domingo, noviembre 30

Arqueoetnopaleontología (4)

 por Heraclio Astudillo-Pombo, Universitat de Lleida

Los usos sociales y funciones culturales de los fósiles en la antigüedad o la necesaria contribución y la imprescindible colaboración de la arqueología (3)


Los colgantes de los grupos de cazadores recolectores en Europa: las materias primas y sus fuentes de aprovisionamiento (1ª parte)


Introducción

En el trabajo original, consultado para redactar esta entrada, el autor Esteban Álvarez Fernández se centraba en las diferentes materias primas que los distintos grupos de cazadores recolectores del Paleolítico Superior y del Mesolítico (entre c 37.000 BP y 6.000 BP; c 40.000 / 39.000-5.000 /4.700 cal BC 1) han utilizado para la elaboración de objetos de adorno-colgantes, característicos de esa época histórica.

La información que se presenta procede, por una parte, de nuestras investigaciones sobre los objetos de adorno-colgantes que documentamos en los yacimientos de la Cornisa Cantábrica y del Valle del Ebro. Estos estudios han sido realizados desde varios puntos de vista (arqueozoológico, tafonómico, tecnológico, morfométrico, estratigráfico, espacial, etc.). 

Por otra parte, se había realizado una puesta al día de los trabajos que se habían llevado a cabo sobre estas piezas en el territorio europeo, hasta el año 2008, basándose Esteban Álvarez Fernández, tanto en las publicaciones monográficas sobre los yacimientos arqueológicos en las que se publican colgantes, como en los diferentes trabajos de síntesis sobre los mismos realizados yacimientos por diferentes investigadores. 

Como la especialidad de esta bitácora es la etnopaleontología, en esta entrada solamente se tratará sobre objetos cuya materia prima sea de naturaleza paleontológica, ignorando a todos los demás que, obviamente, son mucho más numerosos.


Las conchas de los moluscos recientes versus fósiles

En los diferentes periodos del Paleolítico Superior y en el Mesolítico se realiza la selección de las especies con algunas finalidades, algunas de las cuales son reconocibles (forma, tamaño y cilor) y otras desconocidas (adorno, estatus, identidad, protección mágica, etc.)Desde comienzos del Paleolítico Superior se utilizan las conchas de los moluscos, fósiles y recientes, como objetos de adorno-colgantes. Los hallazgos arqueológicos de gasterópodos y de escafópodos son más numerosos y los de bivalvos, menos numerosos. Las conchas de los moluscos fluviales y terrestres son mucho más escasas que las de los marinos.


Las conchas fósiles de moluscos como adorno en la Prehistoria

La utilización de gasterópodos fósiles como objetos de adorno-colgantes también se remonta al Paleolítico Superior antiguo. A pesar de que en determinados yacimientos del Paleolítico Medio ya existen ejemplos del acopio de conchas fósiles de diferentes especies, éstas nunca aparecen perforadas artificialmente, ni provistas de otras formas de manipulación para facilitar la suspensión (surcos, muescas, etc.) por lo tanto, parece ser, que no fueron usadas como joyas, para adornarse externamente, ni como amuletos, para protegerse mágicamente con ellas, de los peligros latentes en el entorno personal.

La determinación de las fuentes de aprovisionamiento de estas conchas acumuladas por los humanos prehistóricos es difícil de señalar. Siempre se piensa que el lugar de extracción se localizarían en los depósitos paleontológicos más cercanos al yacimiento arqueológico, pero esto no tiene porqué ser siempre así. Existen especies fósiles del mismo periodo geológico que pueden encontrarse al mismo tiempo en diferentes yacimientos paleontológicos, ubicados en un territorio más o menos extenso y, por lo tanto, a mayor o menor distancia del asentamiento humano. También podría darse el caso de que tales conchas hubieran sido recogidas en lugares más cercanos al yacimiento arqueológico, pero que en la actualidad están ocultos, por poder tratarse de depósitos hoy sumergidos, soterrados bajo sedimentos cuaternarios, etc.. 

Es por todo ello que la información que nos pueden aportar las conchas fósiles, transformadas en objetos de adorno-colgantes, sobre la movilidad de los grupos de cazadores-recolectores prehistóricos que las recolectaron, transportaron, intercambiaron y usaron ha de ser manejada con cautela. 

A tenor de los datos reunidos que poseemos, se puede afirmar que, fundamentalmente, se utilizaron, conchas recolectadas en yacimientos del Eoceno y del Mioceno, procedentes de depósitos paleontológicos documentados en diferentes regiones europeas: la Cuenca de Málaga (Cordillera Bética Occidental), la de Aquitania, las bocas del Ródano, las cuencas de París, de Mayenza, de Neuwied y de Steinheim, así como en la región de Schwabischen Alb, la Cuenca de Viena, la región checa de Badener Tegel, la Cuenca de Kyjov-Hodonin, etc. 

Dentro de las especies eocenas utilizadas como adornos-colgantes, cuyas conchas se buscaron y recolectaron, podemos citar, por ejemplo las conchas de Bayanea lactea, Cassidaria singularis y Ancillaria sp.; dentro de las especies miocenas, las conchas de Pirenella plicata, Turritella terebralis y Tympanotonus margaritaceus.

En algunos casos, parece ser que no existen dudas de la aparición de ciertas especies en yacimientos arqueológicos muy alejados de los yacimientos paleontológicos, como es el caso de los ejemplares de bivalvos marinos oligocenos del género Glycymeris, procedentes de los yacimientos arqueológicos de época gravetiense (Geissenklosterle y Hohle Fels) y magdaleniense (Hohlenstein y Hollenberg-Höhle 3), cuyo origen geográfico se señala en los depósitos de la Cuenca de Mayenza o de la Cuenca de París, lugares situados a una distancia de entre 200 y 550 km.

Aspecto de dos ejemplares perforados de Gyraulus sulcatus procedentes de un yacimientos arqueológico magdaleniense de Centroeuropa, concretamente de Austria.

También hay que destacar la presencia de caracoles fósiles de la Fam. Planorbidae, un tipo de gasterópodos acuáticos pulmonados de las especies Gyraulus  trochiformis y G. sulcatus, procedentes de la Cuenca de Steinheim, en el Sur de Alemania. Hallados en yacimientos magdalenienses (Neuchatel-Monruz y Felsstäle) y mesolíticos (Bettelküche y Burghöhle-Dietfurt), lugares situados, en algunos casos, a más de 100 km. de distancia de los depósitos paleontológicos correspondientes (Lám. VI).


Continuará

domingo, noviembre 9

El registro fósil ibérico y el santoral católico, en la religiosidad popular de España y Portugal (9)

por Heraclio ASTUDILLO-POMBO, Universitat de Lleida 



Fósiles ibéricos relacionados, por la tradición popular española, con la Virgen María, la Madre de Dios o con Nuestra Señora (6)


SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA PROVIDENCIA, DE MIG CAMÍ, EN TORTOSA (Segunda parte)


Recapitulación

En dos entradas anteriores, relacionadas con el mismo tema, publicadas en esta misma bitácora el sábado 5 de julio de 2014 y el lunes 21 de julio de 2014, se presentaron nada más y nada menos que 15 versiones legendarias que pretendían explicar el supuesto origen sobrenatural de unas curiosas y minúsculas piedrecillas de forma estrellada que aparecían en los alrededores de un santuario mariano de gran devoción entre los habitantes de Tortosa y otros pueblos que formaban parte del municipio.
También en dos entradas anteriores, el 12 de marzo del 2012 y el 26 de mayo del 2013
ya se había comentado que tales piedrecitas, en realidad se trataba de fósiles, eran buscadas con ahínco por los fieles, más crédulos y supersticiosos, durante sus visitas al santuario de la Virgen de la Providencia, de Mig Camí, y recogidas con alegría y devoción, cuando eran capaces de encontrarlas, pues se les atribuían variadas virtudes milagrosas.


Postal antigua, mostrando una vista fotográfica de la ermita de Mig Camí, tomada entre 1900 y 1920, en la que, también, se puede ver un grupo de recolectores, en acción. Agachados sobre el terreno de la explanada, buscando las famosas "estrelletes", "crevetes" y "pilanets" de la Mare de Déu de Mig Camí".

En esta entrada se va a mostrar, brevemente, la amplia gama de virtudes imaginarias y de aplicaciones populares, muchas de ellas relacionadas con la medicina popular que les fue dada "en tiempos pasados" y que se prolongaron hasta épocas que no resultan demasiado alejadas del momento presente.
Se pretende demostrar que
, antiguamente, los restos fósiles de crinoideos de la especie Pentacrinus neocomiensis, aflorantes en los alrededores del santuario de la Mare de Déu de la Providencia, de Mig Camí, en Tortosa habrían actuado como una clase de elementos naturales, no identificados como tales e interpretados en clave legendaria. Que actuaron como objetos inspiradores de cultura popular, contribuyendo a generar o reforzar algunas creencias irracionales y ciertas practicas supersticiosas, asociadas a la religiosidad popular de la comarca.

Aspecto claramente estrellado de un artejo del tipo denominado localmente "estrelleta", los de esta clase son los normales y típicos de la especie, por lo tanto mucho más frecuente que los del tipo "creveta" que son muy atípicos e infrecuentes.
Imagen: Extraída y, levemente, modificada del libro de Álvaro Arasa

Como ya se ha dicho en ocasiones anteriores, en las que se ha tratado sobre esta clase de fósiles, las rarísimas piedrecillas de forma estrellada denominadas, popularmente, "estrelletes" (estrellitas), "crevetes" (crucecitas), "de la Mare de Déu" o "de Mig Camí", en realidad, son placas individualizadas y fosilizadas del tallo de un tipo de "lirios de mar" prehistóricos. 
Los denominados "pilanets" (pilarcitos), son apilamientos de grupos de placas columnares, es decir, fragmentos del "tallo" sin disgregación individualizada. 
Unos y otros proceden de la disgregación "postmortem" de las columnas, pedúnculos o tallos de una determinada especie de crinoideos, denominada científicamente Pentacrinus neocomiensis
Estos organismos marinos pertenecientes al grupo de los equinodermos que habitaron sobre el fondo marino de un mar muy somero, durante una época del Cretácico inferior, el Barremiense, hace entre 125 y 130 millones de años. Esto sucedía mucho antes de que las convulsiones de la Orogenia Alpina, hace unos 58 MA, empujaran, elevaran, comprimieran y plegaran los estratos submarinos, haciéndolos emerger y transformándolos, finalmente, en la sierra que son hoy día.

'Perfil o corte geológico' del terreno cercano a la zona de la ermita de la Providencia de Mig Camí en dirección SE-NO. Las 3 fotografías muestran el aspecto en tres cortes del terreno, consecuencia del trazado de la carretera de Tortosa al Perelló.
La rareza de la presencia y distribución de las estrelletas y crevetas, se debe al hecho de que por causas sedimentarias, sólo aparecen en la parte más alta de la capa margosa.
Imagen: Tomada del libro de Álvaro Arasa



Sobre las supuestas virtudes, extraordinarias, de  las "estrelletes" o "crevetes" y "pilanets" de Mig Camí

Si todo lo que se va a exponer, a continuación, sobre los artejos de Pentacrinus neocomiensisa las personas de mentalidad racionalista les puede parecer una sarta de disparates de magnitud variable, a las personas crédulas y religiosas, el hecho extraordinario de que estas piedrecitas pudieran poseer virtudes o poderes milagrosos, les parecía "de lo más normal". Pues les resultaría muy "natural" y aceptable que aquellas piedrecitas de una forma tan inusual y que "solamente se encuentran en ese lugar", pudieran estar repletas de poder protector, debido a la relación de proximidad con la imagen sagrada y con el santuario de la Virgen y debido a su milagroso origen. Tales creencias mágico-religiosas, impropias de una sociedad moderna y racionalista, son propias de la mentalidad mágica de ciertas comunidades sociales actuales y/o de las sociedades de ciertas épocas históricas pasadas, tales ideas sobrenaturalistas se integraban de forma fácil y coherente en su concepción mágica del mundo y del universo, sin generar contradicciones, rechazos, ni crisis cognitivas.

Se han podido localizar diversos documentos del siglo XVIII, XIX y XX que citan diversos usos populares, de finalidad protectora, aplicados a las "estrelletes" o "crevetes" y "pilanets" de Mig Camí, por los habitantes de Tortosa y localidades de alrededores. Diversos informantes, actuales, han aportado datos de cosecha propia o recogidos de la memoria de familiares de edad que han permitido que nos podamos formar una idea aproximada de las supersticiones más comunes asociadas a eeste tipo de fósiles


Aspecto de un artejo fósil del tipo llamado "creveta" (crucecita), esta clase de artejos es anómala y muy atípica, por lo tanto, extraordinariamente rara e infrecuente. Una auténtica rareza frente a los del tipo "estrelleta" que son los normales, comunes y típicos... sin llegar a ser vulgares, debido a la continua búsqueda y extracción de los devotos
Imagen: Extraída y, levemente, modificada, del libro de Álvaro Arasa

Hasta hace muy pocos años (mediados del siglo XX), muchos habitantes de Tortosa y de poblaciones de sus alrededores, aún creían que las piedrecitas estrelladas ("estrelletes" y "crevetes") y prismático-estrelladas ("pilanets"), recogidas en los alrededores del santuario de la Virgen de la Providencia estaban "capacitadas" para conseguir la:
- propiciación de la voluntad de la Madre de Dios, despertando la empatía de la Virgen y consiguiendo su mediación divina, favorablemente
- canalización de la ayuda y protección divina hasta la familia o persona necesitada de ayuda.
- protección y defensa contra mala suerte, en general, apartando desgracias y disgustos, alejando enfermedades y accidentes.
- prevención de complicaciones reproductoras femeninas, durante el embarazo, el parto y el postparto.
- mitigación de dolores menstruales, abdominales y de cabeza
- desaparición o mitigación de inflamaciones y dolores relacionados con contusiones, causadas por golpes y caídas. Idénticos efectos con problemas reumáticos o articulares, tales como artrosis, artritis, etc., incluso en los casos graves de invalidez ...


Fotografía extraída de un artículo, aparecido en una revista ilustrada, madrileña, en 1933. Se puede ver a un grupo de romer@s tortosin@s, de aquella época, rebuscando y recogiendo las famosas y veneradas piedrecitas de la Virgen, en un lugar cercano a la ermita de "Mitj Camí". Fotografía original del fotoperiodista Josep Badosa.

protección de la fertilidad humana, a través de la mujer, asegurando la fecundidad de matrimonios y familias.
atracción y retención amorosa masculina, facilitando el matrimonio y favoreciendo la maternidad, a las mujeres.


Algunas, añejas, prácticas populares:

Todas las piedrecitas de forma estrellada o prismático-estrellada, existentes en la proximidad de la ermita de Mig Camí, se creía que estaban "cargadas" de unas supuestas virtudes extraordinarias, a causa de su pretendido origen milagroso y de su relación de proximidad con el santuario de la Virgen de la Providencia. Debido a tales creencias supersticiosas, los devotos las recogían durante sus visitas a la ermita, para acumularlas en sus casas, con el fin de utilizarlas como preventivo o remedio salutífero, en caso de necesidad. Con el uso medicinal de aquellas piedrecillas se pretendían combatir, exitosamente, una amplia gama de problemas relacionados con la mala salud, o con el fracaso social, que sus poseedores pudieran sufrir, a lo largo de toda su vida.

Familia tortosina recogiendo "estrelletes", en el yacimiento de Mig Camí, en un día cualquiera y no durante una romería multitudinaria. Fotografía tomada hacia 1930, extraída del vol. 2, del libro titulado Historia de Tortosa y su comarca, de Enrique Bayerri, tomo publicado en 1934.

Hasta mediados del siglo XX, los habitantes de la ciudad y de la comarca de Tortosa, más devotos de la Virgen poseían costumbres tradicionales tales como:

- Aprovechar los desplazamientos a la ermita para recolectar algunas "estrelletes", "crevetes" y "pilanets", "de la Mare de Déu" o "de Mig Camí", tanto si acudían al lugar por motivos religioso, como lúdicos.
- Guardarlas las piezas recolectadas, en el domicilio, para obtener protección y remedio de la "Mare de Déu de la Providència" en caso de necesidad. Generalmente se conservaban en los dormitorios, lugar de descanso, procreación y recuperación de la salud.
- Tomar baños, infusiones o caldos, en cuya agua se habían hervido "estrelletes" o "pilanets"
- Ingerir algunas "estrelletes", enteras, como si se tratase de pildoras de piedra milagrosa
 

Los dos tipos de artejos individuales, de Pentacrinus, expuestos conjuntamente para apreciar mejor las diferencias. Arriba "estrelletes" y debajo "crevetes". Se han colocado sobre papel milimetrado, para poder apreciar mejor la gran pequeñez de este tipo de fósiles. Los ejemplares comunes: 2-4 mm. Las minúsculas dimensiones facilitaban que pudieran ser tragadas, sin excesivas dificultades, junto con un trago de líquido.
Imagen: Tomada del libro de Álvaro Arasa


- Colgarse una bolsita de tela, conteniendo algunas "estrelletes" o "crevetes", "de la Mare de Déu" o "de Mig Camí" del cuello, con un cordón, a modo de escapulario de la Mare de Déu de la Providència.


Utilización preventiva:

Consecuentemente a sus supuestas virtudes y capacidades protectoras y curativas, los artejos aislados o los apilamientos, de Pentacrinus neocomiensis, recogidos alrededor de la ermita de la Virgen de la Providencia de Mig Camí, fueron de uso común y corriente en el seno de muchas familias tortosinas, con la finalidad de:

- alejar la mala suerte, para evitar accidentes y enfermedades y tener éxito en proyectos de cualquier tipo
- favorecer la fecundidad humana, facilitando la fecundación, la gestación, el parto y la recuperación postparto de las mujeres en edad de ser madres
- evitar la soltería femenina consiguiendo encontrar pareja y casarse. Ha sido mucho menos frecuente para evitar la soltería masculina
- reforzar los vínculos amorosos entre los miembros de parejas sentimentales, recién formadas, aumentando la fidelidad masculina


En 1933, las muchachas tortosinas, "en edad de merecer", aprovechaban las romerías para buscar afanosamente "estrelletes", con una finalidad crucial para las mujeres de aquella época.... no quedarse solteras o como se decía entonces "para vestir santos"
Fotografía original del fotoperiodista Josep Badosa.


- facilitar, favorablemente, el tránsito del alma de los difuntos hacia la otra vida
- proteger la ropa buena contra los ataques de los parásitos, comunes, considerados tradicionalmente como los destructores del ajuar doméstico




Utilización terapéutica:

En tiempos antiguos, en los que la medicina estaba poco avanzada y, aún, menos socializada, en determinadas situaciones desesperadas y en personas poco adineradas, las piedrecitas de la Virgen de la Providencia de Mig Camí, se utilizaron con la finalidad de:
- curar o mejorar los síntomas de todo tipo de enfermedades comunes y dolencias corporales corrientes
- mitigar o eliminar molestias menstruales, tales como dolores abdominales y de cabeza


Esquema gráfico representando, a la izquierda, el aspecto externo del crinoideo, completo, sus diversas partes aparecen señaladas e identificadas. A la derecha, los diversos tipos de componentes, individuales, de las diferentes partes, tal como pueden encontrarse, fosilizadas, en el yacimiento de Mig Camí. Ilustración reproducida del libro, de Álvaro Arasa, titulado "Estrelletes" de Mig Camí

acelerar la recuperación de las contusiones causadas por golpes y caídas
mitigar o eliminar los dolores reumáticos y mejorar las condiciones de movilidad y remediar las situaciones de invalidez
- mejorar el estado de ánimo melancólico, provocado por largos periodos de alejamiento de la tierra natal, la familia y los amigos


Utilización votiva:

Se utilizaron como elementos decorativos en la confección de ciertos exvotos que los fieles donaban a la ermita para que fueran expuestos, a la vista de los visitantes, como testimonio público de algún favor recibido de la Virgen de la Providencia. 

Se ha podido documentar el empleo de "estrelletes" en la elaboración de:
- pañuelos bordados, enmarcados, con frases cortas de agradecimiento y el nombre del oferente del exvoto
- láminas de papel, 
enmarcadas, con frases cortas de agradecimiento y el nombre del oferente del exvoto

Aspecto de un cuadro votivo, en el que las letras que constituyen las diversas palabras y frases han sido creadas, pegando sobre el trazo realizado, previamente, con lápiz sobre papel, decenas de "estrelletes" creando un sorprendente efecto caligráfico. Posiblemente, fue realizado entre finales del s. XIX y mediados del s. XX. 
Imagen: Fotografía original de Cinta Ferré

- marcos decorados para fotografías de personas, beneficiadas, agradecidas
- decoraciones sobre estampas religiosas dedicadas a ciertos motivos y figuras sagradas de importancia local

Valor social:
 

Las "estrelletes", "crevetes" y "pilanets" de la ermita de la Providencia de Mig Camí que eran más grandes y estaban mejor conservadas: bien "grabadas "y enteras, eran las más buscadas por estar consideradas como más "efectivas" y, en consecuencia, más "valiosas" para su uso protector o medicinal.
Las familias tortosinas, devotas de la Virgen de la Providencia, acumulaban las raras piedrecillas de la Virgen de Mig Camí, recolectadas en todas sus visitas, dentro de frascos o botellas de vidrio transparente. Esto permitía apreciar la naturaleza 
del contenido y el nivel de las existencias familiares. También en cajitas de hojalata, tapadas herméticamente. Estos depósitos caseros de fósiles formaba parte del patrimonio familiar y se transmitían por herencia cuando fallecía su poseedor/a.

En la actualidad, los modernos buscadores de estrellitas, de Mig Camí, son excursionistas que ponen a prueba su agudeza visual y su paciencia para conseguir un recuerdo curioso, de su visita al lugar.
Imagen: Fotografía original de Emilio Vilaró


Las "estrelletes", "crevetes" y "pilanetsno tenían ningún valor económico pues se creía que si eran intercambiadas por dinero, perdían sus milagrosas cualidades protectoras.
La acumulación casera estaba motivada no sólo por el supuesto efecto protector sobre la vivienda y sus ocupantes, sino también porque la preparación de ciertos remedios caseros requería determinadas cantidades de piedrecillas de la Virgen que en el casos de los baños podía llegar a ser muy elevada.




Usuarios:

Si se ha prestado suficiente atención a las imaginarias virtudes y a los correspondientes usos protectores de estos restos fósiles, procedentes del desmoronamiento y desintegración de los cadáveres de Pentacrinus neocomiensis, se habrá podido apreciar que abundan las propiedades y aplicaciones beneficiosas para el género femenino. No obstante, se puede comprobar que tuvieron otros usos no relacionados, específicamente, con necesidades fisiológicas o psicológicas, estrictamente, femeninas.

Añadir leyenda
Aspecto de diversos "pilanets", de Mig Camí, de diferente longitud. Ingrediente mágico-milagroso de unas infusiones que contra el dolor reumático preparaban y consumían los payeses (campesinos) de la Huerta tortosina.
Imagen: Fotografía original de Joaquin Ismael

Es de suponer que quienes, por su estatus económico, podían disfrutar de acertados diagnósticos y correctas prescripciones médicas y consumir eficaces preparados de farmacia, no recurrirían a las piedrecillas milagrosas más que en los casos en que desesperados, por la falta de eficacia de los remedios terrenales se vieran impelidos a, probar el maravilloso efecto de remedios celestiales.
Situación muy distinta debió ser la de las personas que contituyeron las amplias clases populares, cuya falta de recursos económicos e intelectuales, debió abocar a buscar remedios milagrosos, en la litoterapia sagrada, con los que cubrir los vacíos existentes en la gama de remedios herbolarios.
El efecto placebo, de ciertos remedios ineficaces, directamente, por su propia naturaleza química, está admitido y demostrado, científicamente, por lo que habremos de admitir que en el caso de algunas dolencias y en determinadas personas y circunstancias, pudieron llegar algún ejercer efecto positivo para su salud física y/o mental.


Divulgación:

La constatación documental de la dispersión social de las virtudes y usos populares, de las piedrecillas en forma de estrella, aparece en numerosos documentos escritos, a partir de finales del s. XVIII, de todos ellos los más efectivos y transversales debieron ser los denominados "Gozos" que eran cantados con ocasión de diversas celebraciones, en la ermita de Mig Camí, organizadas en honor de la Virgen de la Providencia. Contienen una estrofa que alude a la singularidad del portento y a la capacidad virtuosa de las piedecitas:

Sólo este monte o collado
do os hallaron, Virgen bella,
como sois del mar Estrella,
se ve de estrellas sembrado:
mil maravillas ha obrado
con ellas vuestra clemencia.


Versión "moderna" de los antiguos "Gozos", cantados tradicionalmente, en alabanza a Ntra. Sra. de la Providencia de Mig Camí, con motivo de su festividad, impresos en 1947, en la imprenta Blanch de Tortosa.
En este ejemplar la estrofa nº 12, es la que hace mención a la singularidad de las "estrelletes", formadas en el lugar del hallazgo de la imagen de la Virgen. Además, alude a las maravillas obradas por la bondadosa madre celestial, a través de esas curiosas estrellitas de piedra.
Imagen: Mare de Déu de la Providència

La otra vía de divulgación, más efectiva e interclasista, de las maravillosas virtudes y de los usos aplicables a las "estrelletes" o "crevetes" y "pilanets" de Mig Camí, debieron ser los "dimes y diretes" que sobre estas piedrecillas ermiteras "corrían de boca en boca" entre los devotos del santuario y que se retransmitían de "boca a oreja" entre los habitantes de la ciudad y de los pueblos de su área de influencia.


Agradecimientos:

Álvaro Arasa, Jordi Diloli, Cinta Ferré, Joaquin Ismael, Albert Aragonés, Cinta Martí, Joan Otero, Monica Roig, Vicent Ruíz y Emilio Vilaró por sus valiosas contribuciones en datos e imágenes.


Fuentes: 

- Amades, J.(1951) «Piedras de virtud». Rev. de Dialectología y Tradiciones Populares, vol. 7, núm. 1.(Madrid, CSIC),
- Amades, J.(1969) «Pedres remeieres». en Amades, J. Folklore de Catalunya III: Costums i Creences. Barcelona: Edit. Selecta, p. 1219 (Biblioteca Perenne, 24).
- Anónimo. (1833). Tortosa. Diccionario geográfico universal, Tomo IX. Barcelona. Imp. José Torner
- Anònim (1850) Gozos a Nuestra Señora de la Providencia que se venera en su hermitorio nombrado mitancami en el termino de Tortosa. Vic: Imp. Tolosa.
- Anónimo. Gozos. Wikipedia
- Aragonés, Albert. (2013). Comunicación personal del 09/06/2013
- Arasa, Á. (2004). Fòssils de "Mig Camí". Tortosa. IES de l'Ebre
- Arasa, A. (2012) «Estrelletes» de Mig Camí. Tortosa: Grup de Recerca Científica Terres de l’Ebre.
- Arenas, P. (1933) «La Virgen de las estrellas». Estampa. Revista Gráfica, núm. 281, 27 de mayo.
- Astudillo, H. (2009). "Las estrellitas de la Virgen de la Providencia, de Mig Camí", en Sobre los diversos y extraños nombres de los fósiles (2) Folklore de los fósiles ibéricos, 14/06/2009
- Astudillo, H. (2012). El caso de los Pentacrinus neocomiensis de Mig Camí, en El registro fósil y las canciones populares (2) Folklore de los fósiles ibéricos, 12/03/2012
- Astudillo, H. (2014). Santuario de Ntra Sra de la Providencia Tortosa (Primera parte), Folklore de los fósiles ibéricos, 26/05/2013
- Astudillo, H. (2014). "Pràctiques i creences populars tortosines vinculades amb els fòssils anomenats estrelletes o crevetes i pilanets de Mig Camí". Revista d’Etnologia de Catalunya, 39 Juny 2014 (168-176)
- Gomis, C. (1902) «La Ribera de Ebro. Impresiones y recuerdos». Hojas Selectas. Madrid-Barcelona: Salvat y Cª
- Landerer, J.(1920) «Estudio geológico de la región comprendida entre Tortosa y Castellón». Ibérica, vol. 14, 11-20.
- Moreira, J.(1934) Del folklore tortosi. Tortosa, Imp. Querol
- Otero, J. 1958, Tortosa (Tarragona). Museo virtual de viejas fotos de 20 minutos.es
- Otero , J., 2009. Comunicación personal del 23 de enero de 2009
- Pérez-Galdós, B.(1905) Carlos VI en la Rápita, capítulo XXIX. Madrid: Imp. Vda. e Hijos de Tello
- Roig, M. 2012. Comunicación personal del 4 de marzo de 2012
- Vergès, R. (1909) Espurnes de la llar. Costums y tradicions tortosines, vol. II. Tortosa, Impr. Querol
- Vilaró, E. 2012. Comunicación personal del 10 de abril de 2012