jueves, mayo 31

Usos emblemáticos del Registro fósil ibérico (4)

Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida



Los dinosaurios ibéricos usados como emblema (1)



Los restos fósiles de dinosaurios españoles y portugueses, constituyen un ejemplo inmejorable de aquellos tipos de fósiles ibéricos que, en los últimos 30 años, han resultado ser los fósiles más carismáticos y, por tanto, los más aptos para ser preferidos como emblema.
Las justificaciones sociales apuntadas para la elección de este tipo de animales, coinciden en casi todos los casos con las que se mencionaron en la entrada anterior dedicada al uso emblemático de fósiles y que en el caso particular de este tipo de animales se pueden resumir con el término "dinomanía" acuñado por el veterano dinosauriólogo José Luís Sanz.
Este tipo de impresionantes animales, extintos hace hoy cerca de 65 millones de años, que han hecho aumentar las vocaciones paleontológicas de forma exponencial, durante estos últimos 35 años, también han hecho brotar como hongos, por todas las comarcas que conservan sus restos, una gran cantidad de ofertas económico-culturales y servicios lúdico-educativos, relacionados con la exhibición de sus restos, por medio del denominado turismo cultural, geoturismo y turismo dinosauriológico. 


Las actividades consisten, según las ofertas disponibles, en recorrer rutas icnológicas, visitar centros de interpretación y museos paleontológicos, donde observar restos reales, réplicas y reproducciones a diferentes escalas, asistir a proyecciones audiovisuales, participar en talleres de excavación ficticia de huesos ficticios. Muchos equipamientos están dotados de su correspondiente sección de “merchandaising” de innumerables productos dinosaurianos.
La oferta turística se completa cuando existen parques temáticos cercanos, las rutas aparecen ambientadas con reproducciones de gran parecido y esculturas populares de dudosa calidad. 


Para que los turistas poco informados no se pierdan la visita a ningún yacimientos, se plantan carteles informativos o promocionales en las carreteras secundarias, en las periferias de los pueblos y en las plazas de las aldeas. En todos los rincones visitables aparecen de guías homologados, guías “piratas”, cicerones improvisados o avispados vendedores de toda clase de "piedras" y hasta se han creado empresas o negocios locales que en su nombre, su logo o en su oferta comercial, han incorporado, alguna palabra, más o menos, relacionada con estos sorprendentes y magníficos reptiles mesozoicos, o con alguno de los tiempos geocronológicos en los que vivieron, sobreabundando adjetivos calificativos tales como "jurásico" o "cretácico".



Escultura, a tamaño natural, representando el hipotético aspecto que supuestamente pudieran haber tenido los  dinosaurios "arcosaurios" que, hace unos doscientos treinta millones de años, dejaron impresas las huellas de sus pisadas en un lugar de Santisteban del Puerto (Jaén). Fotografía de Pedro Salido López
Imagen: Santisteban.EU

Los distintos emblemas dinosaurianos diseñados especificamente y usados localmente, asumen básicamente funciones de imagen de marca comercial o de hitos geográfico-identitarios y por tanto cumplen una finalidad diferenciadoras e identificadoras, para cada oferta turística en particular.

Tanto si se trata de bienes de consumo como si se trata de servicios, los emblemas que los representan y anuncian, pueden adoptar formas y soportes muy diferentes. Pudiendo estar relacionados con sectores sociales muy variados, tales como los dedicados a actividades recreativas y culturales como pueden ser los eventos deportivos y culturales, los concursos literarios o gráficos, las pruebas deportivas, el geo-turismo, etc.. También están implicadas actividades creativas tales como puedan ser: la construcción y la decoración, la alimentación y las bebidas, la ropa y los complemento, el diseño gráfico y la publicidad, etc., etc.

Nota: En este trabajo se han descartado todos aquellos casos en los que el uso emblemático paleontológico esté desvinculado de cualquier yacimiento real que pudiera existir en el ámbito local o comarcal. Debido a que en estos casos el uso emblemático es puramente oportunista y solamente se corresponden con vinculaciones imaginarias o irreales, sin ninguna justificación de tipo científico ni paleontológico. Tal sería el caso de los logos y nombres alusivos usados por de ciertos parques recreativos o exposiciones temporales temáticas, así como ciertos negocios de venta de productos diversos, hipermercados, jugueterías, etc.


Emblemas dinosaurianos en Andalucía (1)

Los escasísimos restos de dinosaurios o de reptiles similares que, hasta ahora, han sido hallados en Andalucía son producto de hallazgos de una extremada rareza, razón por la que se les otorga un extraordinario valor testimonial en el ámbito regional. La causa de tal situación de extrema escasez de restos de dinosaurios hay que buscarla en la paleogeografía y en la historia geológica andaluza. 


Las tres grandes unidades geomorfológicas que se suelen diferenciar en Andalucía: Sierra Morena, Depresión del Guadalquivir y Sierras Béticas, revelan con claridad las distintas etapas y condiciones geológicas durante su formación. Materiales mesozóicos hay muy pocos y por tanto pocas posibilidades de hallar restos de dinosaurios.

ImagenHistoria geológica de Andalucía 

Cuando los dinosaurios campaban por muchos otros lugares de las diversas regiones de la Península ibérica, entonces, casi todo el actual territorio de Andalucía, yacía bajo el mar formando parte de su fondo marino. Cuando los últimos dinosaurios se extinguieron, a finales del Cretácico, la mayor parte del actual territorio de Andalucía, aún seguía yaciendo bajo el mar, este es el motivo por el que en todo el territorio andaluz, en las rocas sedimentarias predominan los restos fósiles de organismos marinos. 


Santisteban del Puerto (Jaén)

Una excepción a lo anteriormente dicho, la constituyen las huellas de pisadas de "dinosaurios" halladas en la localidad jiennense de Santisteban del Puerto, población situada en el centro de la comarca del Condado, en las estribaciones de Sierra Morena. Este es uno de los dos únicos yacimiento de icnitas de dinosaurio localizados, hasta ahora, en Andalucía


Un poco de historia social

El lugar del hallazgo se conoció inicialmente como el Yacimiento de Erillas Blancas. Esta denominación hacía referencia al uso tradicional dado a aquel lugar desde muy antiguo, dejar secar y trillar el cereal, tras la siega. Fue a principios de los años 60 cuando Luís Ramírez Plaza, entonces un estudiante santistebeño, descubrió casualmente la existencia de un conjunto de extrañas marcas (icnitas) en la superficie de la roca de arenisca en aquel lugar. Inmediatamente el joven descubridor puso en conocimiento de sus profesores el hallazgo realizado, las cuales tras visitar el lugar se dieron cuenta de la posible importancia científica de aquellas marcas y lo comunicaron a alguns geólogos que pasaron por la población, pues realizaban estudios de campo en la comarca. 
A partir de entonces se interesaron algunos paleontólogos en su estudio: López-Garrido en 1969, Albert Félix Lapparent en 1971, Alberto Pérez-López en 1996 y G. R. Demathieu y Félix Pérez Lorente en 1999. Posteriormente otros paleontólgos como los hermanos Jesús y Matías Reolid han seguido estudiando el yacimiento santistebeño intentando desentrañar el enigma de las icnitas de dinosaurio anómalas

Debido a su extraordinaria importancia regional, por causas científicas, paleontológicas y patrimoniales, el lugar del hallazgo fue declarado Monumento Natural, el 23 de noviembre de 2001, por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. 
Algunos años antes, en 1998, el ayuntamiento y la diputación provincial de Jaén, ya se habían puesto de acuerdo en la conveniencia de señalizar el lugar, darlo a conocer al público forastero y aprovechar el atractivo de su misteriosa singularidad para promocionarlo turísticamente, con la intención de reconvertir un yacimiento paleontológico en un "yacimiento de empleo" generador de ingresos para algunos habitantes de la localidad.


Un niño cabalgando la estatua del dinosaurio de las Erillas Blancas, el día de la inauguración oficial, mientras al fondo, dos de los tres escultores observan la escena. Fotografía de Manuel Collado, aparecida el 12 de julio de 1999 en el Diario de Jaén.
Imagen: Santisteban.EU

En 1999, se construyó en un pequeño pabellón enrejado, para preservar las huellas del desgaste causado por las inclemencias del tiempo y evitar el acceso de personas indesables. La edificación, diseñada por el arquitecto Bernabé J. Reche, se realizó con materiales constructivos locales y tradicionales, como son la piedra y la madera. Además se adecuó el entorno con el trazado de caminos de tierra, aparcamiento para coches, la plantación de árboles y la instalación de algunos bancos, barandillas, paneles informativos, focos y una fuente de agua. 


Instantánea del día de la inauguración oficial del Paraje Icnológico de las Erillas Blancasen la que aparece un grupo de humanos junto a la estatua del dinosaurio de Santisteban. En la izquierda, los dos responsables políticos, el alcalde y la Delegada provincial de Cultura. En la derecha los tres responsables artísticos. Fotografía de Manuel Collado, aparecida el 12 de julio de 1999 en el Diario de Jaén.
Imagen: Santisteban.EU


La inversión total necesaria para realizar este proyecto de conservación del patrimonio natural y de estímulo turístico, era de 4.550.617 pesetas (27.087 €). Las obras fueron subvencionadas en su mayor parte por la Asociación para el Desarrollo Rural de la Comarca de El Condado (Asodeco), con una cantidad de 3.191.732 pesetas  (18.998 €), provenientes del programa europeo "Leader II" y el resto por la Diputación provincial.
El espacio que fue dedicado a la conmemoración y preservación del conjunto de icnitas de dinosaurio de Santisteban del Puerto, oficialmente se denomina Monumento Natural y Zona recreativa de las "Pisadas de Dinosaurio "

Vídeo de la Inauguración del Área Recreativa del Dinosaurio, en Santisteban del Puerto (Jaén), el 10 de julio de 1999 emitido por Canal Sur.


En la actualidad, casi veinte años más tarde, el lugar que conmemoraba el hallazgo del conjunto de enigmáticas icnitas triásicas de Santisteban del Puerto, aparece algo cambiado, pues en años sucesivos el ayuntamiento ha ido instalando diversos elementos tales como diversos juegos infantiles, luego se construyeron tres esculturas de cemento armado, no demasiado realistas, representando tres tipos de dinosaurios populares, cuyo conjunto constituye una zona recreativa familiar e infantil denominada "Parque del Arcosaurio". Las esculturas que lo ambientan temáticamente, por su aspecto, parecen representar un tiranosaurio, un estegosaurio y un "carnosaurio". La fidelidad del parecido resulta discutible, pero si no llegan a satisfacer las expectativas morfológicas y estéticas de un paleontólogo, sí satisfacen las ansias de muchos grupos familiares y escolares, de inmortalizar fotográficamente su visita al lugar. El estegosaurio, representado a cuatro patas, es la figura que resulta más accesible para que grupos de pequeños aventureros, escalen el dinosaurios, se encaramen sobre su lomo y sus placas, sirviendo como pacífica cabalgadura de fantasías infantiles.  Finalmente, se completó el equipamiento del Área  recreativa con la edificación del Restaurante Samper que ofrece los servicios tipicos de un negocio de este tipo 


Mural de obra, que anuncia a los automovilistas que pasan por la carretera A-312, el nombre del lugar. Si se observa con atención el mural, además del dinosaurio saltarín de la derecha, en la parte baja, se pueden ver unos trazos que representan las icnitas del lugar. Captura de pantalla de un vídeo oficial, promocional de los
Espacios Naturales de Jaén
Imagen: Área Recreativa Huellas de Dinosaurio (Santisteban del Puerto)


La escultura del dinosaurio

Ahora como en 1999, el lugar sigue estando presidido y señalizado estratégicamente por la misma escultura de hierro oxidado representante de aquellos hipotéticos dinosaurios autores de las icnitas misteriosas hace 230 millones de años. Aunque de modestas dimensiones, al estar erigida sobre un pequeño domo de piedra resulta muy visible para los usuarios de la carretera cercana (A-312, km 46-47), a solo 6 m. de distancia.
La estatua del dinosaurio bípedo, tridáctilo y rampante, de color marrón oscuro, faz sonriente y boca dentuda que sirve como reclamo visual para atraer la atención de los conductores que pasan, a menos de 6 m. de distancia, por la ruta que une Santisteban con Navas de San Juan, también sirve para identificar el lugar del hallazgo de las enigmáticas icnitas y además para simbolizar a sus ignotos autores, dando a conocer el posible aspecto que pudo haber tenido uno de aquellos dinosaurios. Se trata pues de una obra artística, pero también es un icono paleontológico por su función simbólica y su finalidad informativa.

El dinosaurio sonriente, en primer plano, detrás la carretera
Fotografía de Carlos Cid Gaitán
Imagen: Monumento Natural “Huellas de Dinosaurios” 

La hipotética anatomía de la emblemática escultura dinosauriana, es el resultado artístico de una concepción y realización colectiva. Parece ser que la escultura fue un proyecto colaborativo, realizado por tres escultores: Francisco Corell, Vicente Cortina y Mariano Poyatos,  aunque parece ser que Mariano Poyatos tuvo más responsabilidad y protagonismo. Nada sabemos de quienes fueron sus asesores científicos o en qué documentación paleontológica se inspiraron para concebir el aspecto de su criatura metálica. 

Se dice que está forjada en un material especialmente resistente a la intemperie, el acero naval, para que la escultura pueda aguantar sin demasiados problemas el paso del tiempo, pues al estar situada al aire libre tendría que resistir bien las inclemencias de la intemperie. La estatua del "dinosaurio desconocido" de Santisteban es de dimensiones relativamente modestas, pues está realizada a tamaño natural, mide 2 m. de altura por 3 m. de longitud y pesa 1.800 kilos.


Un emocionado visitante recién llegado al lugar, saluda amistosamente al dinosaurio emblemático de este yacimiento de icnitas. 
Al fondo, a la derecha, se ve el pequeño edificio que alberga el conjunto de icnitas dinosaurianas. Además de guarecer las huellas fosilizadas frente al desgaste de las inclemencias de la intemperie, también las protege contra la avaricia de los expoliadores.
Imagen: Turismo de Andalucía


Las icnitas enigmáticas

El elemento natural que da valor científico y patrimonial a este importante yacimiento paleontológico, es el conjunto de 24-28 huellas tridáctilas, dejadas por las pisadas de varios  dinosaurios por este punto del territorio. El yacimiento de Icnitas de las Erillas Blancas que concentra las 24-28 huellas de pisadas de algún tipo desconocido de dinosaurio, en una superficie de tan solo unos 18-20 metros cuadrados, hasta hace muy pocos años había resultado ser un yacimiento muy enigmático para los icnólogos y los dinosauriólogos. La razón del enigma está en que la colocación casi paralela de los tres dedos y sobre todo que el dedo central sea más corto que los dos laterales, estas características morfológicas han hecho   únicas en el mundo, a este conjunto de huellas fósiles de pisadas dinosaurians, pues hasta ahora, no se conocían otros casos similares de icnitas semejantes.

Fotografía en la que se muestra la comparación de tamaños de un pie humano y las icnitas de los dinosaurios que vivieron en estos parajes andaluces o que, al menos, los atravesaron en alguna de sus rutas migratorias. Fotografía de Francisco Vega, aparecida el 15 de julio de 1999 en el diario El Mundo.
Imagen: Santisteban.EU


Las huellas aparecen impresas en un paquete subhorizontal de areniscas triásicas, que aflora al lado de la carretera C-312 que comunica Santisteban del Puerto con Navas de San Juan.
Las huellas no son todas iguales, sino que en unas zonas son más superficiales y otras más profundas, alcanzando de uno hasta nueve centímetros de profundidad, indicando la mayor o menor hidratación del sedimento en el momento de la estampación. 

Cada icnita está compuestas por tres elementos o marcas alargadas, cóncavas; dos laterales, largas, y una central más corta, situada en una posición algo retrasada. Las marcas laterales forman un ángulo muy pequeño con la central son casi parlelas y tienen una longitud media de 33 centímetros, mientras que la marca central alcanza los 19 centímetros. No se trata de simples depresiones de forma semicilíndrica, pues en algunas se pueden observar algunas constricciones que definen almohadillas o callosidades subdigitales.


Durante años, los visitantes más vandálicos y ansiosos de trofeos fáciles, han ido arrancando, los agudos y pequeños dientes al indefenso animal, hasta dejarlo completamente desdentado.
Imagen: Área Recreativa Huellas de Dinosaurio 

Inicialmente y hasta tiempos muy recientes, los primeros paleontólogos que las investigaron las consideraron pertenecientes a alguna especie desconocida de dinosaurio bípedo y tridáctilo, del Triásico. Posiblemente se trataba de alguna especie primitiva de dinosaurios que pertenecía al grupo de los Arcosaurios. 
Las huellas, cuya cronología se ha calculado a partir de los restos fosilizados de polen, esporas y fragmentos de vegetales, contenidos en muestras de roca de naturaleza semejante y de edad  geológica equivalente, extraídas en el arroyo de La Canaleja, un lugar muy cercano, indicarían que tienen una antigüedad superior a los 230 millones de años, por lo que probablemente corresponden al Triásico superior y más concretamente al Carniense  inferior


El misterioso origen de las icnitas enigmáticas fue resuelto en 2015 


El año 2015 los doctores Reolid Pérez, Matías (Universidad de Jaén) y Jesús (Universidad de Hamburgo), proponían una identidad más precisa para el dinosaurio autor de las "Huellas de Dinosaurio de las Erillas Blancas". En su obra titulada Vertebrados fósiles de Jaén: Interpretación paleoecológica, publicación editada por Servicio de Publicaciones de la Universidad de Jaén.


Ilustración de la obra citada, más arriba, en la que se representa cómo se estamparon las icnitas anómalas.
Imagen: Santisteban eu

Matías y Jesús Reolid, en el capítulo dedicado al Triásico, 
proponen que el dinosaurio autor de las enigmáticas huellas del yacimiento de Erillas Blancas tuvo que ser un Terópodo, del tipo Carnosaurio, cuando avanzaba en una zona inundada en posición de seminatación, sobre una lámina de agua suficientemente profunda como para que no pudiera apoyar completamente el pie sobre el fondo, sino solamente los tres dedos principales.

Ahora que se tiene una mayor certeza científica que en 1999, sobre quienes pudieran haber sido los autores de las huellas y cuál pudo ser su aspecto aproximado, quizás ha llegado la hora de jubilar al sonriente dinosaurio desdentado, sin hacerlo desaparecer en el fondo de un almacén municipal, y otorgar la representación emblemática del lugar y de las icnitas anómalas que ya no son enigmáticas, a una nueva escultura inspirada en los rasgos más típicos de un carnosaurio tipo...



Fuentes:

Anónimo. Yacimiento de Icnitas de Erillas Blancas. Santisteban del Puerto (Jaén)Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.  
- Anónimo. Huellas de Dinosaurio de Santisteban del Puerto (Jaén). Turismo de Andalucía Junta de Andalucia
- Anónimo. Monumento Natural Huellas de Dinosaurio. Medio Ambiente. Junta de Andalucia
- Caballero, Miguel Ángel. 2013. Santisteban del Puerto: Tras las huellas de los dinosaurios Miguel Ángel Caballero blog 20/03/2013   
- Collado, Manuel. 1999. Huellas Dinosaurios, Diario Jaén, Lunes 12 julio 1999 
- Mercado Pérez, Jacinto. 2003. Huellas enigmáticas. El yacimiento de ignitas de las Erillas BlancasLa Raíz, 1, p. 20-23
- Mercado Pérez, Jacinto. 2017. Enigma resueltoSantisteban eu 22/03/2017
- Mercado Pérez, Jacinto. 2017. Un carnosaurio nadador. Santisteban eu 08/06/2017
- Pérez-López, Alberto. Yacimiento de Santisteban del Puerto. Universidad de Granada. Departamento de Estratigrafía y Paleontología 
- Rosa, Rafael. 2009. Paisajes del Triásico andaluz: Arcosaurios en Jaén.   Saltamontes blog. 06/02/2009
- Salido López, Pedro. 2011. Los DinosauriosSantisteban.eu blog: 02/10/2011