martes, noviembre 10

Márquetin, enología y registro fósil (8)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida


Uso del registro fósil, como emblema vínico de ciertos vinos portugueses (2ª parte)


Bevísima recapitulación sobre los vinos "paleontológicos", portugueses 

Nuestro primer contacto con los "vinos paleontológicos" portugueses, resultó ser bastante decepcionante, pues se trataba de vinos que se podrían catalogar como "vinos especiales" por considerar que estaban bastante "modificados" respecto de los vinos comunes, por el añadido de aguardientes, licores y azúcar. A pesar de todo, como se consideró razonable incluirlos en la categoría genérica de "vinos" se estimó oportuno y conveniente publicar los resultados del estudio en este blog, ello se hixo en la entrada del 20 de enero del 2013,

Afortunadamente para los amantes de los vinos comunes que no vulgares, la situación paleonto-enológica portuguesa ha cambiado, a mejor. 
En esta entrada se van a presentar unos vinos portugueses que podrían ser clasificados como "vinos comunes o normales" categorización que indicaría que su proceso de producción es muy común, sencillo y poco sofisticado. Su singularidad, desde nuestro, particular, punto de vista es que la bodega productora ha optado por elegir como imagen de marca o como emblema de algunas de sus colecciones de vinos la figura de algunos tipos de fósiles. 


Los vinos "paleontológicos" de la bodega "Vale da Capucha", de Turcifal


Los vinos paleontológicos portugueses que se presentan ha continuación son producidos por la empresa familiar "Vale da Capucha", a partir de las uvas cultivadas en la Quinta de San José, una finca agrícola, situada en la aldea de Carvalhal, actualmente agregada a la aldea de Turcifal. Ambas aldeas están integradas en el "Concelho" o municipio de Torres Vedras, en el Distrito de Lisboa, en Portugal. 


Aspecto del emblema comercial de la empresa "Vale da Capucha", La forma espiral discontinua o fragmentada remite hacia la concha de algunos tipos de cefalópodos fósiles. Las líneas que fragmentan el conjunto representan las sucesivas cámara de habitación o de crecimiento del molusco que la construyó y habitó. Por su aspecto suavemente curvilíneo podríamos creer que aluden  goniatites paleozóicos o a los nautilos  mesozóicos... pero todo el contexto geológico parece indicar que, en realidad, la figura represetaría ¡una concha de ammonites!
Imagen: recorte de pantalla en Browse between Wineries (Portugal): Vale da Capucha


En la actualidad, la empresa "Vale da Capucha" se dedica, fundamentalmente, al cultivo de variedades no locales de uvas portuguesas y algunas francesas, adaptadas a condiciones ambientales marítimas, destinadas a la producción de vinos blancos regionales de alta calidad, de tipo "orgánico", "bio" o "ecológico", destinados a la exportación. Actividad que compagina con el enoturismo, relacionado con la celebración de comidas y cenas de cata de vinos, cursos  y sesiones de formación enológica, exposiciones de productos vínicos locales y, también con una pasión del actual director-gerente, la cría de cachorros de la raza Jack Russell terrier.
El nombre de la empresa, procede del hecho que la Quinta de San José está situada en la zona de valle, a los pies de la "Serra da Capucha".

La propiedad vitivinicola, está en manos de la misma familia, desde hace casi dos siglos, habiendo sido siempre un punto de referencia en la industria regional del vino. Hasta hace pocos años por elevada productividad en vinos tintos de garrafa y recientemente, por sus vinos blancos embotellados y de elevada calidad. La rápida reconversión de la antigua empresa "tradicional" y productivista, en otra más "sostenible" y elitista, se debe al hecho de que en 2005, el propietario Afonso Fernandes Marques transfirió la dirección de la empresa familiar, al primogénito de la familia: Pedro Marques, un joven ingeniero agrónomo especializado en viticultura y enología. Pedro Marques antes de hacerse cargo de la gestión de la empresa familiar, trabajó en empresas vitivinícolas de diferentes regiones portuguesas (Douro, Alentejo y Tejo) y, también del extranjero, en California y en Nueva Zelanda adquiriendo una visión innovadora del negocio y diseñando un proyecto renovador.


Divertida y curiosa imagen en la que Pedro Marques posa utilizando dos conchas marinas fósiles de las que a veces son halladas en sus viñedos, parecen ser dos ejemplares completos de bivalvos del género Myophorella sp.. El uso de los dos fósiles, a manera de "lentes" podría ser una forma de metáfora gráfica sobre el papel inspirador que los fósiles podrían haber tenido en la concepción de una nueva visión empresarial, causa del renacimiento de la empresa familiar...
Imagen: Pynga & Vale da Capucha wines Facebook

Actualmente, con la renovación de los objetivos empresariales y vitivinícolas de la empresa, la producción de grandes volúmenes de vinos regionales convencionales no tiene sentido. La producción de vinos "naturales" u "ecológicos" con personalidad propia, mediante la adopción de técnicas de cultivo respetuosas con el medio ambiente es la finalidad de la empresa.
Parece ser que está en estudio el proyecto de una futura producción de vinos "biodinámicos".

En las 13 hectáreas de viñedos de propiedad familiar, en la actualidad, predomina el cultivo de variedades de uvas portuguesas, blancas, originarias de otras zonas pero que están bien adaptadas para prosperar, sin demasiados cuidados, bajo las condiciones de clima oceánico y sobre el tipo de suelos de la finca (Alvarinho, Arinto, Viosinho, Gouveio, Antão Vaz, Fernão Pires y Viognier), ocupando su cultivo 10 hectáreas. Al cultivo de uvas rojas (Touriga Nacional, Aragonez y Syrah), se dedican 3 hectáreas.



Muestra de la mayoría de los tipos de vinos paleontológicos de la empresa "Vale da Capucha", en esta imagen falta el vino tinto "Vale da Capucha Tinto". Se ven de izquierda a derecha: "Fossil White Wine", "Vale da Capucha Reserva", "Vale da Capucha Alvarinho", "Vale da Capucha Branco" y "Pynga Selection". Todas su etiquetas muestran la representación de algún tipo de concha marina fósil. Fotografía original de Sarah Ahmed
Imagen: Lisboa: living up at last to its white wine potential

En el año 2009 se obtuvieron las primeras cosechas comercializables de uvas de las nuevas variedades, introducidas en la zona por Pedro Marques, mejor adaptadas al clima atlántico bajo condiciones de cultivo ecológico que las que había cultivado su padre y su abuelo. En ese mismo año empezaron los ensayos, en serio, para producir los primeros tipos de vinos que se sacarían al mercado, cuyo diseño y producción fueron dirigidos íntegramente por Pedro Marques. En años consecutivos se han ido ajustando las técnicas de cultivo, de vinificación de los mostos y equilibrio de las mezclas de vinos puros que se fermentan por separado, usando levaduras salvajes, de las que viven en el terreno de cultivo, mejorando el resultado de las primeras versiones de las combinaciones comercializadas.

La empresa británica Oakley Wine Agencies actúa como agente comercial de "Vale da Capucha", publicitando y distribuyendo sus vinos en los mercados británico, irlandés, noruego e incluso en lugares tan lejanos como China, Dubai, Mumbai, Doha y Abu Dhabi que compran la gama de vinos portugueses de "Vale da Capucha", a través del Reino Unido. Esta situación de gran comercialización en el extranjero, explicaría porqué los primeros vinos "Bio" producidos por "Vale da Capucha" fueron denominados de manera anglófona: "Fossil White wine" y "Pynga Selection" y no en idioma portugués: "Fóssil Vinho branco" y "Pynga Seleção", cosa que sí pudo hacerse con otros vinos de producción posterior, tras la buena acogida comercial para los primeros y el creciente reconocimiento internacional para la renovada bodega portuguesa.


El vino "Fossíl"

Este fue el primer vino producido por Pedro Marques, en el año 2009, y como los suelos de la finca "Vale de Capucha" son arcilloso-calcáreos, de origen oceánico, y contienen algunos fósiles de diferentes tipos de organismos marinos que vivieron hace millones de años en ese mismo lugar. Además, como los viñedos de la Quinta São José, están situados a tan sólo 8 km del océano Atlántico, gozan de unas condiciones de clima oceánico, templado y húmedo
El hallazgo de fósiles marinos encontrados en el suelo de los viñedos inspiraron la identidad renovada de la marca "Vale de Capucha" y determinaron que el nombre del primer tipo de vino producido se denominara "Fossil", como resultado de su asociación directa con el mar, muy próximo, y con un rico pasado geológico, también marino.





En la parte media-baja de la etiqueta del vino "Fossíl", aparecen representados cinco tipos distintos de moluscos fósiles. Las diferentes conchas,  impresas en tintas de color azul marino y dorada, aparecen alineadas, formando una especie de cenefa o mostrario que refuerza el significado del nombre "fossil" impreso en letras en la parte media-alta.
Imagen: recorte de pantalla  en De Smaakboutique FOSSIL 2012

La primera producción de este vino, fue comercializada, casi  íntegramente, en el extranjero, en el año 2012-2013.
Una mezcla de vinos procedentes de 3 tipos de uvas: Arinto, Gouveio y Fernão Pires. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 14% vol



Los vinos de la serie "Pynga"

La producción de esta serie de vinos fue iniciada en 2009, a continuación de la del vino "Fossil" a pesar de que algunos tipos han sido diseñados y creados con posterioridad, a los primeros ensayos de la serie de vinos "Vale da Capucha".

Parte media y baja de una botella de "Pynga Selection" 2009. En la parte inferior-izquierda de la etiqueta frontal se puede ver el logo paleontológico de la empresa "Vale da Capucha". Se trata de una representación demasiado esquemática e imprecisa de algún tipo de cefalópodo fósil, posiblemente, de tipo ammonoideo pero que resulta indeterminable con más precisión.
ImagenCopo meio cheio


Selection 2009
Una mezcla de vinos procedentes de 2 tipos de uvas: Viognier y Alvarinho. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 13% vol

Tinto 2009
Una mezcla de vinos procedentes de 2 tipos de uvas: Syrah y Touriga Nacional. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 14,5% vol

Selección 2010 
Una mezcla de vinos procedentes de 3 tipos de uvas: Gouveio, Arinto y Antão Vaz. DO: Vinho Regional de Lisboa. 

Alvarinho 2010
Alvarinho 100%. DO: Vinho Regional de Lisboa.  

Viosinho 2010 
Viosinho 100% DO: Vinho Regional de Lisboa. 

Rosé 2010
Touriga Nacional 100%. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 13,6%

Selección 2012 
Una mezcla de vinos procedentes de 3 clases de uvas: 70% Viognier, 20%  Arinto 10% de Fernão Pires. DO: Vinho Regional de Lisboa. 


En esta imagen aparecida en Blend, The online Wine Magazine con el siguiente comentario: "Fossils from the vineyards at Quinta de S. José"  se pueden ver tres fósiles, todos parecen ser bivalvos. En todas las fotografías existentes en Internet, los fósiles que acompañan las botellas siempre son de este mismo tipo: Myophorella sp , enteras,  y fragmentos de Isognomon sp.. Foto original de Sarah Ahmed
Imagen: Blend, all abouth wine.


Los vinos de la serie "Vale da Capucha"

La elaboración de los vinos de esta serie, se inició en 2011, siendo el tercer tipo de vinos  producidos por Pedro Marques, tras los ensayos y reajuste llevados a cabo con los primeros vinos producidos, los iniciales de las series "Fossil" y "Pynga", en 2009.

Branco 2011 
Como el vino "Fossil", es una mezcla de vinos procedentes de 3 tipos de uvas: 42% de Arinto, 35% de Gouveio y 23% de Fernão Pires. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 14% vol

Reserva 2011 
Una mezcla de vinos procedentes de 3 tipos de uvas: 53% Viohsino, 31% de Arinto y 16% Antão Vaz. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 14% vol

Alvarinho 2011 
Alvarinho 100%. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 13,5% vol.

Tinto 2011 
Una mezcla de vinos procedentes de 2 tipos de uvas: 55% Touriga Nacional y 45% Tinta Roriz. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol: 14% 

Etiqueta con el caracteristico amonita que identifica a los vinos de la serie "Vale da Capucha". Aspecto de la concha del cefalópodo fósil que aparece en las etiquetas de todos los vinos blancos o tinto que forman parte de la serie "Vale da Capucha" queda muy claro que con la figura representada se hace alusión a los ammonites.
Imagen: Jim's Loire


Branco 2012 
Una mezcla de vinos procedentes de 2 tipos de uvas: 85% de Viosinho y 15% de Arinto.  DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol:14 % vol.

Gouveio 2013
 Gouveio 100%.  DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol:13,5% vol.

Arinto 2013 

 Arinto 100%. DO: Vinho Regional de Lisboa. Alcohol:13,5% vol.


Late Harvest 2013 
Mezcla de Viognier, Viosinho y Arinto. DO: Vinho Regional de Lisboa.  



Justificación en la elección de los diversos emblemas paleontológicos



En la foto aparece el perrito Pinga, a la sombra de una vid, alrededor de cuya cepa se han distribuido varios fósiles, de los que se hallan en la parcela de viñedo. Creemos poder identificar, abajo y a la derecha, dos ejemplares de bivalvos Myophorella sp. y arriba a derecha e izquierda del tronco de vid, lo que podrían ser dos fragmentos de concha de Isognomon sp.
Imagen: Oakley Wine Agencies

La bodega Vale da Capucha insiste en vincular sus vinos de tipo "orgánico" con el registro fósil, mediante diversas representaciones gráficas más o menos visibles en las etiquetas de sus botellas o mediante la mención del vínculo en las entrevistas y mediante la presentación de una pequeñísima muestra de ejemplares reales, en las catas, exposiciones y feriascomo acompañamiento "natural e inseparable" de las botellas de los vinos de la empresa "Vale da Capucha", hecho del que dan testimonio  diversas fotografías promocionales en las que se recogen algunas presentaciones públicas

En las etiquetas de las botellas de vino "Fossíl" aparecen cinco diferentes figuras que representan otros tantos tipos de conchas de diversos tipos de moluscos fósiles. De izquierda a derecha: un bivalvo pectinido, tal vez del género Entolium; un gasterópodo espinoso de sifón curvado; un cefalópodo típicamente ammonoideo, un bivalvo de anchas costillas y otro cefalópodo nautiloideo o ammonoideo.
En las etiquetas de las botellas de vino de la serie "Vale da Capucha" aparece representada una concha de ammonites
En las etiquetas de los diferentes vinos de la serie "Pynga" aparece de forma bastante discreta la imagen de marca representativa de la empresa "Vale da Capucha", con el caracteristico cefalópodo fósil espiralado, de incierta clasificación, más allá de que debe ser de tipo ammonoideo


Recorte de pantalla en Copo meio cheio de una botella de "Pynga Selection" 2009, en la que se puede ver la imprecisa y caracteristica figura que es la imagen gráfica de la marca. Imagen original mejorada digitalmente,

Como los fósiles reales que, supuestamente, proceden de los viñedos de la finca Sao José de Turcifal que en algunas exposiciones acompañan a las botellas de los vinos de la empresa "Vale da Capucha" o que aparecen en las fotografías, no coinciden con ninguna de las representaciones gráficas de los fósiles que aparecen en las etiquetas de las botellas, vemos que existe una incongruencia. Sospechamos que la incoherencia formal y conceptual entre ambos tipos de fósiles, debe ser una imaginativa y fantasiosa sustitución gráfica, tal vez de finalidad estético-publicitaria. Es decir en los viñedos hay fósiles marinos, pero son de otro tipo a los que se muestran en las etiquetas de las botellas de vino y por lo tanto no se trata de una gran falsedad por pura invención de algo que no existe, sino de una manipulación, quizá orientada a magnificar o mitificar el noble y antiguo origen del "terroir".


Exposición de dos tipos de productos típicos de los viñedos de la finca Sao José:  botellas de vino de la marca Vale da Capucha y una muestra de los tipos de fósiles marinos más comunes.
Imagen: Pynga & Vale da Capucha wines Facebook

Es innegable que en el territorio del concelho de Torres Vedras, del que forma parte la freguesia de Turcifal en cuyo término estan ubicados los viñedos de la familia Marques, abundan los fósiles marinos, del Jurásico superior, pues así lo atestiguan diversos estudios paleontológicos realizados por diferentes autores, desde finales del siglo XIX que ponen de manifiesto la existencia de comunidades de organismos marinos propios de ambientes arrecifales. 
Queremos imaginarnos que los propietarios de la bodega "Vale da Capucha"o los grafistas responsables de crear e ilustrar las etiquetas de sus vinos, para elegir las conchas emblemáticas que representarían sus tres clases de vinos, habrían consultado las láminas de algunos estudios paleontológicos realizados en la Cuenca Lusitánica. Dando por cierta esta suposición nuestra, queremos suponer que los distintos fósiles que aparecen representados, gráficamente, en las etiquetas de los vinos de la bodega de Turcifal, si bien no representan a los fósiles de la finca de Sao José, en Turcifal, sí que podrían estar representando una muestra de la fauna marina de moluscos fósiles del Jurásico superior, que podría ser más o menos representativa de todo el territorio del "concelho" de Torres Vedras. 

Fuentes:

Ahmed, Sarah. Lisboa: living up at last to its white wine potential. The wine detective
Ahmed, Sarah. 2014. Vale da Capucha: Organic Wines With Exciting Goût de Terroir. Blend, all abouth wine. The online Wine Magazine October 30, 2014 
Ahmed, Sarah. A visit with rising star Pedro Marques, Vale da Capucha, Lisboa,  The wine detective
- Anónimo. Vale da Capucha. Adega & Enoturismo. Agricultura e Turismo Rural, Lda.  
- Anónimo. Vale da Capucha. Lisboa region. Oakley Wine Agencies 
- Anónimo. Vale da Capucha simplesmente vinho 13/02/2015
G C C. 1914. Dr. Paul Choffat. Jurassic Fauna of Portugal. CLASSE DES CEPHALOPODES. Première série: Ammonites du Lusitanien de la Contrée de Torres Vedras.Abstract of Review   Geological Magazine, Volume 1, Issue 07,  july 1914, pp 325 - 326 Cambridge University Press 
- Gómez-Alba, Julio. 1988. Fósiles de España y de Europa. Omega Ediciones
- Schneider, Simon. 2009. A multidisciplinary study of Late Jurassic bivalves from a semi-enclosed basin – Examples of adaptation and speciation and their stratigraphic and taphonomic background (Lusitanian Basin, central Portugal). Tesis de Doctorado, presentada en la Facultad de Ciencias de la Tierra, en la Universidad Ludwig-Maximilian de Múnich

No hay comentarios: