miércoles, enero 16

Los dinosaurios en la cultura popular española y portuguesa (22)

por Heraclio Astudillo Pombo, Universitat de Lleida


Los dinosaurios en los medios de comunicación, españoles, más populares: la prensa periódica, el cinema, los cromos y los tebeos.
Segundo periodo: de 1900 a 1919, inclusive   (Continuación, 11ª parte).


Los dinosaurios representados en los cromos coleccionables españoles (1)


Introducción

El nombre popular cromo, deriva del nombre técnico cromolitografía que era un antiguo procedimiento de impresión, usado para reproducir imágenes coloreadas de bastante calidad. Los cromos eran un tipo de reproducciones gráficas, de pequeño tamaño, impresas sobre cartón o cartulina, pudiendo estar relacionados con una infinidad de temáticas diversas. Generalmente, diversos ejemplares que trataban sobre un tema particular, se podía agrupar formando series coleccionables. Tales pequeñas reproducciones gráficas se podían adquirir mediante la compra directa al impresor o al editor promotor, mediante el sistema de comprar en los kioskos callejeros los llamados "sobres sorpresa". El segundo sistema era la compra indirecta, pues quien los compraba directamente al impresor o editor era un fabricante que luego ofrecía como regalo, asociado a la compra de una determinada cantidad de muy variados productos comerciales que iban desde los licores y los cigarrillos, hasta la leche para biberones, los jarabes, las pastillas, pasando por los chocolates, las galletas, los concentrados de jugo de carne, etc. Los cromos que determinados fabricantes regalaban a sus clientes, se ofrecían como un atractivo hacia el producto y como un incentivo de fidelización de los compradores. 

Inicialmente, los cromos no se coleccionaban en álbumes, sino que cada coleccionista los acumulaba, usaba y conservaba de manera muy personal, de acuerdo a su posición económica y conveniencia de uso. Posteriormente aparecieron los álbumes como una forma mucho más racional y más conveniente a la conservación y exposición de los cromos, de manera que podía ser enseñados y consultado con facilidad, rapidez y sin sufrir deterioro por el uso.


Aspecto de la cubierta del álbum de cromos de Nestlé, distribuido en España entre los años de 1930 y 1935, en cuyo interior, en la página 52, se acogía una serie dedicada a mostrar el aspecto y el nombre de diferentes animales prehistóricos, algunos de los cuales eran dinosaurios. 

Uno de los temas educativos, más reclamados y reproducidos en las colecciones de cromos, fue el de la Historia Natural, y dentro de este tema, el subtema de los "animales prehistóricos", también conocidos antiguamente como "animales antediluvianos", por considerarse que habían vivido en los tiempos anteriores al Diluvio universal. Entre los "animales antediluvianos" se incluyeron los dinosaurios y otros tipos de animales muy antiguos y muy diversos.

Los 600 cromos que constituían las 50 series, se podían coleccionar y conservar en el interior de este magnifico álbum de 64 páginas, se distribuían entre el público coleccionista, ocultos en el interior de las tabletas de chocolate con leche, de la afamada marca suiza Nestlé. 
Además de los cromos, también se incluían unos bonos con puntos, por medio de los cuales se podían obtener aquellos cromos que no se habían podido conseguir a través de la compra de tabletas de chocolate. De esta manera se podía llegar a completar enteramente la extensa colección de 600 cromos.


Los cromos de Animales prehistóricos, del álbum del Chocolate Nestlé, de 1930-1935 

El Álbum Nestlé Tomo I era obsequiado por la casa Nestlé a los compradores de sus productos lácteos y muy especialmente de aquellos que eran los más consumidos: chocolates bombones y chocolatinas. Estaba encuadernado como un buen libro y destinado a coleccionar los cromos de diversa temática que se obtenían directamente en el interior de los envoltorios o canjeando los puntos que se conseguían en el interior o sobre el envoltorio de diversos productos de esta marca suiza. Los productos eran la leche condensada La Lechera, los chocolates, el cacao y los bombones de las marcas Kohler, Peter, Cailler y Nestlé, crema de queso La Lechera, harina lacteada Nestlé, leche malteada Nestlé, mantequilla danesa La Lechera, harina sin leche malteada Milo, flor de nata Nestlé, Lactógeno. repartidos con productos de esta casa. El álbum tiene capacidad para almacenar seiscientos cromos numerados, repartidos en cincuenta series de doce cromos cada una. Los temas representados son principalmente de contenido científico o cultural y finalidad educativa.
Los cromos miden 56 x 40 mm, estando realizados por el antiguo procedimiento denominado cromolitografía
Las ilustraciones temáticas centrales de las 50 páginas sobre las que van pegados los 12 cromos de las 50 series y las de las páginas intercaladas, con información para el coleccionista o publicidad de Nestlé, están realizadas por el artista gráfico Pedro Clapera.

Aspecto de la página 52 del álbun de Nestlé, publicado en España, desde 1930 a 1935, mostrando todos los cromos que constituían la serie  nº 40, completa. Dedicada a mostrar los animales prehistóricos que eran más populares en aquella época

Entre 1930 y 1935 la filial española de la empresa suiza Nestlé publicó en España una colección de cromos educativos y su correspondiente álbum. Era una especie de libro en el que poder ordenarlos, exponerlos, consultarlos y conservarlos, con facilidad y elegancia. 
Desde principios de la década anterior (1920), Nestlé había estado publicando el mismo álbum y los mismos cromos, en otros diversos países europeos: Alemania, Francia, Italia, Suiza, Reino Unido, etc., rotulados o escritos en sus correspondientes idiomas: alemán, inglés, francés, italiano, etc..

En el caso particular de este álbum español y de sus precursores extranjeros, los dinosaurios aparecían mezclados con otros animales prehistóricos, sin ningún orden cronológico, ni alfabético, ni geográfico. Formaban parte de una serie de 12 cromos que constituían la serie nº 40, dedicada al tema de "Los animales prehistóricos". 
Los cromos, en su parte posterior llevaban impresa publicidad de productos de la maca Nestlé, mientras que en su parte anterior, llevaban impreso su número en la serie y el nombre del animal, información que servía para colocarlos en las correspondientes casillas numeradas, distribuidas en forma de U, alrededor de un espacio rectangular que identificaba el lema y el número de la serie y contenía una ilustración temática del dibujante P. Clapera, en el caso de esta serie eso sucedía en la página 52. 


Aspecto del cromo nº 3 de la serie 40. Se ha representado la morfología imaginada de un par de Diplodocus, en medio de un paisaje pantanoso, su supuesto  hábitat natural y bajo un cielo de tonalidades amarillas y rojizas, de aspecto crepuscular. En la esquina inferior izquierda, dentro de un rectángulo blanco, hay una pequeña silueta humana que habría de servir para dar una idea aproximada del tamaño relativo de esta clase de animales prehistóricos. 

Los animales prehistóricos que aparecían representados gráficamente y a todo color, en los 12 cromos de esta serie educativa distribuida por Chocolates Nestlé, en España, eran los siguientes: 
nº 1: Oso de las cavernas; nº 2: Mosasauro; nº 3: Diplodocusnº 4: Elasmosauro; nº 5:  "Mammouth"; nº 6: "Hadrosaure"; nº 7: Laelapsnº 8: Mylodon; nº 9: Dimetrodonnº 10: "Stégosaure"nº 11: "Mégaceros" y nº 12: Agathamos.

Se puede ver que los nombres de algunos animales no han sido traducidas al castellano y aparecen en su versión inglesa (Mammouth) o francesa (HadrosaureStégosaure) original, mientras que algún otro tiene una acentuación incorrecta. 
En la lista anterior de los 12 cromos que formaban la serie, se han señalado remarcando en color amarillo el nombre de aquellos animales prehistóricos pertenecientes al grupo de los dinosaurios.
En color naranja se han señalado el nombre de aquellos otros animales que, con mucha frecuencia y de forma errónea, la cultura popular ha incluido o asociado, equivocadamente, al grupo de los dinosaurios.


Aspecto del cromo nº 6 de la serie 40. Se ha representado la morfología imaginada de un "Hadrosaure", situado delante de un paisaje mixto, forestal y lagunar, su supuesto  hábitat natural. 
En la esquina inferior izquierda, dentro de un rectángulo blanco, hay una pequeña silueta humana que habría de servir para dar una idea aproximada del tamaño relativo de esta clase de animales prehistóricos. 




Publicidad y promoción comercial. La empresa suiza Nestlé, igual que hacían otras, aprovechaba la popularidad y multiplicidad de los cromos que distribuía con sus chocolates, para hacerse propaganda gratuita, anunciando entre los consumidores de chocolate otros diversos productos de la marca Nestlé. Se pretendía influir sobre los hábitos de los consumidores por medio de unos sencillos anuncios que se incluían junto con la escena, de forma bien visible, en la parte inferior de los diferentes cromos que constituían cada una de las diversas series coleccionables.

Aspecto del cromo nº 7 de la serie 40. Se ha representado la morfología imaginada de un Laelaps, nombre antiguo y obsoleto del Dryptosaurus, en medio de un paisaje pantanoso, su supuesto  hábitat natural, mientras despedaza los restos de una víctima
En la esquina inferior izquierda, falta la pequeña silueta humana, dentro de un rectángulo blanco,  que podría servir para dar una idea aproximada del tamaño relativo de esta clase de animales prehistóricos. 



Lactogeno para el recién nacido. En el caso particular de la serie dedicada a divulgar a "Los animales prehistóricos", el producto propio que la empresa suiza Nestlé intentaba promocionar en Españaen la época de 1930-1935, a través de la publicidad incluida en la base de los  cromos de la serie 40, era un producto denominado Lactogeno para el recién nacidoSe trataba de un producto lácteo deshidratado, presentado en forma de polvo, distribuido en farmacias, novedoso y caro, preparado para sustituir la leche materna, en los casos en que no se podía obtener de la madre o era rechazada por el bebé. Era un producto farmacéutico derivado de la primitiva "farine lactée", inventada en 1867 por el boticario suizo de origen alemán, Henri Nestle, fundador de la empresa Nestlé.


Aspecto del cromo nº 9 de la serie 40. Se ha representado la morfología imaginada de un Dimetrodon, ante un paisaje desértico y lagunar, su supuesto hábitat natural
En la esquina inferior izquierda, falta la pequeña silueta humana, dentro de un rectángulo blanco que podría servir para dar una idea aproximada del tamaño relativo de esta clase de animales prehistóricos. 

Frecuentemente la cultura popular ha confundido a Dimetrodon, con una clase de dinosaurio o con alguna clase de reptil similar que fue contemporáneo suyo. Pero, en realidad, el género Dimetrodon vivió durante el Triásico, al menos 40 millones de años antes de la aparición del primer dinosaurio verdadero.
A pesar de tener apariencia de reptil, 
Dimetrodon se encontraría mucho más relacionado con los mamíferos primitivos que con cualquiera de los reptiles modernos. Sin embargo, la familia a la que pertenece el género Dimetrodon se extinguió prematuramente no pudiendo formar parte del linaje de reptiles mamiferoides que posteriormente daría origen a los mamíferos vivientes.

La  "farine lactée" de Nestlé era un compuesto relativamente simple y sencillo de preparar, formado por una mezcla de leche de vaca que se condensada en vacío al mezclarla con cierta cantidad de azúcar hasta conseguir que la mezcla tuviera la densidad de la miel, a la que luego añadía una pequeña cantidad de harina de trigo hasta conseguir una papilla ligera. Después el compuesto se dejaba secar completamente y se le añadía un poquito de bicarbonato potásico, antes de envasarlo para su posterior distribución en farmacias. Este producto salvó la vida a muchos recién nacido en la Europa de finales del siglo XIX e hizo muy famoso y apreciado a su inventor y más grande a su empresa.

Aspecto del cromo nº 10 de la serie 40. Se ha representado la morfología imaginada de un "Stegosaure", situado en medio de un paisaje mixto, de pradera arbolada, de tipo sabanoide, su supuesto hábitat natural. 
En la esquina inferior izquierda, dentro de un rectángulo blanco, hay una pequeña silueta humana que habría de servir para dar una idea aproximada del tamaño relativo de esta clase de animales prehistóricos. 

El producto alimentario heredero de la primitiva harina lacteada de Nestlé que era conocido con el nombre comercial de Lactógeno y que había sido distribuido en la década de 1930 por Nestlé en Europa, posteriormente, darían origen a otras leches maternales en polvo, muy similares en cuanto a composición química, propiedades nutritivas y función alimentaria, pero de nombres muy distintos: Eledón, Nestógeno y Pelargón, que fueron distribuidas en España, en las décadas de 1940 y 1950


Algunos comentarios personales

Estos cromos, como algunos otros de la época, se limitaban a presentar gráficamente una escena con un protagonista principal, pues no iban acompañados de ninguna información explicativa complementaria en la parte posterior del cromo ni en las páginas del álbum en las que debían ser colocados. La parte posterior se dedicaba a hacer propaganda de productos comerciales de la propia empresa.


Los animales prehistóricos que aparecen representados en esta serie de cromos, publicados y distribuidos en España, durante los años 1930-1935 del siglo XX port Nestlé, son los mismos que aparecieron algunas décadas antes en en otros países europeos: Véanse los distribuidos por Chocolates Suchard en 1899, en Representación del mundo primitivo en los cromos coleccionables (1)Representación del mundo primitivo en los cromos coleccionables (2) y Representación del mundo primitivo en los cromos coleccionables (3) que publicamos en el blog Glossopetrae en el año 2016. 

También son los mismos animales prehistóricos que habían estado apareciendo en las láminas e ilustraciones de diferentes revistas ilustradas españolas muy populares, desde mediados del siglo XIX hasta ese mismo momento (Veánse las entradas publicadas en este mismo blog, desde 2011 hasta 2016, bajo el subtítulo: "Los dinosaurios en los medios de comunicación, españoles, más populares: la prensa periódica, el cinema, los cromos y los tebeos",  en la sección: "Primer periodo: desde 1880 hasta 1900)

Aspecto del cromo nº 12 de la serie 40. Se ha representado la morfología imaginada de un "Hagathamos", nombre alterado de Agathaumas, situado en medio de un paisaje mixto, de pradera y arbustos, su supuesto  hábitat natural. 
En la esquina inferior izquierda, falta la pequeña silueta humana, dentro de un rectángulo blanco, que podría servir para dar una idea aproximada del tamaño relativo de esta clase de animales prehistóricos. 

Agathaumas fue el primer ceratopsido conocido por la ciencia, aunque se sabe relativamente poco sobre este género. Puesto que el espécimen original consistía solo de los huesos de la cadera, las vértebras de la cadera y algunas costillas de aquel animal y debido a que estos huesos varían poco entre las diferentes especies de los ceratópsidos, es usualmente considerado un nomen dubium, es decir, un nombre de dudosa vslidez. Agathaumas es probablemente un sinónimo de Triceratops, pero debido a que los restos óseos disponibles eran tan escasos y son tan incompletos, no pueden ser atribuidos con total seguridad como pertenecientes a un individuo del género Triceratops, ni pueden ser considerado como su sinónimo mayor.

Nota

Todas las imágenes que ilustran esta entrada han sido extraídas de la Biblioteca Digital Hispánica que reproduce íntegramente en imágenes el contenido completo de este álbum


Fuentes

- Anónimo. Henri Nestlé. Wikipedia
- Anónimo. 2017. Henri Nestlé y la fórmula que salvó vidas. kien y ke. 7 /7/ 2017
Anónimo. Álbum Nestlé Tomo IBiblioteca Digital Hispánica
Obra colectiva. 2018. Ciencia y color en los álbumes de Nestlé: Medio siglo de publicidad y cultura (1921-1966) Carlos Barciela, (editor). Publicacions de la Universitat d'Alacant. 

lunes, enero 7

Los fósiles como motivo temático en la numismática ibérica (4)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Universitat de Lleida.

Una misteriosa serie numismática gibraltareña que incluía una muestra de fauna prehistórica exótica

Introducción

Hace cosa de 5 o 6 años se localizaron diversas monedas de diferentes países de Europa y África, que mostraban representaciones de fauna prehistórica, sorprendentemente todas con el mismo lema conservacionista: "PRESERVE PLANET EARTH". Eran todas de iguales dimensiones y de aspecto muy semejante. Todas ellas parecían haber sido diseñadas y modeladas por el mismo artista. Además todas ellas habían sido emitidas en los años de 1993 y 1994. Todas ellas habían sido acuñadas en el mismo tipo de metal: una aleación de cupro-níquel y resultó que el proceso de fabricación había sido realizado por la misma ceca británica: la Casa de la Moneda de Pobjoy, en Surrey, Gran Bretaña. 
Entre las monedas europeas y concretamente entre las de origen ibérico (Gibraltar) había una excepción, una de aquellas monedas era de dimensiones mucho menores y estaba acuñada en un metal precioso: oro, por lo que resultava evidente que no había sido creada para circurlar, sino para formar parte de alguna colección numismática.

Aspecto del conjunto completo de monedas con representaciones de dinosaurios y otros reptiles prehistóricos, de la serie "Preserve Planet Earth Coins" emitidas en 1993 por los cinco países participantes en el proyecto: Gibraltar, Isla de Man, Bosnia, Liberia y Eritea. Presentación para coleccionistas  
Imagen: Golden Eagle Art Gallery 

Resultaba muy sorprendente el hecho de descubrir que entre los países que participaron en este proyecto numismático de alcance internacional, aparentemente con claros fines de promocionar  algunos principios conservacionistas medioambientalistas, no se encontrase ningún país "importante" de Europa, África, Ámerica, Ásia u Oceanía, caracterizado por su potente economía, su gran producción cultural o su importante masa demográfica. Por el contrario, los países que participaban en esta serie numismática se caracterizaban por todo lo opuesto, pues eran países muy pequeños, muy jóvenes o muy exóticos. Eran Bosnia-Herzegovina, Gibraltar e Isla de Man, en Europa, y Eritrea y Liberia, en África, mientras que estaban completamente ausentes todos los demás países americanos, asiáticos y oceánicos. Esta ausencia también resultaba sorprendente, pues es bien sabido que las emisiones filatélicas y numismáticas dirigidas al mercado internacional del coleccionísmo y del comercio filatélico y numismático, son una forma interesante de darse a conocer en el mundo y una fuente de ingresos en divisas que tradicionalmente viene siendo utilizada por ciertos micro-países y por algunos países marginales. La ausencia de países tradicionalmente relacionados con este particular tipo de productos atípicos de exportación, quizás pueda explicarse porque por la misma época se produjo la aparición de otras series de monedas de temática equivalente, bajo el lema común de "Animales prehistóricos". En África participan la República Democrática Árabe Saharaui y Sierra Leona y en Ásia: Camboya, Corea del Norte y Laos. 

Se buscó información en Internet, tratando de hallar alguna explicación al intrigante asunto paleontológivo-numismático. La imposibilidad de hallar fuentes informativas numismáticas especializadas que proporcionasen los oportunos datos, claros, precisos y detallados, necesarios para comprender el contexto social y cultural del asunto, nos aconsejó dejar   aparcada la investigación, temporalmente. Se pensaba dejar el asunto en suspenso durante algunos meses, a la espera de la aparición de nuevos datos esclarecedores... pero el periodo inicialmente previsto se fue alargando involuntariamente, resultado ser de algunos años. Durante todo este tiempo se permaneció alerta y en en espera de poder detectar  en Internet  la información necesaria, con la que poder dotar de sentido y contexto, los aspectos sociales y culturales y/o justificar los aspectos paleontológicos, promotores de esta curiosa emisión numismática atípicamente internacional. 


Retomando el tema

Recientemente, un día del mes de agosto pasado, mientras me hallaba reorganizando una sección de mi biblioteca personal, dedicada a los libros y folletos de Educación Ambiental, casualmente, pude darme cuenta de que el lema de la serie numismática misteriosa, reaparecía en un contexto cultural completamente diferente. 
Se hallaba formando parte del contenido de un folleto de Educación Medioambiental, publicado en 1992, titulado "Cuidar la Tierra", un resumen del Segundo Informe elaborado conjuntamente por la IUCN, la WWF y el UNEP, titulado en español: "Estrategia Mundial para el Futuro de la Vida: Cuidar la Tierra",  publicado en 1991, concebido para informar a educadores ambientales. A su lado había otro libro titulado: Cómo salvar el mundo, versión española de "How to save the worl", publicados en 1980. También había varias versiones en castellano, del librito promovido por The Earthworks Group, en 1989, con el título: "50 Simple Things Kids Can Do to Save the Earth" y publicado aquí en 1991, con títulos tales como: "Salvar la Tierra", "50 cosas sencillas que puedes hacer para salvar la Tierra". En esos momentos, empecé a recuperar recuerdos de aquellos años y el asunto numismático, aparcado años atrás, empezó a cobrar sentido. Posiblemente aquellas emisiones numismáticas internacionales, debían formar parte del conjunto de acciones institucionales internacionales, relacionadas con esta campaña mundial, apoyada por gobiernos y multitud de organizaciones conservacionistas o cívicas, diseñada con pretensiones de concienciación humana masiva orientada hacia el respeto, la protección y la presevación medioambiental a nivel local y global.


Cubierta del Primer Informe, promovido por la  International Union for Conservation of Nature and Natural Resources, titulado "World Conservation Strategy: Living Resource Conservation for Sustainable Development", elaborado conjuntamente por IUCN, UNEP y WWF, publicado en 1980. Precursor del que se publicaría en 1991.
Imagen: UINC

Inmediatamente se retomó el asunto. En esta segunda ocasión con la esperanza de poder hallar en Internet  algunos nuevos datos que permitieran contextualizar y cerrar definitivamente el asunto, pues ya llevaba abierto demasiados años. 
A pesar del gran esfuerzo realizado, invertiendo muchas horas de navegación y de retina desgastada ante la pantalla del PC, no se ha podido hallar ninguna nueva información numismática "oficial" que permita conocer cuáles fueron los motivos específicos, ni los acuerdos de consenso internacional, para decidir a varios gobiernos europeos o africanos a iniciar la acuñación de las primeras monedas con las que se iniciaba esta serie numismática. Las cuales eran de contenido paleontológico y cronología ascendente, ni cuál era la razón por la que se había decidido el uso de un lema tan particular, en asociación con animales prehistóricos, ni cuál era explicación de que se hubiese producido una participación internacional tan curiosa
Cuando las razones no son conocidas se tiene que recurrir a laimaginación y a la hipotetización, a partir de los pocos indicios hallados en Internet. 
En relación con el título-lema de esta serie numismática internacional: “Preserve Planet Earth” (Preservar el planeta Tierra), y con la fecha de 1993 como punto de inicio de las primeras acuñaciones, se han podido localizar e identificar cuatro indicios históricos muy interesantes a nuestros fines:


Cubierta del Segundo Informe, promovido por la  International Union for Conservation of Nature and Natural Resources, titulado: "Caring for the Earth: a Strategy for Sustainable Living", elaborado conjuntamente por IUCN, UNEP y WWF, publicado en 1991.
Imagen: UINC


El primer indicio está constituido por la existencia de un Programa de protección y mejora medioambientalista mundial, promovido y asumido por el movimiento internacional de los Rotarios, titulado exactamente igual: "Preserve Planet Earth", presentado en 1990, durante la Convención Internacional Rotaria celebrada en Portland, Oregón (EE.UU) y aceptado por la mayoría de los representantes reunidos.

El segundo indicio lo constituye la presentación del Segundo Proyecto de La Estrategia Mundial para la Conservación, presentado en Gland, Suiza, en 1991, bajo el lema: Cuidar la Tierra (Preserve Planet Earth), cuyo primer proyecto había sido presentado en 1980.

El tercer indicio es la celebración de la primera "Cumbre Mundial de la Tierra" en Río de Janeiro, Brasil, en 1992.  Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio ambiente y su Desarrollo, con objetivos coincidentes, de mejorar la situación del medio ambiente y de la humanidad planetaria, a partir de generar proyectos y aplicar acciones populares, con impactos mediambientales tanto a nivel local como regional. 

El cuarto indicio es que el Gobierno de Gibraltar ya había decidido en 1990 que en 1993 emitiría dos monedas con el lema "Preserve Planet Earth", pero sin especificar el tema o contenido de las mismas, coincidiendo la decisión con la celebración de la Convención Internacional  Rotaria, celebrada en Portland (EE.UU.) y su aceptaciónmayoritaria del "Rotary’s Preserve Planet Earth Program"

A partir de los cuatro indicios antes expuestos y de otros hechos relacionables,  tales como que el lema conservacionista de la serie numismática, fuera muy semejante al compartido por diferentes organizaciones, como eran IUNC, PNUMA, WWF y Rotary International y que las primeras acuñaciones y emisiones se iniciaron en 1993, se podría deducir con mucha cautela, que tanto el lema como el contenido de las diferentes acuñaciones que forman esta serie numismática, parecen responder a unos principios y objetivos compartidos por algunas instituciones y por muchas organizaciones sociales. Pues además de ser el lema y las representaciones congruentes con el "espíritu conservacionista" y con el "ambiente preservacionista planetario" de aquella época, parece haberse seguido un plan ordenado y coordinado de acuñaciones, esto nos hace intuir la gran capacidad de influencia de los Rotarios muchos de los cuales ocupan puestos clave en gobiernos y grandes empresas. Todos los países que participaron en el proyecto numismático, iniciaron la acuñación de las monedas de la serie en 1993, incluyendo solamente representaciones de animales prehistóricos, mientras que en 1994 se empiezan a incluir algunos animales modernos y en 1995 ya no se acuña ninguna moneda con representaciones de animales prehistóricos.
La serie numismática internacional siguió creciendo hasta 1997 en que cesó, con las nuevas emisiones de moneda acuñadas en años consecutivos: 1994, 1995, 1996 y 1997, incorporando, progresivamente nuevas representaciones de especies de la fauna moderna. 



Las 2 monedas paleontológicas gibraltareñas de 1993: piezas de 1 corona, dedicadas al Cetiosaurus y al Stegosaurus
En la primera emisión, la de 1993, solamente se incluyen dos monedas de contenido paleontológico y del mismo valor: 1 corona. Monedas que serán las primeras con este tipo de representaciones prehistórico en esta curiosa serie numismática.


Reverso de la moneda de 1 corona gibraltareña, de 1993 en la que aparece una representación de un cetiosaurio, un género de dinosaurio saurópodo
Imagen: ebay


El nombre Cetiosaurus significa 'lagarto ballena', palabra compuesta a partir de dos nombres griegos: 'keteios' que significa 'monstruo marino' (más tarde, 'ballena') y 'sauros' que significa 'lagarto'. A este género de dinosaurios se les llamó 'lagarto ballena' porque su descriptor, Sir Richard Owen, supuso en 1842  que eran los restos de una criatura marina, inicialmente creyó que era restos de un cocodrilo gigante, pues no consiguió reconocerlo como un dinosaurio terrestre.
Cetiosaurus fue el primer saurópodo del mundo del cual se describieron los huesos, hecho que sucedió en 1842, siendo el saurópodo más completo encontrado hasta ahora en el Reino Unido. 
Se trata de un dinosaurio herbívoro de tipo saurópodo del Jurásico medio, habiendo vivido   en lo que hoy es el continente europeo hace cerca de 167 millones de años.


Reverso de la moneda de 1 corona gibraltareña, de 1993 en la que aparece una representación de un estegosaurio, un género de dinosaurio saurópodo

Imagen: ebay

El nombre Stegosaurus significa "lagarto con tejado" o "lagarto cubierto", es una palabra compuesta a partir de dos nombres griegos: 'stegos' que significa 'tejado'  y 'sauros' que significa 'lagarto'. Hace referencia a las grandes placas óseas que en forma de tejas están distribuidas a todo lo largo de su espalda. El género estegosaurio, es un género de dinosaurios tireóforos estegosáuridos. Vivieron a finales del período Jurásico, en lo que hoy es el continente europeo, hace aproximadamente entre 156 y 144 millones de años.

En el anverso de ambas las monedas aparece representado el busto coronado la reina Elizabeth II. acompañado del texto: ELIZABETH II • GIBRALTAR • 1993  RDM
El grabador fue Rafael David Maklouf 


Las 2 monedas paleontológicas de 1994: las piezas de 1/5 de corona y de 1 corona dedicadas al "tigre de dientes de sable" 

En la segunda emisión gibraltareña de esta serie internacional, la de 1994, solamente se incluyeron dos monedas de contenido paleontológico que, además, serán las últimas monedas que se dedicarán a rememorar la fauna prehistórica europea. Además no se trataba de recordar a dos géneros distintos de animales, sino de dos monedas con la misma representación pero de valores diferentes: 1/5  de corona y 1 corona gibraltareña. La primera acuñada en oro y la segunda en aleación de cupro-níquel.


Reverso de la moneda de 1/5 de corona
Metal: oro 
Peso: 6,22 gramos
Diámetro: 22 milímetros
Grosor: 2 milímetros
Imagen: Colnect

Mientras que que las monedas de la serie, con una representación paleontológica que fueron emitidas en 1993, aparece un nombre científico genérico junto a la representación de los dos dinosaurios, en cambio  junto al animal de las emitidas en 1994, no aparece ningún nombre científico, sino un nombre popular muy genérico: "tigre dientes de sable".

Reverso de la moneda de 1 corona
Metal: cuproníquel
Peso: 28.47  gramos
Diámetro: 38.8 milímetros
Grosor: 3 milímetros
Imagen: picclick


Machairodontinae es una subfamilia extinta de mamíferos carnivoranos de la familia Felidae (gatos verdaderos). Sus restos fueron encontrados en Asia, África, América del Norte, América del Sur y Europa viviendo desde el Mioceno hasta el Pleistoceno, desde hace alrededor de 16 millones de años hasta hace unos 11.000 años.
Los Machairodontinae contienen muchos de los depredadores extintos conocidos comúnmente como "felinos con dientes de sable ", incluido el famoso género Smilodon, así como otros felinos con menores tamaños y menor longitud de sus caninos maxilares. El nombre significa "diente de daga", del griego  'machaira', daga y 'odontos', diente. A veces, otros mamíferos carnívoros con dientes alargados también son llamados 'gatos con dientes de sable', aunque no pertenecen a los felinos. 

El nombre de 'tigres dientes de sable' es engañoso. Los machairodontos no estaban en la misma subfamilia que los tigres, no hay evidencia de que tuvieran patrones de pelaje de tigre, y este amplio grupo de animales no todos vivían o cazaban de la misma manera que el tigre moderno. El análisis de ADN publicado en 2005 confirmó y aclaró el análisis cladístico al mostrar que los Machairodontinae se separaron de los antepasados ​​de los gatos modernos y no están estrechamente relacionados con ninguna especie felina viva en la actualidad.


En el anverso de ambas las monedas aparece representado el busto coronado la reina Elizabeth II. acompañado del texto: ELIZABETH II • GIBRALTAR • 1994  RDM
El Grabador fue Rafael David Maklouf 


Interpretación personal, subjetiva, de la motivación y el simbolismo de estas monedas

Tal vez el hecho de haber elegido como figuras emblemáticas, al iniciarse esta serie numismática, algunos animales prehistóricos que fueron muy poderosos en su época, pero que hoy día están extintos, 
podría interpretarse como una elección intencionada, realizada con finalidad aleccionadora. 
Animales colosales como fueron los grandes dinosaurios mesozoicos, seres escogidos para iniciar esta serie en 1993, o el tigre de dientes de sable, representado en 1994, parecían no estar en peligro de extinción pero por circunstancias ambientales diversas acabaron por desaparecer de la faz del planeta. Creemos entender esta elección como una especie de mensaje metafórico de finalidad moralizante y como una forma de alertar contra la despreocupación por el futuro predecible y como una manera de recordar que algunas especies animales triunfantes en su tiempo hoy ya no existen. También como una forma suave y tranquila de lanzar un aviso de alarma a la humanidad actual para que se ocupe de su futuro y del de su planeta. Si los animales más grandes o poderosos de su tiempo, tras milenios de dominio indiscutible, finalmente acabaron por extinguirse y fueron sustituidos por otros. La humanidad debería reflexionar sobre estos hechos del pasado y proyectar su moraleja hacia su propio futuro, debería cuidar más de su planeta, para no acabar extinguiéndose como aquellos animales prehistóricos, no debido a al azar desfavorable, sino a causa de su imprudencia, su codicia, su egocentrismo y su providencialismo. 



Fuentes

- Allen, Robert. 1980. World Conservation Strategy: Living Resource Conservation for Sustainable Development. IUCN, Gland (Switzerland): Published in partnership by IUCN, UNEP and WWF. 
- Allen. R. 1991. Caring for the Earth : a strategy for sustainable living : summary. Gland (Switzerland): Published in partnership by IUCN, UNEP and WWF.
Anónimo. Issue of New Anniversary and Commemorative coins 1990-1993Gibraltar Coinage. Government of Gibraltar  
Anónimo. Preserve Planet Earth CoinsNumista Forum  
Anónimo. Preserve Planet Earth coins serieThe Numismatist, august 1994, American Numismatic Association
Anónimo. Preserve Planet Earth - DINOSAURS FULL SET. Golden Eagle Art Gallery 
Anónimo. Queen Elizabeth II coins (1967 - 2018). Gibraltar Coin catalog. Ucoins 
Anónimo. Preserve Planet Earth. Rotary International. Evanston, IL, USA (sin fecha)
Anónimo. Gibraltar 1 Crown Tigre à dents de sabre 1994 Pobjoy Mint. cgb E-auctions
- Anónimo. Gibraltar Coin 1 Crown (Sabre Tooth Tiger). Colnect
- Anónimo. Gibraltar Coin 1/5 Crown (Preserve Planet Earth. Sabre Tooth Tiger). Colnect
- Jhingran, Arun G., 1991. Water Resources development in India in the context of environmental perturbations. Presented at the Meeting on Preserve Planet Earth. Rotary International on 27.4.91, 17 p 
- Pratt, M. Kathleen. 1999. Planting Seeds of Change. Grass-roots effort provide hope for our planet. The Rotarian. Abr 1999, p. 33 
- Riseley, Ian  Rotary President. Talk from the Top. Rotary Magazine, april-may 2018, p. 14