domingo, septiembre 14

El registro fósil ibérico y el santoral católico, en la religiosidad popular de España y Portugal (7)

Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida

Fósiles ibéricos relacionados, por la tradición popular española, con diversos santos y santas (1)


Introducción

En diversas entradas anteriores, de diferentes años, se han mostrado algunos tipos de fósiles relacionados con algunos santos y santas del santoral católico español. Si se estima conveniente conocer más detalles sobre estos casos, pueden consultarse los "posts" dedicados a las llamadas, popularmente, "piedras de rayo", véase El rayo y los fósiles ibéricos, 1 a 7, y a llamadas, popularmente, "piedras de Santiago" véase Santiago Apóstol y los fósiles ibéricos", 1 a 7, publicadas en esta misma bitácora, entre 2008 y 2010. En todas aquellas ocasiones, los distintos tipos de fósiles relacionados con santos que fueron presentados, eran conchas y caparazones de invertebrados marinos o sus moldes internos o externos o las marcas de actividad biológica (icnitas). Hasta ahora, nunca se había presentado, en este blog, ningún casos en que se hubiera relacionado algún tipo de hueso del esqueleto de ciertos vertebrados terrestres, con el cuerpo de algún personaje sagrado integrante del panteón santoral católico, español. Hoy iniciamos ese nuevo tema o capítulo.

 

Algunos casos de restos óseos, de animales pleistocenos, considerados y usados como reliquias, católicas, en la España pre-racionalista (1)
 
En 2007, buscando información etnopaleontológica ibérica, hallé un artículo titulado "Reliquias o fósiles, dilema de un gran paleontólogo", escrito por el periodista madrileño Rafael Fraguas, hermano del genial historietista "Forges", publicado en el diario El País, de Madrid con fecha de 06/03/2003.
Versaba sobre diversas anécdotas protagonizadas por huesos fósiles que habían sido interpretados, equivocadamente, en el ámbito de la religiosidad popular, como "reliquias" y como tales habían sido considerados y utilizados en diversos lugares del centro de España.

El Dr. Emiliano Aguirre Enríquez, Catedrático de Paleontología Humana de la Universidad Complutense de Madrid y ex director del Museo de Ciencias Naturales, en fechas recientes.
Imagen: Burgospedia

El artículo surgió a raíz de un homenaje que con motivo de la conmemoración de sus 75 años quiso brindarle la Comunidad de Madrid, mediante un acto celebrado en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, apadrinado por algunos de sus alumnos más aventajados de la Paleontología española que glosaron la meritoria obra científica de su maestro, el profesor Emiliano Aguirre
 
Todo el articulo, en la modesta opinión del etnopaleontólogo que esto escribe y que sólo se dedica al estudio de los aspectos colaterales del registro fósil ibérico, resultaba muy interesante. Aportaba una serie de datos muy curiosos y desconocidos, imprescindibles para iniciar cualquier investigación especializada en el campo del conocimiento de las influencias sociales, de tipo no científico, que algunos fósiles han llegado a ejercer entre los miembros de algunas comunidades humanas. 
Cuatro fueron los fragmentos de aquel articulo que parecían particularmente prometedores y atractivos para iniciar una investigación exploratoria, por su relación directa con el trabajo de recopilación de casos paleontológicos anecdóticos, "ejemplares", por su relación con las sorprendentes interpretaciones populares que, en ciertas ocasiones, se habían llegado a hacer de determinados restos paleontológicos. 
En esta ocasión, como en muchas otras, los nuevos datos obtenidos, a parte de proporcionar nueva información, impusaba a plantearse nuevos interrogantes o, dicho de otra manera, cada nueva respuesta genera nuevas preguntas y nuevos motivos para proseguir desbrozando el camino y excavando el monte. 


El increíble caso de los restos de un"híbrido celestial" o de un "santo, transgénico, extraterrestre" hallados en Illescas (Primera parte).


Uno de los fragmentos del citado artículo de Rafael Fraguas que impulsó a este etnopaleontólogo a buscar nuevos datos, con los que saciar la insaciable y malsana curiosidad científica que en aquellos momentos le enardecía y espoleaba a penetrar el escitante, oscuro y resbaladizo terreno de lo paranormal y lo supersticioso que impregna muchísimas de las tradiciones propias de la religiosidad popular carpetobetónica, decía así:

"En la tertulia, Aguirre hizo una confesión a los discípulos reunidos en torno suyo: "Una de las frustraciones científicas de mi vida ha sido la de no haber podido yo -ni haber hallado ningún alumno que quisiera- investigar un hecho singular que descubrí en un convento de la provincia de Toledo", les dijo. Y les relató su hallazgo: "En una visita realizada dos décadas atrás me fueron mostrados restos venerados desde hacía siglos por ser considerados reliquias óseas de santos. Pero, casi a simple vista, junto con restos humanos pude observar mezclado con ellos un hueso de las extremidades de un gran animal del Pleistoceno (desde 1,8 millones de años hasta 10.000 años). Se trataba de una falange de unos seis centímetros de longitud casi con certeza perteneciente a un gran bóvido, tal vez al animal precursor del toro actual"


Aspecto característico del esqueleto del pie o mano de un animal bovino, mostrando los tres tipos de falanges que constituyen sus dos dedos funcionales. La falange distal que es la que contacta el terreno, es muy caracteristica y conforma la pezuña, típica de las distintas especies de animales constituyentes del grupo. Las dos falanges, restantes son menos características
Imagen: Osteología ( Veterinaria ) 2

Su perplejidad no acabó allí. Entre aquellos restos halló también un hueso, llamado “fúrcula”, del esternón de un ave presumiblemente de una época similar. El hallazgo conmovió la conciencia de Emiliano Aguirre." 


Diversos tipos de fúrculas de diferentes especies de aves modernas, estructuras resultantes de la fusión de los huesos claviculares e interclaviculares, sus funciones biomecánicas no están suficientemente estudiadas
Imagen: Ciencias de Joseleg


Buscando una primera explicación a dos anomalías anatómicas de un santo

Intentar determinar las causas por las cuales unos restos humanos incluían un par de huesos no humanos pudo habernos hecho plantearnos, varios enfoques a cual más desconcertante e inquietante pues un santo o santa con una dotación ósea tan atípicamente humana no podía ser un ser humano común, normal y corriente tenía que ser un "fenómeno". 
La incongruencia esquelético-anatómica del contenido óseo del relicario de Illescas quizá ponía de manifiesto que los restos pertenecían a un humanoide, con algunas características anatómicas animalescas. ¿La presencia de una fúrcula, podría indicar que podía volar?, ¿Quizá se trataba de un ser híbrido, medio humano y medio angelical de aquellos que se dice que existieron en tiempos anteriores al Diluvio Universal? ¿Tal vez podrían ser los restos de una extraña criatura sobrehumana, producto de algún experimento transgénico, de origen extraterrestre? Ambas hipótesis eran sumamente emocionantes pero totalmente disparatadas y, por tanto absurdas, inválidas como justificación razonablemente creíble. La explicación más sencilla y, por ello, la más probable, la única interpretación que podía ser válida, debía ser que la sagrada mescolanza ósea, observada por el Dr. Aguirre en un innominado convento toledano, debía constituir un error o un fraude. 
Se trataría un error involuntario si aquella muestra osteológica, incongruente zoológicamente, se había reunido "al buen tuntún", agrupando diversos huesos de diferente origen biológico, restos de al menos tres especies distintas y por alguna persona analfabeta anatómicamente, pues quien realizó o supervisó la mezcla ósea, no había sabido diferenciar entre restos de humano, de bóvido y de ave. 
Pero cabía la posibilidad de que la mezcla de huesos incongruente zoologicamente no fuera casual, sino intencional, ya que con ella se hubiera querido demostrar que "aquel el santo", en particular, poseía unas cualidades extraordinarias que no poseían los demás humanos... 


Aspecto del esqueleto completo, articulado, de un ejemplar de uro euroasiático (Bos primigenius primigenius o Bos taurus primigenius)
Imagen: Bos primigenius 


Conocer la identidad del santo o santa, en cuestión, ayudaría a localizar su biografía y esto proporcionaría algunos datos de interés sobre su vida y milagros, donde quizá estaría la explicación legendaria o milagrosa sobre el origen de las dos curiosas "malformaciones" óseas poseídas por tal personaje.
Saber cuál era la localidad toledana, innominada por el Dr. Aguirre, en la que se ubicaban el innominado convento, poseedor del curioso reliquiario, cuyo contenido paleontológico había conseguido conmover la "consciencia" del profesor Emiliano Aguirre y, también, el detonante que provocase el interés de quien esto escribe hacia tan extraña situación anatomicopatológica.

Numerosas jornadas de pesquisas investigadoras, sobre el curioso asunto de los huesos humano anómalos, distribuidas a lo largo de todo un año, resultaron totalmente infructuosas, no consiguiendo obtener ni un solo dato relacionado con el tema. Así es que se decidió establecer contacto, por correo convencional con el profesor Aguirre, pues no maneja el correo electrónico, gracias a la mediación de un amigo común (Pepelu). Desde su despacho del MNCN, el Dr. Aguirre me informó del nombre de la localidad toledana: Illescas y del convento, propietario del reliquiario, motivo de la anécdota paleontológica que tanto me había interesado: santuario de Ntra. Sra. de la Caridad. Pero, muy amablemente, me hizo saber que no le era posible facilitarme más detalles, sobre el asunto por el que que me había interesado, pues se trataba de un tema "reservado", pendiente de investigación  para que lo llevase a término algún investigador "doctorando" al que pudiera dirigir él mismo... pero éste no era mi caso, circunstancia que quise aclararle, de buen principio, en mi carta de contestación.

Ensayando hasta donde puede llegarse, partiendo de "Esto es lo que hay" y "Usted está aquí"

Partiendo de los únicos datos fiables de los que disponía, extraídos de la escueta  información, suministrada por el Prof. Aguirre, consistente en que el sorprendente suceso se produjo durante una visita que, por motivos desconocidos, el Dr. E. Aguirre realizó al Santuario del Hospital de Ntra. Sra. de la Caridad, de Illescas, en Toledo, hacia el año 1983, durante la cual tuvo acceso al contenido de, al menos, uno de los relicarios que contenía algunos huesos, supuestamente humanos, deconociendo cuántos y cuáles eran los demás, se inició la búsqueda de nuevos datos complementarios que fuesen cabos sueltos de aquel embrollo etnopaleontológico de los que se pudiera ir tirando para seguir obteniendo más datos. 

Gracias a las pesquisas realizadas, durante diversas jornadas, se pudo conocer que en la iglesia toledana de Ntra. Sra. de la Caridad, de Illescas, existe una capilla denominada, popularmente, Capilla de las Reliquias o Capilla de Pacheco. Ambas denominaciones del mismo recinto eclesiastico, son debidas al hecho de que el mismo fue construido a expensas de una donación económica que, entre 1595 y 1600, hizo don Fernando Pacheco de Toledo, marqués de VillenaSeñor de Gargantalaolla, Comendador de Auñón y Berrinches y caballero de la orden de Calatrava.


Retrato del gran benefactor del santuario de la Caridad de Illescas, Don Fernando Pacheco de Toledo, realizado al óleo sobre lienzo, en 1595, por Juan Pantoja de la Cruz (1553–1608). Conservado en la colección de arte del convento. Fotografía original de Ramón Escobar Hervás.
Imagen: Maravillas ocultas de España

El mentado noble, castellano, además de un hombre rico era un grandísimo creyente, por lo que mientras estaba en Roma, como embajador ante la Santa Sede, en representación del rey de España Felipe III de España de la Casa de Austria (o Habsburgo), llamado el Piadoso, entre otras actividades, se dedicó a adquirir numerosos relicarios que contenían diversos tipos de reliquias sagradas, correspondientes a diferentes santos y santas, e incluso alguna relacionada con la pasión de Jesucristo o de la vida domestica de la Virgen María.

En esa época de su vida, comprendida entre finales del s. XVI y principios del s. XVII, consiguió reunir una importante colección de relicarios, en total unos 262, su valor relativo estaba determinado más por el número y diversidad de "santos personajes" representados que por la importancia de las dimensiones de los restos contenidos, la relevancia de los personajes y la riqueza de los materiales empleados en la decoración. 

Desde 1600, fecha de inauguración del nuevo santuario de la Virgen de la Caridad, se fueron depositando en la capilla que D. Fernando Pacheco había hecho construir, ex profeso para mantenerlas expuestas a la veneración pública. A tal efecto, el recinto había sido dotada de tres grandes alacenas, una en cada uno de los muros, utilizadas a modo de expositores de la colección, a imitación de las vitrinas que el rey Felipe II, había hecho construir, años antes en los muros de las capillas del templo del Real Monasterio El Escorial, para exhibir en ellas los miles de reliquias que constituían su obsesiva colección particular, atesorando restos de unos 6.000 santos y santas, en su mayor parte mártires.


Vista general de la llamada Capilla de las Reliquias o Capilla de Pacheco, con sus tres vitrinas repletas de los preciosos objetos sagrados que constituían la colección privada de Fernando Pacheco, marqués de Villena. Algunos otros relicarios, se ven expuestos sobre la cornisa de la bóveda. El espacio, tras las pinturas alegóricas de El Greco, permanece vacío. En primer término, a los lados, rejas de la cancela de hierro que cierra el recinto. Fotografía original de Yolanda Lancha.
Imagen: La Tribuna de Toledo

De la documentación consultada, se desprende que la mayoría de los relicarios de la colección y, tal vez, las reliquias que contenían en su interior procedían de diversos  lugares de Flandes e Italia, pero no conocemos cuántos ni cuáles podrían proceder de la Península Ibérica. También se sabe que antes de ser trasladadas a España, todos los relicarios fueron examinados y certificadas las reliquias como verdaderos restos de santos y totalmente auténticas, por los correspondientes expertos, vaticanos, en estos etéreos y delicados asuntos. Una parte de las reliquias fue revisada y certificada durante el mandato del Papa Clemente VIII, (1592-1605) haciéndose constar el veredicto aprobatorio mediante la bula papal de 1604, mientras que el resto de reliquias "importadas" del extranjero fueron revisadas y certificadas, por los expertos vaticanos, durante el pontificado del Papa Paulo V (1605-1621). 


Detrás del vidrio protector, de la enorme puerta vidriera que protege los numerosos relicarios contenidos en la alacena central de la Capilla de las Reliquias. Se trata de recipientes de formas y dimensiones muy diversas, confeccionados con materiales diversos. En su interior se guardan objetos de variada naturaleza, alguno son restos óseos, supuestamente humanos, procedentes del cuerpo de algún supuesto santo o santa... Fotografía original de Yolanda Lancha.
Imagen: La Tribuna de Toledo


D. Fernando Pacheco de Toledo que debió ser un católico tan ferviente, como "desmesurado" devoto de la Virgen de la Caridad, del Hospital de Illescas, al llegar la hora de la muerte, quiso manifestar sus católicos i filiales sentimientos, nombrando a la Virgen de la Caridad, patrona del Hospital y Santuario de de la Caridad de Illescas, como su única heredera universal, en su testamento de 1612. En el que hacía donación de toda su fortuna personal, su la colección completa de 262 reliquiarios y su colección de obras de arte, religioso, además de establecer una dotación económica para la fundación y mantenimiento de dos capellanías en el santuario del Hospital.




Continuará, próximamente


domingo, agosto 24

Séptimo Aniversario de FFI

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO.  Universitat de Lleida 

30 agosto de 2007 - 30 agosto de 2014  

Se cumple el SÉPTIMO ANIVERSARIO de existencia de FOLKLORE DE LOS FÓSILES IBÉRICOS la única bitácora etnopaleontológica "auténtica" de todo el país... y de gran parte del extranjero



El día 30 de agosto se cumplen los 2 555 días de vida divulgadora, en Internet, de este blog único, en su género. Durante los cuales hemos conseguido comunicar a personas de diferentes países y niveles educativos, multitud de aspectos desconocidos, curiosos y sorprendentes, característicos, de las relaciones existentes entre los humanos de diferentes territorios ibéricos y los fósiles de determinadas comarcas de la Península Ibérica.
Celebraremos que el equipo multidisciplinar unipersonal que creó y mantiene el proyecto, en funcionamiento, haya conseguido mantenerse unido y persistir, de manera voluntariosa y optimista en el intento, durante siete años consecutivos. 
Conmemoraremos la audacia del equipo, atreviéndose a competir en la blogosfera infinita, con otros equipos mucho más numerosos, bien preparados y mejor dotados, pero no mejor coordinados ni bien predispuestos a "dar el callo" sin rechistar. 
Festejaremos que el proyecto haya sido capaz de ir superando todas y cada una de las variadas y numerosas dificultades que han ido surgiendo y amenazando la viabilidad del proyecto investigador-divulgador, desde el mismo día de su nacimiento hasta el día de hoy. 

Uno  de los poquísimos sellos "institucionales" del Servicio Postal de Correos de España, dedicados a la divulgación de la Paleontología. Emitido en 2012
Imagen: La Ciencia en los Sellos

A pesar de las normales contrariedades, los errores propios y las zancadillas ajenas, se ha conseguido seguir avanzando en el sentido apropiado. Quizá no a la velocidad deseada, pero se ha descubierto y recolectado abundante información documental, se ha captado información oral de gran valor y se han divulgando muchos conocimientos novedosos, originales y específicos, de la "paleontología popular", reunidos y estudiados mediante los procedimientos específicos de la "paleontología cultural" y/o de la "etnopaleontolgía", ibéricas.
 

A la vista de los buenos resultados obtenidos a lo largo de todos estos últimos siete años de trabajo, investigador y comunicativo, debemos manifestar que nuestro grado de satisfacción, globalmente, resulta muy elevado y bastante compensador del esfuerzo realizado durante todo ese periodo de tiempo. 
Las condiciones ambientales, personales, no siempre han resultado las más favorables a los fines del proyecto, pues no siempre ha sido fácil lograr  compaginar las actividades propias del trabajo de investigación con otras actividades más prioritarias, como son las obligaciones laborales, algunas nuevas opciones, alternativas, profesionales o el cumplimiento de los compromisos familiares o sociales. Pero las expectativas que siempre han sido modestas, se han ido alcanzando de forma satisfactoria, en unas ocasiones más que en otras, pero la vida en general, es así y la del investigador forma parte de ésta.

Emblema de la Sociedad Española de Paleontología, conteniendo cuatro símbolos gráficos que representan a los componentes de cuatro grupos biológicos diferentes

Imagen: Paleobiologia del Neogen Marí

La afectación emocional producto de un pasajero estado de (in)justificada euforia pos-vacacional, nos impulsa a querer compartir el estado de sana y alegre enajenación mental que nos invade, con tod@s nuestr@s seguidores fieles y con nuestr@s lectoras/es circunstanciales. 
Así es que, para conmemorar todo lo conseguido hasta el día de hoy  y "de motu propio", se ha decidido celebrar el balance positivo de estos primeros siete años de vida, haciendo participes a tod@s nuestr@s amig@s y conocid@s en un sencillo acto conmemorativo. La celebración, como de costumbre, se realizará de una forma discreta, familiar, amistosa, sencilla, barata y autogestionada, recurriendo a la permanente colaboración de You Tube y las personas que cuelgan vídeos musicales.
 
Paleontology  

"Paleontology" es el título de un videoclip que comunica audiovisualmente el contenido poético y musical de una canción de título homónimo. Se trata de un trabajo original de Adam Brock, un joven músico norteamericano, editado en Youtube en abril del 2012, formando parte de un calendario musical.
Esta canción, como regalo de aniversario compartido, está dedicada o tod@s los paleontólog@s enamorad@s... 
De ciertos seres vivientes, distantes en el espacio y en el tiempo, que dejaron tras de sí objetos, señales y huellas, en episodios del pasado lejano o en encuentros del presente cercano... y que por una u otra causa han pasado a formar parte, de manera involuntaria y consciente, de nuestra vida emocional... y de nuestro trabajo de investigadores. ;-D




domingo, agosto 3

El registro fósil español y portugués, en el humor gráfico ibérico (3)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Universitat de Lleida


Humor gráfico, paleontológico, creado por paleontólog@s de la UCM... (2ª parte)


Introducción: 


Coincidiendo con el mes vacacional por excelencia y con el periodo de la canícula agostera, volvemos a traer a colación el tema del humor paleontológico universitario, español. Se prosigue la presentación de las raras historietas gráficas de humor paleontológico que aparecieron en la primera época de vida de la revista Coloquios de la cátedra de Paleontología de la Universidad Complutenses de Madrid. En esta ocasión, las publicadas entre 1965 y 1967, en las páginas de la COLPA complutense.



Humor Colpista

El que esto escribe presupone, quizá erróneamente, que es posible que muchos de los chiste gráficos que fueron publicados en los primeros años de vida de "la COLPA", la revista de Coloquios de la cátedra de Paleontología, que componen esta curiosa y singular serie, de historieta gráfica "creada por científic@s y para científic@s", sólo van a lograr hacer sonreír a aquell@s lectores/as  pertenecientes al gremio paleontológico. Pues cree que muy probablemente sólo l@s más "enteraos y enterás" van a saber ver dónde puede estar,  exactamente, el aspecto gracioso de la historia que tienen ante los ojos... Y eso no siempre va a poder suceder, porque en muchas ocasiones se hacen referencias a situaciones, hechos y personas de hace 50 años, de los que si no se conoce la intra-historia de las personas y personajes más relevantes de la cátedra de Paleontología de la UCM, por "haberla vivido" en primera persona o por "haberla oído contar" a otr@s colegas, alguna de las diversas historietas que iremos exponiendo, en esta sección, pueden carecer totalmente de "gracia" por falta de significado humorístico para l@s lectores ajenos a aquellas situaciones, hechos y personas y personajes y por tanto sufrir un déficit de efectos hilarantes. 
Siempre que haya sido posible disponer de la información considerada clave para contextualizar "sociológicamente" y científicamente la comprensión del mensaje  humorístico  de cada una de las viñetas presentadas, se adjuntará formando parte del comentario anejo y cuando no se pueda disponer de ella se llenará el vació existente con algún sucedáneo producto de la imaginación del escribiente.


El Iguanopepon cretácico del Dr. Bermudo Meléndez
 
Un dibujante, hoy desconocido, caricaturizó en 1965 al ya famosos catedrático de Paleontología de la Facultad de Ciencias de la UCM, el Dr. Bermudo Meléndez. Representado con su típica cartera de mano, de cuero, y su juvenil "trenka", de paño de lana, arrastrando el esqueleto completo de un Iguanodon montado y articulado sobre una plataforma rodante. En el rótulo aparece escrito: IGUANO PEPON cretácico. 
Mientras Dn. Bermudo dice: "Pues lo que es yo, ya tengo asegurada la sopa y el puchero de la semana"
Tal vez, la frase que dice el monigote que representaba al Dr. Bermudo Meléndez, alude muy sarcásticamente, a la parquedad de los sueldos del profesorado universitario, español de la época.unos ingresos que debían resultar especialmente limitados para un catedrático universitario que era padre de familia con diez hijos a su "carga", con todos los gastos que tal responsabilidad paterna suponía. 
Pero el profesor Meléndez, acostumbrado a superar dificultades, se iba sacando algunas "perrillas" extras con las sucesivas ediciones y re-ediciones sus libros de texto, sus cuadernos de prácticas y sus ficheros de Geología y de Paleontología, que tanto nos ayudaron a organizar los contenidos y actividades de la asignatura de Geología , en nuestros primeros tiempos de docencia de esta materia... a mediados de 'los 70'. Publicado en la p. 14, del nº 5 de COLPA, en 1965.
Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes



Un equivalente prehistórico del TALGO
 
En la España de aquella época viajar en tren, el sistema más popular, resultaba muy incómodo, lento y sucio, debido al primitivismo del sistema de transporte ferroviario. Poder viajar en los selectos coches que constituían los convoyes del sofisticado Tren Articulado Ligero de Goicoechea y Oriol (TALGO) era considerado el "medio de transporte ideal". Debido a su selectividad, comodidad, seguridad, velocidad y limpieza. Tal vez entonces, el hoy desconocido dibujante, estaba haciendo una sátira o metáfora de la precaria situación social, política y económica, que se vivía en aquella lejanísima época, a la que hoy podría calificarse de "estrecheces económicas", "pre-desarrollimo económico",  "autoritarismo político" y "franquismo sociológico". Publicado en la p. 9 , del nº 6 de COLPA, en 1965.
Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes


La Divina Providencia y los fósiles

Según el autor de este divertido fotomontaje, el Dr. Meléndez demuestra, prácticamente, a un grupos de sorprendidos alumnos la probervial sabiduria de la madre Naturaleza. Un muy providencial plegamiento de los estratos, habría contribuido a que un esqueleto de dinosaurio se hubiera conservado en perfectas condiciones de estudio paleontológico. Fosilizado en posición de vida, completamente articulado y sin desmembramiento ni distorsiones, lo cual constituye un verdadero prodigio. 
Tal vez esta broma gráfica, sólo fuera un inocente "ajuste de cuentas" entre un hijo y alumno universitario, descreído, y su padre y profesor universitario, un reconocido científico, tan evolucionista como católico militante. Posiblemente esta "puya geológica", filial, no pretendía hacer mucha "pupa" sino sólo un poco de "gracia paleontológica".

Resulta sumamente chocante conocer que el autor de esta viñeta fuera "Quique" Meléndez, uno de los diez hijos de Dn. Bermudo que por entonces estudiaba Ciencias Biológicas y que tuvo, a su propio padre, como profesor, en una asignatura en particular. 
Con el paso de los años Enrique Meléndez-Hevia acabó convertido en catedrático de Bioquímica de la Univ. de La Laguna, en Tenerife (Canarias) y reconocido investigador. Saltando a la fama y adquiriendo enorme popularidad a partir del 2000, gracias sus misteriosos y prodigiosos complementos nutricionales, conocidos popularmente como los "polvos de Meléndez" Publicado en la p. , del nº 7-8 de COLPA, en 1966.
Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes


El inconsciente traidor y los horrores de la visita a la "pelu"

Este chiste, de autor desconocido y producción extraña al equipo de ilustración de la COLPA, pues fue extraído de la revista "guiri" Geoscience que entonces se calificaba como pertenciente al género "chiste mudo", además, hoy día podría ser calificado como "casposo" y "machista" por su intención ridiculizadora del género femenino. Se representaba una seria, poco agraciada y muy abstraída científica describiendo al, no visible, auditorio las propiedades características de los granos de polen, de abeto. La inconsciente profesora, parece no haberse dado cuenta de que su intensa dedicación al estudio de la palinología, ha acabado por influir en su vida privada y en su aspecto estético, mucho más de lo que ella pudiera llegar a imaginar. La elección del "curioso" bio-peinado que corona su científica "mollera" de sabia docente no parece ser casual ;P
Publicado en la p. 8, del nº 10 de COLPA, en 1967.
Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes



Cuánto más "pellejo", mucho más valor

La viñeta cómica que viene a continuación, muestra de forma humorística el elevado valor que los paleontólogos y paleontropólogos de de 1967 y de todos los tiempos, conceden a la antigüedad de los hallazgos. La autora, entonces una joven estudiante, situaba la acción en un caluroso y desértico lugar de África, entonces un lugar muy lejano, aventurero y misterioso para cualquier estudiante español de aquella época. 
No queda claro si Nairobi era el punto final de destino del gigantesco hueso largo de un enorme vertebrado prehistórico africano o el punto de embarque con destino a Madrid....y más concretamente la Cátedra de Paleontología de la UCM. 
Lo que sí parece quedar claro, a partir del diálogo y de la precariedad de medios disponibles, es que se había representado a dos ejemplares de personal investigador, de una Universidad española cualquiera...;D

Hoy, pasados 50 años, resulta sorprendente comprobar que aquella joven autora que firmaba como D. Gil, en realidad, era la Dra. Mª Dolores Gil Cid, una reconocida paleontóloga, especializada en Paleontología del Cámbrico-Ordovícico español, profesora Titular del Facultad de Ciencias Geologicas de la UCM.
¡Cuantas sorpresas aguardan en la vida, futura, a cualquier estudiante de ciencias! Este pronóstico, hoy sigue siendo tan cierto como hace 50 años.
Publicado en la p. 8, del nº 12 de COLPA, en 1967.
Imagen: Cortesía de Carolina Fuentes


Agradecimientos:

Carolina Fuentes (
blog paleontologico de carolina) y a Manuel Meijide (El Artesano Numantino), por ayudarme a reunir y datar un material con el que poder cumplir mis objetivos de documentación paleonto-humorística española.

A cualquier persona que con sus comentarios quiera enmendar algún error cometido o proporcionar datos con los que poder configurar el contexto sociológico y científico de cada historieta, de forma más correcta y fidedigna a los hechos realmente sucedidos hace 50 años. Porque la realidad siempre superará a la ficción... e incluso a la ciencia-ficción.




Fuentes:

Anónimo. Coloquios de Paleontología. Archivos. Revistas Científicas Complutenses 

- Anónimo. Humor "Fósil" Chistes publicados en COL-PA y otras publicaciones. 
Museo de la Geología de la UCM  

Anónimo. Indice de la revista Coloquios de Paleontología. Archivo de Revistas de laUniversidad complutense de Madrid
- Anónimo. Bermudo Meléndez Meléndez. Wikipedia 
- Carrascosa Santiago, Alfonso V. 2014. "Católicos y científicos: Bermudo Meléndez"   Revista Ecclesia 
- Meléndez Meléndez, Bermudo. 1947. La Hipótesis Transformista. Revista de la Universidad de Oviedo , vol. VIII, nº 43-44 p. 5-39
- Ronzón, Elena. 1982-1983. La Revista Theoria y los orígenes de la filososfía de la ciencia en España (I) El Basilisco: revista de materialismo filosófico, 1a Época. No 14 (9-40) 

lunes, julio 21

El registro fósil, recogido y explicado por la literatura popular (10)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida

Las numerosas interpretaciones legendarias, inventadas en Tortosa, para explicarse la presencia de unos diminutos fósiles de forma estrellada (2ª Parte)



Recapitulación

En la entrada que, sobre el mismo tema, se publicó el pasado día 05/07/2014, se presentaron 7 de las 15 leyendas que han podido ser localizadas y recogidas de diversas fuentes documentales, escritas, algunas de las cuales tienen más de 150 años. Las diferentes explicaciones fantásticas fueron creadas para justificar la anormal presencia de unas curiosísimas piedrecitas, estrelladas, en las inmediaciones de una ermita de las afueras de la ciudad de Tortosa (Tarragona) que desde siempre ha sido muy visitada por los habitantes de la ciudad.
Las llamadas, vulgarmente, "estrelletes" de Mig Camí, en realidad son fósiles, se trata de fragmentos individualizados procedentes de la disociación del tallo de una especie de crinoideos, de unos 130 millones de años de antigüedad.

Esquema gráfico representando, a la izquierda, el aspecto externo del crinoideo, completo, sus diversas partes aparecen señaladas e identificadas. A la derecha, los diversos tipos de componentes, individuales, de las diferentes partes, tal como pueden encontrarse, fosilizadas, en el yacimiento de Mig Camí. Ilustración reproducida del libro, de Álvaro Arasa, titulado "Estrelletes" de Mig Camí



LEYENDA Nº 8

Relataba que los millares de "estrellitas de piedra", acumuladas alrededor de la ermita eran el resultado de una lluvia de estrellas, causada por la voluntad de la Virgen, con la finalidad de señalar, de forma explícita, la sacralidad del lugar del promontorio sobre el que se asentaba la ermita, consagrada a su culto. 
Además, una vez precipitadas sobre el terreno y petrificadas, su rara forma, serviría para indicar a los creyentes devotos de que eran un tipo de objetos beneficiosos para los humanos


Aspecto del firmamento nocturno durante una "lluvia de estrellas", en realidad, tales "estrellas fugaces" son micrometeoritos cosumiéndose en las capas altas de la atmósfera
Imagen: Efemerides astronómicas


La relación de la Virgen María con las estrellas, se debe al hecho de que la Iglesia católica, desde hace siglos ha aplicado dos sobrenombres, metáfóricos, a la Viregen María, relacionados con dos supuestas funciones marianas, en relación con su benéfica influencia humana. 
El sobrenombre "Stella maris", la compara con la estrella que al ponerse el sol orientaba la navegación nocturna, de forma segura, de los navegantes, siendo María la estrella que guía a los cristianos en sus periodos vitales oscuros. 
El segundo sobrenombre "Stella matutina", la estrella que precede la luz de la aurora, cuando concluye la noche, y que anuncia la llegada del sol, siendo María comparable, por ser la madre de Jesús. 




LEYENDA Nº 9

En relación al mismo tipo de fenómeno astronómico-geológico-milagroso, otro relato popular, sostenía que la lluvia de estrellitas de piedra había sido producida como agradecimiento al placentero efecto que le había producido la grata contemplación del maravilloso cielo nocturno de Tortosa, repleto de estrellas.
Cierto día en que la Virgen, iba de viaje por aquel camino, se le hizo de noche cuando estaba llegando a Mig Camí. No pudiendo proseguir su viaje por falta de luz, optó por detenerse en el lugar que le pareció más apropiado.  
Una vez instalada para dormir, la contemplación del estraordinario firmamento estrellado la indujo a conciliar rápidamente el sueño. A la mañana siguiente, completamente descansada y feliz, antes de proseguir su viaje, decidió a hacerles un regalo maravilloso a los habitantes de la ciudad. La virgen hizo precipitar, desde el cielo, hasta aquel lugar, en el que había dormido plácidamente, miles y miles de las estrellitas que la noche anterior adornaban el cielo tortosino, consiguiendo reproducir en el suelo de Mig Camí un espectáculo semejante, al presenciado en el firmamento nocturno.

Se según se cuenta en Tortosa, el tejado decorado con estrellas, situado bajo la estatua de la Virgen, que corona el cimborrio de la ermita, pretende representar y conmemorar una legendaria lluvia de estrellas que por voluntad divina se produjo y milagrosamente sobre Mig Camí.
Fotografía original de César Bel


LEYENDA Nº 10

Contaba que se trataba de una infinidad de piedras vulgares y corrientes que habían sido, milagrosamente, miniaturizadas y remodeladas, al entrar en contacto con las manos de la Virgen. El suceso milagroso se produjo cierto día en el que pasando la Virgen por aquel camino, se cruzó con una turba de "herejes" que iban en dirección contraria.  

Antiguo grabado extraído de un viejo libro de relatos cristianos, ejemplarizantes, representando la lapidación y muerte de san Esteban, mártir, a manos de los judíos. 
Imagen: Bible Stories

Al reconocerla, los herejes se pusieron furiosos e impulsados por sus diabólicos instintos, empezaron lanzarle piedras con la intención de matarla.  La Virgen salió huyendo para refugiarse en una ermita cercana, pero mientra huía corrrriendo iba atrapando todas las piedras que los herejes le habían lanzado para herirla. Cada pedrusco que recogía hábilmente, al vuelo, milagrosamente, empequeñecía y adquiría la forma estrellada, para representar el poder y la bondad de la Madre de Dios, con de su mano, abierta, mostrando la palma con sus cinco dedos extendidos como indicio de protección maternal.


LEYENDA Nº 11

Contaba que los millares de estrellitas de piedra, de Mig Camí, eran los millares de pequeñas florecitas que, desde el cielo, los angelitos habían dejado caer sobre la tierra, durante siglos, en determinadas festividades marianas.


Trío de angelitos musiqueando para alegrar el día a la Virgen de la Providencia, con sus cancioncillas. Retratados durante una actuación musical, en uno de los días en que no les tocaba dejar caer florecitas, sobre Mig Camí. Pintura de Juan Correa de Vivar, 1535.

Imagen: Iconografía musical

Tales juegos florales tenían la finalidad de glorificar y entretener a la Virgen María, la Madre de Dios y, de paso, embellecer los alrededores de su sagrada residencia terrenal.  Suponemos que tales florecillas celestiales, al tocar el mundanal terreno de Mig Camí, se debían ir petrificando...


LEYENDA Nº 12

Es muy semejante a la anterior, del mismo tipo de efecto floral-angelica, contaba que las estrellitas de piedra de Mig Camí, en realidad, eran "florecitas secas", petrificadas, acumuladas alrededor de la ermita, porque los angelitos, para obsequiar a la Madre de Dios, se las bajaban desde el cielo, continuamente, de noche y de día, sin parar ni un momento, por eso no se acaban nunca. 

Pequeñas florecillas de cinco pétalos, constituyentes de las inflorescencias colectivas del saúco común (Sambucus nigra). Tales florecitas vegetales tienen un aspecto y tamaño, bastante semejantes a los de las "estrelletes" de Mig Camí. La capacidad fabuladora de alguna persona debió hacer el resto del trabajo creativo 
Imagen:  Plantas medicinales

Cuando llueve, las florecitas petrificadas, se lavan de la tierra que las cubre y enmascara, resultando más visibles para los devotos que las buscan que, una vez limpias, pueden encontrarlas y recogerlas, con más facilidad que en cualquier otra ocasión, menos favorable.


LEYENDA Nº 13

Según esta narración las estrellitas de piedra que aparecían esparcidas, a millares, por los alrededores de la ermita de la Providencia, se habrían formado, prodigiosamente, en el momento en que los pedazos de la imagen de la Virgen, destruida por los mahometanos, tocaron el suelo. El terreno previamente consagrado por la construcción del santuario, al ser arruinada la ermita por los moros, quiso crear una forma de señalar que continuaba siendo un lugar consagrado a María.
 
Detalle del grabado que ilustra la cabecera de "unos gozos", dedicado a Nuestra Señora de la Providencia del Hermitorio de Mitancamí de Tortosa, impreso en Gerona en fecha indeterminada del s. XIX. Nótese que las estrellas de la corona son de cinco puntas, hecho muy poco habitual en este tipo imágenes
Imagen: Bibliothèque numérique de la MCA de Montpellier

Se suponía que las estrellas de cinco puntas que rodeaban la augusta cabeza de la Virgen María, formando su corona, habrían sido el patrón que habría servido de modelo o molde para la aparición de las que yacían por tierra.


LEYENDA Nº 14 

Otra leyenda, explicativa-justificativa de tipo mágico-religioso, relataba que las pequeñas estrellitas de piedra que hoy se encuentran esparcidas, a millares, sobre el terreno cercano a la ermita, eran estrellas del cielo que se habían desprendido del cielo hasta el suelo al "morir de tristeza". Tal cosa habría sucedido durante la noche correspondiente al día en que dos mujeres y sus maridos, "mancillaron con sus humanos pies" el terreno sagrado en el que habían yacido durante cientos de años los pedazos de la imagen de la virgen que, siglos antes, había sido destrozada, sacrílegamente, por los invasores mahometanos. El hallazgo de los pedazos sucedió por casualidad, atraídos hacia el lugar por una serpiente a la que mataron a garrotazos, encontrando junto al cadáver del ofidio los "santos pedazos"
 
Grabado en madera de finales del s. XVIII a principios del XIX para ilustrar un Gozo dedicado a la imagen de la Virgen de Mig Camí de Tortosa. A la izquierda dos devotas mujeres implorando protección. A la derecha un hombre mata a garrotazos una enorme serpiente que "protegía" los pedazos de la imagen perdida.
Imagen: roderic.uv.


LEYENDA Nº 15

Exist otra leyenda popular, explicativa-justificativa de tipo mágico, pero no religioso, en la que no solo se justificaba la presencia de las "estrelletes" sino también la de los "pilanets", que existían en el lugar de Mig Camí. 
Relataba que "un cierto día", las minúsculas "estrelletes" habían caído del cielo, juntamente con las gotas de lluvia, mientras el agua fluía o se infiltraba y desaparecía, las extrañas piedrecitas estrelladas iban acumulándose, a millones, sobre el terreno.

Aunque no son comunes los chaparrones que además del agua de precipitación, depositan "otra clase de cosas", pues se conocen diversos casos de lluvias de todo tipo de seres y cosas... ninguno en que el agua vaya acompañada de piedrecitas extrañas (fósiles)
Mire fijamente la imagen y dígame que es lo que ve en el interior de los trazos de las gotas de lluvia....
Imagen: Agua de lluvia

 Algo todavía más extraordinario, es que los "pilanets" se iban formando, aleatoriamente, cuando, por "pura casualidad", algunas de los miles de "estrelletes" que caían se iban amontonando, unas encima de las otras, hasta que el apilamiento perdía el equilibrio y caía en forma de bloque de estrellitas soldadas. Se sabía de tales prodigios pétreo-meteorológicos, porque "una muchacha, tortosina, llamada Providencia", había sido testigo de tan irrepetible portento meteorológico....


La cultura popular tortosina y sus circunstancias naturales y sociales

Posiblemente la extraordinaria riqueza en relatos legendarios, predominantemente, de tipo religioso, asociados a un cierto tipo de fósiles localizados en las inmediaciones de una ermita, se deba a la circunstancia  de que la población de Tortosa y de los pueblos de los alrededores era profundamente religiosa, enormemente conservadora y mayoritariamente tradicionalista.
La práctica totalidad de las diversas leyendas presentadas en este trabajo fueron recogidas en documentos impresos, publicados entre 1850 y 1960. Los añejos relatos populares han conseguido resistir la erosión del paso del tiempo y superar el olvido definitivo, gracias a su registro en forma de texto en diversos documentos escritos. Algunas pocas de las narraciones originales han conseguido resistir vivas, al paso del tiempo, en la memoria de los más viejos del lugar...
Resulta curioso comprobar como en distintos documentos del mismo periodo históricos, parecen mantenerse versiones explicativas, fantásticas, del mismo fenómeno paleontológico que, objetivamente, resultaban totalmente contradictorias, pues atribuían muy diferentes orígenes maravillosos al mismo tipo de singulares piedrecitas. En la ingenua y confiada mentalidad popular, de todas las clases sociales tortosinas más devotas de la "Mare de Déu de la Providència de Mig Camí" coexistieron varias versiones distintas de un mismo hecho, durante décadas y sin ningún problema

Ilustración humorística que podría representar muy bien la paradójica situación interpretativa a la que tuvieron que enfrentarse generaciones de perplej@s tortosin@s cuando observaban las "estrelletes de pedra" de Mig Camí e intentaban comprender como pudieron haberse formado tales objetos. Dibujo de Lacoste
Imagen: La Jeringa

A pesar de que las "estrelletes" de Mig Camí, en la actualidad, parecen gozar de muy poco peso cultural se puede afirmar y demostrar que, hasta tiempos muy recientes, han ocupado un lugar destacado en el imaginario mágico-religioso colectivo y en los usos y costumbres cotidianas y festivas de l@s trotosin@s. Tal descenso de estatus cultural, respecto de las generaciones anteriores se debe a la transformación modernizadora de la sociedad tortosina durante los últimos cincuenta años. 


El irracionalismo contra la ciencia

Para que el/la lector/a, de este trabajo, pueda hacerse una idea aproximada del fuerte arraigo popular del que disfrutaban este tipo de creencias irracionales, vinculadas a la religiosidad popular tortosina, que daban por seguro el origen maravilloso de los minúsculos fósiles de la ermita de la Virgen de la Providencia, entre los tortosinos de finales del s. XIX, se presenta una anécdota, sobre el particular, recogida por el ingeniero, naturalista, folclorista y político Celso Gomis y publicada en 1902:

"El docto geólogo D. José Landerer dio, algunos años atrás, en Tortosa una serie de conferencias sobre geología, y al explicar el origen natural de aquellos fósiles [artejos disociados o agrupados del pedúnculo de los crinoideos de la especie Pentacrinites neocomiensis], fué acogido con siseos y murmullos de desaprobación por su auditorio, que por cierto no se componía de personas iletradas, y á pesar de su reconocido catolicismo, no pudo evitar que se le tachase de hereje, lo cual hizo que suspendiese dichas conferencias y renunciase á seguir ilustrando á una gente que se empeñaba en cerrar los ojos á la luz de la Ciencia."

D. José Landerer, astrónomo, geólogo, paleontólogo, divulgador e ilustrador científico, fotografiado, a principios de s. XX, en el Observatorio del Ebro, en Tortosa, fotografiando manchas solares.

Para quienes, desconociendo la biografía del científico D. José Landerer, erróneamente, pudieran pensar que se trataba de una persona materialista, atea o izquierdista...hay que informarles que Landerer era "muy" católico, "buen" practicante, y "bastante" conservador, es decir, era una persona "de derechas". Pero como científico naturalista, responsable y coherente, no podía dar apoyo a las explicaciones legendarias, pueriles e irracionales que circulaban en la Tortosa de su tiempo y que eran defendidas "a capa y espada" por los ultraconservadores más ignorantes, intolerantes y cerriles