viernes, noviembre 8

Los fósiles como motivo temático en la numismática ibérica (6)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Universitat de Lleida.

Monedas comunes de poco valor, transformadas en curiosas chapas o medallas paleontológicas conmemorativas (3)




Introducción

Prosiguiendo con la divulgación del tema de las monedas españolas elongadas que contienen alguna clase de representación paleontológica, hoy se presentarán las monedas elongadas que corresponden al Torcal de Antequera en Málaga y al Museo de la Cueva de Altamira en Cantabria. 

Zona del Museo de la Cueva de Altamira con varios murales obra del paleoartísta Mauricio Antón que muestran  hermosas reconstrucciones del paisaje y de la fauna característica de aquel lugar, en la época en que el hombre vivió allí y realizó las hermosas pinturas polícromadas con representaciones de la fauna. Fotografía de  José Luis Sarralde 
Imagen: Lo mejor de la visita de la neocueva y museo de Altamira en Cantabria

Esta joven sección temática dedicada a la divulgación de la paranumismática paleontológica, se inició con la entrada publicada el 1 de noviembre de 2018, se prosiguió con la publicada el pasado 26 de junio de 2019 y se le da continuidad con esta tercera entrada de hoy.


Debemos recordar que esta clase de originales objetos del márqueting turístico que reciben diversos nombres, en castellanos, tales como chapitas, medallas ovaladas o monedas elongadas, se elaboran con fines primordialmente conmemorativos-rememorativos, como todos los "souvenirs", pero en este caso particular dado que el material de partida son monedas auténticas, secundariamente y cada vez más, están siendo destinados al coleccionismo paranumismático. 
Resultan del proceso de deformación por estiramiento y laminación, seguido de la estampación por una sola cara con la consiguiente destrucción o transformación de una moneda de curso legal, o no. Como ya se explicó en su día, tienen tienen una doble función conmemorativa-rememorativa. La primera es destacar la presencia de un determinado tipo de objetos o seres, animados o inanimados, en el lugar visitado y la segunda, servir como objeto evocador de recuerdos o rememorarador, para servir de recordatorio, en el futuro , de haber realizado una visita personal, o no, a un determinado lugar, en el que se exhibían tales cosas o había tales seres,  animados o inanimados.


Las monedas elongadas del Torcal de Antequera, Málaga

"El Torcal de Antequera", es un Paraje Natural de 1171 hectáreas, situado en los términos municipales de Antequera y Villanueva de la Concepción, en la provincia de Málaga.
En el año 1929 se reconoce al área como el primer Espacio Natural Protegido Andaluz de interés Nacional,​ en 1978 se le declara Parque de la Reserva Natural,​ en 1989 Paraje Natural. En 2014 se declara Zona Especial de Conservación. Además,​ la sierra goza de la declaración de Zona Especial para la Protección de las Aves, emitida por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.
A El Torcal se puede acceder en vehículo particular desde las localidades de Antequera y Villanueva de la Concepción, encontrándose este pintoresco lugar entre ambas poblaciones. El Torcal de Antequera cuenta con distintas áreas y servicios que facilitan una visita amena, didáctica y lúdica a los visitantes.  
El Centro de Visitantes está situado en la zona del Torcal Alto, cuenta con un Área interpretativa del paisaje, un observatorio astronómico, una sala de usos múltiples, un servicio guías, una cafetería-restaurante, aseos y una tienda de recuerdos. Además hay  un aparcamiento para vehículos que complemeta al otro que existe a la entrada del Paraje Natural. 
  El paisaje del Paraje Natural es muy singular, con fomas muy originales y sorprendentes, se ha originado por un proceso de carstificación o disolución diferencial de los materiales calcáreos  que forman los estratos de rocas calizas, que ha dado origen a un relieve cárstico muy característico y a un paisaje muy curiosos. La singularidad geológica del lugar y su hermosa geodiversidad atrae, cada año, a millares de visitantes hasta este lugar recóndito de la provincia de Málaga, la gran mayoría de los cuales acaba pasando por la tienda de recuerdos y muchos de ellos elongando algunas monedas para llevarselas a casa como recuerdo de su memorable visita.


En primer término una impresión o molde externo del caparazón de un ammonite, en un lugar del Torcal de Antequera que forma parte de la ruta de senderismo denominada "Ruta de los Ammonites".
Imagen: El Giraldillo

En la entrada de la Tienda de Recuerdos del Centro de Visitantes, existe desde hace años una máquina elongadora de monedas de 5 céntimos de euro, con la que se pueden obtener tres diseños de estampación diferentes.
La máquina elongadora primeramente instalada, en el Centro de Visitantes del Paraje Natural de "El Torcal de Antequera",  identificada como MA-015, era propiedad de la empresa Moneda Souvenir, mientras que la segunda máquina, la actual, con la que se sustituyó posteriormente a la máquina  instalada inicialmente, es de la empresa Spainmachine y ha sido identificada como MA-034.
De los dos conjuntos de 3 monedas elongadas, dedicadas a la promoción del Torcal de Antequera,  solamente una monedas de cada uno, cumplen los requisitos mímos necesarios para que se muestren y describan en este blog. Se trata de las dos únicas monedas elongadas que muestran un fósil emblemático del lugar y de la comarca, se trata de un ejemplar de ammonite o amonita, de género y especie desconocidas. 


Aspecto de la moneda elongada estampada en la máquina elongadora MA-015, actualmente ya está retirada. Aparece  representado un molde interno de la concha de un ammonite, un tipo de fósil que es muy abundante en las calizas del lugar, tanto en su versión de molde interno como de molde externo.
Imagen: Elongando

Ambas monedas presentan un diseño bastante diferente y una calidad gráfica muy distinta, habiendo sido estampadas cada una de esas monedas elongadas, por dos máquinas elongadoras distintas, pertenecientes a diferentes empresas. La primera moneda elongada  que se muestra, de diseño más sencillo e imperfecto, fue estampada por una máquina elongadora de la empresa Moneda SouvenirLa segunda  moneda elongada  que se muestra, con un diseño mucho más cuidado y de aspecto mucho más profesional, fue estampada por una máquina elongadora de la empresa Spainmachine

Aspecto de la moneda estampada en la máquina elongadora MA-034, propiedad de la empresa  Spainmachine. Su diseño resulta mucho más cuidado y atractivo que el de su predecesora.  Junto al ammonite, se han incluido las figuras de un buitre y de un zorro, como una muestra representativa de la fauna actual del lugar.
Imagen: Elongando

La formación de las calizas que constituyen el Paraje Natural de "El Torcal de Antequera" se debe de un proceso geológico que ha durado varios cientos de millones de años. Para ello deberemos remontarnos unos 250 millones de años atrás, cuando gran parte de Europa y Oriente Medio se encontraban sumergidos bajo las aguas del mar de Tetis, cuando se inicia un activo proceso de sedimentación carbonatada, originada por la acumulación y deposito de esqueletos, conchas y caparazones de animales marinos microscópicos sobre el fondo de aquel mar. Este proceso sedimentario duraría unos 175 millones de años. Aquellos depósitos de sedimentos marinos carbonatados se fueron acumulando y compactando, según su naturaleza, en diferentes niveles, formando las diversas capas que pueden ver en los estratos horizontales de cientos de metros de espesor. Todas las rocas proceden de sedimentos acumulados en el fondo marino durante el periodo Jurásico, hace entre 250 y 150 millones de años.


Las monedas elongadas del Museo de la Cueva de Altamira


Desde el año 2002, por motivos de conservación del patrimonio histórico, la visita a la cueva de Altamira ha sido sustituida por la visita a dos nuevos equipamientos incluidos en el mismo edificio: el Museo de Altamira y la Neocueva, una réplica muy minuciosa y casi perfecta de la cueva original.Se trata de una representación tridimensional que emula de una forma muy fideligna la configuración de la cueva original con reproducciones de todas sus pinturas rupestres, tras la aplicación de las más modernas tecnologías.

En la Tienda de Souvenirs que existe en el Museo de Altamira, está inastalada una máquina elongadora, identificada como S-002, que es propiedad de la empresa Moneda Souvenir, produce tres diseños diferentes, de los cuales dos corresponden a fauna prehistórica. 
Para ilustrar esas dos monedas que constituyen la serie de tres, se han elegido dos animales muy emblemáticos de las pinturas rupestres de la cueva y también de la fauna prehistorica local. 

Aspecto de la moneda estampada en la máquina elongadora S-002, representando un bisonte prehistórico, diseño inspirado en alguno de los muchos que aparecen pintados en los techos de la sala de los Policromos de la Cuevas de Altamira, situadas en el término municipal de Santillana del Mar (Cantabria). 
Imagen: Monedas elongadas de Cantabria

Se trata de dos representaciones pictóricas de la época prehistoricas: un bisonte de estepa  (Bison priscus) y una cierva roja cierva común (Cervus elaphus), como dos muestras representativas de los diversos animales prehistóricos que aparecen pintados en los techos de la sala de los Policromos de la Cuevas de Altamira, cavernas situadas en el término municipal de Santillana del Mar (Cantabria)


Aspecto de la moneda estampada en la máquina elongadora S-002, representando una cierva prehistórica, diseño inspirado en alguno de los muchos que aparecen pintados en los techos de la Cuevas de Altamira (Santillana del Mar).
Imagen: Monedas elongadas de Cantabria

Los dos animales emblemáticos de esta serie de tres monedas elongadas de Altamira que tal vez fueron representados con fines totémicos o mágicos por los artístas que los pintaron, hace entre 15000 y 20000 años, para nosotros solo representan, hoy día una muestra de la fauna que en aquella época habitaba este lugar de Cantabria. Para los cántabros de entonces seguramente estos animales eran muy importantes pues le aportaban a los humanos que compartían el mismo hábitat con ellos, importantes recursos alimentarios, indumentarios y suntuarios. Quizás por este motivo los escogieron como modelos emblemáticos, para representarlos en aqullas pinturas rupestres de una gran belleza gráfica y de un enorme dinamismo que han impresionado tanto a algunos historiadores del Arte que hecho que la Sala de los Polícromos de Altamira sea llamada "la Capilla Sixtina del arte prehistórico rupestre".

Paisaje y fauna en el entorno de la cueva de Altamira, hace 15.000 años, reconstrucción pictórica del paleoartísta Mauricio Antón. La mejoría climática del periodo Tardiglaciar en la zona cantábrica permite la instalación de diversas especies de grandes animales  herbívoros, como caballos, ciervos y bisontes que se aprovechan de las condiciones ambientales favorables. Para los grupos humanos de la época son tiempos en que se producen importantes avances culturales, llegando a un apogeo del arte paleolítico.
Imagen: Frco. Javier Ezquerra


Fuentes
- Anónimo. Monedas elongadas de Cantabria
- Fernández Menéndez, Miguel Ángel. Monedas elongadas del Torcal de Antequera. Elongando


No hay comentarios: