martes, noviembre 15

El Registro fósil ibérico en la Loterofilia española (10)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida


Introducción

Con la publicación de esta entrada, de momento, parece ser que se deberá dar por finalizado el capítulo temático dedicado a la "loterofilia española de temática paleontológica". Tema de vida muy breve, ya que se inició su tratamiento en este blog en 2020 y acaba en 2022

Si en el futuro próximo no aparecieran nuevos boletos con contenido paleontológico, como son los  cupones de la ONCE y los décimos  de Lotería Nacional, el "filón" de material que ha servido como recurso y motivo de la investigación y como soporte gráfico y textual se habría agotado definitivamente. Se trata de un material que ha resultado imprescindible para justificar, fundamentar y redactar las correspondientes entradas que les han sido dedicadas y que han ido apareciendo en este blog, durante estos dos últimos años. 

Esperamos y confiamos que cambie la actual tendencia de selección y edición temática para la ejecución de boletos de los sorteos de la ONCE y de Lotería Nacional y que esta no sea la última entrada dedicada al tema. Amén.


El Museo Nacional de Ciencias Naturales en el cupón de la ONCE del sorteo del 10 de octubre de 2021

La aparición del cupón de la ONCE diseñado con motivo de la celebración del 250 aniversario del MNCN de Madrid, supuso una enorme alegría para quien esto escribió, puesto que después de mucho tiempo, por fin, aparecía un cupón en el que aparecía una imagen que representaba un resto fósil auténtico. Por otra parte con la aparición de este cupón de temática gráfica paleontológica, resurgía la esperanza de que pudiera cambiar la tendencia tradicional en los criterios de elección de temas para organizar sorteos y motivos para diseñar gráficamente los cupones correspondientes

Se hubiera preferido la elección y representación de la figura de un dinosaurio español o ibérico, pero parece ser que hasta aquí también alcanza la influencia de la fantasía cinematográfica de todos los tiempos. De todos es sabido que entre los dinosaurios son los grandes dinosaurios carnívoros los que tienen mucha más mitología peliculera y mucho más atractivo popular, razones fundamentales y suficientes para convertirlos en protagonistas y emblemas de este sorteo.

En la ilustración fotográfica que ilumina este cupón de la ONCE se ha representado la parte anterior del esqueleto de un dinosaurio terópodo: Torvasaurus tanneri procedente de la Formación Morrison (EE.UU), del Jurásico superior, que pertenece a los fondos expositivos del museo. De todos los restos fósiles de vertebrados de los que dispone el MNCNM, en la actualidad, aquellos que resultan más atractivos son los de dinosaurios, debido a la dinomanía que impregna a la cultura popular actual. La figura del esqueleto de un dinosaurio carnívoro  también es un buen reclamo para atraer la atención de los potenciales compradores jóvenes. 
Imagen: MTIblog

El cupón de la ONCE para el sorteo del domingo 10 de octubre estaba dedicado a la conmemoración del 250 aniversario (1771-2021) del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) de Madrid. El cumplimiento de ese aniversario, convertía al citado museo en una de las instituciones museísticas y científicas más antiguas de España. La conmemoración del 250 aniversario (1771-2021) del MNCN se celebraría a lo largo de todo el año 2021, con numerosas propuestas de actividades culturales que se ofrecieron en sus instalaciones.

Presentación a los medios de comunicación del nuevo cupón para el sorteo del 10 de octubre de 2021, en las instalaciones del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. Luis Natalio Royo, delegado territorial de la ONCE, entrega el cupón conmemorativo al director del MNCN, Rafael Zardoya. Imagen: MNCN

Durante la presentación del cupón, Luis Natalio Royo Paz, delegado territorial de la ONCE en Madrid, hizo entregado al director del MNCN, Rafael Zardoya, de una lámina enmarcada con este cupón, en el transcurso de un acto en el que estuvieron acompañados por Teresa Rodríguez Peco, presidenta del Consejo Territorial de la ONCE en Madrid, Pilar López García-Gallo, vicedirectora de Comunicación y Cultura Científica del MNCN-CSIC, Borja Milá, vicedirector de Exposiciones del MNCN, y Marta Fernández y Rocío de Iriarte, responsables del programa de accesibilidad del Museo.


El Museo Nacional de Ciencias Naturales en el cupón de la ONCE del sorteo del 16 de abril de 1992

Según los resultados de nuestras pesquisas personales, parece ser que el primer cupón que la ONCE dedicó al Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (MNCNM) fue en el año de 1992. 

En la ilustración que ilumina este cupón se ha representado una serie de ventanales de la parte alta de una parte de la fachada principal del museo. Sin aparecer ninguna referencia a su especialización temática ni a ningún elemento emblemático de su contenido específico. Imagen: Todo Colección

Se imprimió con motivo de la celebración de la declaración de Madrid como Capital Europea  de la Cultura. Correspondía al sorteo del 16 de abril de 1992.

En este caso, el boleto no contenía ningún texto ni imagen que hiciera alusión alguna al registro fósil, existente en las colecciones del museo. 


El Museo Nacional de Ciencias Naturales en el cupón de la ONCE del sorteo del 6 de julio de 2008

La segunda vez que la ONCE imprimió un cupón  dedicó al Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (MNCNM) fue en el año 2008. Apareció incluido dentro de su serie dedicada a dar a conocer los Museos de España. Correspondía al  sorteo del 6 de julio de 2008.

Como en el caso anterior, sirve como ilustración representativa una parte de la fachada del edificio, sin alusiones a su especialización temática ni a ningún elemento emblemático de su contenido específico. Imagen: MTIblog

En este caso, como en la ocasión anterior, el boleto no contenía ningún texto ni imagen que hiciera alusión alguna al registro fósil, existente en las colecciones del museo. 


Las colecciones del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid

Las colecciones del Museo Nacional de Ciencias Naturales tienen su origen en el Real Gabinete de Historia Natural, fundado en 1771 por Carlos III. 

Actualmente, con más de 10 millones de ejemplares conservados, distribuidos en varias colecciones, el Museo puede considerarse como uno de los principales centros de referencia de fauna, no sólo española, sino también circunmediterránea, sin olvidar la nada despreciable representación de fauna de otras regiones biogeográficas, acumuladas en sus colecciones como consecuencia de las expediciones científicas realizadas por nuestros naturalistas durante los siglos XVIII y XIX. 

Además de los fondos históricos, las colecciones del Museo Nacional de Ciencias Naturales  albergan material mucho más reciente, conseguido como consecuencia de las sucesivas campañas de investigación desarrolladas por personal investigador de la institución. 

Las colecciones del MNCN de Madrid, están organizadas en las siguientes cuatro macrosecciones temáticas: 

Zoología: Vertebrados: Mamíferos, Aves, Herpetología, Ictiología. Invertebrados, Entomología, Malacología, Artrópodos, Nematodología, 

Paleontología: Paleontología de Vertebrados, Invertebrados Fósiles, Paleobotánica

Prehistoria 

 Geología.


Fuentes

- Anónimo (2018). La Colección de Paleontología de Vertebrados del Museo Nacional de Ciencias Naturales. MNCN-CSIC:  https://www.mncn.csic.es/es/colecciones/cientificas/paleontologia-de-vertebrados

- Anónimo (2019). La exposición minerales, fósiles y evolución humana. Guía didáctica. MNCN-CSIC. https://www.mncn.csic.es/sites/default/files/2019-10/GuiaGeo2.pdf

- Anónimo (2020)Las Colecciones del Museo Nacional de Ciencias Naturales.  Investigación y Patrimonio. NaturalMente, 27. MNCN-CSIC MNCN-CSIC  

Anónimo (2021). El cupón de la ONCE celebra el 250 aniversario del MNCN.  https://www.mncn.csic.es/es/Comunicaci%C3%B3n/el-cupon-de-la-once-celebra-el-250-aniversario-del-mncn

Sanchis, José Manuel (2008). El Museo Nacional de Ciencias Naturales en el cupón de la ONCE. https://www.mtiblog.com/2008/07/el-museo-nacional-de-ciencias-naturales.html

- Sanchis, José Manuel (2010). Loterofilia minera española (II): 2008-2009. Amalgama, 4(4): 33-50 MTIEDIT

- Sanchis, José Manuel (2021). El 250 aniversario del MNCN-CSIC en el cupón de la ONCE. mtiblog 9/10/2021: https://www.mtiblog.com/2021/10/el-250-aniversario-del-mncn-csic-en-el.html

miércoles, octubre 12

Usos emblemáticos del Registro fósil ibérico (6)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Universitat de Lleida


Los dinosaurios ibéricos usados como emblema identitario localista (3)


Introducción

En el territorio de algunas localidades españolas existen yacimientos paleontológicos de cierta importancia nacional o internacional, debido a que en ellos se han hallado algunos tipos de restos de dinosaurios. Pueden ser restos directos tales como huesos o/y dientes, o indirectos, como icnitas de varios tipos, huevos, nidos, coprolitos, etc., procedentes de la estancia o depósito de sus restos en el lugar, hace entre 231 y 66 millones de años. Tales restos fósiles debido a su rareza y a su importancia científica, en algunas ocasiones, han servido como motivo para justificar la creación de equipamientos y servicios relacionados con el turismo cultural. Fundamentales para poder generar y organizar actividades económicas de tipo geoturístico y geoeducativo, con algunas repercusiones sociales consideradas muy positivas para la localidad y la comarca, tales como la mejora de la economía local, la actualización de las comunicaciones y la creación o modernización de los equipamientos culturales locales. Debido a los positivos efectos sociales de tales mejoras locales, sus ayuntamientos, consejos comarcales o diputaciones han querido manifestar públicamente su apoyo, su aprecio y su orgullo hacia esa clase de patrimonio natural y recurso cultural-económico en la medida de sus respectivas posibilidades económicas y legales. Materializado en forma de subvenciones económicas, representaciones plásticas o visuales, artísticas, más o menos monumentales, con funciones secundarias de tipo propagandístico, promocional o de reclamo turístico, pero también como símbolos indicadores de posición geográfica.

Esta escultura existente en Villar del Río (Soria) es una de las primeras representaciones monumentales de dinosaurios que se realizaron a lo largo de la denominada "ruta de las icnitas sorianas". 
A pesar de su aspecto de arte "naif" sigue constituyendo un emblema de los yacimientos y restos fósiles de su entorno y un hito paisajístico que identifica el lugar. Fotografía original de Javier Prieto Gallego.    Imagen: Siempre de Paso

Después de haber podido localizar y documentar los pocos casos de "dinosaurios" emblemáticos existentes en la comunidad autónoma de Andalucía, fueron presentados al público en este mismo blog. Fueron publicados en dos entregas, la primera en mayo del 2018 (http://folklore-fosiles-ibericos.blogspot.com/2018/05/usos-emblematicos-del-registro-fosil.html) y la última en diciembre del 2019 (http://folklore-fosiles-ibericos.blogspot.com/2019/12/usos-emblematicos-del-registro-fosil.html).

Siguiendo el orden alfabético de presentación, hoy 12 de octubre, le ha llegado su turno a los numerosos dinosaurios emblemáticos de Aragón. Una comunidad autónoma con un riquísimo, variadísimo y valiosísimo patrimonio dinosauriológico, especialmente abundante en la provincia de Huesca (Alto Aragóny en la de Teruel (Bajo Aragón), mientras que la provincia de Zaragoza constituye un territorio en el que este tipo de animales fósiles, de momento, son una absoluta rareza, con una sola localidad.


2. Dinosaurios emblemáticos en Aragón

El patrimonio dinosauriano aragonés es enorme, pero está repartido de una forma muy desigual entre las tres provincias constituyentes de la autonomía aragonesa. Ordenadas por orden de riqueza dinosauriana, La provincia de Teruel 
se sitúa en primer lugar, en cuanto a cantidad y diversidad, seguida de Huesca, situándose la provincia de Zaragoza en último lugar. La explicación es muy sencilla, la causa está en la naturaleza y edad geológica de los materiales geológicos que afloran en superficie o yacen a poca profundidad, constituyendo el terreno más accesible de cada una de las diversas provincias aragonesas, la abundancia de capas de rocas sedimentarias mesozoicas, formadas en medios litorales, en las dos primeras provincias mencionadas y su enorme escasez en la tercera.


2.1. Dinosaurios emblemáticos en Huesca

Arenysaurus y Blasisaurus los dos dinosaurios emblemáticos de Arén/ Areny

En la localidad oscense de Arén/Areny se han hallado durante los últimos 25 años los restos de varias especies de vertebrados fósiles (dinosaurios, cocodrilos, tortugas, peces y anfibios) que vivieron en el lugar a finales del Cretácico, cuando esta zona era totalmente distinta de como es en la actualidad. De todos estos animales prehistóricos los que resultan más atractivos para la gente común, por su propia naturaleza singular y por su relación con la saga cinematográfica de "Jurassic Park", son los dinosaurios. Pero los dinosaurios también resultan unos animales muy fascinantes para los científicos, por los nuevos y extraordinarios conocimientos paleobiológicos que ha permitido reunir el estudio de sus restos, durante los últimos 50 años. Los dinosaurios de Arén son de conocimiento científico y popular mucho más reciente, pues su descubrimiento se remonta a 1997. 


Escultura representando el posible aspecto que pudo tener en vida, un ejemplar adulto de la especie Arenysaurus ardevoli, expuesta en el interior  del museo de los dinosaurios de Arén.  Curiosamente, el arenysauro no aparece representado con ningún tipo de cresta cefálica, siendo esta una característica "típica" de los hadrosaurios lambeosaurinos, esto es debido a que cuando se hizo el museo, en el año 2007, se optó por asignar a un tipo de hadrosaurio sin cresta, los escasos restos óseos hallados y entonces disponibles. En aquel momento, los dinosauriólogos que estudiaban los huesos no tenían suficientes evidencias, bien claras, como para poder afirmar que se trataba de los restos de dinosaurios lambeosaurinos, es decir hadrosaurios típicos, con cresta. Posteriormente, en 2009, con muchos más restos óseos hallados y estudiados, ya se sabía, con total certeza, que en Arén había restos de hadrosaurios lambeosaurinos, es decir, hadrosaurios con cresta. Tal es el caso de los géneros Arenysaurus y el Blasisaurus, al cual se le representaba con cresta en las reconstrucciones, en 2010.   

Miguel Gracia Ferrer que es presidente de la Diputación Provincial de Huesca y también alcalde de su pueblo, Arén, en la comarca de Alta Ribagorza, recuerda perfectamente cómo y cuándo empezó la "fiebre dino" en el pueblo de Arén. Dice “Todo empezó cuando se presentaron al público los primeros hallazgos de dinosaurios, en 1997, aunque ya se habían hecho excavaciones durante tres o cuatro años antes con Canudo y su equipo de investigadores de la Universidad de Zaragoza, sin resultados. Se hizo público lo hallado después de realizar  la identificación y protección en yeso de muchos restos óseos hallados, que luego se llevaron a la Universidad de Zaragoza para su estudio detallado. 
Luego la empresa "Paleo y Más", junto a otras firmas especializadas, trabajaron en el tema de la musealización de los yacimientos. Nosotros desde el ayuntamiento nos fuimos centrando en la recuperación "in situ" de la ladera en arenisca, del collado de Elías, arriba, y del propio yacimiento Blasi, a tres cuartos de hora del pueblo, trazando una una ruta muy apta para las visitas familiares, yendo a pie.

Aspecto del logo del Museo de los Dinosaurios de Aréndiseñado por la empresa CEAM de Zaragoza. Compuesto con la silueta de la letra “A” mayúscula, la inicial del nombre de la localidad en la que está el museo y los yacimientos en los que se han hallado restos directos e indirectos de dinosaurios. Conteniendo el perfil, en negativo, de un tipo de dinosaurio, se trata del perfil de un individuo de la especie  Arenysaurus ardevoli. Imagen: udrena.blogspot 01/05/2007

El dinosaurio Arenysaurius ardèvoli que fue el primer dinosaurio hallado es el principal referente del yacimiento de Arén. Era un hadrosaurio, un dinosaurios con pico de pato y unas patas posteriores muy desarrolladas que le permitían caminar erguidos. Se halló un fémur completo, 40 vértebras y una tibia de este animal. Luego, en 2008, se identificaron los restos del Blasisaurus canudoi, aparecido en el yacimiento Blasi y nombrado así en homenaje al paleontólogo aragonés Iñaki Canudo, director de las excavaciones y actual director del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza.”  El Arenysaurus ardevoli (el nombre significa el "lagarto de Arén  de Lluís Ardèvol" un geólogo catalán que descubrió los primeros restos ) es la única especie  conocida del género extinto Arenysaurus. Se trata de una especie de dinosaurio de tipo ornitópodo y subtipo lambeosaurino, que vivió a finales del período Cretácico, hace aproximadamente 68 millones de años, durante el Maastrichtiense, en un territorio de lo que es hoy la Península ibérica y la Europa continental.

Fachada principal del Museo de los Dinosaurios de Arén. En primer término se ve, 
junto a la puerta de entrada una plancha de hierro troquelada en la que aparece el logo del Museo que sirve como identificación del antiguo edificio. Imagen
Ronda Somonrano 21/06/2022

También Juan Antonio Pascual Almella, propietario del hotel Casa Domenc, de Arén, fue parte activa en aquellos emocionantes días de hallazgos iniciales. 
“ Los geólogos sabían que las inmediaciones de Arén reunían las características apropiadas para poder descubrir fósiles de dinosaurios, pero ha sorprendido la gran cantidad de restos encontrados de un sólo ejemplar y el hecho, todavía más interesante, de que el animal viviera en los últimos momentos del período Cretácico.

Aspecto de la recepción y tienda de recuerdos 
del Museo de los Dinosaurios de Arén. En primer término, sobre el mostrador, expuestos a la vista de los visitantes hay libros, folletos, carteles, postales, camisetas y gorras serigrafiadas con el logo triangular. En la pared del fondo aparece varias veces reproducido, a distintos tamaños e inclinaciones el logo característico del museo ribagorzano. Imagen: Lala imgs akamai mnstatic.

Los primeros trabajos fueron emocionantes. Había ilusión de que Iñaki Canudo y su equipo encontraran algo, claro; al principio vino con investigadores de Lleida, La Rioja y del País Vasco, sobre todo; se quedaron hospedados aquí en mi negocio. Las primeras excavaciones fueron en agosto, los medios de comunicación tienen menos noticias en esas fechas –ríe– y el hallazgo fue un ‘boom’, todo el día teles y periódicos aquí en Arén. Era como la fiebre del oro, aunque luego la cosa se relajó. 

Tras las excavaciones se hizo la ruta hasta el yacimiento y luego llegó la instalación del Museo, cuyo impacto a aumentado un poco más con la pandemia y el confinamiento territorial,  porque gente de la zona y también de otros puntos de Aragón han venido bastante a Arén. Los dinosaurios no son realmente un motor de pernoctaciones, pero sí atraen gente para el día, y tiene un buen impacto económico”.

En la imagen Miguel Gracia señalando algún detalle de la morfología de la escultura que reproduce el posible aspecto, que tuvo en vida un ejemplar adulto de blasisauro (Blasisaurus canudoi). Se puede comprobar que luce una característica cresta cefálica, típica de los lambeosaurinos.  
Arén es un municipio que desde hace ya unos cuantos años vive volcado sobre el uso turístico de los vestigios de sus queridos dinosaurios. Fotog. original de Pablo Ferrer.
Imagen: El Heraldo, 28/10/2021

El Museo de los Dinosaurios está ubicado en el viejo edificio del antiguo ayuntamiento o "Casa de la Vila", que conserva la fachada blasonada. La intervención arquitectónica ha modificado el interior del viejo edificio, creando nuevos espacios expositivos abiertos y llenos de luz. Con más de 500 metros cuadrados de superficie dedicados a la exposición de objetos naturales (fósiles), réplicas, reconstrucciones, esquemas gráficos y representaciones murales. Su visita ordenada y atenta permite realizar un viaje en el tiempo hasta retroceder unos  65 millones de años atrás, con la ayuda de las explicaciones de la paleontología. Todo ello es posible a través de la información que brinda la observación de los objetos expuestos y de la lectura de los rótulos que los acompañan, expresados usando un lenguaje sencillo, directo y lúdico.


Impresionante mural luminoso, retroiluminado, de 5 x 2,10 m., en el interior del Museo de los Dinosaurios de Arén, obra del excelente paleoartista e ilustrador científico, madrileño, Raúl Martín. En el que se ha representado un paisaje litoral de finales del Cretácico superior, en el que aparece representado, de forma muy realista, un grupo de dinosaurios arenysauros, cuando son atacados por dos dinosaurios celurosaurios. Imagen: http://folklore-fosiles-ibericos.blogspot.com/2010/07/


Los emblemáticos huevos fósiles de los dinosaurios titanosaurios de Loarre
 
En el caso que se presentará a continuación el emblema paleontológico de la localidad oscense de Loarre no son los dinosaurios, propiamente, sino sus huevos. A finales del año 2019 se produjo un hallazgo excepcional en la Sierra de Loarre, en un lugar hoy denominado  "yacimiento de Santa Marina", debido a la proximidad relativa a la ermita dedicada a esta advocación del santoral católico. Distribuidos en 6 o 7 nidos, se hallaron más de 100 huevos fósiles de dinosaurios de forma esferoidal y de unos 15 a 20 centímetros de diámetro. 

Se les atribuyó el oogénero Megaloolithus que es un oogénero particular de huevos de dinosaurio. Algunos huevos pertenecientes a este oogénero pueden haber sido depositados por el dinosaurio titanosaurio, Hypselosaurus. Estos huevos se caracterizan por poseer cáscaras gruesas, de al menos 1.5 milímetros de espesor, y por la forma casi esférica que presentaban los huevos.​ Este tipo de huevos se han encontrado principalmente en India y Europa, pero algunos especímenes se han hallado en América del Sur.

Detalle de una vitrina expositiva con huevos fósiles (Megaloolithus siruguei) y fragmentos de cáscara de huevo, procedentes 
del yacimiento de santa Marina, una vértebra caudal de ornitópodo indet. de Longás (Zaragoza) y una replica de un huevo de otro yacimiento conteniendo los restos fósiles de un embrión. Imagen. Paleoymás Twitter

En agosto de 2022, con el apoyo del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, se abrió el Laboratorio Paleontológico de Loarre, el centro donde se exhiben algunos de los más de 100  huevos fósiles de dinosaurios hallados en el "yacimiento de Santa Marina"
El Laboratorio Paleontológico de Loarre, que funciona como si fuera una extensión y sala expositiva del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, se dedica a la limpieza, preparación y estudio de los huevos fósiles y se ubica en la localidad de Loarre (Huesca), en cuyo término municipal está ubicado el yacimiento paleontológico en el que se hallaron casualmente los primeros indicios paleontológicos que señalaban la posibilidad de encontrar huevos fósiles. El yacimiento fue localizado a finales de 2019 por José Manuel Gasca, paleontólogo y aficionado al Trail running, durante un entrenamiento por la Sierra de Loarre con el Club Alpino Universitario, al identificar en cierto lugar del terreno fragmentos de cáscara de huevo fósiles. 

Comunicado el hallazgo a otros colegas se inició un proyecto para iniciar la la localización de los huevos fósiles y realizar su excavación. Tras dos campañas de excavación la primera en 2020 y la segunda en 2021, los paleontólog@s consiguieron hacer aflorar los excepcionales restos indirectos de dinosaurios, identificados como producidos por saurópodos titanosauridos y finalmente se consiguió extraer los más de 100 huevos fósiles del lecho de roca que los contenía.

Aspecto gráfico del logo del Laboratorio Paleontológico de Loarre (Huesca). Se puede observar que sobre una línea curva semejante a una C que representa el perfil de un huevo fósil, destaca perfilada la silueta de un dinosaurio de largo cuello y larga cola, características típicas de los enormes dinosaurios titanosauridos. En los extremos de la C unos fragmentos que se desprenden, representarían los fragmentos de cáscara que permitieron localizar el yacimiento. En el lado derecho, el nombre del equipamiento científico que ha generado el hallazgo
Imagen: Laboratorio Paleontológico de Loarre FB

En la exposición, el visitante aprenderá sobre la revolución adaptativa al medio terrestre que supuso la aparición del huevo con cáscara dura en la conquista de los continentes por parte de los vertebrados ovíparos terrestres. En la sierra de Loarre, hay huevos fosilizados de dinosaurio que los pusieron hace 70 millones de años, con un tamaño y forma características y en algunas ocasiones aparecieron agrupados formando nidadas, a partir de los cuales se puede saber cómo eran sus nidos.
Además, el visitante podrá conocer la historia del descubrimiento de Santa Marina y cómo es el trabajo que realizan los paleontólogos en el campo y en el laboratorio.

Fachada principal y puerta de acceso al Laboratorio Paleontológico de Loarre. En la pintura mural aparecen representados tres grandes huevos de color azul, supuestamente de dinosaurios saurópodos titanosauridos. Imagen: Quedamos en Huesca

También podrá ver cómo de diferente era el territorio de Loarre hace unos 70 millones de años y así podrá entender por qué hoy día hay huevos de dinosaurios en la sierra de Loarre. Además podrá conocer qué clase de dinosaurios eran los que pusieron los huevos en el yacimiento de Santa Marina, cómo eran sus nidos y cómo eran sus embriones. Finalmente, en el área de la exposición dedicada a los trabajos de excavación del yacimiento de Santa Marina, en la cual se explica cómo se descubrió casualmente el yacimiento de Santa Marina, y qué herramientas de trabajo y técnicas de excavación se han empleado para extraer los huevos que luego se acabarán de limpiar y estudiar en el Laboratorio paleontológico de Loarre. 

Una de las 3 postales de recuerdo de la visita al Laboratorio Paleontológico de Loarre, se ha representado a un dinosaurio titanosaurido hembra poniendo huevos en un nido excavado en el suelo.

También comprenderá por qué el yacimiento de Santa Marina de Loarre es un yacimiento con un gran interés científico, a nivel nacional e internacional, en el que han ido a excavar paleontólogos de más de 10 países distintos, de todo el mundo.

Además de la exposición, los visitantes podrán descubrir el funcionamiento del primer laboratorio paleontológico de la provincia de Huesca, donde se están restaurando y estudiando los huevos fósiles del yacimiento de Santa Marina. 
Los visitantes podrán acceder al interior del laboratorio y ver cómo l@s paleontólog@s  preparan los huevos fósiles, después de que se extraen del campo hasta que están listos para exhibirse en la exposición de un museo. 
Podrán charlar con los preparadores y hacer preguntas a l@s paleontólog@s que trabajan en el laboratorio y escuchar de su boca cuáles son los últimos avances que se han realizado.


Aspecto exterior del edificio dque alberga el Laboratorio Paleontológico de Loarre, cuyas fachadas están cubiertas con una pintura mural alusiva a la relación del edificio con los huevos fósiles depositados por los dinosaurios titanosaurios hace 68 MA, hallados en 2020-2021, en el yacimiento de santa Marina. Imagen: Quedamos en Huesca

El Laboratorio Paleontológico de Loarre viene a sumarse a la amplia oferta cultural que ofrece la localidad de Loarre con su impresionante castillo medieval, y tiene como objetivo convertirse en un recurso turístico y cultural más para la zona, a la vez que permite realizar investigación puntera sobre huevos fósiles, en el mismo lugar donde se han encontrado los fósiles. Este centro que está gestionado por el ayuntamiento de Loarre, funciona como una Sala Expositiva extraterritorial del Museo de Ciencias de la Universidad de Zaragoza. Diseñado por miembros de la Universidad de Zaragoza en colaboración con Paleoymás S.L, en este proyecto colaboran la Diputación de Huesca, la comarca de la Hoya de Huesca, el Ayuntamiento de Loarre, y el Gobierno de Aragón, así como el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Unión Europea. 
El edificio que alberga el material paleontológico y las actividades científicas ha sido cedido por el Ayuntamiento de Loarre, y constituye un edificio singular de la localidad, gracias a su aspecto visual, conseguido mediante a la intervención artística de varios artistas murales, coordinada por Teresa Sempere, directora de El Artelier, un taller de artes plásticas de Huesca que fue quien dirigió el diseño y realización del mural, de grandes dimensiones, en la fachada del edificio que alberga la exposición paleontológica. 


Fuentes

- Anónimo (2020). Descubierto en Loarre (Huesca) uno de los mayores yacimientos de huevos de dinosaurio del mundo. El Diario22/09/2020:  https://www.eldiario.es/aragon/sociedad/descubierto-loarre-huesca-mayores-yacimientos-huevos-dinosaurio-mundo_1_6239645.html
- Anónimo (2021). Un mural de dinosaurios en Loarre. Quedamos en Huesca,  30/08/2021: https://quedamosenhuesca.com/un-mural-de-dinosaurios-en-loarre/ 
- Anónimo (2022). El Laboratorio Paleontológico de Loarre abre sus puertas. IUCA.UNIZAR: http://iuca.unizar.es/noticia/el-laboratorio-paleontologico-de-loarre-abre-sus-puertas/
- Anónimo (2022). Yacimiento de de Santa Marina de Loarre. El Diario de Huesca, 24/07/2022:  https://www.eldiariodehuesca.com/videos-destacados/yacimiento-de-santa-marina-de-loarre_10224_110.html
- Ferrer, Pablo (2021). En Arén no se han extinguido los dinos: es un hecho. El Heraldo,  28/10/2021:  https://www.heraldo.es/noticias/viajes/2021/10/28/aren-no-se-han-extinguido-los-dinos-hecho-1529741.html
- Sílvia (2022). Dónde ver dinosaurios en Aragón. Aragón turismo,14/01/2022: https://aragonturismo.com/donde-ver-dinosaurios-en-aragon/

domingo, septiembre 18

El registro fósil ibérico y el santoral católico, en la religiosidad popular de España y Portugal (17)

 por Heraclio ASTUDILLO POMBO. Universitat de Lleida

Fósiles ibéricos relacionados, por la tradición popular española, con diversos santos y santas (7) 


Fósiles relacionados con santa Lucía de Siracusa, en Cataluña (Segunda parte)

Los "ojos de santa Lucía" y el culto popular a la virgen mártir siracusana, en Cataluña

En diversos trabajos publicados entre 1948 y 1956, algunos de los cuales fueron reeditados  tras su muerte, el folclorista catalán Joan Amades, cita y describe una clase particular de piedrecillas "virtuosas". Dice que tienen contornos, más o menos, redondeados y en unas ocasiones dice que eran algo abultadas mientras que en otras dice que eran bastante aplanadas, pero con un ligero abultamiento en la parte central, 
También dice de estas piedrecillas extraordinarias que, en varios lugares de Cataluña, eran llamadas popularmente "ulls de santa Llúcia", es decir,  "ojos de Santa Lucía", debido a su aspecto vagamente ocular. 
Además, J. Amades dice que estas piedrecitas, son un tipo de fósiles, e incluso, en algunas ocasiones llega a decir que se trata de fósiles "numulites", [un género particular de macroforaminíferos del fondo marino], mientras que en otras dice que se trata de "fósiles  numolítidos" [una familia de macroforaminíferos marinos bentónicos que incluye varios géneros, entre otros el de los Nummulites]. 
La diferencia entre ambas denominaciones es sustancial y no deberían ser usadas como términos sinónimos o denominaciones intercambiables. Desconocemos si Amades era consciente de la importancia taxonómica de la diferencia terminológica o si el uso del término genérico "numolítico" era intencionado, por ser más inclusivo que el término numulites, mucho más restrictivo.

El músico Joan Tomàs (izda.) y el folclorista Joan Amades (dcha.), en el verano de 1928, mientras iban  recopilando canciones populares de informantes residentes en localidades rurales del Alt Empordà (Girona). Durante el recorrido de uno de los itinerarios de la Misión nº 36, para la redacción de la Obra del Cancionero Popular Catalán. Foto: Fondo Joan Tomàs i Parès. 
Imagenenderrock

En varias ocasiones, en las que Amades hace una descripción detallada de las características morfológicas de ese tipo de fósiles, su descripción resulta chocante y contradictoria. Esto fue lo que nos indujo a pensar que Amades no estaba describiendo el aspecto de ejemplares típicos de verdaderos numulites (Nummulites), sino de alguna otra clase de foraminíferos fósiles gigantes. La descripción de Amades podría corresponder a ejemplares de otros géneros de macroforaminíferos gigantes, tales como AssilinaDiscocyclina o incluso Orbitolina

La manifiesta discrepancia entre el nombre culto "numulites", asignado por J. Amades, y las características morfológicas del fósil, descritas por este autor, nos hicieron pensar, ya hace algunos años, cuando por primera vez, leímos sus descripciones morfológicas de estos fósiles, que debía de tratarse de un error de identificación. Posiblemente causado por que sus conocimientos paleontológicos, tal vez eran muy elementales, o por que consciente de la limitación de sus conocimientos, tuvo que recurrir a asesores cercanos, supuestamente más expertos. Pero a la vista de los resultados publicados, parece ser que tales asesores tampoco  disponían de los conocimientos paleontológicos necesarios en el tema de los macroforaminíferos, hasta el punto de llegar a confundir un género por otro...

Aspecto del interior del caparazón fósil de un numulite, visto con bastante aumento (x 8) en la sección ecuatorial. La disolución parcial del relleno hace muy visible el conjunto del sistema de tabiques y cámaras internos, dispuestos en forma de una densa espiral. Esta compleja estructura concéntrica, antiguamente, indujo la creencia popular de que se trataba de una piedra prodigiosa, pues mostraba la representación de un ojo, con su iris ocular o "niña" en el centro. 
Imagen: Llegendàrium


Santuarios santalucianos catalanes y rituales numulíticos populares

En sendas publicaciones de 1951 y de 1969, Joan Amades dio un listado 20 de santuarios catalanes relacionados con ciertas prácticas supersticiosas, típicas de la religiosidad popular, orientadas a la protección de la vista. La mayoría de ellos eran ermitas que estaban consagradas, en exclusiva, al culto de santa Lucía de Siracusa, y algunas pocas dedicadas al culto y patronazgo de otra advocación, pero que disponían de un altar o de una capilla consagradas a la veneración de santa Lucía. 
También dice Joan Amades que cerca de todos los santuarios enumerados, había lugares en los que abundaban los "fósiles numulítidos", llamados popularmente "ulls de santa Llúcia", es decir, "ojos de Santa Lucía". 

Fue una costumbre popular tradicional recolectar tales fósiles, con finalidades protectoras de la vista. Solía practicarse el día de la romería, organizada con motivo de la festividad de la santa (13 de diciembre) y en algún otro caso, el lunes de Pascua Granada (Canovelles) que en correspondencia con la celebración de la Cuaresma y su establecimiento según el antiguo calendario lunar hebreo, podía celebrarse unos años en el mes de mayo y otros en el mes de junio. 
J. Amades también aventura la hipótesis de que la ubicación de estos santuarios dedicados al culto de santa Lucía, así como la práctica del culto a esta santa cristiana y la costumbre de recolectar este tipo de fósiles, serían residuos cultuales sustitutivos de otros muy anteriores,  de origen pagano. De manera que santa Lucía, su moderna patrona cristiana, habría sustituido a alguna antigua divinidad pagana, también relacionada con la protección y la recuperación de la salud ocular. 

Grabado en madera representando a santa Lucía de Siracusa, con uno de sus atributos iconográficos más característicos, una copa con un par de ojos humanos en su interior, en alusión al relato legendario de su martirio.
Los santuarios santalucianos listados por Joan Amades son los siguientes:
1- Capilla de Santa Llúcia, en la ermita de la Mare de Déu de Bellulla, en Canovelles, Vallès Oriental (Barcelona). 
2- Ermita de Santa Llúcia de Tonyà, en Garrigàs, Alt Empordà (Girona). 
3- Ermita de Santa Llúcia de Puigmal, en Sant Joan de les Abadesses, Ripollès (Girona). 
4- Ermita de Santa Llúcia d’Abella, en Vilallonga de Ter, Ripollès (Girona).
5- Ermita de Santa Llúcia de Cortàs, en Éller [Bellver de Cerdanya], Cerdanya (Lleida).
6- Ermita de Santa Llúcia, en La Pera, Baix Empordà (Girona). 
7- Ermita de Santa Llúcia, en les Piles, Conca de Barberà (Tarragona)
8- Ermita de Santa Llúcia, en Sant Aniol de Finestres, Garrotxa (Girona)
9- Ermita de Santa Llúcia de l'Illa [Ille sur Têt, de Perpinyà], Occitània, França.
10- Ermita de Santa Llúcia de Navés, prop de Solsona, Solsonès (Lleida)
11- Ermita de Santa Llúcia de Paüls de Montrós [Montrós], en Torre de Cabdella, Pallars Jussà, (Lleida)
12- Capilla de Santa Llúcia de Rafet [en el santuario de Santa María de Refet] La Noguera (Lleida)
13- Capilla de Santa Llúcia de [Beuda] en la ermita de Sant Salvador, en Segaró, Alta Garrotxa (Girona)
14- Ermita de Santa Llúcia de Sarrià [de Ter], Gironès (Girona) 
15- Ermita de Santa Llúcia de Dalt, en Sant Martí de Sobremunt, Osona (Barcelona) 
16- Ermita de Santa Llúcia de Baix, en Taradell, Osona (Barcelona)
17- Ermita de Santa Llúcia de Trianteres [Trenteres o Treinteres], en Santa Pau, Garrotxa (Girona). Este caso fue tratado en este blog, en la entrada del pasado 10 de abril
18- Capilla de Santa Llúcia en la ermita de Sant Llop, en Torrent, Baix Empordà (Girona)
19- Ermita de Santa Llúcia de la Jonquera, Alt Empordà (Girona)
20- Ermita de Santa Llúcia de Arbós de la Ganga, en Santa María del Camp, Baix Empordà (Girona).


 Creencias y tradiciones populares antiguas

Antiguamente, las gentes sencillas, humildes, muy religiosas y crédulas, basándose en la pervivencia de la vieja teoría de las signaturas o de las señales divinas, creían que aquellas raras piedrecitas (en realidad caparazones fósiles de macroforaminíferos) de aspecto tan extraño como característico, tenían que tener alguna relación benefactora con los ojos, pues se asemejaban vagamente por lo que se creía que eran una representación natural prodigiosa de un ojo humano. También creían que sólo se formaban en el terreno situados alrededor de los santuarios consagrados a santa Lucía,  protectora de la vista y de la salud ocular, cuyos ojos, según la leyenda piadosa le habían sido arrancados durante el martirio por sus verdugos paganos. 
Además, se creía que tal clase de "piedras señaladas" con una forma ocular característica, durante aquellos días del año en los que se festejaba a la imagen de santa Lucía, patrona del santuario, poseían mucha más potencia curativa o virtud preventiva que en cualquier otro día del año. Tal creencia popular, tan ingenua como infundada, era la causa que motivaba una mayor afluencia de devotos supersticiososen esos días festivos, puesto que no solo acudían para solicitar a la santa su milagrosa intervención, o para agradecerle su ayuda milagrosa, sino que muchos de aquellos romeros acudían interesados en la búsqueda y recolección de aquellas "piedrecitas prodigiosas" (fósiles) que creían que solamente se formaban en aquel lugar, en el que se podían encontrar en abundancia, para un posterior uso propio o como regalo a familiares o amigos necesitados de salud ocular y que no habían podido desplazarse al santuario. 

En siglos pasados, esta clase de piedrecitas (fósiles), asociadas a santa Lucía de Siracusa, por efecto de la ignorancia, la credulidad y la precariedad de las condiciones de vida de la clase popular, se constituyeron en apreciados objetos médico-mágico-milagrosos, relacionadas con determinadas prácticas populares, de tipo medicinal-supersticioso. Tales creencias y usos  podría haber sido inspirados por influencia de su aspecto vagamente oftálmico o/y por su ubicación en un espacio natural consagrado a santa Lucía, protectora de la visión. Un personaje legendario, residente celestial, protector de los ojos y de su capacidad de visión, pero también de la luz del sol, recuérdese que su fiesta se celebraba antiguamente muy próxima al día del solsticio de invierno y se la relacionaba con el progresivo aumento de la duración de las horas de luz del día. 
Es posible que la falta de recursos económicos y otras dificultades como la lejanía o las malas comunicaciones que dificultaban o impedían ser atendidos por un médico convencional, favoreciesen la conservación o aparición de ciertas creencias ancestrales supersticiosas, vinculadas con el uso médico-mágico-religiosos de tales piedrecillas. 

Estampa popular catalana, de notable calidad, posiblemente del siglo XIX, representando a santa Lucía de Siracusa, con los atributos propios. 
Imagen: Dulia

Este tipo de piedrecitas (fósiles) fueron portadas como amuletos protectores de la salud ocular, con finalidades preventivas, o usadas como remedio medicinal, con finalidades curativas, para diversas afecciones oculares. Su posesión estaba dirigidas a proteger, recuperar o mejorar la visión deteriorada o curar las lesiones accidentales de los ojos lacerados. Tales prácticas populares, asociadas a la devoción a santa Lucía, relacionaban la medicina popular ancestral, de tipo mágico-prodigioso, con la religiosidad popular tradicional de tipo milagroso, pues ya no era un genio pagano quien ayudaba a curar, sino una santa cristiana.
Los diversos usos medicinales populares que se aplicaron a los "ojos de santa Lucía" procedentes de cualquier lugar de Cataluña consagrado a su culto, fueron los mismos o muy similares a los ya mencionados en el caso de las "piedrecitas de santa Lucía" de  Trenteres, en Santa Pau (Gerona), ya que tales prácticas y creencias supersticiosas, antiguas, con el paso de los siglos se difundieron a muchos otros lugares de Catalunya.


Se aplica el método científico en la búsqueda de indicios de certeza, credibilidad y de exactitud o veracidad de la recopilación etnográfica de Amades relacionadas con loas "fósiles numulítidos"
 
Se ha intentado contrastar el grado de fiabilidad paleontológica de algunas de las afirmaciones relacionadas con las tradiciones etnopaleontológicas de los santuarios santalucianos de Cataluña, publicadas por Joan Amades. Fundamentalmente, se realizó una búsqueda sistemática de documentación alternativa, en Internet, en la que hubiera quejado constancia escrita de la existencia de prácticas y usos populares, iguales, semejantes, equivalente o distintos a los citados por J. Amades.

En primer lugar, se intentó confirmar la existencia de antecedentes para las afirmaciones publicadas por J. Amades, buscando si habían aparecido en otras fuentes informativas, alternativas, con anterioridad o simultáneamente. Se quería comprobar si aquello que afirmaba J. Amades, había sido publicado por otros autores, anteriores o contemporáneos suyos, cuyos escritos hubieran podido ser sus fuentes informativas documentales. 

Cubierta del fascículo nº 137 del Costumari Català, de Joan Amades, con el total del conjunto, se constituía la obra  completa de cinco volúmenes, publicada por Ed. Salvat de Barcelona. 

Desgraciadamente, no se ha podido encontrar ninguna información relacionada con la  interpretación fabulosa, la recogida devocional ni con la aplicación medicinal de los supuestos numulites o "fósiles numulitidos" en la absoluta mayoría de las diversas localidades listadas por J. Amades. Solo se han encontrado unas pocas citas, relativas a unas pocas localidades y todas son posteriores a las publicadas por Amades. Limiándose a repetir lo ya dicho, años antes, por el folclorista J. Amades, sin aportar nada nuevo, pues se trata de meras repeticiones. 
En beneficio de J. Amades, queremos suponer que debieron existir algunos otros autores que publicaron documentos tratando sobre el mismo asunto etnopaleontológico , tal vez en el siglo XVIII, el s. XIX y/o principios del s. XX. Estos documentos que habrían sido consultados por J. Amades, y que no han podido ser hallados por nosotros, quizás no resultan localizables ni son accesibles en línea por que aún no han sido digitalizados.

En segundo lugar, se intentó conocer la realidad geológica de aquellos lugares del territorio catalán en los que se ubican los diferentes santuarios del listado de J. Amades, situándolos sobre un mapa geológico de Cataluña, para confrontar si lo que había dicho J. Amades, sobre la presencia de "fósiles numulítidos", en la veintena de santuarios del listado es realmente posible. Mediante la ayuda intermediaria de un mapa geográfico regional se fueron situando las diversas localidades citadas en el listado de Amades, sobre un mapa geológico de Cataluña, pudiendo conocer la naturaleza petrológica y edad geocronológica del terreno de aquel lugar. De esta manera se pudo evaluar su potencial como yacimiento paleontológico primario y su grado de compatibilidad con las condiciones petrológicas y faunísticas correspondientes al Eoceno marino. Con la finalidad de conocer si el terreno sobre el que se asentaba cada uno de los 20 diferentes santuarios podía contener, o no, alguna clase de "fósiles numulítidos" o de cualquiera otra clase, cuyo aspecto pudiera ser compatible con la forma numular o globular típica de los nummulitidos. Esto nos permitiría confirmar o descartar si tales, terrenos podía ser potencialmente productores de fósiles numulares o globulares, y que por lo tanto fuera realmente posible encontrar fósiles nummulitidos, y en consecuencia, poder practicar aquellas recolectas paleontológicas piadosas que J. Amades afirmaba explícitamente o sugería que sucedían en el día de la romería al correspondiente santuario santaluciano. 
Mapa Geológico de Cataluña 1:250.000, su consulta permitió descartar la posibilidad de encontrar o recolectar fósiles de aspecto numular o globular en la mayoría de las localidades de los santuarios citados

Desafortunadamente para la credibilidad y rigurosidad de J. Amades, el resultado de estas pesquisas geológicas, fue mayoritariamente negativo, en una primera instancia, pues la mayoría de los lugares de asentamiento de los santuarios santalucianos, listados por Amades, no se corresponden con terrenos del Eoceno marino. Los malos resultados obtenidos, no hicieron más que confirmar nuestras sospechas previas, sobre la dudosa fiabilidad científica y paleontológica del listado aportado por Amades. Pero hay que tener en cuenta que las condiciones ambientales en las que tuvo que desarrollar su trabajo el folclorista catalán J. Amades, durante su etapa de investigador del folclore catalán, no eran nada favorables a la precisión y el rigor, al tener que cubrir sus investigaciones personales un territorio regional  tan extenso, una temática tan amplia y no disponer de un sistema de información y de unos medios de comunicación tan eficaces y versátiles como son los actuales. 

Continuará

martes, agosto 30

Gastronomía ibérica de inspiración paleontológica (18)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO. Universitat de Lleida

Gastronomía de temática dinosauriana en el restaurante El Faixero de Cinctorres, Castellón de la Plana (Comunidad Valenciana)

Introducción

Los hechos que se abordan en la entrada de hoy, sucedieron hace ya tres años, en 2019, y en su día se presentaron al público de la ciudad de Castellón de la Plana, en la Comunitat Valenciana como una gran novedad. Pero todo aquello que se presentaba a la prensa como una gran novedad, en realidad, era un "déjà vu et déjà vécu", es decir, se trataba de una repetición. Puesto que dos años antes, en 2017, el mismo proyecto, exactamente, ya se había hecho realidad y presentado en público, con un contenido gastronómico idéntico. La principal diferencia entre las ediciones previas, las de 2017 y 2018 y la de 2019, estaba en que las dos ediciones precedentes del mismo proyecto gastronómico, no gozaron de un soporte económico y mediático tan potente y decidido por parte de la Diputación de Castellón. 
Para conocer más detalles sobre aquellas ediciones precursoras previas, véase la entrada, publicada en este blog el 1 de abril de 2021.


"Dinomania Gourmet Dinosaur Menu"

E
l 20 de marzo de 2019, a las dos de la tarde, se presentó en el Salón-Comedor del edificio del Centro de Turismo que tiene la Diputación de Castellón, en el distrito marítimo de la ciudad, un curiosos proyecto gastronómico que ostentaba un título muy intrigante para quien no fuera castellonense o de la comarca de Els Ports. Se llamaba: "Dinomania Gourmet Dinosaur Menu", y era la formalización de la mayoría de edad de un proyecto gastronómico que se había iniciado, tímidamente, algunos años atrás en la población de Cinctorres.
Se trataba de dar a conocer a los medios de comunicación provinciales y regionales y presentar en sociedad un curioso menú. El sorprendente proyecto gastronómico estaba inspirado y había sido diseñado a partir de los resultados de las excavaciones paleontológicas llevadas a cabo en el yacimiento paleontológico de Anna, en la localidad castellonense de Cinctorres, situada en la comarca de Els Ports (Castellón), limítrofe con su homónima tarraconense.


Aspecto y contenido de la tarjeta de invitación al acto de presentación del Dinomenú, en el Centro de Turismo del Grau de Castellón. Enviada por el ayuntamiento de Cinctorres a los directivos de medios de comunicación y entidades culturales de la comarca y la provincia, para que asignaran sus representantes. 
Imagen: DiaDia 05/03/2019

La presentación del proyecto "Dinomanía Gourmet Dinosaur Menú", contaba con la presencia del secretario autonómico de la Agencia Valenciana del Turismo, Francesc Colomer; el director general de Turismo, Josep Gisbert; el alcalde de Cinctorres, Antoni Ripollés; la directora del Centro de Turismo de Castelló, Esther Labaig, y de los investigadores de la Universitat Jaume I, Sergi Meseguer y Andrés Santos-Cubedo.

Durante la presentación de la nueva iniciativa turística y gastronómica patrocinada por el ayuntamiento de Cinctorres, el director de la Estrategia Territorial de Turismo, Josep Gisbert, comentaba que "Es necesario explotar aquellos recursos singulares que nos hacen diferentes y nos hacen destacar del resto, como es caso de los dinosaurios en la localidad de Cinctorres, para así poder ofrecer nuevos atractivos interesantes para los visitantes."
Por su parte, el secretario autonómico de la Agencia Valenciana de Turismo, Francesc Colomer, también insistía en que "Es necesario potenciar las singularidades de nuestro territorio, en este caso particular, los dinosaurios, para ser más competitivos y sobre todo diferenciar nuestra oferta turística en un mundo globalizado.
Las personas que se acercan hasta Cinctorres para descubrir los dinosaurios, a partir de ahora, podrán disfrutar de un menú especial, que intenta recrear los sabores y la comida que había en el interior del territorio hace millones de años. Una nueva iniciativa para crear experiencias más enriquecedoras para los visitantes y sobre todo ser más competitivos."

Cubierta del díptico de presentación del menú conmemorativo temático del restaurante El Faixero de Cinctorres (Castellón), ilustrada de forma alegórica al tema dinosauriano y al acto gastronómico, 
Imagen: Camins de Dinosaures 16/10/2020

Se informó a los asistentes que, a partir de aquel mismo día, aquel curioso menú dinosauriológico se ofrecería en el restaurante "El Faixero", de la localidad de Cinctorres.
El objetivo de este curioso proyecto gastronómico era poder ofrecer a los visitantes del yacimiento paleontológico de Ana y del Museo de los Dinosaurios, de Cinctorres (Castellón) la posibilidad de poder degustar un menú relacionado con los dinosaurios cretácicos de la comarca de Els Ports (Castellón).

La concepción de aquel menú tan especial se había podido idear y materializar gracias a la colaboración de personal especializado perteneciente a tres colectivos, la UJI de Castellón, el Grup Guix de Vila-real y el restaurante el Faixero de Cinctorres.
Los científicos Sergi Meseguer y Andrés Santos-Cubedo del Área de Cristalografía y Mineralogía, del Departamento de Ciencias Agrarias y del Medio Natural, de la Universitat Jaume I de Castellón y Begoña Poza del Grup Geopaleontològic Guix, de Vila-real, habían estado trabajando, mano a mano, con el equipo de cocina del restaurante El Faixero. El objetivo era crear un menú muy especial, por medio del cual los comensales, todos ellos turistas que habrían visitado el yacimiento de Ana y el Museo de los Dinosaurios, pudieran disfrutar de unas imágenes, olores y sabores muy particulares. Por medio de los cuales se sintiesen transportados, mentalmente, a una época de hace millones de años, a un mundo prehistórico primitivo que estaba habitado por una flora y fauna, muy distintas de las actuales, y dominado por dinosaurios.


Aspecto del interior del díptico dedicado a la promoción del Dinomania Gourmet Dinosaur Menu, en donde se muestra el aspecto de los diversos platos que constituyen el Gourmet Dinosaur Menu, la interesante y dinosauriana creación gastronómica ofrecida por el restaurante El Faixero de Cinctorres.
Junto a la fotografía de cada plato, se muestra en un recuadro la información referente al nombre del plato, los componentes y su justificación paleontológica. 
Imagen: Cinctorres-Dinomania

Los paleontólogos Andrés Santos y Begoña Poza han asesorado a los cocineros del restaurante El Faixero a la hora de elegir la combinación de los ingredientes, poner un nombre y justificar el conjunto. El resultado obtenido ha sido la creación de siete platos inspirados en los descubrimientos que, sobre la flora y la fauna del periodo cretácico, se ha podido obtener en los estudios realizados en los distintos yacimientos de la zona.

Así, los dos primeros entrantes que ofrece este menú de los dinosaurios, 
a elegir uno de ellos, tienen nombres muy sugerentes. Como "Playas del Cretácico", que es una Ensalada tropical de palmito y dátiles. La justificación, según los paleontólogos, es que los dinosaurios del Cretácico inferior, de la comarca de Els Ports, paseaban por playas arenosas, bajo un clima tropical, con una abundante vegetación y con palmeras. El segundo entrante se llama "Bosques de coníferas", es un Timbal de setas y piñones, porque los estudios micropaleontológicos han permitido conocer el tipo de polen predominante en esa época, de donde se ha podido saber que el tipo de vegetación que predominaba en ese momento histórico estaba formado por bosques de coníferas y varias clases de hongos.

El menú también ofrece dos primeros platos, a elegir uno, llamado uno de ellos "El mar de las Artoles" que es una Sopa de almejas, porque durante el Cretácico inferior la zona de Els Ports estuvo cubierta por las aguas del mar Tetis, donde abundaban los bivalvos, los crustáceos y los equínidos. El otro primer plato se llama "Huevos de dinosaurio", que es una Sopa de huevo hilado, porque hoy se sabe que los dinosaurios como los reptiles y las aves, se reproducían por medio de huevos, aunque todavía no se hayan encontrado en la comarca ni huevos ni nidos de dinosaurio. 

Así mismo, el menú ofrece dos segundos platos, a elegir, uno lleva por nombre "El saurópodo de San Antonio de la Vespa" que es Rabo de buey, porque en este yacimiento se recuperaron huesos de tres dinosaurios saurópodos, algunos de esos huesos estaban articulados y correspondían a la zona caudal. El otro segundo plato se llama "El estuario de la Formación Morella", es Cazón en salsa, con gambas, porque muchos de los yacimientos con restos de dinosaurios se formaron en zonas litorales de estuario y aparecen acompañados de restos fósiles de tiburones y crustáceos. 

El menú finalizaba con un postre llamado "El yacimiento ANA de Cinctorres", que es un flan elaborado con Gelatina de gin-tónic y huesos de chocolate blanco, porque en el yacimiento se ha hallado varios huesos grandes de dinosaurios y polen de plantas cupresáceas, y las bayas de enebro se usan para aromatizar la ginebra.


Cubierta y contracubierta del díptico promocional, publicado por el Ayuntamiento de Cinctorres y el restaurante El Faixero, en cuyo interior se presentaba la oferta de platos que constituían el Dinomania Gourmet Dinosaur Menu
Imagen: Cinctorres-Dinomania

Sobre la oferta gastronómica del restaurante El Faixero de Cinctorres, la prensa escribía:
"Esta nueva iniciativa, pionera en la Comunitat Valenciana, está encaminada a resaltar el gran potencial turístico y gastronómico vinculado al territorio de las comarcas de interior, resaltando la cocina local, basada en la sostenibilidad, el paisaje y el patrimonio."  Pero el texto contenido en el inicio del párrafo, indica que el periodista que lo escribe parece desconocer la historia previa, es decir, parecía desconocer sus antecedentes.


Antecedentes

En años anteriores, como el 2015 y sucesivos, durante la Semana Dinomania de Cinctorres, ya se había iniciado la génesis de este proyecto gastronómico cretácico-dinosauriano. Inicialmente comenzó de una forma muy tímida y  contenida, pues no se ofrecía al comensal un menú tematizado completo. sino algún plato alegórico suelto formando parte del menú del restaurante El Faixero. De aquella primera época encontramos referencias a una "Sopa del Temps", unas "coquetes cretáciques", unos "flaons prehistórics" y un "pastís de dinos"

Disponemos de documentos que demuestran que en el año 2017, el menú de los dinosaurios que ofrecía el Restaurante El Faixero, durante la "Semana Dinomania" de Cinctorres, ya tenía unos ingredientes, una presentación y una denominación de los platos casi idénticas a las de 2019. 
En 2018, en el transcurso de  la "Semana Dinomania"el Restaurante El Faixero de Cinctorres volvió a repetir la misma oferta gastronómica a la clientela que acudió a su restaurante.


Actualidad

A pesar de haber realizado una concienzuda búsqueda en las redes, de una manera  muy sistemática y exhaustiva, no ha podido hallarse ni una sola mención reciente o posterior al 2019, que se refiera al menú conmemorativo del patrimonio dinosauriano de Cinctorres, que elaboraba y ofrecía el restaurante El Faixero, durante la celebración de la "Semana Dinomania" de Cinctorres, 
Actualmente, se desconoce si el evento gastronómico-paleontológico de Cinctorres, después de alcanzar su momento de máximo esplendor, en el año 2019, se extinguió súbitamente, o es que ha dejado de ser novedad y, por este motivo, los medios de comunicasción han dejado de reseñarlo... Si alguna persona, bien informada, sabe algo al respecto, le agradeceríamos enormemente que hiciera el favor de informarnos, enviando un comentario informativo al blog o un mensaje a la dirección de correo adjunta.


Fuentes

- Anónimo (2019). Desarrollan un menú con sabores y olores de la época de los dinosaurios.  Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación, 03/04/2019: https://ruvid.org/wordpress/?p=47222
- Anónimo (2019). Científicos de la UJI y del Grup Guix de Vila-real desarrollan un menú con sabores y olores de la época de los dinosaurios con el restaurante El Faixero. Servicio de Comunicación y Publicaciones de la UJI, 03/04/2019:
https://www.uji.es/com/investigacio/arxiu/noticies/2019/4/menu-dinosaures/
- Anónimo (2019). Experiència gastronòmica prehistòrica a Cinctorres. DiaDia 05/03/2019:
https://diadia.cat/experiencia-gastronomica-prehistorica-a-cinctorres/
- Anónimo (2019). Cinctorres oferirà menús especials per menjar com els dinosaures. Canal 56, 22/03/2019
https://canal56.com/2019/03/cinctorres-oferira-menus-especials-per-menjar-com-els-dinosaures/
- Anónimo (2019). Cinctorres presenta un menú basado en la época de los dinosaurios. Levante, 21/03/2019:
https://www.levante-emv.com/castello/2019/03/21/cinctorres-presenta-menu-basado-epoca-13942722.html 
- Anónimo (2019). Cinctorres fusiona el pasado de sus dinosaurios con una cocina de gran calidad. El Mundo,  21/03/2019
- Anónimo (2019). Dinomanía menú: un menú con sabores y olores de la época de los dinosaurios, Red Historia, 10/04/2019: https://redhistoria.com/dinomania-menu-un-menu-con-sabores-y-olores-de-la-epoca-de-los-dinosaurios/ 
- Anónimo (2020). Comer como un dinosaurio en Cinctorres. Camins de Dinosaures 16/10/2020: https://www.caminsdedinosaures.com/camins-de-dinosaures/blog/comer-como-un-dinosaurio-en-cinctorres 
Campos, Abel (2019). Cinctorres ofereix un menú del dinosaure. À Punt NTC 
20/03/2019 : https://www.apuntmedia.es/noticies/societat/cinctorres-ofereix-un-menu-dinosaure_1_1384348.html