martes, noviembre 27

Los dinosaurios en la cultura popular española y portuguesa (8)

Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Dept. Medi Ambient i Ciències del Sòl. Universitat de Lleida 

Los dinosaurios en los medios de comunicación, españoles, más populares: la prensa periódica, el cinema, los cromos y los tebeos. 
Segundo periodo cronológico: desde 1900 hasta 1919 (Continuación, 3ª parte) 


Los Triceras unos extraños monstruos, antediluvianos, que vivieron en América del Norte 

Mostraremos sólo algunos párrafos
, extraídos, del articulo titulado Dragones antediluvianos. Monstruos que han vivido, aparecido en las páginas 73-74 del nº 86 de la revista ilustrada Alrededor del Mundo, publicada el 24 Enero 1901 que por su interés, histórico-paleontológico, merece la pena destacar y conocer.

En este caso, tal como sucede en muchas otras ocasiones, con esta revista, no aparece indicada la autoría del texto, que por lo que hemos podido averiguar en Internet, casi siempre, suele tratarse de una simple traducción, ya sea un extracto o un "refrito"de otros artículos publicados, con anterioridad, en revistas semejantes, de países extranjeros.
En el caso del presenta artículo, publicado en 1901, el tema versaba sobre el triceras o dinosaurio de tres cuernos, cuyos restos habían sido hallados, recientemente, por el profesor Marsh, en capas cretáceas de las montañas Rocosa, en América.

"El animal medía 7 metros y 60 centímetros, sin contar la larga cola, así es que sólo el tronco de su cuerpo era mayor que un elefante de los mayores que existen hoy día. Su cráneo era enorme, de más de 2 metros y 15 centimetros de largo. Se le  llama triceras por el hecho de tener tres cuernos: uno encima de la nariz, y ésta afectaba la forma pico; y los otros dos, uno sobre cada ojo. "

"Reconstitución" pictórica, algo anticuada, de un "triceras", realizada por Lawson Wood, en 1900, a partir de conocimientos científicos ya desfasados, por provenir de una época, bastante, anterior. 
Lawson Wood era un ilustrador especializado en publicaciones infantiles, juveniles y de humor, no un verdadero paleoartista.
Captura de pantalla en: http://hemerotecadigital.bne.es/images/items/0001813238/low.jpg

Resulta curioso que la misma imagen, de Lawson Wood, aparezca en la lámina de la pág. 583,en el Pearson's Monthly Magazine, July to December, 1900. Pero en el pie de la figura, el animal representado es denominado Triceratops. Formando parte de un artículo, como ilustración del mismo, firmado por el Rev. H. N. Hutchinson, titulado Pre-Historic Monsters (p 575-588). 
Desconocemos la razón por la que, en el artículo publicado en Alrededor del Mundo, se denominaba a este dinosaurio "triceras", en lugar, de conservar el nombre más comúnmente usado en todo el mundo, civilizado.


"El eminente profesor Marsh considera al triceras como uno de los animales más raros que han existido, entre otras cosas, porque en poco tiempo trató de singularizarse de una manera extraordinaria, formando un tipo absolutamente distinto de todos los demás de animales conocidos. A este afán exagerado de singularizarse, es á lo que atribuye el citado profesor la rápida extinción del triceras: su raza murió joven, como pasa por lo general á los seres demasiado ambiciosos." (¿Paleontología moralizante del Rev. H. N. Hutchinson?)

"Los dinosaurios á cuyo orden pertenecía el triceras, causaron en nuestro tiempo una gran sorpresa cuando fueron descubiertos."
"A aquellos animales, que parecían la encarnación viva de los dragones de las leyendas, se les dio un nombre apropiado; llamóseles dinosauros, compuesto de las palabras griegas “deinos” que quiere decir terrible, y “sauros” que quiere decir lagarto. Eran grandes reptiles bastante parecidos a los saurios por su organización y se acercaban mucho á los cocodrilos por su manera de vivir. Sus dimensiones eran colosales. En varias especies los individuos median de 17 a 28 metros, lo cual es enorme porque los grandes cocodrilos de hoy día apenas llegan á 8 metros."

"Restauración" más realista y moderna del triceratops, realizada en 1901 por Charles Knight. Pintor y escultor, eminente, fue sucesosor de Waterhouse Hawkins, en la recreación de dinosaurios. Trabajó inicialmente con Cope, en Filadelfia (1897), y luego,  principios del XX con Henry F. Osborn y el Museo Americano de Historia Natural, de Nueva York.
Captura de pantalla en: http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0001830763&page=18&search=triceratops&lang=es


"Todos tenían cuatro patas, pero las delanteras, así como las manos, eran con mucha frecuencia excesivamente pequeñas, en comparación con las patas de atrás. Muchos de ellos caminaban á veces sólo sobre las dos patas de atrás, de modo que precedieron al hombre en esa que creíamos ser una gran conquista humana, ó sea el andar en dos pies." 
 
"Muchos iban cubiertos por una especie de armadura de placas escamosas ó córneas, otros tenían enormes espinas, otros iban armados de cuernos. Desde luego, uno de los mejores dotados en este último sentido era el triceras, pues además de sus tres cuernos, llevaba las uñas alrededor del collar y una serie de púas á lo largo del lomo y hasta el final de la formidable cola. Con ésta se deshacía fácilmente de cualquier enemigo, pues A juzgar por los restos hallados de ella, debía estar dotada de una fuerza colosal, como la de los caimanes modernos." 


Compárese esta moderna representación de un Triceratops, con las dos imágenes anteriores. En este caso, su aspecto se ha reconstruido partiendo de datos, anatómicos y técnicas reconstructivas, más fiables por ser relativamente, recientes.
Imagen: http://es.wikipedia.org/wiki/Triceratops
 
Si , a partir del texto anterior, el lector/a decide comparar los conocimientos científicos y vulgares de los que se disponía, en 1901, sobre los dinosaurios, en general, y sobre los Triceratops, en particular, con aquellos otros de que se dispone en la actualidad, veremos que las diferencias son más que notables. La diferencia, entre el pasado y el presente, se debe a que el conocimiento actual no es debido a la acumulación de los resultados de estudios individuales, tal como sucedía antiguamente, sino por acumulación de los resultados de muchos trabajos de investigación, de numerosos equipos humanos interdisciplinarios, realizados durante los últimos 100 años y materializados en el mejor conocimiento colectivo, popular y científico, de hoy día. 
De manera que si comparamos los conocimientos científicos, separados por 25,50 0 100 años, podremos darnos cuenta que en ambos sectores sociales, el científico y el popular, se manifiesta la veracidad de aquel dicho castizo, creo que era en una zarzuela de principios del siglo XX, en que un personaje decía "hoy en día, las ciencias avanzan que es una barbaridad". 


Exabruptos finales

Tal afirmación popular era y sigue siendo cierta, a pesar del menosprecio que hacia nuestro gremio y nuestro trabajo investigador, siguen demostrando gobiernos de pelaje varios y ministros catetos de ministerios diversos, supuestamente, responsables de la educación de los ciudadanos y de unas dignas condiciones de trabajo para los científicos, teóricamente,  quienes deberían estimular la ilusión y los logros de la ciencia, de este país... ¿O tal vez deberiamos decir reino, por la situación de súbditos y vasallos del poder, renovado cada cuatro años? 


Que conste en acta que el único responsable del contenido, ofensivo o soez, que aparece en la imagen anexa, es Antonio Fraguas de Pablo, más conocido por el alias artístico "Forges"

Resulta irritante que los medios de comunicación dediquen excesiva atención y el poder excesiva financiación, con dinero público, a promover, el (in)sano entretenimiento de la plebe y, lo que es peor, a mantener el (in)sensato e innumerable organigrama de ministerios y direcciones generales... que deberían estimular, facilitar y mantener el imprescindible avance científico del país. Avances de la ciencia que resultan imprescindibles como base necesaria para el progreso tecnológico y cuando ambos objetivos se han conseguido alcanzar, incluso en este país nuestro, con sangre, sudor y lágrimas, ha quedado demostrado que producen beneficiosas repercusiones para la salud y la seguridad de la economía, del medio ambiente y de los ciudadanos.

miércoles, noviembre 7

Márquetin, enología y registro fósil (2)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Dept. Medi Ambient i Ciències del Sòl. Universitat de Lleida


Uso del registro fósil, en la Península ibérica, como emblema vínico (2ª parte)

Vinos "paleontológicos", españoles, por orden cronológico de aparición en el mercado (2):


Lacrimus Rex

Fósil emblemático: Icnita tridáctila, dejada por la pisada, fosilizada, de un dinosaurio que, a falta de más información, podría haber sido impresa por el paso de un ornitópodo o un terópodo. En la parte alta de la etiqueta, resulta bien visible, en negro sobre fondo blanco, la huella dejada por el pie de un dinosaurio. 


Producto: Vino tinto, de crianza, madurado en barrica de roble francés y americano, durante 9 meses. Obtenido por la mezcla de vino procedente de uvas Garnacha, 75%, y de vino procedente de uva Graciano charelo, 25%, que se han vinificado por separado

DO: La Rioja.
Los viñedos están situados sobre las laderas del monte Yerga, en Alfaro, La Rioja.

Aspecto de la etiqueta característica del "dinovino" riojano Lacrimus Rex
Imagen: Vico News



Productor: Bodegas Rodríguez Sanzo

Embotellador: Bodegas Rodríguez Sanzo

Salida al mercado: 2009

Justificación: Ni en la página web de la empresa productora, Rodríguez Sanzo, ni en la ficha técnica de este vino se hace alusión alguna a la causa por la que se decidió denominar de esta manera, tan bizarra, a este vino. Tan sólo se dice que los viñedos están situados sobre las laderas del monte Yerga. 

De la situación geográfica, de las viñas, situadas en el municipio de Alfaro y de la distancia que separa esta localidad riojana de aquellas otras de la misma comunidad autónoma que tienen yacimientos de icnitas de dinosaurio: Enciso, Hornillos de Cameros e Igea, debemos concluir que con la imagen gráfica de la etiqueta y con el nombre particular de este vino se pretende evocar a un dinosaurio muy popular el Tyrannosaurus rex. Sólo de forma muy indirecta, tal vez, se haya pretendido hacer referencia a un importante patrimonio paleontológico riojano, de tipo natural y cultural que resulta altamente mediático en la actualidad y que es un importante referente y atractivo turístico, con efectos económicos benéficos comunes a toda la región autónoma de La Rioja, en la que están situados los viñedos de cuya uva se obtiene este vino.

Desde mi punto de vista personal creo que la sonora palabra "Rex", asociada a la imagen de la icnita tridáctila, sólo parece catapultar la imaginación del potencial cliente, hacia "rey de los grandes lagartos terribles", es decir, pretende establecer una asociación de este vino con el Tyrannosaurus rex, uno de los dinosaurios más conocidos del gran público, por haber protagonizado emocionantes escenas cinematográficas, viñetas de "comics" y páginas de novelas, de muy variada calidad artística.






Jurassic Pack

Es una forma especial de presentación, como regalo, que contiene 6 botellas de Lacrimus Rex. El conjunto de seis botellas aparece reunido, en el interior de un 
embalaje consistente en una caja de cartón que exteriormente aparece decorada con el aspecto de maleta antigua. 
En la parte frontal, en la esquina superior izquierda, aparece el logo con el diseño original y típico de la pelicula "Jurassic Park", con la silueta del esqueleto del tiranosaurio. En la rotulación original se ha sustituido, el título "Jurassic Park" por el ocurrente "Jurassic Pack", en la misma posición, con el mismo color e igual tipo de letras, todo muy semejante. 
Además, en el canto izquierdo que separa las caras frontal y lateral, hay otra etiqueta, en cuya parte inferior derecha aparece representada una "icnita" de pisada tridáctila, de aspecto ornitópodo, sobre la cual aparece escrito: Dejando Huella.


Aspecto de la caja para presentación de regalo, denominada Jurassic Pack, situada detrás de una botella de Lacrimus Rex.
Imagen: captura de pantalla en: Rodríguez Sanzo 








En este caso particular, el márquetin de la empresa productora parece muy orientado a conseguir la vinculación emocional de este vino riojano, con el imaginario colectivo, reciente, impresionado por la película de Steven Spielberg, cuyo el impacto social, cultural y emocional a escala mundial, nadie puede poner en duda. En nuestra opinión, en el caso de esta forma de presentación, parece ser que la voluntad de vinculación, con una zona geográfica resulta bastante laxa, a pesar de que en el canto superior derecho, que separa las caras frontal y lateral, hay otra etiqueta que tiene escrita la palabra Rioja.