sábado, enero 25

El Registro fósil ibérico en la Loterofilia española (1)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida


Introducción

El origen de la entrada de hoy y de algunas otras que le seguirán en el futuro, es la imagen que puede verse bajo a estas líneas. La recibí por correo electrónico el pasado día 6 de enero, llegó como regalo de reyes, de parte de una lectora habitual de este blog, con el siguiente comentario:
"Te mando esta imagen que he descubierto casualmente, porque hace años que sigo tu blog y nunca he visto que hayas tratado sobre este tema: los dinosaurios en los cupones de la ONCE"

Curiosa instantánea publicada en Twitter por Francisco Ortega, titulada "¡Dos iguales para hoy!...¡ya tenemos nuestro cupón de la ONCE! con Concavenator", en la que se puede ver a los tres paleontólogos españoles que describieron a un nuevo género y nueva especie de dinosaurio ibérico, en un trabajo publicado en 2010.  En el centro, sosteniendo el cupón dinosauriano, está José Luís Sanz, a su derecha, Francisco Ortega y a su izquierda Fernando Escaso.
Imagen: Francisco Ortega

Hasta ese día, el escribiente no había caído en la cuenta de que pudiesen existir otros cupones de los sorteos de la ONCE que estuviesen dedicados a los dinosaurios, a parte del único cupón de la ONCE de temática dinosauriana que ya conocía. Era el que se imprimió y luego distribuyó para el sorteo del día 6 de septiembre de 2018. Ese cupón estaba dedicado a Dinópolis, en Teruel, el mayor parque temático  europeo epecializado en los dinosaurios. En aquel cupón se mostraba una espectacular reconstrucción de 24 m de longitud, a tamaño natural, del 'Turiasaurus riodevensis', “el gigante europeo” de casi 30 m. de largo, hallado en Riodeva (Teruel) en 2003. 
Hasta el pasado día de Reyes, quien escribe, ignoraba que existiesen más cupones de la ONCE que hicieran referencias a los dinosaurios o a cualquier otra temática paleontológica.
Por ello, mi agradecimiento inmaterial e infinito a mi amable corresponsal del pasado día 6 de enero. Puesto que con su escueto mensaje y aquella única imagen, consiguió espolear la   curiosidad innata y el instinto investigador de quien escribe. Una vez despertada su curiosidad y picado en su amor propio, el escribiente pasó a la acción. La búsqueda exhaustiva en Internet de cupones de la ONCE que pudieran contener referencias gráficas o textos alusivos a la temática paleontológica. El resultado de la prospección no ha sido demasiado satisfactorio, en cuanto al número de hallazgos de nuevos cupones, pero ha permitido descubrir que existía una nueva área de estudio para la Paleontología cultural española, la de la "loterofilia" o "lotofilia" paleontológica. Con la entrada de hoy se inaugura una nueva área temática en este blog, con la que se pretende iluminar un poquito la ignorancia sobre este tema tan colateral a la paleontología ,como minoritario en la loterofília, por falta de material coleccionable disponible.



¿Qué es la loterofilia?

La loterofilia, también conocida como lotofilia, es el nombre que recibe el coleccionismo de décimos, cupones, boletos. billetes, participaciones, postales, carteles publicitarios y cualquier otro tipo de material relacionado con los sorteos realizados las principales  entidades organizadoras de sorteos oficiales y regulares, como en España son la Lotería Nacional y la ONCE. 
Desde la fundación de la Lotería Nacional en 1812, se han realizado miles de sorteos de lotería, desde el famoso sorteo de la Lotería de Navidad que se celebra cada 22 de diciembre a los sorteos semanales de la Lotería Nacional del jueves y el sábado. En el caso de la ONCE el primer sorteo se celebró en Madrid el 8 de mayo de 1939 y desde entonces se han venido celebrando diariamente. Para satisfacer la demanda de décimos y cupones en todos los sorteos oficiales organizados por las dos instituciones españolas más importantes, de todas las autorizadas a organizar juegos de azar, a lo largo de los años de celebración, se han emitido millones de décimos de lotería y de cupones de la ONCE.


Portada del CATÁLOGO DE LOTEROFÍLIA de  España. Contiene los décimos de Lotería Nacional emitidos semanalmente durante el periodo de 1960 a 1983. Editorial SAFI. Barcelona, 1984. 113 páginas. Imagen: Todo Colección

De todos los millones de décimos y cupones emitidos, para los diferentes sorteos, solo se ha conservado una parte muy pequeña de un enorme total. Pues lo más habitual, una vez que se ha comprobado que no han resultado premiados, es que se rompan, se tiren o se abandonen en papeleras. Otros se quedan extraviados en las casas o lugares de trabajo, olvidados en el fondo de un cajón, en el interior de un libro o revista, sirviendo como improvisado "marca-páginas" o "punto de lectura". Pues bien, estos décimos desechados u olvidados en los sitios más insospechados son el “tesoro” de los loterófilos españoles, es decir, los coleccionistas de boletos de la Lotería Nacional y/o de los cupones de la ONCE. Estos aficionados llegan a acumular 100.000 décimos en sus colecciones de lotería. Localizar y reunir estos décimos, y todo lo relacionado con ellos, es la gran misión y la enorme pasión de los aficionados a la loterofilia.


Álbumes modernos con colecciones de décimos de lotería, mostrando su contenido. Los diferentes décimos se organizan y conservan en hojas de plástico diseñadas para su fácil manejo y visualización. 
Imagen: Asociación Española de Coleccionistas de Lotería (AECLOT)

Como es fácil de imaginar, en el campo de la loterofília, no todos los décimos y cupones tienen el mismo valor para los coleccionistas. Los más apreciados son los décimos y cupones más antiguos (un décimo original del primer sorteo de 1812 puede costar hasta 3.000 euros), pero también  los más raros (como los décimos emitidos por ambos bandos durante la Guerra Civil) o los cupones de la ONCE, emitidos en ciertos días de determinados años y  relacionados con ciertas efemérides históricas o culturales


Aspecto de los primeros cupones ilustrados de la ONCE, impresos y distribuidos para los sorteos celebrados durante el año 1984. Nótese la sencillez de los cupones y la elementalidad de sus ilustraciones.
Imagen: eBay

Por un décimo de lotería poco habitual se puede llegar a pagar entre 100 y 400 euros, en función de cada caso, aunque en la mayoría de los casos los coleccionistas prefieren cambiar los que tienen repetidos, entre ellos, en vez de comprarlos. Los cupones de la ONCE tienen precios mucho más bajos, debido a su menor antigüedad. Como sucede con todos los objetos de colección, los más valorados y mejor pagados son aquellos décimos o cupones que están intactos o en excelente estado de conservación; mientras que los décimos rotos o deteriorados no valen casi nada, a menos que se trate de auténticas rarezas, por ejemplo aquellos que incluyen algún error de impresión en los textos o en la coloración.


Tipos de colecciones de boletos de lotería y cupones de la ONCE

Además de los décimos o cupones más antiguos o raros, los amantes de la loterofilia crean colecciones de todo tipo. Cada coleccionista persigue un propósito diferente: tener todos los números capicúas, poseer la colección numérica, es decir, reunir todos los números, desde el 00000 al 99999, conseguir un décimo de cada administración de lotería de su provincia, región o de España, conseguir un décimo de cada uno de los diversos sorteos, juntar todos los colores de las series. Cualquier excusa que justifique el tener en casa más décimos o cupones que fotografías familiares, vale para el coleccionista loterofílico.
Los hay que intentan reunir todos los décimos de la Lotería Nacional o cupones de la ONCE correspondientes a un año o a un periodo histórico determinado. Otros se centran reunir los décimos o cupones correspondientes a diferentes sorteos, con el mismo número. Hay quien reúne numeraciones capicúa o ciertas terminaciones particulares, etc. etc.
Las colecciones temáticas, son las más frecuentes, por ejemplo de décimos o cupones dedicados a obras de arte plástico, a monumentos nacionales, a Patrimonio de la Humanidad, a personajes históricos célebres, a regiones geográficas españolas, a ciertos temas de la naturaleza, a ciertas disciplinas o artes mayores o menores, profesiones o actividades, temas religiosos, deportivos, etc. etc.…

Cupones antiguos de los sorteos benéficos a favor de los ciegos. En la parte superior cupones de 1936 a 1954. En la parte inferior cupones de 1961 a 1979. Nótese que su diseño gráfico resulta muy poco elaborado y poco atractivo a la vista. Pero a pesar de sus deficiencias estéticas hay personas que los coleccionan por su antigüedad.
Imagen: Gente del Puerto de Santa María

Si bien los primeros décimos de lotería y cupones de la ONCE, solamente contenían números, letras y sellos o emblemas oficiales, desde 1960 los décimos de la Lotería Nacional y desde 1984 los cupones de la ONCE, se han estado ilustrando con imágenes de todo tipo, cada vez de mayor calidad gráfica, lo que ha hecho que su aspecto resultase atractivo para el público comprador y especialmente para los coleccionistas. Por ejemplo, en los años 90 se emitió una serie dedicada a los Juegos Olímpicos de Barcelona, también ha habido series muy populares dedicadas a los equipos de fútbol de primera división, a los monumentos más importantes de cada región, etc. Es precisamente a partir de 1960, cuando se empieza a popularizar en España, el coleccionismo de décimos de lotería y a partir de 1984 el coleccionismo de cupones de la ONCE, por lo que se puede decir que la loterofília española de décimos y de cupones nace en esas mismas décadas, en las que los boletos empiezan a resultar mucho más atractivos visualmente.


¿Dónde se pueden encontrar décimos y cupones para coleccionarlos?

Tradicionalmente, los aficionados a la loterofilia además de recurrir a las donaciones de amigos y familiares, también acostumbraban a visitar los locales donde se vendían boletos o cupones, puesto que eran lugares que disponían de papeleras en las que, después de cada sorteo, los compradores podían consultar las lista expuestas de premios y depositar los boletos que no habían resultado premiados. Solían de visitar las ferias dominicales de coleccionistas y los negocios de antigüedades, además se reunían en convenciones y encuentros regionales, organizados por las diversas asociaciones por todo el país. 


Caja para la recogida de décimos no premiados, instalada en la Administración de Loterías nº 205, en Madrid.  Obsérvese el mensaje contenido en el texto que aparece en el cartel situado junto a ella. Fotografía original de Patricia Meca.
Imagen: El Mundo

Hoy en día, gracias a Internet, el coleccionismo de boletos de lotería y cupones de la ONCE se ha modernizado mucho y se ha facilitado extraordinariamente la compra, la venta o el intercambio con coleccionistas de lugares lejanos. Existen webs especializadas en coleccionismo loterofílico donde es posible comprar, vender o cambiar todo tipo de décimos de lotería y cupones de la ONCE. De modo que si alguien halla casualmente o su familia había conservado décimos o cupones antiguos o raros, que permanecían olvidados o guardados en algún cajón se puede consultar su valor económico en Internet, donde también es posible encontrar algún aficionado a la loterofilia que los pueda estar buscando e incluso que los quiera comprar!


¿Qué es la loterofilia paleontológica?

Es una actividad o manifestación cultural, especializada en el coleccionismo selectivo de todos aquellos objetos relacionados con los sorteos oficiales que estén asociados al registro fósil. Fundamentalmente, se trataría de boletos correspondientes a sorteos oficiales que contengan imágenes y textos relativos a determinados yacimientos, colecciones o museos paleontológicos o especies fósiles emblemáticas. También, artículos de publicaciones o carteles publicitarios que hagan referencia a determinados sorteos y boletos, relacionados con esta temática particular.
Por tanto la loterofilia paleontológica es una especialización temática, dentro de la loterofilia o lotofília. De momento, las investigaciones personales relacionadas con este particular asunto, no han resultado demasiado fructíferas ni esperanzadoras. Una primera conclusión que se puede avanzar, es que a la vista de los resultados obtenidos en la concienzuda búsqueda realizada, parecer ser que no se ha dedicado ni un solo boleto de la lotería nacional a la paleontología española.

Aspecto del cupón de la ONCE, dedicado a Dinópolis que ha sido mencionado al principio de la entrada y que era el único que era conocido por el autor, antes de recibir el donativo de la amable seguidora del blog y de iniciar la investigación loterofílica que ha dado origen a esta entrada y las que le seguirán en el futuro.
Imagen: Eco de Teruel

No se ha encontrado ningún boleto de la Lotería Nacional que haga referencia al registro fósil español. Tan solo se han hallado unos pocos cupones de la ONCE en los que se hace referencia al Patrimonio Histórico Paleontológico español. Esos escasos hallazgos son los que van a nutrir las pocas entradas que, de momento, se van a poder dedicar a mostrar este tema tan minoritario. La ventaja de ser loterofílico paleontológico es que la colección va a ocupar muy poco espacio, porque no va a constar de más de una docena de ejemplares. Espero equivocarme por el bien de esta especialidad de coleccionismo y que esta temática tenga un mayor reflejo en los boletos y cupones del futuro. Además el contenido gráfico y textual de los boletos de lotería y cupones de la ONCE, también sirven para dar a conocer, promocionar y revalorizar lugares, actividades, descubrimientos o patrimonio material e inmaterial, de tipo natural, histórico y cultural, en beneficio de tod@s l@s españoles. 

En nuestro país existe una multitud de yacimientos paleontológicos que por el valor científico de sus hallazgos resultan de gran importancia nacional e internacional y que, sin embargo, resultan prácticamente desconocidos para la mayoría de los ciudadanos españoles. La confusión sobre el tema llega hasta tal punto que algunos periodistas y editores confunden, en sus publicaciones, a los paleontólogos con los arqueólogos. En muchas comarcas españolas existen rutas y equipamientos turísticos, basados en su patrimonio paleontológico, que son una importante fuente de actividades económicas, relacionadas con el geoturismo y el turismo cultural. La presencia en los cupones de la ONCE y en los décimos de lotería de esos lugares y sus fósiles, contribuiría a darlos a conocer, a valorarlos y a interesarse por ellos a la ciudadanía de este país.


El cupón de la ONCE de "el chico de la Gran Dolina" de Atapuerca

El cupón de la ONCE relacionado con el registro fósil español, más antiguo que se ha podido localizar en Internet es el correspondiente al sorteo del día 16 de agosto del año 2001. Estaba dedicado a la zona arqueológica de la sierra de Atapuerca, en Burgos y destacaba muy claramente el rostro de un muchacho prehistórico que parecía devolver la mirada, era el retrato del denominado "chico de la Gran Dolina. El cupón correspondía a una serie temática dedicada aquellos lugares de España que habían sido declarados Patrimonio de la Humanidad, por la Unesco, en el año 2000 al ser considerados un  lugar privilegiado, referente histórico y arqueológico obligatorio para cualquier estudio de la Evolución Humana.  


Aspecto del cupón de la ONCE  correspondiente al sorteo del 16 de agosto del 2001. Dedicado a la zona arqueológica de la sierra de Atapuerca, en Burgos
Imagen: Todo Once

Como ilustraciones del cupón o boleto de la ONCE, figuran, dos trabajos del paleoartista Mauricio Antón. 
En la parte derecha está el retrato imaginario del denominado "chico de la Gran Dolina de Atapuerca", mostrando unos rasgos faciales algo primitivos, característicos y atribuidos por los paleoantropólogos  a su especie: Homo antecessor
En la parte izquierda del cupón, en color sepia se ha representado una escena de la vida cotidiana, en un campamento de personas pertenecientes a la especie Homo antecessor. En primer término tres miembros adultos y un niño pequeño, a la derecha una pareja preparando para curtir una piel de animal y a la izquierda, una mujer cuidando de un bebé. Al fondo un hombre con una lanza en la mano derecha, de espaldas a las mujeres, parece estar vigilando el horizonte y los límites del territorio, para prevenir el ataque de alguna fiera salvaje o de un grupo de humanos rivales, interesados por conquistar su refugio y su territorio, agrediendo a los componentes de su grupo familiar.


Ilustración de Mauricio Antón, representando una escena de la vida cotidiana en un campamento de personas pertenecientes a la especie Homo heidelbergensis
Imagen: La Cueva del Tiempo. Un viaje a nuestros orígenes

La reconstrucción de los rasgos del rostro del "muchacho de la Gran Dolina" de Atapuerca, fue posible gracias al hallazgo de un cráneo humano, en unas condiciones de conservación  bastante buenas. El  cráneo en cuestión reconocido por los paleoantropólogos como el de un individuo joven de aspecto humano relativamente moderno,fue hallado el 8 de julio de 1994 en el nivel TD6 de la Gran Dolina. Inicialmente fue  identificado con el código de excavación: 3 (ATD6-69). 
En mayo de 1997 se publicó en la  a revista Science un artículo en el que se afirmaba que se trataba del cráneo de un niño de unos 1o años de una nueva especie humana a la que se denominaba Homo antecessor, por ser antecesora y ancestro común, tanto de los neandertales (Homo neanderthalensis) como de las poblaciones humanas actuales (Homo sapiens). Este primer artículo resultó muy polémico, pero hallazgos posteriores confirmaron que la identificación de los restos había sido acertada.

Aspecto de los fragmentos del cráneo de un homínido joven de fisonomía humana, hallado el 8 de julio de 1994 en el nivel TD6 de la Gran Dolina. Fue  identificado inicialmente con el código 3 (ATD6-69). Emayo de 1997 se publicó e en la  a revista Science que se trataba del cráneo de un niño de la nueva especie: Homo antecessor,  antecesora y ancestro común de los neandertales (Homo neanderthalensis) y de las poblaciones humanas actuales (Homo sapiens). Fotos original de Jordi Mestre / IPHES
Imagen: Secretos del chico de la Gran Dolina



Fuentes

- Anónimo. Atapuerca. Patrimonio de la Humanidad. Patrimonio de Castilla y León  
Anónimo. LoteríaWikipedia
Anónimo. Homo antecessor. Wikipedia 
Anónimo. Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE). Wikipedia
Anónimo (2019). ¿Qué es la loterofilia?. Curiosidades. Loteria Manises
- Bermúdez de Castro y Risueño, José Mª (2013). Los secretos del chico de la gran dolina. Periódico de Atapuerca nº 25, julio, p. 3.
- Meca, Patricia (2010). No tire sus décimos, un 'loco' coleccionista los recogerá. El Mundo 15/11/2010 

No hay comentarios: