvas: Gouveio, Arinto y Antão Vaz. DO: Vinho Regional de Lisboa. 

Alvarinho 2010
Alvarinho 100%. DO: Vinho Regional de Lisboa.  

Viosinho 2010 
Viosinho 100% DO: Vinho Regional de Lisboa. 

Rosé 2010
Touriga Nacional 100%. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 13,6%

Selección 2012 
Una mezcla de vinos procedentes de 3 clases de uvas: 70% Viognier, 20%  Arinto 10% de Fernão Pires. DO: Vinho Regional de Lisboa. 


En esta imagen aparecida en Blend, The online Wine Magazine con el siguiente comentario: "Fossils from the vineyards at Quinta de S. José"  se pueden ver tres fósiles, todos parecen ser bivalvos. En todas las fotografías existentes en Internet, los fósiles que acompañan las botellas siempre son de este mismo tipo: Myophorella sp , enteras,  y fragmentos de Isognomon sp.. Foto original de Sarah Ahmed
Imagen: Blend, all abouth wine.


Los vinos de la serie "Vale da Capucha"

La elaboración de los vinos de esta serie, se inició en 2011, siendo el tercer tipo de vinos  producidos por Pedro Marques, tras los ensayos y reajuste llevados a cabo con los primeros vinos producidos, los iniciales de las series "Fossil" y "Pynga", en 2009.

Branco 2011 
Como el vino "Fossil", es una mezcla de vinos procedentes de 3 tipos de uvas: 42% de Arinto, 35% de Gouveio y 23% de Fernão Pires. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 14% vol

Reserva 2011 
Una mezcla de vinos procedentes de 3 tipos de uvas: 53% Viohsino, 31% de Arinto y 16% Antão Vaz. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 14% vol

Alvarinho 2011 
Alvarinho 100%. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 13,5% vol.

Tinto 2011 
Una mezcla de vinos procedentes de 2 tipos de uvas: 55% Touriga Nacional y 45% Tinta Roriz. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 14% 

Etiqueta con el caracteristico amonita que identifica a los vinos de la serie "Vale da Capucha". Aspecto de la concha del cefalópodo fósil que aparece en las etiquetas de todos los vinos blancos o tinto que forman parte de la serie "Vale da Capucha" queda muy claro que con la figura representada se hace alusión a los ammonites.
Imagen: Jim's Loire


Branco 2012 
Una mezcla de vinos procedentes de 2 tipos de uvas: 85% de Viosinho y 15% de Arinto.  DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol:14 % vol.

Gouveio 2013
 Gouveio 100%.  DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol:13,5% vol.

Arinto 2013 

 Arinto 100%. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol:13,5% vol.


Late Harvest 2013 
Mezcla de Viognier, Viosinho y Arinto. DO: Vinho Regional de Lisboa.  



Justificación en la elección de los diversos emblemas paleontológicos



En la foto aparece el perrito Pinga, a la sombra de una vid, alrededor de cuya cepa se han distribuido varios fósiles, de los que se hallan en la parcela de viñedo. Creemos poder identificar, abajo y a la derecha, dos ejemplares de bivalvos Myophorella sp. y arriba a derecha e izquierda del tronco de vid, lo que podrían ser dos fragmentos de concha de Isognomon sp.
Imagen: Oakley Wine Agencies

La bodega Vale da Capucha insiste en vincular sus vinos de tipo "orgánico" con el registro fósil, mediante diversas representaciones gráficas más o menos visibles en las etiquetas de sus botellas o mediante la mención del vínculo en las entrevistas y mediante la presentación de una pequeñísima muestra de ejemplares reales, en las catas, exposiciones y feriascomo acompañamiento "natural e inseparable" de las botellas de los vinos de la empresa "Vale da Capucha", hecho del que dan testimonio  diversas fotografías promocionales en las que se recogen algunas presentaciones públicas

En las etiquetas de las botellas de vino "Fossíl" aparecen cinco diferentes figuras que representan otros tantos tipos de conchas de diversos tipos de moluscos fósiles. De izquierda a derecha: un bivalvo pectinido, tal vez del género Entolium; un gasterópodo espinoso de sifón curvado; un cefalópodo típicamente ammonoideo, un bivalvo de anchas costillas y otro cefalópodo nautiloideo o ammonoideo.
En las etiquetas de las botellas de vino de la serie "Vale da Capucha" aparece representada una concha de ammonites
En las etiquetas de los diferentes vinos de la serie "Pynga" aparece de forma bastante discreta la imagen de marca representativa de la empresa "Vale da Capucha", con el caracteristico cefalópodo fósil espiralado, de incierta clasificación, más allá de que debe ser de tipo ammonoideo

Recorte de pantalla en Copo meio cheio de una botella de "Pynga Selection" 2009, en la que se puede ver la imprecisa y caracteristica figura que es la imagen gráfica de la marca. Imagen original mejorada digitalmente,

Como los fósiles reales que, supuestamente, proceden de los viñedos de la finca Sao José de Turcifal que en algunas exposiciones acompañan a las botellas de los vinos de la empresa "Vale da Capucha" o que aparecen en las fotografías, no coinciden con ninguna de las representaciones gráficas de los fósiles que aparecen en las etiquetas de las botellas, vemos que existe una incongruencia. Sospechamos que la incoherencia formal y conceptual entre ambos tipos de fósiles, debe ser una imaginativa y fantasiosa sustitución gráfica, tal vez de finalidad estético-publicitaria. Es decir en los viñedos hay fósiles marinos, pero son de otro tipo a los que se muestran en las etiquetas de las botellas de vino y por lo tanto no se trata de una gran falsedad por pura invención de algo que no existe, sino de una manipulación, quizá orientada a magnificar o mitificar el noble y antiguo origen del "terroir".


Exposición de dos tipos de productos típicos de los viñedos de la finca Sao José:  botellas de vino de Vale da Capucha y fósiles marinos de ciertos tipos.
Imagen: Pynga & Vale da Capucha wines Facebook

Es innegable que en el territorio del concelho de Torres Vedras, del que forma parte la freguesia de Turcifal en cuyo término estan ubicados los viñedos de la familia Marques, abundan los fósiles marinos, del Jurásico superior, pues así lo atestiguan diversos estudios paleontológicos realizados por diferentes autores, desde finales del siglo XIX que ponen de manifiesto la existencia de comunidades de organismos marinos propios de ambientes arrecifales. 
Queremos imaginarnos que los propietarios de la bodega "Vale da Capucha"o los grafistas responsables de crear e ilustrar las etiquetas de sus vinos, para elegir las conchas emblemáticas que representarían sus tres clases de vinos, habrían consultado las láminas de algunos estudios paleontológicos realizados en la Cuenca Lusitánica. Dando por cierta esta suposición nuestra, queremos suponer que los distintos fósiles que aparecen representados, gráficamente, en las etiquetas de los vinos de la bodega de Turcifal, si bien no representan a los fósiles de la finca de Sao José, en Turcifal, sí que podrían estar representando una muestra de la fauna marina de moluscos fósiles del Jurásico superior, que podría ser más o menos representativa de todo el territorio del "concelho" de Torres Vedras. 


Fuentes:

Ahmed, Sarah. Lisboa: living up at last to its white wine potential. The wine detective
Ahmed, Sarah. 2014. Vale da Capucha: Organic Wines With Exciting Goût de Terroir. Blend, all abouth wine. The online Wine Magazine October 30, 2014 
Ahmed, Sarah. A visit with rising star Pedro Marques, Vale da Capucha, Lisboa,  The wine detective
- Anónimo. Vale da Capucha. Adega & Enoturismo. Agricultura e Turismo Rural, Lda.  
- Anónimo. Vale da Capucha. Lisboa region. Oakley Wine Agencies 
- Anónimo. Vale da Capucha simplesmente vinho 13/02/2015
G C C. 1914. Dr. Paul Choffat. Jurassic Fauna of Portugal. CLASSE DES CEPHALOPODES. Première série: Ammonites du Lusitanien de la Contrée de Torres Vedras.Abstract of Review   Geological Magazine, Volume 1, Issue 07,  july 1914, pp 325 - 326 Cambridge University Press 
- Gómez-Alba, Julio. 1988. Fósiles de España y de Europa. Omega Ediciones
- Schneider, Simon. 2009. A multidisciplinary study of Late Jurassic bivalves from a semi-enclosed basin – Examples of adaptation and speciation and their stratigraphic and taphonomic background (Lusitanian Basin, central Portugal). Tesis de Doctorado, presentada en la Facultad de Ciencias de la Tierra, en la Universidad Ludwig-Maximilian de Múnich