domingo, abril 11

Sobre los diversos y extraños nombres de los fósiles (4).

por Heraclio ASTUDILLO POMBO, DMACS, UdL

(Continuación, cuarta parte)



4- Cuando muchos nombres distintos, significan lo mismo (1): 

El caso de los Nummulites


Introducción


La convergencia de las motivaciones onomásticas, en ciertos tipos de fósiles con un aspecto morfológico tan típico y limitado, que se prestan a tan pocos puntos de vista diferentes, que como resultado de dar tan pocas opciones a la divergencia mental, pueden acabar dando una gran unanimidad y uniformidad en las denominaciones populares que pueden llegar a idearse para denominarlos, por esta razón algunos tipos de fósiles, han llegado a generar un alto grado de sinonimia en sus nombres vulgares.

Dos especies  distintas de numulites, se puede apreciar que son muy diferentes en forma y tamaño, ambas características han determinado que se les haya interpretado de manera diferente y que se les haya otorgado nombres populares distintos
Imagen: Nummulites


Los numulites representan un ejemplo paradigmático de lo dicho anteriormente, afirmación que demostraremos, mostrando y analizando los distintos nombres populares que se han otorgados en diversas lenguas romances peninsulares y en distintos lugares de España, a los ejemplares de diversos especies de numulites que alcanzaban tamaños considerables y que, además de eso, presentaban un menor abombamiento en la zona central o polar. Pero también en el caso contrario, los numulites de pequeño tamaño, con un abombamiento central considerable. Esos nombres casi siempre hacen referencia a la semejanza de este tipo "piedrecitas" que en realidad eran fósiles, con monedas de piedra o con lentejas petrificadas.

El nombre científico Nummulites, según unos autores, derivaría del plural de la palabra latina nummulus, que es el diminutivo de nummus (moneda) y del sufijo –ites, que desde el siglo XVII, se aplica para la formación de los nombres científicos genéricos, de aquellos objetos naturales pertenecientes al reino mineral, por tanto y según esos autores, el significado del nombre científico nummulites sería el de “moneditas”.

Claro aspecto de moneda, en unos grandes numulites muy aplanados. Para hacerse idea aproximada de su tamaño relativo, compárense con la moneda de 1 euro, situada a la derecha
Imagen: Nummulites laevigatus et N. variolarius 

Otros autores, opinan que el nombre Nummulites derivaría de la fusión de la palabra latina nummus, (moneda), y de la griega lithos (piedra) con el significado de “piedra-moneda" o "moneda de piedra”.

En cualquiera de los dos casos, el creador o creadores del citado nombre científico, debió haberse inspirado en algunos de los muchos nombres vulgares con el mismo significado que ya existían, previamente y que hacían alusión, precisamente, al relativo parecido de este tipo de fósiles, con moneditas petrificadas o con monedas de piedra, nombres vulgares que eran usados, desde muy antiguo, por diversos países distribuidos por toda la zona de la cuenca mediterránea, pero también del centro de Europa, e incluso de las islas británicas.
Otro ejemplo del claro parecido entre los numulites de gran tamaño y las auténticas monedas, debido a que en la zona central del disco, apenas muestran abombamiento.
Imagen: Fieldnotes 

En el territorio español, hasta el momento presente, solamente hemos podido recuperar nombres vulgares, usados para referirse a los numulites, posiblemente, desde la época medieval hasta épocas muy recientes, en diversas localidades pertenecientes a las comunidades autónomas de Aragón, Baleares, Catalunya y Valencia, pero no en otras regiones españolas, en las que también abundan este tipo de fósiles.Hasta el momento presente, se ha recogido una amplia diversidad de nombres populares que en su práctica totalidad aluden al parecido de los fósiles de este grupo, de mediano a gran tamaño y muy aplanados, con monedas o pequeñas monedas.

En esta imagen se pueden apreciar claramente, dos tipos de
numulites, los mayores, semejantes a moneditas o córneas y los menores, semejantes a lentejas. Alredores de la ermita de santa Anna del Far, comarca de La Selva (Girona)
Imagen: 
Senderisme Guilleries-Collsacabra 

En mucha menor proporción y con mayor unanimidad que en los casos citados anteriormente, los nombres vulgares hacen alusión a la gran semejanza, de ese tipo de fósiles, con las lentejas. Sucediendo esto cuando se trata de numulites de pequeño tamaño y gran abombamiento de la zona central o polar, foraminiferos fósiles que son denominados "llenties", "lentilles" o "llentilles", en ciertas localidades de Alicante, Barcelona y Mallorca, se les denomina de esta manera.

Veamos la relación de variados nombres vulgares que han sido otorgados, en distintas zonas de España, a diversas especies de numulites que fueran de mediano tamaño, de 1 a 2 cm. de diámetro, o gran tamaño, de 2-5 cm.de diámetro, condición que los asemejaba monedas de tamaño pequeño, mediano o grande.
 


Nombres populares usados en Aragón:

“centimetes”, “centimetes de Sevil”, “dineretes”, “dineretes de santa María de Buil, “dineretes de Sevil”, "dinerez", "dinericos", "duros", "güellos de torda",
"monedas de bruja", "monedetas", "monedetas de la Virgen", “perretas de santa Lucía”, "pezetas",


Nombres populares usados en Baleares:

“monedes de pedra”


Nombres populares usados en Catalunya:

“centimets”, “cèntims de sant Ponç”, “centimets de pedra”, “dinerets”, “dinerets de pedra”, “dinerets de Collbàs”, “dineret de sant Pau”,“dinerets de sant Ponç”, “dinerets de la Mare de Déu”, “dinerets de la Verge Maria”, “dinerets del diable”, “diners del dimoni”, “dinerets de santa Llúcia”,“dinerets de Santa Pau”, "diners" , “diners del traïdor” o “diners dels francesos”, “diners de Sant Pau”, “diners del diable”, "llenties", "lentilles" o "llentilles", "mitges pessetes de sant Pau", "pedres de la Mare de Déu", "pedres de santa Llúcia",
"pedretes de santa Llúcia", "ulls de santa Llúcia", "ulls de serp".

Nombres populares usados en la Comunidad Valenciana: 

“centimets”, “centimets de pedra”, “diners de bruixa”, “dinero de bruja”, "moneetes", “xavets marrocs”


Concluyendo...

Como se puede apreciar, en la precedente relación de nombres populares, en la mayoría de de los casos e independientemente de la lengua utilizada, los nombres populares asignados a los numulites más aplanados y de buen tamaño, hacen referencia a su relación de semejanza con monedas, dineros, céntimos u ochavos.

En esta imagen se puede comprobar, gracias a la escala milimétrica inferior, que el numulites mide 45 mm., de diámetro, el equivalente al de dos monedas de 1 euro. Fotografia de Jesús Cardiel del Museo Paleontológico del Sobrarbe
Imagen: 
Fósiles de Sobrarbe

En el caso de los nombres compuestos, el segundo nombre, hace alusión a determinadas particularidades reales o imaginarias de cada uno de esos tipos de piedras extrañas, según la mentalidad, propia de diferentes épocas y zonas geográficas.

En los diversos nombres compuestos,
usados en diversas localidades españolas, a veces, una de las palabras remarca y alude alguna propiedad específica de este tipo de objetos que resulta atípica y contradictoria con el material usado para fabricar las monedas vulgares y corrientes.
Por ejemplo, a veces se alude a su material atípico, indicando su extraña materialidad de naturaleza pétrea: “de piedra” o “de pedra”, "pedres", "pedretes".
 
En otros casos, la palabra nos remite hacia unos supuestos orígenes legendarios de ese tipo de monedas, al relacionarlas con hechos no naturales o con personajes sobrehumanos, causantes según la tradición popular de la petrificación de dinero inicialmente normal: “de la Mare de Déu”, “del diable”, “dels francesos”, “del traïdor”, “de laVerge Maria”, " de santa María", de bruixa”.
 
En cambio, en algunas otras ocasiones, lo que indicaría esa segunda palabra, sería un aspecto natural, su lugar geográfico de procedencia: " de Buil", “de Collbàs”, “de Sant Pau”, “de sant Ponç”, “de santa Llúcia”, “de santa Lucía”, “de Sevil”, etc.

La típica forma de córnea o de iris, del ojo humano, que presentan bastantes tipos de numulites de mediano tamaño, hizo que, antiguamente, la mentalidad mágica, junto con la religiosidad popular, los asociara con santa Lucía, mártir a la que según la tradición cristiana los paganos le arrancaron los ojos y, por esa razón, nombrada por la iglesia católica patrona protectora de la vista, motivo por el cual se utilizaron en rituales relacionados con la medicina popular, en Catalunya, o contra el "mal de ojo", en el Alto Aragón.
Imagen: 
La Carrutxa. Festes de tardor



Haciendo números...

Haciendo un recuento de los diferentes nombres vulgares que hagan alusión a dinero petrificado y a lentejas de piedra que hemos
podido inventariar hasta ahora, se puede ver muy fácilmente, como en Cataluña, por alguna razón cultural, la gente parece haberle prestado mucha más atención a este tipo de fósiles que en otras regiones peninsulares, puesto que hemos llegado a encontrar hasta 25 denominaciones distintas; le sigue Aragón, con 13 denominaciones distintas, luego vendría la Comunidad Valenciana, con 7 denominaciones y por último Baleares, con 2 denominaciones populares diferentes.
(Continuará)

No hay comentarios: