lunes, marzo 29

El registro fósil en la toponimia (3).

por Heraclio Astudillo Pombo, Universitat de Lleida.






EL REGISTRO FÓSIL "LOCAL", REFLEJADO EN CIERTOS TOPÓNIMOS ESPAÑOLES (3ª parte).

Categoría 1: NÚCLEOS DE POBLACIONES Y CONSTRUCCIONES AISLADAS. (2)

1.2- Edificios (Construcciones aisladas):


- "Cabaña los Fósiles" o “Casa de los fósiles", Valdegóbia/Bóveda (Álava)  
 
Nombre dado a una antigua cabaña agrícola, reformada hace unas dos décadas y, recientemente, habilitada para turismo rural. 
Entrada principal de la llamada "casa de los fósiles" de Bóveda (Álava), con sus adornos, elaborados con diversos tipos de fósiles, de los alrededores de la localidad. 
Fotografía extraída del reportaje realizado por "Ernesto", en su visita al lugar, que puede consultarse, íntegramente, en el blog Ernesto y la Paleontología
y también en el blog Paleored


El topónimo está motivado porque el edificio ostenta en los muros, solado de acceso y en diversos elementos del mobiliario del jardín, una grandísima cantidad de fósiles.
 Se pueden observar corales, ammonites, equinodermos, gasteropodos, el relleno de las celdillas de nautiloideos, infinidad de pequeñas exogiras y un larguisimo etc. Todos los ejemplares proceden de la localidad.



- "Casa de las Huellas", Bretún (Soria) 

Nombre dado a un antiguo pajar totalmente remozado , en la actualidad que está situado en las afueras del pueblo soriano de Bretún.


En la imagen, de muy poca calidad, se puede ver una superficie rocosa que contiene las icnitas de dinosaurio y tras ella el edificio que ha recibido un nombre bastante misterioso

El edificio situado junto al yacimiento paleontológico de "La Peña" ha sido rehabilitado por el ayuntamiento para convertirlo en el nuevo Centro de Interpretación de las icnitas más importantes de la localidad debido a su proximidad a los yacimientos icnológicos de "La Peña" y del cercano "Corral de la Peña".
Los yacimiento muestran varias "rastrilladas" (rastros) de pisadas de dinosaurios, terópodos y ornitópodos, que vivieron durante el periodo comprendiddo entre Jurásico superior y el Cretácico inferior.

 
- “Casa de los Caracoles”, Villar del Humo (Cuenca) 
 
En esta población serrana, existen diversas casas que muestran como ornamentación, en sus fachadas principales, diversos ejemplares de amonites cretácicos, la mayoria de ellos de buenas dimensiones. A este tipo de fósiles, tradicionalmente, los lugareños siempre les han llamado  "caracoles", pero la costumbre de incrustarlos en diversos lugares de los muros de las fachadas, al parecer no resulta ser muy antigua.



- “Casa de las conchas" o "de los fósiles”, Alpanseque (Soria),


Detalle de una parte de la fachada de la “Casa de las conchas"o "de los fósiles” de Alpanseque (Soria), en que se pueden apreciar la gran profusión de fósiles distribuidos para crear unas texturas y dibujos particularmente "primarios". Foto de Adolfo García 
Imagen: Alpanseque

 
El nombre corresponde a una casa del pueblo que destaca por tener ornamentada, buena parte de una de sus fachadas, con unos extraños motivos geométricos. 
 El componente mayoritario del diseño son diversos tipos de conchas, caparazones y moldes fósiles, del Cretácico superior,  encontrados por los alrededores de esta localidad soriana.



- “Caseta de los Fósiles”, Villafranca del Cid (Castellón),
  














Nombre que alude al uso ornamental dado por Diosdado Andrés, un lugareño ya fallecido, a ciertos tipos de fósiles típicos de la localidad y alrededores, para engalanar una casita por él levantada en un terreno de su propiedad, situado en las afueras del pueblo y dedicado a la horticultura de fin de semana.
 
Detalle de uno de los recintos cubiertos de la "caseta de los fósiles" de Vilafranca. cientos de fósiles, tapizan o puntean ciertas zonas de los muros y cornisas, formando texturas y diseños, particularmente, barrocos que tienen continuidad con los que decoran otras superficies.
Imagen: fotografía original de Ignasi Llopis 

En la actualidad, transcurridos varios años desde la muerte de su constructor y decorador, se halla en condiciones de conservación muy precarias.
Según comentaba un folleto propagandístico que promocionaba el turísmo rural "se trata de una maravilla arquitectónica realizada con fósiles de los alrededores".



- “Casa Icnológica”, Retuerta del Bullaque (Ciudad Real), 
 

Se trata de una vivienda particular de reciente y magnífica construcción, artesanal, cuyos muros exteriores han sido revestidos, por su propietario, con fragmentos de losas de piedra cuarcítica de la zona. La piedra muestra unos curiosos relieves en forma de cordones y cuerdas. Los relieves, mencionados, corresponden al relleno de los surcos de reptación dejados por los trilobites en en los sedimentos del fondo marino, cuando esta tierra en tirempos del Ordovícico inferior, estaba  sumergida bajo un oceáno, hace 470 millones de años.  

Imagen: acceso principal a la casa icnológica de Retuerta, aunque en la imagen no se puede apreciar a simple vista, todas las piedras del revestimiento contienen cruzianas y otros tipos de icnofósiles ordovícicos. Imagenes detalladas de esta fachada se pueden visualizar en:

Esas losas proceden de rocas fosilíferas de la localidad, sobre los muros constituyen un magnífico muestrario, bastante completo e informativo, de la diversidad de icnofósiles contenidos por la Cuarcita Armoricana (Ordovícico inferior). Ese mismo tipo de fósiles, también podrían ser observados si se realizase un largo recorrido a pie, guiado, por ciertos lugares del Parque Nacional de Cabañeros. En los muros de esta vivienda destacan bastantes ejemplares de "crucianas", en un excelente estado de conservación.



- "Casa de los Trilobites", Navas de Estena (Ciudad Real), 
 
El nombre del edificio y del lugar que ocupa, alude a los diversos ejemplares de trilobites del Ordovícico medio (pisos Oretaniense y Dobrotiviense) que pueden observarse incrustados junto a la puerta de entrada principal de la vivienda particular. 


Trilobites auténticos, hasta cinco ejemplares se han incorporado, como adornos, a la fachada de una casa particular, en Navas de Estena. Los 5 "trilos", que aquí, a simple vista se ven con apariencia de unas piedras más oscuras, estan señalados por las respectiva flechas blancas.

Las formas de trilobites más abundantes en los yacimientos paleozoicos del Parque Nacional de Cabañeros son los calymenáceos, entre los que resalta el género Neseuretus
También hay otros trilobites, relativamente, frecuentes, como son los asáfidos (Nobiliasaphus, Isabelinia y Asaphellus), los queirúridos (Placoparia) y los ilénidos (Ectillaenus giganteus).

No hay comentarios: